20070428172825-posadacarrilesbomba.jpg

(Tomado del periódico 5 de Septiembre, Cienfuegos)

Según ha trascendido en medios oficiales, con gran sigilo, y con el visto bueno de las autoridades estadounidenses, una prominente figura de la contrarrevolución en Miami ha estado negociando con diplomáticos checos para que ese país lo acoja en su territorio una vez éste sea deportado de los Estados Unidos. Se trata de Nelsy Castro, un exiliado al que le obran en su expediente antecedentes terroristas y vínculos con el sanguinario monstruo.Pero hay más aún: la idea de hacer las gestiones con los falderos checos provino de Frank Calzón, otro señalado personaje que fuera director ejecutivo de la Fundación Nacional Cubano Americana y posee magnificas conexiones con la Agencia Central de Inteligencia (CIA). http://www.5septiembre.cu/sociedad143.htm  http://www.antiterroristas.cu/;  http://www.larepublica.es/spip.php?article5057