20100714121440-olga-guillot-300x350.jpg

La mañana de este lunes falleció la cantante cubana Olga Guillot a los 87 años en Miami, Florida.
Conocida como «La Reina del Bolero» comenzó en 1938  su preparación musical con maestros como la soprano Hortensia Cohalla y el cantante Mariano Meléndez.

A principios de la década de los 40 formó parte como segunda voz, del cuarteto siboney.
Un año después, la cantante grabó la versión en español de la melodía «Stormy weather» composición que cantaron otras grandes voces de la música como Billie Holiday, con la que alcanzó un éxito sin precedente.

Ese mismo año, la Asociación de Críticos la seleccionó como la cancionera más destacada de Cuba. Ese hecho sirvió para que Miguelito Valdés la llevara a Nueva York a realizar unas grabaciones para el sello Decca Eecords.

En 1948, el tenor René Cabell la llevó a México, donde filmó su primera película: La Venus de fuego, junto a Meche Barba. La cantante también grabó algunas piezas acompañada de la orquesta de Gonzalo Curiel.

Reconocida ya como una gran figura, el 31 de octubre de 1964 realizó su primer e histórico concierto en el Carnegie Hall,  fue la primera artista de habla hispana en presentarse en ese prestigioso teatro. Ese año, el compositor mexicano Luis Demetrio compone para su voz el bolero «Voy», que sería un gran éxito.

Hablar de Olga Guillot es recordar a los grandes del romanticismo como Agustín Lara, José Alfredo Jiménez y José Antonio Méndez.

Olga llevó el bolero a niveles más altos y es la madrina del Príncipe de la Canción, José José.

Varios discos de Oro, Platino, Diamante, películas, programas de televisión evidencian más de sesenta años de brillante trayectoria.