20100714122108-alemania.jpg

La selección alemana de fútbol, tercera en el Mundial de Sudáfrica, pidió hoy perdón por escrito por haber dejado plantados a los hinchas que esperaban en el aeropuerto de Fráncfort para felicitar a los jugadores a su regreso a casa.

«El plantel presenta sus disculpas a todos los aficionados que fueron en vano (al aeropuerto) a esperarnos», dice una carta divulgada por el portal de la selección en Internet.

Los jugadores habían anunciado que sólo iban a festejar públicamente con los aficionados en caso de ganar el Mundial. Tras perder la semifinal 1-0 ante España, el posterior campeón, el plantel dijo que a su regreso de Sudáfrica no se iba a mostrar.

Sin embargo, miles de personas acudieron al aeropuerto internacional de Fráncfort para agasajar a la delegación. El homenaje se vio frustrado porque los jugadores no aparecieron en público, sino que tomaron inmediatamente las respectivas conexiones aéreas a sus lugares de residencia.

«Entendemos que los aficionados quieran ver a los jugadores después de un torneo tan fantástico, pero para el plantel está claro que no puede ser celebrado por haber logrado un tercer puesto», reza la misiva divulgada. «La ‘Mannschaft’ quiere más, para los jugadores y los hinchas».