20100322053511-danos-en-casas.jpg


Datos preliminares ofrecidos por funcionarios de la máxima dirección de la provincia de Guantánamo tras el terremoto de 5.6 grados en la escala de Richter, ocurrido ayer a las 2.08 pm hora local perceptible en buena parte de la zona suroriental de Cuba, reportaron las principales afectaciones en los municipios de Niceto Pérez, Guantánamo y Caimanera.(Vea más fotos)

Se confirmaron algunos heridos, que evolucionan satisfactoriamente, derrumbes parciales y grietas en algunas edificaciones estatales y privadas. Todavía no se conocen el total de las afectaciones ni el monto de los daños.

También se reportaron daños en algunas edificaciones como la Academia provincial de Deportes Náuticos, con varias grietas en las paredes. En el poblado de Cayamo, mientras, son visibles las fisuras en la farmacia del Complejo de Servicios y la Panadería.

El municipio de Niceto Pérez también registró perjuicios en algunas edificaciones como la Casa del Educador, la sede del Partido y la IPUEC Elpidio Sosa, además de afectaciones eléctricas del servicio eléctrico en el Consejo Popular El Silencio. En el área urbana se reportaron dos accidentes sin víctimas fatales.

A estas horas, la calma regresó a las casas de la provincia más oriental, luego de que miles de guantanameros se trasladaran hacia sitios seguros, alejados de edificaciones y tendidos eléctricos, en plazas, descampados, áreas deportivas..., instados por las autoridades de la Defensa Civil y los medios de comunicación territoriales.

La plaza polifuncional Pedro Agustín Pérez y la de la Revolución Mariana Grajales, del reparto Caribe, fueron dos de los sitios donde se concentraron las familias ante las fuertes sacudidas del primer sismo y al menos tres de sus réplicas perceptibles.

En el Hospital General Dr. Agosthino Neto, poco después del sismo, se habilitaron puestos médicos en el área del parqueo, para asistir a los necesitados, hasta poco después de las cinco de la tarde, cuando la asistencia regresó a las instalaciones habituales.

El de ayer sábado 20 de marzo fue el sismo perceptible número 16 en lo que va de este año, en el cual se registra un alza significativa de la actividad sísmica, fundamentalmente en la región sur oriental, tradicionalmente la más afectada por los movimientos telúricos.

En la cabecera de Caimanera, por ejemplo, los puestos integrados por miembros de la Cruz Roja, médicos, enfermeros y estudiantes de medicina funcionaron en los dos centros de concentración habilitados, donde se garantizó el agua potable y el suministro de medicamentos.

Uno de las instalaciones dañadas en la capital provincial fue el recién inaugurado cabaret Bayatiquirí, y a la hora de cierre de esta información se esperaban detalles de las incidencias en el fondo habitacional de este territorio.

De forma general, se actúo con celeridad y disciplina, según consideraciones del primer secretario del Partido en la provincia Luis Antonio Torres Iríbar, luego de conocer los partes de los diferentes territorios.

Tomado de: Redacción Digital Venceremos