20070618181252-lectores.gif

Por Mercedes Rodríguez García 

Aunque no se refieren al área latinoamericana, los datos y hechos que refiero a continuación resultan muy alentadores para quienes vivimos del ejercicio del periodismo escrito en soporte papel.  

La encuesta Tendencias de la prensa mundial, realizada por la Asociación Mundial de Periódicos (WAN), echa abajo las profecías agoreras sobre la desaparición de los periódicos escritos. Timothy Balding, director general de la asociación, aludió, en concreto, al pronóstico de Bill Gates en el sentido de que diarios y revistas morirían en el 2000.

Más aún: según la encuesta citada, Internet no sólo no ha puesto en crisis a la prensa escrita, sino que la hace crecer.  "Las cifras de la encuesta demuestran que Internet está dando nuevos lectores a los periódicos de papel", afirmó Timothy Balding. El año pasado, la circulación de periódicos creció en 25 de los 46 países consultados para este trabajo, y en otros dos se mantuvo estable.  

En siete de los 15 países de la Unión Europea (UE) ha habido aumentos de ventas de periódicos, desde un 0,3% en Francia a un 8,5% en Austria. En España, la media se mantuvo estable. Datos referidos a los cinco últimos años muestran que la circulación de la prensa escrita creció un 38,3% en Austria, un 12,5% en Portugal, un 10,6% en Brasil, un 7,3% en India, un 3,8% en Irlanda y un 1,5% en España.  No sólo aumentan los lectores de periódicos —sobre todo entre los jóvenes y las mujeres, y especialmente los fines de semana en muchos países—, sino que ha crecido en el mundo el volumen de la publicidad: un 18% en el último año, con una previsión del 20% para el actual.  

Según los analistas, se demuestra que Internet necesita cada vez más para subsistir del soporte de la prensa en papel, sin contar con la información de los periódicos que alimenta Internet.  Los responsables de los medios escritos deben armarse de todos los instrumentos posibles de creatividad y fantasía para "reinventar" los diarios. Para ello, los periódicos van a necesitar de profesionales preparados y arriesgados, en sintonía con los tiempos, ya que de lo contrario los nuevos valores emigrarán hacia Internet. Al mismo tiempo, será necesaria una mayor comunicación entre el periódico y sus lectores para conocer lo que demandan las nuevas generaciones de lectores.  

Gunther Bottcher, director gerente de Ifra —una organización mundial de soporte tecnológico para medios impresos—, afirma que “el gran desafío para el futuro de las empresas periodísticas consiste en su capacidad de crear negocios no paralelos, sino integrados. Los periódicos que no lo hagan están destinados a morir”, según este experto. Para él “La integración debería ser entre el periódico escrito y el área de Internet; y entre el periódico, las radios y la televisión.”  

Este experto cree que antes de cinco años, muchos lectores de periódicos no necesitarán comprar su ejemplar en los quioscos, sino que podrán imprimirlo ellos mismos. Muchas empresas están haciendo cálculos y se dan cuenta de que les resultaría menos costoso facilitar a sus lectores una impresora de alta definición, para que ellos mismos puedan imprimir el periódico, que mantener los actuales costes de impresión y distribución. Ese periódico se enviaría electrónicamente al domicilio o la oficina del lector, que lo imprimiría a la hora que deseara y obtendría su ejemplar en un formato más pequeño que el de la mayoría de los diarios actuales, capaz de ofrecer una impresión en color de alta calidad.