20100324083515-premio-conservacion-y-restauracion-2010.jpg

La vetusta Casa de Las Seigle, actual restaurante «El Colonial», de Remedios, y el teatro La Caridad, de Santa Clara, son las obras que representarán a Villa Clara en el Premio Nacional Conservación y Restauración de Monumentos 2010, que será dado a conocer el próximo 18 abril, Día de los Sitios y Monumentos Históricos.

Los emblemáticos inmuebles alcanzaron honores respectivos en sendas categorías de la séptima edición del certamen territorial, convocado por el Centro Provincial de Patrimonio Cultural (CPPC) y la filial villaclareña de la Unión Nacional de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción de Cuba. (UNAICC)

Construida en 1863 la casona de la Octava Villa constituye un valioso exponente de la arquitectura protoneoclásica de la época, erigida en el Centro Histórico Urbano, declarado Monumento Nacional. Su única intervención de restauración y rehabilitación data de entre 1949 y 1950. Mantuvo su uso doméstico hasta los años 1970, en que fue adquirida y protegida por el Estado.

Desde 1990 funciona como establecimiento gastronómico, y sus administraciones han facilitado su buen estado general y detalles más auténticos.

La reciente restauración del teatro «La Caridad transcurrió luego de una rigurosa investigación documental, arqueológica y respeto por la autenticidad del edificio, construido bajo el patrocinio de la benefactora y patriota villaclareña doña Marta Abreu de Estévez, en 1885.

El 8 de mayo de 2006 decidieron clausurarlo debido a un fallo estructural y al consecuente deterioro en las cubiertas, sistema hidrosanitario, tabloncillo de la platea, foso del escenario, lunetario y camerinos, recompuestos entre los años 1982-1988.

En la solemne ceremonia se dieron a conocer las menciones, concedidas a la construcción doméstica de la calle Máximo Gómez No. 20 de Ranchuelo, y a la Tienda Recaudadora de Divisas (TRD) «El Billarista», de Santa Clara.

Entre los bienes patrimoniales presentados a concurso figuraron, además, la Iglesia Católica «Purísima Concepción de María» (Quemado de Güines), la Casa del Conde Moré, hoy Casa de la Cultura «Enrique González Mántici» (Sagua la Grande), la Iglesia Presbiteriana Reformada en Cuba (Encrucijada), y el Hogar Materno, de Remedios.

El premio reconoce de manera especial a la profesora Leyda Quesada Quesada, por su labor al frente de la institución, así como a la Lic. Marta Meneses Mirabal, inversionista; Jorge Luis Morey Hernández, ingeniero ejecutor; a la Msc. Arquitecta Felicia Fernández Pérez de Alejo, proyectista junto al Msc. Ingeniero Liván Díaz Yánes, y a la Lic. Miriam Peña Fraga, Presidenta de Honor de la Comisión Provincial de Monumentos.

«Debemos construir el futuro sin destruir el pasado con programas creativos y útiles. Es la única forma de devolver a los actores de la cotidianidad o a quienes nos visitan transitoriamente, valiosos escenarios de antaño. Necesitamos financiamientos ventajosos, pero también oportunas y acertadas decisiones a la hora de plantearnos cualquier programa o proyecto de esta índole», enfatizó Peña Fraga en breves y urgentes palabras de clausura que no obviaron el protagonismo ciudadano. (Mercedes Rodríguez García)