20091202132218-2.-monos.jpg

Como cada año, el templo de Pra Prang Sam Yot en la ciudad de Lopburi, a unos 150km al norte de Bangkok, Tailandia, fue el escenario del Festival del Mono, durante el cual los habitantes de esta región agradecen a los animales que cada año atraen a miles y miles de turistas, permitiendo el crecimiento de la economía local.

Para llamar la atención de los monos y hacerlos partícipes de la celebración, un gran banquete de frutas es ubicado en el templo y dejado a merced de los simios para que se deleiten con sus platos favoritos.

Mientras tanto, cientos de turistas aprovechan para ver más de cerca a los simpáticos animales que como premio reciben alimentos por fuera del menú: gaseosas, papas fritas y maní, entre otros, todo a cambio de una fotografía, no es mucho pedir...