20100618004601-javier-hernandez-mexico.jpg

El Juego 18 del Mundial de Sudáfrica 2010 disputado ante 35 mil 370 aficionados en el estadio Peter Mokaba, de Polokwane, con una amplia mayoría de hinchas mexicanos y en una noche con un frío muy cercano a los cero grados, terminó 0-2 a favor de los aztecas. Esta fue su primera victoria sobre Francia en 80 años con goles de Javier Hernández y Cuauhtémoc Blanco, resultado que le enfila para la clasificación a la siguiente ronda del Mundial de Sudáfrica 2010.

Hernández entró en el segundo tiempo para darle a México un gol (m.64) también histórico porque su abuelo materno, Tomás Balcázar le anotó a Francia en el Mundial de 1954; Blanco, el veterano de 37 años, completó la victoria con un penalti (m.79).

El equipo mexicano aprovechó la sequía de goles de Francia y con un partido inteligente y un buen control de balón los derrotó para sumar cuatro puntos en el grupo A que completan el líder Uruguay y Sudáfrica.

Francia tenía cinco victorias sobre México y sólo había cedido un empate en sus encuentros previos que se remontan a la inauguración del primer Mundial, el de Uruguay 1930.

Con un arranque explosivo México salió decidido a ganarle la espalda a la defensa francesa para quedar en posición de anotar e insistió hasta que lo logró con Hernández, que evitó el fuera de lugar; Pablo Barrera en una jugada personal provocó el penalti del segundo gol.

Francia llegó poco y sus bazas fueron Florent Malouda con Evra por el lado derecho, Nicolás Anelka y Sidney Govou luchaban en el otro lado de la cancha; Ribery tuvo una dura pelea con la defensa mexicana y se le vio poco en la primera parte.

La sensación de paridad fue general aunque México pareció tener más tiempo la pelota, además de que logró defenderse bien y prácticamente se fue al descanso sin ver pasar peligro por su puerta.

El cambio táctico y de estratégico lo hizo México al sacar al Guille Franco para meter a su creativo Cuauhtémoc Blanco, en quien los aficionados y el técnico pusieron sus esperanzas de que la balanza se inclinara a su favor.

Y entonces llegó la jugada del gol a un servicio que lanzó Márquez directo al caldero, donde Hernández la tomó en buena posición, la bajo, se quitó a Lloris y la puso en la red de una portería vacía.

México tiene cuatro puntos con tres goles anotados por uno recibido y es segundo de grupo detrás de Uruguay con cuatro enteros, tres goles para su causa y cero encajados; Francia tiene un punto y dos goles en contra y Sudáfrica una unidad y tres goles recibidos.