20061025073706-barbados1.jpg

Carta Abierta de los periodistas villaclareñosen solidaridad con s familiares de las víctimas del 6 de Octubre de 1976

Santa Clara, 5 de octubre de 2006

 «Año de la Revolución Energética en Cuba»  

Un crimen continúa sin recibir castigo. Mientras, el dolor se acumula en las almas de quienes lamentan la muerte de sus seres más queridos. Causa estupor saber cómo los culpables burlan cada vez más las leyes que deben dictar la merecida sanción. Tres décadas han transcurrido, y como aquel primer 6 de octubre lagrimoso y desconsolado, nuevamente tiembla la injusticia ante la impunidad de un hecho terrorista sin precedentes. Su principal ejecutor, Luis Posada Carriles, permanece detenido en un centro de Inmigración en Texas . No obstante, recibe de forma solapada la protección del Gobierno norteamericano, cuyo doble discurso sobre el terrorismo no le permite decidir su extradición hacia Venezuela, país donde debe ser juzgado por   la explosión en pleno vuelo de un avión de Cubana con 73 pasajeros a bordo.Este 5 de octubre, de acuerdo con el plazo fijado por un tribunal federal del estado de Texas, el Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos deberá tomar una decisión sobre la excarcelación de Posada CarrilesAún cuando los abogados lo reconocen como terrorista confeso, manifiestan que no puede ser deportado a Cuba o Venezuela, porque correría el riesgo de ser torturado a sus 78 años de edad. Razón que nos hace pensar en una posible liberación, al tiempo que nos obliga a emitir este mensaje de solidaridad con los familiares de las víctimas del horrendo crimen ocurrido en Barbados, aquel 6 de octubre de 1976. Los periodistas villaclareños, como todo el pueblo de Cuba, consideramos inhumano no admitir como única y gran tortura, el sufrimiento de padres, hermanos, hijos y amigos de la decena de jóvenes deportistas cubanos, la tripulación y más de una docena de extranjeros que perdieron sus vidas hace treinta años.  

Unión de Periodistas de Cuba Villa Clara