20090601035950-naranjas.jpg

 

En 4 de los 5 restantes desafíos contra los vaqueros Ganó el Habana 5 x 4. Pero ahora Villa Clara regresa a casa con el amargo sabor de sucumbir por segunda vez (5 x 4) en la gran final del Campeonato Cubano de béisbol, jugado en el estadio Nelson Fernández, de San José de Las Lajas en La Habana. 

La tropa de Martín Saura no pudo encontrar brecha en el pitcheo del derecho Miguel Alfredo González y tampoco logró neutralizar el oportuno bateo de los habaneros que llegarán al Augusto César Sandino a tratar de conseguir las victorias que les faltan para coronarse campeones de la pelota cubana. 

Los villaclareños están obligados a ganar cuatro de los cinco partidos restantes, ante rivales que los han vencido ocho veces consecutivamente en la presente temporada. 

Los parciales del Villa Clara pudieron creer que lograrían nivelar las acciones, pues en el mismo primer inning abrieron la cuenta, pero fueron neutralizados con la riposta habanera. 

A la altura de la tercera entrada, los habaneros ganaron ventaja por doblete de Dennis Laza y hits consecutivos de Molinet y Orta, que hicieron salir del box al abridor Alaín Sánchez. 

En el cuarto capítulo, el batazo de cuatro esquina de Ariel Borrero empató 2-2, pero en el sexto, se complicó el cuadro, cuando el relevista Misael Siverio otorgó boleto a Rafael Orta, permitió sencillo a Michel Rodríguez, puso bajo control a Juan Carlos Linares, pero al propinar pelotazo a Roberto Zulueta, se llenaron todas las almohadillas. 

Entonces Eduardo Martín Saura, decidió subir al box a Yolexis Ulacia, a quien el receptor Danger Guerrero le aprovechó un lanzamiento malo para poner el juego 3-2. 

No contentos con la ventaja mínima, los vaqueros la aumentaron 4-2, cuando Guerrero dio un batazo por el jardín central para impulsar a Michel Rodríguez que estaba en tercera. 

Ya en las postrimerías del octavo, Rafael Orta cambió el marcador a 5-2 al desaparecer la bola del estadio por primera vez en la serie y conectar su tercer hit del desafío. 

Aunque algunos consideraron que el descanso favorecería al pitcheo naranja, lo cierto es que en la medida en que se desarrollaba el partido, creció el control habanero ponchando a cuatro en los innings siete y ocho. 

El próximo martes, en el estadio Augusto César Sandino, de Santa Clara, se reanudan las hostilidades con Yadiel Pedroso como abridor por el Habana y Yosvani Pérez por los villaclareños en una gran final que ha mantenido en tensión a los aficionados a pesar de la ausencia de los ilustres.