20091003080012-orquesta.jpg

La Orquesta Filarmónica de Nueva York decidió aplazar su concierto en La Habana, Cuba, programado tentativamente para una fecha entre el 30 octubre al 2 noviembre 2009.

Nuevamente las restricciones del Gobierno de los EE.UU. a los viajes de norteamericanos a Cuba, «afectan a los financiadores y partidarios del proyecto, sin cuyo apoyo financiero no es posible el viaje», según expresa la nota firmada por Alan Gilbert, director musical, y otros ejecutivos de la famosa agrupación, la más antigua en su género en los Estados Unidos.

La Filarmónica agradeció a las muchas personas que han ofrecido su apoyo al proyecto, y dice que continúan trabajando hacia su culminación.

También gratifica «al pueblo y al gobierno de Cuba por su invitación para realizar el concierto en La Habana», y asegura que la institución «tiene la intención de reprogramar estos conciertos, cuando se resuelvan las restricciones de viaje para los financiadores del proyecto».

Vea: Comunicado de la Orquesta Filarmónica de Nueva York

La Orquesta Filarmónica de Nueva York, abreviada en inglés NYPO (New York Philharmonic Orchestra) es la orquesta sinfónica activa más antigua de Estados Unidos. Establecida en Nueva York, la Filarmónica de Nueva York da la mayor parte de sus conciertos en el Avery Fisher Hall.

Fue fundada por Ureli Corelli Hill en 1842 como la Philharmonic Symphony Society de Nueva York y dio su primer concierto el 7 de diciembre de aquel año, en que fue tocada la Sinfonía n° 5 de Beethoven. Antes hubo otras orquestas en Nueva York, pero ninguna de ellas sobrevivió tanto tiempo. La Filarmónica, sin embargo, se volvió exitosa, y creció en popularidad y tamaño durante el siglo XIX. Hacia el fin de aquel siglo, había varias orquestas en la ciudad que competían con ella, como la Orquesta Sinfónica de Boston, que hacía visitas regulares a Nueva York.

En 1893, la Filarmónica, dirigida por Anton Seidl, dio el estreno mundial de la Sinfonía n° 9 "Del Nuevo Mundo" de Antonín Dvořák, lo que ayudó a establecerse como una de rango internacional. Sin embargo, fue con la reconstitución de la orquesta como una organización profesional a tiempo completo en 1909 que aquello se volvió una realidad. Gustav Mahler, ahora recordado como compositor, pero en su tiempo uno de los más renombrados directores de la escena mundial, fue nombrado el primer director musical de esta nueva orquesta profesional.

La Filarmónica desde entonces ha comisionado nuevas obras a compositores modernos, y ha estado a la vanguardia de los avances técnicos. En 1922, fue la primera orquesta importante que dio conciertos transmitidos en vivo por la radio (un primer concierto también ha sido reclamado por la Orquesta Sinfónica de Detroit). En 1928 la Philharmonic Symphony Society (tal como era aún oficialmente conocida) se unió con su rival largo tiempo la Orquesta Sinfónica de Nueva York para formar la Orquesta Sinfónica Filarmónica de Nueva York, y después adquiriría su nombre actual de Filarmónica de Nueva York.

En 1930, fue la primera en ofrecer transmisiones por toda América. Estos conciertos transmitidos han continuado hasta la actualidad.

Entre 1937 a 1954 la Filarmónica tuvo un nuevo rival: la Orquesta Sinfónica de la NBC, que también estaba establecida en Nueva York, tenía como director a Arturo Toscanini, quien había dirigido antes la Filarmónica, además pagaban altos sueldos, tratando de agrupar a los mejores músicos de América.

La Filarmónica de Nueva York desarrolló y mantiene una reputación como un sobresaliente instrumento para la educación. Sus Young People’s Concerts (Conciertos para jóvenes), iniciados por Ernest Schelling el 27 de marzo de 1924 y se hicieron famosos con Leonard Bernstein, fueron transmitidos nacionalmente y son disponibles en CD y en casete.

La orquesta estaba oficialmente establecida en Carnegie Hall hasta 1962, cuando se trasladó a su actual casa de Avery Fisher Hall, que es parte del Lincoln Center en Nueva York. En junio de 2003, la Filarmónica anunció planes para regresar al Carnegie Hall hacia 2006; bajo presión, Lincoln Center eventualmente acordó aumentar sus servicios para conservar la orquesta. La promesa de estas mejoras mantendrá la orquesta en Lincoln Center para el futuro próximo.

Enlaces relacionados: