20090409064559-los-cinco.jpg

El Consejo de la ciudad californiana de Richmond, EE.UU., aprobó por unanimidad una resolución en apoyo a los cinco antiterroristas cubanos prisioneros políticos en ese país y a los derechos de visitas de sus familiares.

 

Según informó el Comité Internacional por la Libertad de Los Cinco, la resolución fue adoptada el martes en la reunión del Consejo de esa urbe ubicada en el norte de la bahía de San Francisco.

La iniciativa, que obtuvo siete votos a favor y ninguno en contra, la presentaron la alcaldesa Gayle McLaughlin y la Concejal Maria Viramontes.

En el texto se precisa que en este caso hay violación de convenios internacionales y del debido proceso para la realización de un juicio justo.

Igualmente, se solicita el inmediato otorgamiento de visas a Olga Salanueva y Adriana Pérez para visitar a sus respectivos esposos René González y Gerardo Hernández, dos de Los Cinco.

Gerardo, René, Ramón Labañino, Fernando González y Antonio Guerrero cumplieron ya 10 años y medio de sus severas penas, que van de 15 años a cadena perpetua, tras ser condenados por un tribunal de Miami, debido a que penetraron grupos terroristas anticubanos en la Florida.

A pesar de la falta de nexos diplomáticos entre Washington y La Habana, residentes de Richmond (con una población de más de 100 mil habitantes, en su mayoría afroamericanos y latinos) tienen una larga historia de relaciones fraternales con Cuba, a través de un Proyecto de Hermanamiento con el Municipio habanero de Regla.

En 2007, la alcaldesa McLaughlin, junto a otros 12 alcaldes de California, remitió una carta a Alberto Gonzales, entonces Fiscal General de EE.UU., en la cual demandó que se otorgaran visas humanitarias a familiares de Los Cinco.

La resolución de Richmond se une a 10 Premios Nobel, intelectuales, líderes religiosos y sindicales, organizaciones legales y de derechos humanos, artistas y miembros de parlamentos que respaldan la solicitud hecha por la defensa de los luchadores cubanos para que la Corte Suprema de los Estados Unidos apruebe reexaminar el caso. (AIN)