20090529235737-mujer-iman-insolito.jpg

Se trata de una mujer rusa de 71 años que a raíz de una descarga eléctrica quedó con una extraña capacidad de magnetismo en su cuerpo.

Elena Kovaleva, de 71 años y oriunda de Rusia, incrementa ahora a la larga lista de casos insólitos. Resulta que tres décadas atrás fue víctima de una descarga eléctrica de 160 voltios. El incidente que pudo costarle la vida, la dotó sin embargo de una singular capacidad de magnetismo.

Como un imán, la Kovaleva atrae con su cuerpo todo tipo de objetos metálicos: sartenes, ollas, planchas, cucharones, cubiertos, pero también ¡materiales de cristal y de plástico!

Según, quienes la conocen, los objetos adheridos a su cuerpo son muy difíciles de despegar.

¿Qué es lo que dice Elena al respecto? «La verdad que no me resulta tan molesto. Es muy cómodo tener muy a mano los utensilios de trabajo.» (Fuente: http://www.terra.cl)