20100423173052-samaranch.jpg

 

El mundo despidió este jueves al ex presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Juan Antonio Samaranch. Los reyes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía, presidieron por la tarde un emotivo funeral por el presidente de honor del COI en la catedral de Barcelona, con una misa celebrada por el arzobispo de Barcelona, José Luis Martínez Sistach y al que asistieron altas autoridades nacionales, locales y municipales.

Por la mañana, el féretro con el cuerpo de Samaranch había llegado sobre las 10h00 locales (08h00 GMT) a la plaza de Sant Jaume, donde se encuentra la sede del gobierno catalán, hasta la sala de Sant Jordi donde quedó instalada la capilla ardiente.

La hija de Samaranch, María Teresa, depositó una rosa roja sobre el féretro de su padre, cubierto con la bandera olímpica y rodeado de varias coronas de flores, entre las que figuraban dos enviadas por el presidente cubano, Raúl Castro, y su hermano Fidel.

María Teresa Samaranch, tras agradecer en nombre de su familia las muestras de afecto recibidas, recordó que su padre «tenía dos familias. (...) Nosotros éramos su familia próxima, la íntima, pero todos sabíamos que no éramos la única, su otra gran familia era el deporte y los deportistas», afirmó antes de pedir que, siguiendo los deseos de su padre, el acto finalizara con las notas de un tema «que siempre le había encantado» que fue la canción «Amigos para siempre». (Ver imágenes)

 (Fuente Cubadebate, AFP y REUTERS)