&wid Dentro del cafetal | LA TECLA CON CAFÉ
Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema Dentro del cafetal.

Anatomía del muro de Trump

20170313003151-el-muro-mexico-trump.jpg

 

domingo, 12 de marzo de 2017
7:10:35 p.m.
 

  • La frontera entre México y EEUU, con vallas a lo largo de 1.050 kilómetros, ha generado comunidades, cultura y economía.
  • Las cifras de arrestos y deportaciones y las muchas entadas de ilegales en avión no parecen secundar la emergencia del plan.  

El 26 de junio de 1960 se inauguraba la plaza de toros Monumental de Tijuana. Sobre la arena, los diestros Alfonso Ramírez El Calesero, Rafael Rodríguez el volcán de Aguascalientes y Antonio del Olivar. Cerca de 22.000 personas asistieron a la lidia de los seis imponentes morlacos que brindó la ganadería de José Julián Llaguno. 

Menuda tarde, aquella. A escasos 50 metros del griterío, la frontera con Estados Unidos, por aquel entonces una línea más testimonial que efectiva, un muro virtual marcado por las denominadas mojoneras que estableció el tratado de Guadalupe Hidalgo, en 1848, con el que México cedió buena parte de su territorio, y por la venta de la Mesilla a los estadounidenses, en 1953, que estableció el límite definitivo. 

Casi 70 años después, lo único que permanece intacto es el ruedo, por cierto, lo primero que uno distingue de México a vista de pájaro desde el Pacífico. Al otro lado, ya en territorio yanqui, el Parque Internacional de la Amistad, la que parece haberse volatilizado entre ambos estados después de que Donald Trump anunciara su intención de aislar el sur de la superpotencia con un nuevo y sofisticado muro. 

¿Pero cómo es la línea que separa ambos países? ¿Cómo es la vida alrededor de la divisoria? ¿Y qué es exactamente y cómo afectará el controvertido plan del flamante presidente? 


Escuchando a Trump, habrá quien crea que la frontera es un cartel de bienvenida y un chiringuito de hamburguesas y nachos. Como si no existiera límite físico alguno que testimonie que ahí acaba y termina una nación. Nada más lejos de la realidad. Lo primero que hay que tener claro es que el muro ya existe en 1.050 de los 3.141 kilómetros que separan los dos océanos. El problema, y ahí quizás radica el fondo del proyecto de marras, es que se trata de una muralla con muchas formas, más o menos adaptada al terreno, sea el espacio entre ciudades o el crudo desierto. 

Hay bloques en cruz de 2,5 metros que detienen coches pero no peatones, vallas de alambre, barreras de chapa o hierro. Torres de control, drones, cámaras, sensores de movimiento, rayos X. Hay tramos con una segunda y una tercera pared, lugares en los que un simple puente y una garita desgastada separan los estados.

Luego está el río Grande o río Bravo, según en qué lado se pregunte, que ejerce de grieta natural entre ambos países a lo largo de unos 2.000 kilómetros, hasta su desembocadura en el Atlántico. Todo ello, por cierto, vigilado por más de 20.000 agentes (en 1992 eran unos 4.000 vigías), una unidad creada en 1924, el mismo año en el que el Congreso aprobó restricciones a la inmigración asiática y europea. Por si fuera poco, Trump aprobó hace un mes la contratación de otros 15.000 agentes migratorios. 

Alto, poderoso y bonito 

Todo esto no basta para el presidente de Estados Unidos, que ha hecho célebre la expresión “bad hombres”, en referencia a todo lo que, a su modo de ver, no debería entrar en tierras estadounidenses, donde se calcula que viven unos 11 millones de ilegales (el 59% son mexicanos). “Vamos a construir un muro alto, poderoso y bonito”, dijo Trump a mediados del 2015, cuando pocos se tomaban en serio su candidatura republicana. 

Hillary Clinton, la rival demócrata vencida en las presidenciales del pasado noviembre, rechazaba la idea. Irónico, pues fue su marido, Bill Clinton, quien en 1993 impulsó, con la operación Guardián, la construcción de un primer muro en Texas, concretamente, en El Paso. Le siguieron tramos de California y Arizona, con operaciones bautizadas como Salvaguarda, Salvamento, ABC y, la más hollywoodiense, Cooper Cactus. Para construir el cercado, EEUU echó mano del material sobrante de la primera guerra del Golfo (1991). 

El ejército colocó en suelo kuwaití miles de planchas metálicas para que los aviones pudieran aterrizar sin sobresaltos. Terminada la contienda, esas láminas se trasladaron a la frontera, se pusieron de pie, y ¡alehop!: muro. También el tramo fluvial tiene límites visibles, aprobados en 1997 (operación Río Grande); aunque, básicamente, dispone de una vigilancia más virtual que física: ya se encarga la corriente de ahogar el sueño de la tierra prometida. 

¿Consiguió toda esta tecnología —los últimos tramos se colocaron en el 2009, ya en la era Obama—evitar que los mexicanos y el resto de latinoamericanos intentaran alcanzar la América pudiente? Rotundamente, no. 


Lo que pasó es que la gente tuvo que jugarse la vida por los infinitos desiertos de Chiuahua o Sonora (infierno durante el día, congelación durante la noche), las montañas o cruzando el río; que los coyotes (los guías para cruzar) subieron de precio por el plus de peligrosidad. En los últimos 20 años, se calcula que cerca de 6.000 personas han perdido la vida intentando pasar. Y no siempre han muerto por culpa de los elementos: entre el 2010 y el 2015, los agentes fronterizos abatieron a 33 personas. 

Y del tráfico de drogas, mejor ni hablar: túneles con electricidad en los que cabe una vagoneta o una moto, aviones no tripulados, rampas, cañones, catapultas… Hecha la ley, hecha la trampa. Si algo tiene esa gente es dinero para escabullirse de cualquier intento de cerrar su persiana. Por no hablar de que entre el 27% y el 40% de los inmigrantes sin papeles entraron en el país en avión, esbozando una sonrisa en el control de pasaportes. Su visa expiró y se quedaron a probar suerte (en el 2010 visitaron Estados Unidos ’por placer’ 35 millones de personas; en el 2015 fueron 61 millones). 


Lo que sí ha logrado la frontera y sus 40 puntos de acceso regulado, ya desde su creación, es generar comunidades a su alrededor. A mediados del siglo XIX se distinguía algún que otro rancho. Pongamos como ejemplo el caso de Tijuana, con 1,4 millones de habitantes; Mexicali (700.000) o Ciudad Juárez (1,4 millones). Y en el lado estadounidense, San Diego, con 1,4 millones de ciudadanos (en 1940 eran 200.000), o El Paso (700.000). Buena parte de su actividad económica, pero también cultural, idiomática y tradicional, viene condicionada por la cuestión fronteriza. Los expertos coinciden en que cerrar más el grifo ahogaría la región a todos los niveles. Y a ambos lados. 

A pesar de todos los elementos físicos que separan Estados Unidos de México, Trump firmó el 25 de agosto la orden ejecutiva que autoriza la construcción de un nuevo muro en la frontera sur. Un proyecto del que no ha trascendido boceto alguno. Algunos detalles, a lo sumo. “Empezaremos a construirlo en unos meses”, avanzó en una entrevista televisiva. 

Las características del proyecto siguen siendo una incógnita. Tendrá una altura de entre 10 y 14 metros (llegó a hablar de más de 30 metros) y una longitud de unos 1.600 kilómetros, pero no se sabe si se mantendrá la estructura ya existente o si se derribará todo y se partirá de cero. 

El coste, otro misterio. Según Trump, no debería superar los 13.000 millones de dólares, pero algunos expertos aumentan la factura hasta los 25.000 millones. El líder republicano insiste en que México pagará las obras: “Será un impuesto o un pago, pero pasará”. Pero el presidente mexicano ya le ha dicho que no cuente con sus pesos. Quizás la paguen, pero también se enriquecerán, ya que empresas mexicanas como Cemex se encargarían de suministrar buena parte del cemento. ¿Y la mano de obra? Apuesten... 


¿Y qué dicen los números? ¿Están entrando más mexicanos que nunca en EEUU? ¿Hay más arrestos de inmigrantes? Las cifras no parecen respaldar la urgencia del proyecto. Las deportaciones de inmigrantes, por ejemplo, registraron en el 2015 el nivel más bajo desde el 2007 después de tres años de caída sostenida, y las devoluciones en caliente (sin papeleo) no tenían niveles tan bajos desde 1966.

Tampoco las detenciones sugieren una emergencia nacional: 462.388 en el 2015, la cifra más baja desde 1971. En este último dato, si solo se toma como referencia a los mexicanos, mientras que en el 2006 fueron arrestados 1,1 millones de ciudadanos de este país, hace dos años fueron 268.000, casi un 75% menos. 

Así las cosas, dos países que convivían en aparente paz, con sus más y sus menos, con sus comprensibles roces fronterizos, con sus relaciones comerciales estables, se han convertido de la noche a la mañana en incómodos compañeros de piso dentro de un mismo continente. Si terminarán levantando un tabique o mantendrán el pladur, si se pasará de la valla al muro, ya se verá. 

(Fuente: EP/Carlos Márquez Daniel)

Etiquetas: , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Ecuador, la batalla decisiva

20170303161217-ecuador-la-batalla-decisiva.jpg


viernes, 03 de marzo de 2017
9:50:03 a.m.

Por Ignacio Ramonet
Director de Le Monde diplomatique en español 
 

“Caminante, no hay camino: se hace camino al andar...”. Los versos de Antonio Machado, convertidos en letra de canción por Joan Manuel Serrat, resuenan en el anochecer quiteño, en el populoso y modesto barrio de la Michelena, al sur de la capital de Ecuador, donde miles de ciudadanos han venido a escuchar el discurso de cierre de campaña de Lenín Moreno, el candidato del partido gobernante Alianza País. Va cayendo la noche, hace frío y humedad, y también, para los que venimos de afuera (Quito está situada a unos 2.500 metros de altitud) pega fuerte el mal de altura.

Muchas personas aprovechan el reparto masivo de material de propaganda —camisetas, bufandas, chaquetones, gorras—, de luminoso color verde tilo, para arroparse mejor. La tarima principal, perpendicularmente prolongada —como en algunos conciertos de rock— por una suerte de pasarela que penetra profundamente en medio de la muchedumbre, está montada en la boca de una larga y ancha avenida bien iluminada y que ha ido, poco a poco, llenándose de gente variopinta.

Hay pantallas gigantes, altavoces ultrapotentes y una orquesta y sus cantantes que intentan calentar el ambiente con clásicos revolucionarios (“El pueblo unido jamás será vencido”, “Hasta siempre, Comandante”, “Bella Ciao”, “No nos moverán”, “Cómo será la patria”, etc.). El público, andino, escucha con calma, agita lentamente banderas verdes y rojinegras, muy poco expresivo, excepto unas niñas en un balcón cercano que gritan “¡Le-nín pre-si-den-te!”, y no cesarán de gritarlo, entre risas y carcajadas, durante las dos horas del acto...

Interviene primero Gabriela Rivadeneira, la joven presidenta de la Asamblea Nacional, oradora fuera de serie, que consigue sacar a la audiencia militante de su silenciosa pasividad. Ni siquiera hace alusión al atentado del que ha sido víctima ese mismo día cuando consiguió evitar que un paquete bomba, enviado a su nombre, le estallara en las manos... Habla después José “Pepe” Serrano, abogado, ministro del Interior, muy cercano a Lenín Moreno, y que, según toda probabilidad, será el próximo presidente de la Asamblea, también con gran energía y entusiasmo.

A escasos días del escrutinio, los dos oradores insisten en el neto contraste entre las propuestas “regresivas”, “involucionistas” de los principales candidatos de la oposición –el ultraliberal ex banquero opus dei Guillermo Lasso, de CREO; y la conservadora Cynthia Viteri, del Partido Social Cristiano (PSC)– y los avances indiscutibles de la “década ganada”, o sea, los diez años de gobierno del presidente Rafael Correa, quien no se presenta y aspira, por razones personales y familiares, a un “descanso sabático” que desea pasar en Bélgica, país de nacimiento de su esposa y donde hizo una parte de sus estudios.

En aquel momento, la mayoría de los sondeos y de las encuestas preveían para el candidato de Alianza País, Lenín Moreno, unos resultados que le obligarían a ir a una segunda vuelta (1). Por eso, todos cantan y repiten como un mantra el mismo eslogan: “¡Un-a so-la vuel-ta!”.

En medio de esos cantos y esos gritos, avanza entonces por la pasarela, en su silla de ruedas, Lenín Moreno. Víctima de una agresión armada en 1998, sufre una parálisis en las piernas porque una bala le alcanzó la médula espinal. Pero es un hombre muy positivo, ejemplo de voluntad y de resiliencia, y autor de una serie de libros de humor... Lenín encarna una corriente que apuesta por la necesidad de moderar el tono de la confrontación con la oposición, y favorecer un mejor entendimiento con diversos estamentos sociales que se han ido alejando de la Revolución Ciudadana, sin cambiar sustancialmente el marco económico (alianza del sector público con el sector privado) que se ha practicado hasta ahora. No es un orador revolucionario y mucho menos un demagogo. Apuesta por la inteligencia del auditorio. Habla con tono natural y narra su programa de gobierno casi como un conferenciante. La gente –unas diez mil personas...– escucha en silencio y con atención, hasta tal punto que uno se pregunta si estamos realmente en un mitin electoral de masas... No hay estremecimientos, ni entusiasmos, ni pasiones...

¡Qué contraste con el verbo encendido de Rafael Correa! Pero quizás es el efecto deseado por Lenín Moreno: rebajar el exceso de ideología del discurso de la izquierda ecuatoriana. Dirigirse, más allá de la base dura militante, a los ciudadanos en general y, en particular, a las clases medias que, al cabo de diez años de correísmo, dan señales de estar saturadas de eslóganes políticos y muestras de deseos de cambio... Todos recuerdan aquí la inesperada derrota en las alcaldías de las principales ciudades del país en las elecciones municipales de 2014 y, en particular, en la de Quito, en cuya campaña se implicó muy directamente, en favor del candidato de Alianza País, el propio Presidente Correa, que sufrió por consiguiente, en cierta medida, un fracaso personal.

O los polémicos proyectos de ley “de herencia y plusvalía” que, hábilmente manipulados por la oposición, desencadenaron, en 2015, violentas y masivas protestas en todo el territorio nacional contra el Gobierno. A tal punto que Rafael Correa se vio obligado a retirarlos temporalmente. Todo eso, sumado a algunas catástrofes climáticas y al terrible terremoto que, en abril de 2016, afectó a la costa norte del país, más los efectos devastadores de la crisis provocada, estos últimos tres años, por el derrumbe de los precios del petróleo y de otras exportaciones (Ecuador es uno de los mayores exportadores mundiales de camarón, plátano y flores), han frenado el crecimiento ecuatoriano y degradado bruscamente la atmósfera electoral.

Sin embargo, los logros de la Revolución Ciudadana y los éxitos de Rafael Correa como gobernante son espectaculares, en particular en materia de obras públicas de infraestructuras: carreteras, puentes, túneles, aeropuertos, etc. En este país de 14 millones de habitantes, disminuyó –en el curso de esta “década ganada”– en un 6% la pobreza y casi dos millones de ecuatorianos salieron de la miseria. La clase media pasó del 29% al 47% de la población. Un cuarto de millón de niños dejó de trabajar e integró el sistema educativo. Hay más de 1.200.000 nuevos estudiantes. Medio millón de personas mayores disfrutan de nuevas pensiones. El número de atenciones médicas pasó de 16 millones a 30 millones anuales. En materia de atención a los discapacitados, Ecuador posee un récord mundial: hace una década, sólo trabajaban 1.039 discapacitados; ahora laboran más de 80.000, con todos los derechos que les corresponden, y 70.000 de ellos estudian. Las pensiones por discapacidad cubrían sólo a 5.039 personas; hoy protegen a más de 126.000. El Gobierno entregó más de 300.000 viviendas de ayuda social. En materia de ecología, el índice de energías renovables que consume Ecuador alcanzó el 95% del total. Y una gran parte de su deuda exterior se recompró a un 30% de su valor...

Pero los electores no siempre son agradecidos. Sobre todo cuando campañas sucias de la oposición conservadora, conducidas a golpes de millones de dólares, con participación de todos los “gurúes” conservadores de la propaganda electoral mundial, siembran el desconcierto inundando las redes sociales de noticias falsas, “informaciones virtuales” y postverdades.

El caso es que los resultados de la primera vuelta, el pasado 19 de febrero, no respondieron a las expectativas de la dirigencia de Alianza País. Ese sufragio se saldó, sin embargo, con tres victorias contundentes: 1) Lenín Moreno ganó la consulta presidencial con el 39,33% de los votos, o sea, 11 puntos por delante del segundo, Guillermo Lasso, que obtuvo el 28,19%; 2) Alianza País consiguió mayoría absoluta en la Asamblea Nacional con 77 escaños de 137; 3) y en el referéndum para prohibir a los funcionarios públicos poseer bienes o capitales en paraísos fiscales, el “sí”, defendido por el oficialismo, ganó por un 55% frente a un 45%. Pero, en un inexplicable error de comunicación, a pesar de estos tres triunfos, Alianza País transmitió el sentimiento de haber fracasado y de tenerle pánico a la segunda vuelta.

Ha comenzado otra elección, que se celebrará el próximo 2 de abril. El mundo entero va a estar atento a lo que aquí está en juego, a saber: si el ciclo progresista se termina en América Latina o si se consolida, como las recientes victorias de Tabaré Vázquez en Uruguay y de Daniel Ortega en Nicaragua lo dejan esperar. Desde su encierro en la embajada ecuatoriana de Londres, nuestro amigo Julian Assange sigue los debates con expectación; el candidato derechista ha prometido que, si gana, lo expulsará de allí y lo entregará a las autoridades suecas... En su confrontación contra un ex banquero corrupto (2), Lenín Moreno puede y debe ganar.


(1) Según la ley electoral en Ecuador, gana la elección presidencial el candidato o candidata que obtiene más del 50% de los sufragios en la primera vuelta o más del 40% con 10 puntos de diferencia, por lo menos, con el segundo. Si no se da ninguna de estas dos condiciones, se va a una segunda vuelta en la que solo participan los dos candidatos mejor situados.

(2) “Guillermo Lasso es descendiente de una tradicional familia de poder en Ecuador; es el presidente ejecutivo del Banco Guayaquil y fue superministro de Economía y Energía en el Gobierno de Jamil Mahuad —quien lo había nombrado gobernador de la provincia del Guayas un año antes— entre agosto y septiembre de 1999, que inventó ese cargo para enfrentar la gravísima crisis financiera que vivía el país. Esa situación derivó en el famoso ’feriado bancario’ de 1999, en la que se suspendieron las actividades financieras durante cinco días, se declaró la quiebra de varios bancos y se trasladaron todos los costos del rescate al Estado, que suprimió gastos sociales y congeló los depósitos de la población. Una crisis social de enormes dimensiones –que, a la larga, confluyó en la dolarización del sistema monetario ecuatoriano– provocada en buena medida por las políticas de liberalización y flexibilización que el mismo Lasso propone en su campaña”.

Léase: Crónica desde las calles del Ecuador en campaña”, por Federico Larsen, Nodal, Buenos Aires, 16 de febrero de 2017.

(Fuente: Le Monde diplomatique en español. Nº: 257/ Marzo  2017/Editorial) 

 

Etiquetas: , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

El camino hacia la normalización de la deuda externa cubana

20170301021410-8853-economia.jpg


martes, 28 de febrero de 2017
7:31:11 p.m. 

Por la Dra. Marlén Sánchez Gutiérrez*

Dentro del conjunto de dificultades que afectan a la economía cubana, se destaca, por su importancia y connotación el problema de la deuda. Las múltiples categorías que se han acuñado desde mediados de los años 80, la estructura y composición de las mismas, la acumulación de atrasos, las particularidades de la renegociación  y la ausencia de información estadística actualizada, se presentan como piezas de un rompecabezas que hace muy complejo el análisis de esta problemática.

Por tanto, el presente artículo sólo se propone comentar lo que la autora ha dado llamar línea de tiempo del endeudamiento externo cubano con el propósito de facilitar la comprensión del tema y al mismo tiempo identificar lo que se ha logrado en materia de renegociación, lo que aún está pendiente y los retos derivados del proceso de normalización de relaciones con los acreedores y del nuevo escenario de contracción de la economía cubana.

Las premisas de partida son tres. La primera, dejar claro que los conceptos deuda y desarrollo no son por naturaleza incompatibles.  La deuda externa se origina de las relaciones financieras que las naciones establecen libremente con los acreedores para “financiar su desarrollo”, ya sea por iniciativa privada o pública.  Lo que sucede es que los países subdesarrollados, en su mayoría, pasaron de una deuda pequeña, en el marco de grandes esfuerzos “por desarrollarse”, a una deuda grande e inmanejable sin haber conseguido el ansiado desarrollo.


De modo que el problema no está en endeudarse con el exterior sino en la capacidad para administrar esos niveles de endeudamiento, por lo que velar por la sostenibilidad de la deuda es esencial y para Cuba esto sigue siendo un gran reto.

La segunda premisa, parece muy simple pero debe de ser una constante en las políticas de endeudamiento de cualquier país. Los compromisos adquiridos hay que honrarlos, si no se pagan puntualmente las obligaciones contraídas, la deuda se alimenta así misma por la acumulación de atrasos, se corre el riesgo de incurrir en crisis de pago y se cierran prácticamente todas las fuentes de financiamiento externo. Esto nos lleva nuevamente al tema de la sostenibilidad de la deuda y a la pertinencia de ser muy objetivos en la definición de los factores determinantes en la capacidad de pago del país.

La tercera es mucho más compleja y requiere de un nivel de debate que ciertamente escapa de los propósitos de este artículo pero que resulta esencial. El análisis de la sostenibilidad de la deuda no puede centrarse solamente en un enfoque de capacidad de pago porque deja al país en una situación muy vulnerable. Normalmente la capacidad de pago se asocia a condiciones de solvencia, que de cumplirse, reflejan que se cuenta con los recursos necesarios para hacer frente a las obligaciones de deuda externa.


Sin embargo, entender la sostenibilidad, como esta capacidad de la economía frente a sus compromisos, puede conducir a homologar términos como solvencia y sostenibilidad, al entender que un país que sea capaz de satisfacer sus obligaciones externas de pago, es decir que sea solvente, tiene una situación de deuda sostenible.

Concebir la sostenibilidad solo como capacidad de pago, es considerar la solvencia como condición suficiente cuando es sólo una condición necesaria. La  solvencia de hoy no garantiza per se la solvencia de mañana, ser sostenible presupone un análisis de largo plazo, por tanto es preciso distinguir las fuentes que la están garantizando, ya sea estructurales (capacidad de respuesta de una estrategia de desarrollo económico al proceso de endeudamiento, por ejemplo), o coyunturales (1), ya que cada uno de estos escenarios tendrá consecuencias diferentes al garantizar la capacidad de pago futura. (Curbelo, 2006)

De modo que lo determinante es que la capacidad de pago surja del proceso de desarrollo económico, pero que esté determinada por el impacto que esos flujos de deuda generen en la economía deudora.

Asumiendo estas premisas de partidas, el artículo se propone en un primer momento, plantear las piezas claves del rompecabezas de la deuda, en un segundo momento se abordará el proceso de reordenamiento de la deuda externa a partir del análisis de las renegociaciones acordadas dentro y fuera del Club de Paris y, finalmente, se sintetizarán los desafíos que aún prevalecen para normalizar efectivamente las relaciones con los acreedores.

Sobre el rompecabezas de la deuda

Para entender la problemática reciente del endeudamiento externo cubano es preciso considerar las tres categorías deuda que prevalecían hasta que comenzaran a concretarse los procesos de renegociación: la deuda activa, la pasiva y la deuda con los ex países socialistas.

La deuda activa es la deuda corriente, la que no se ha dejado de pagar y que tampoco ha dejado de crecer por la contribución de los nuevos flujos captados. La deuda pasiva corresponde a aquella que entró en default en 1986 y que se renegoció a fines del 2015 y la deuda con el antiguo campo socialista se rumoraba que era significativa pero al desaparecer la moneda en la que fue concertada (rubro trasferible) y desintegrarse el principal acreedor, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), cayó en un limbo jurídico que requirió de un litigio entre las partes que duró por más de una década.

Según cifras del Banco Central de Cuba el monto de la deuda cubana a fines del 2013 era de 11 914millones de dólares; sin embargo, este monto incluye sólo la deuda activa que es para la única categoría que existe información oficial. (ONEI, 2015) El análisis de la composición de la misma permite identificar que:

1.  La deuda es esencialmente de largo plazo y la buena noticia es que la de corto plazo tiende a disminuir.

2.  El 61% de la deuda total con acreedores oficiales, esencialmente bilaterales y con un bajo componente concesional, el 17% es con acreedores privados y el 22% se refiere a deuda comercial (de proveedores). Esta última muestra una marcada tendencia creciente.

3.  La estructura de la deuda de mediano y largo plazo  ha mostrado un cambio interesante, aumenta significativamente la deuda de proveedores y disminuye la bancaria. Mientras que en el 2012, la primera representaba el 46% del total de la deuda de mediano y largo plazo en el 2013pasó a representar más del 78%. Esto le da cierto margen de holgura a la economía cubana que hasta el momento dependía mucho de créditos comerciales de muy corto plazo.

4.  La deuda de corto plazo representa el 17% del total, y en el 2013 se dio un cambio significativo en su composición. Hasta el momento, si bien como tendencia este tipo de deuda disminuía preocupaba que dentro de ésta aumentase exponencialmente la deuda de proveedores. Sin embargo, las últimas cifras reflejan que la misma disminuyó considerablemente, pasando de representar el 54% del total de la deuda de corto plazo en el 2012, a menos del 22% en el 2013.  No obstante, la deuda bancaria pasó a representar casi el 55% del total de la deuda de corto plazo durante el 2013 y, como se sabe, los términos y condiciones de esta categoría de deuda son más onerosos que los de la deuda oficial.

5.  Los indicadores de deuda han venido mejorando pero eso no indica que el endeudamiento acumulado sea sostenible porque los factores que han estado determinando la capacidad de pago de la economía han sido coyunturales. La deuda representa el 15.4% del PIB y algo más del 44% de las exportaciones de bienes. Según The Economist Intelligence Unit el servicio de la deuda para el 2013 era de 5 383 millones de dólares, de ese monto un total de 3453 millones se destinaron para pagar intereses. (EIU,2017)

6.  La alta concentración de la deuda es un foco de tensión. Según fuentes no oficiales sólo dos países son responsables del 55% de la deuda con acreedores oficiales de carácter bilateral (Venezuela con un 37% y China con un18%). (Sánchez, 2016)

7.  La calificación de riesgo de Moody’s se mantiene en la categoría especulativa (2). En Abril de 1999 era Caa1, en Noviembre del 2003 pasa a Caa1 estable, en Abril del 2014 dicha agencia bajó la calificación a Caa2 estable tras evaluar la vulnerabilidad del país a choques externos y domésticos, en relación a países con calificación similar y, en diciembre de 2015, la sube a “positiva” pero en el mismo rango Caa2, debido a la “disminución” de la dependencia hacia Venezuela y el acercamiento con Estados Unidos. De cualquier manera, la percepción de Moody’s con relación a la deuda cubana sigue siendo de riesgo sustancial.

En síntesis, los cambios en la composición de la deuda se dieron esencialmente por el lado de la deuda bancaria y de proveedores, la deuda oficial sigue describiendo la misma tendencia tanto en el largo como en el corto plazo  y en la práctica lo que se dio fue un reacomodo funcional para Cuba pero no exento de riesgos dado que el peso de la deuda de proveedores se desplaza al mediano y largo plazo pero se concentra la carga de la deuda bancaria en el corto plazo.

De cualquier manera, estas cifras tienen tanto retardo y son tan agregadas que impide realizar un análisis cualitativo que refleje efectivamente la situación reciente en materia de deuda incluso por tipo de acreedor. Muchas sucesos han tenido lugar desde el 2013 que de una manera u otra han impactado y seguirán incidiendo en el reordenamiento de la deuda: el establecimiento de relaciones diplomáticas con Estados Unidos; el VII Congreso del PCC donde quedó definida la conceptualización del modelo económico y social cubano y fue presentado el plan nacional de desarrollo hasta 2030; la derogación de la posición común de la Unión Europea con relación a Cuba; el decrecimiento de la economía cubana en el 2016 luego de un crecimiento del 4% en el 2015 y; el comienzo de una nueva administración en Estados Unidos que ha desatado una gran incertidumbre respecto al rumbo del proceso de normalización de relaciones entre ambos países.


La deuda pasiva, por su parte, se estimaba en unos 8 200 millones de dólares a fines de los 2000, de la cual algo más del 60% correspondía al Club de Paris, el resto constituían adeudos con el Club de Londres y, la contraída con el antiguo Consejo de Ayuda Mutua Económica (CAME) era de casi 37 000 millones, de ellos 35 000 millones con Rusia.(Sánchez, 2016)  The Economist Intelligence Unit, sí refleja la deuda pasiva en sus estadísticas de deuda externa cubana y según sus cálculos, en el 2016 ésta alcanzaba la cifra de 26 309 millones de dólares (3). (EIU, 2017)

La deuda  con la exigua URSS finalmente se renegoció en febrero de 2013, el acuerdo incluyó la condonación del 90% del monto adeudado y los 3 500 millones restantes serán pagaderos en diez años con la posibilidad de convertir parte de esa deuda en capital productivo, o sea, darle la posibilidad a Rusia de invertir en Cuba. (Rodríguez, 2013)

Sobre la normalización de relaciones con los acreedores

A comienzos de los 2000, se dio un acercamiento al Club de Paris pero en el 2001 se consideró que los términos y condiciones ofrecidas por dicho foro para la renegociación de la deuda cubana eran inaceptables para Cuba.  No obstante, se lograron algunos acuerdos bilaterales, fuera del Club de Paris que le permitieron al país comenzar a reorganizar sus relaciones con los acreedores.

Así, “en mayo de 2000, Cuba firmó un acuerdo bilateral para renegociar el pago de deuda pendiente con Alemania por 115 millones de dólares en deuda de corto, mediano y largo plazo. En ese mismo año se reestructuró la deuda comercial con China, que se estima en alrededor de 6 000 millones de dólares, y se firmó otro acuerdo con Japón en el que se condonaron 130 000 millones de yenes (alrededor de 1 400 millones de dólares) pendientes con los acreedores comerciales japoneses desde la década de 1980 y el resto se acordó su pago en 20 años.” (Sánchez, 2014)

Posteriormente se renegoció la deuda con Mongolia, con México (4), con Rusia y finalmente, en diciembre del 2015, se logra un acuerdo multilateral histórico con el Grupo Ad-Hoc de Países Acreedores de Cuba en el Club de París sobre la deuda que estaba en default desde 1986.

En dicha renegociación, se calculó el monto total de deuda pendiente de pago con el Club de Paris en 11.1 miles de millones de dólares, de ellos se condonó 8.5 miles de millones, casi el 77%. Los términos y condiciones pactados fueron muy favorables para Cuba, se decidió no pagar intereses hasta el 2020 y a partir de entonces  pagar sólo el 1,5% de la deuda total aún pendiente. El plazo de amortización será de 18 años y los pagos anuales se incrementaran gradualmente desde el 1,6% de los US.600 millones adeudados (unos 40 millones) en 2016, hasta el 8,9% en 2033. (Club de Paris, 2015)

Además se convino, que los acreedores pueden negociar “swaps” de deuda de forma bilateral por hasta el 30% de lo adeudado, o US millones en ayuda al desarrollo, el monto que sea más alto. (Club de Paris, 2015)

Este fue un acuerdo sin precedentes, totalmente fuera de las reglas del Club de Paris, se llevó a cabo sin la intervención del FMI como garante y el sitio web del Club de Paris sólo emitió una nota de prensa de una página con los resultados acordados. Sin dudas, el inicio del restablecimiento de relaciones entre Estados Unidos y Cuba constituyó un factor influyente en este proceso, los acreedores tradicionales, con creciente interés en realizar negocios con la isla, no podían quedarse rezagados en el nuevo escenario y optaron por ser flexibles con la nación deudora.


La instrumentación de este Acuerdo Multilateral suscrito supuso la firma de convenios específicos con cada uno de los 14 países miembros del Grupo Ad-Hoc de Países Acreedores de Cuba (6) para poder hacer efectiva la regularización completa de la deuda de mediano y largo plazo de carácter bilateral. Este proceso está en curso y ya son 13 los países que han regularizado los pagos con Cuba.

Sobre los desafíos pendientes

La renegociación de la deuda cubana era imprescindible para normalizar las relaciones con los acreedores y acceder a dinero fresco pero el desafío ahora es cumplir en tiempo con los nuevos y los viejos compromisos para no quedar atrapados en escenarios que puedan conllevar a la moratoria de parte de la deuda.

No todas las variables de la ecuación del endeudamiento externo cubano se han logrado despejar.  En realidad se trata de un sistema de ecuaciones complejo cuya solución va mucho más allá de consideraciones políticas y de las buenas intenciones para honrar los compromisos.

Los principales retos a encarar, por tanto, están relacionados con:


1.  La obligatoriedad de pagar anualmente durante el mes de octubre, 40 millones de dólares como resultado de los acuerdos derivados de la renegociación con el Club de Paris.  Téngase en cuenta que este pagose incrementará gradualmente a lo largo del período de amortización, en la medida que se vaya reduciendo el monto adeudado.

2.  Los costos adicionales del riesgo de incumplimiento de los acuerdos concertados con el Club de Paris. Es cierto que hasta el 2020 no se pagarán intereses pero si el país suspende temporalmente el pago anual pactado por concepto de amortización será gravado con un interés del 9% hasta el pago final, además de los intereses por la demora de esa porción en atrasos.

3.  La renegociación de aquella parte de la deuda pasiva correspondiente al Club de Londres. Según informaciones no oficiales, un grupo de acreedores comerciales de Cuba formaron en Abril de 2015 un comité liderado por  Stancroft Trust para comenzar a negociar una reestructuración de la deuda. Se dice que entre los mayores tenedores de deuda del Club de Londres cubano 3 instituciones concentran el 50% de la deuda comercial.(Strohecker, 2015)

4.  La necesidad de seguir cumpliendo puntualmente con el servicio de la deuda activa y la ya renegociada. Murillo afirmó en la legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Diciembre del 2015 que para lograr 6 500 millones de crédito para el financiamiento de la economía en el 2016, “tenemos que pagar los más de 5 000 millones de deuda’’ (exactamente 5 299 millones) (6). (Murillo, 2015)

5.  La composición misma de la deuda activa donde adquiere cada vez más importancia la deuda de proveedores que es la que nos permite cubrir las importaciones.

6.  La disminución de las reservas internacionales en términos reales por la apreciación del dólar estadounidense y por la necesidad de enfrentar los significativos desastres ocurridos tras el paso del huracán Matthew.


7.  El decrecimiento de la economía cubana y el exceso de optimismo respecto 2% de crecimiento para el 2017 en un contexto donde sigue predominando una alta incertidumbre respecto al crecimiento económico mundial y el desempeño de los principales socios comerciales de Cuba. Téngase en cuenta que la renegociación de la deuda se llevó a cabo considerando unas perspectivas de crecimiento que no pudieron alcanzarse.

8.  La necesidad de seguir canalizando recursos externos por la vía del crédito en un escenario en que la inversión extranjera no acaba de constituirse en una fuente esencial de financiación al desarrollo.

9.  El riesgo de que la percepción de Moody´s sobre el desempeño de mediano plazo de Cuba presione a la baja en su calificación crediticia.

En síntesis, Cuba avanza hacia la normalización de las relaciones con los acreedores, se percibe un esfuerzo importante por parte del gobierno en honrar los nuevos y viejos compromisos pero el 2017, sin dudas, planteará la necesidad de realizar importantes ajustes en materia de reordenamiento de la deuda. El pésimo desempeño macroeconómico justo el primer año después del acuerdo histórico con el Club de Paris no es una buena noticia para los acreedores. Tampoco lo es las rigidices que aún permanecen en la economía cubana para canalizar los flujos de inversión extranjera directa por los cuales se han apostado para lograr oxigenar la economía.

El desafío de la deuda sigue pendiente.

Notas:

 (1) Alivio coyuntural de la deuda, incremento del nivel de ingreso de la economía como resultado de cambios externos coyunturales o fuertes ajustes  en la economía donde se prioriza el servicio de la deuda. Como se aprecia, en todos los casos el pago de los compromisos externos estará comprometido; en los dos primeros porque depende de factores externos y coyunturales, en el último, porque los costos de pagar la deuda externa son significativos para el desarrollo económico.

(2) Esta calificación va desde Aaa hasta C y comprende 21 grados. Se divide en dos categorías, de inversión y especulativa. La Caa (Caa1, Caa2, Caa3) se refiere a títulos de baja solvencia, el riesgo de crédito es muy alto y se asigna a títulos de baja calidad. Presentan riesgo de impago de capital intereses o haber incumplido ya dichos pagos. En el caso de Caa1 el riesgo es sustancial y la clasificación de Caa2 es altamenteespeculativa.Ca se refiere a los títulos altamente especulativos que, generalmente incumplen sus obligaciones de depósito y C, es la calificación más baja, refleja que existen pocas posibilidades de recuperación.

(3) No queda claro si esta cifra ya está ajustada a partir de las renegociaciones que han tenido lugar dentro y fuera del Club de Paris.

(4) Se renegoció una deuda pendiente de 500 mil millones, el acuerdo incluyó la condonación del 70% y el resto pagadero en 10 años con la posibilidad también de convertir parte de esa deuda pendiente en inversiones extranjeras directas en el país.

(5) El 45% de la deuda renegociada estaba concertada con Francia.

(6www.cubadebate.cu Ministro de Economía y Planificación de Cuba presentó en Asamblea Nacional resultados 2015 y propuesta Plan 2016.

(Fuente: HSWP/Tomado de la revista Temas)

*La autora es Profesora Titular, Centro de Investigaciones de Economía Internacional 


 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Complicado escenario sudamericano

20170228133717-complicado-escenario-sudamericano.jpg


martes, 28 de febrero de 2017
7:27:32 a.m. 

Pasó antes en la Argentina de Cristina Fernández y su gobierno, que priorizó los beneficios sociales, salud, educación, empleo. Cuando todo parecía que tendría continuidad por su apoyo popular, en los últimos comicios, un aspirante neoliberal, con una larga hoja de ruta tras el dinero, obtuvo más votos y tomó las llaves de la Casa Rosada.

En Venezuela, también por ese voto enrarecido y quizás hasta incomprensible, y el aporte de los indecisos, el Parlamento abrió las puertas a lo peor de la derecha, que públicamente ha expresado que su interés mayor es derrocar al gobierno del presidente Nicolás Maduro y echar abajo todos los planes sociales iniciados por el Comandante Hugo Chávez.

En Brasil, una arremetida mediática unida a un golpe parlamentario, dio al traste con el gobierno de Dilma Rousseff, e instaló en el poder a personajes corruptos que van llevando a la gran nación sudamericana por un callejón sin salida hacia el abismo.

No hay dudas que ahora toca el turno a Ecuador y hacia la nación andina el imperio y sus aliados de la oligarquía y los grandes medios de prensa locales, no dan tregua en su campaña para derrotar al aspirante Lenín Moreno, de Alianza País, y con él revertir lo logrado por esa Revolución Ciudadana encabezada por Rafael Correa, que ha dignificado la vida de millones de ecuatorianos abandonados por los gobiernos corruptos de períodos anteriores.

En ese contexto, una desprestigiada OEA, con su secretario general al servicio de lo que diga Washington, ha apoyado el golpe brasileño, las medidas neoliberales argentinas y se ha confabulado con la reacción venezolana aportando fuego a la desestabilización que se quiere lograr para luego pedir la intervención militar norteamericana.

De igual forma, en el seno del Mercosur, ha sido lamentable el papel jugado por el hoy mandatario argentino y uno que otro gobernante de una zona geográfica donde el plan concebido en Estados Unidos, pretende eliminar todos los gobiernos progresistas y con ello echar abajo los beneficios sociales alcanzados.

Cuando analizamos este panorama, hay muchos aspectos locales que requieren una mayor explicación para que —de ser posible— sean entendidos a cabalidad.

Es una gran verdad que en los países antes mencionados hay una oligarquía local herida por los planes sociales de gobiernos progresistas y muy interesada en recobrar poder y dinero, aunque para ello haya que sacrificar la salud del pueblo, las millones de viviendas que se construyen para los más necesitados, la educación gratuita y de calidad o el empleo que sacó del paro a millones de ciudadanos.

La oligarquía quiere poder que le garantice el incremento de su capital y su mejor aliado en ese proyecto son los grandes medios de comunicación, también a su servicio, que sirven de punta de lanza en el ablandamiento del camino para derrotar gobiernos.

Hay muchas preguntas con difíciles respuestas. Y también las hay que no tienen otra respuesta que la falta de concientización de los amplios sectores de la sociedad en cada uno de estos países, de manera que interioricen cuál debe ser el rumbo a seguir y, no esperar una campaña electoral para querer resolver estos problemas que requieren del trabajo sistemático  con la finalidad de defender cada palmo de lo logrado y rechazar toda maniobra cargada de muchas promesas de un decadente sistema capitalista que no tiene respuesta para las grandes poblaciones.

Por ello resulta tan inexplicable que se vote por el neoliberalismo o que los indecisos puedan inclinar la balanza al lado de quienes los oprimen.

Por ello es tan complicado explicar el porqué de resultados electorales cuando también votan las millones de familias venezolanas que han recibido sus viviendas, o las que son beneficiadas por una salud pública a nivel de Primer Mundo; o por planes de educación que declararon al país libre de analfabetismo.

Será posible concebir que hay un solo venezolano favorecido de alguno de estos beneficios sociales que pueda dar su voto a una oligarquía que lo primero que haría, de alcanzar el poder, es eliminar todos esos beneficios.

Cómo entender que el Ecuador de Correa y de la Revolución Ciudadana, con su obra inmensa, ejemplo regional y mundial en acápites sociales y económicos, pueda ser víctima de lo que imponga una minoría, con raíces en Miami, para que no se alcanzara la victoria de Lenín Moreno en primera vuelta y ahora hay que ir a una segunda convocatoria donde, de seguro, la derecha encontrará aliados en partidos minoritarios que pueden aportar votos que sumados, harían más complejo el escenario electoral de abril próximo.

(Fuente: Habana Radio/Elson Concepción Pérez)

Etiquetas: , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Los empresarios son malos presidentes. ¿Trump será la excepción?

20170215133105-los-empresarios-son-malos-presidentes.-trump-sera-la-excepcion.jpg


miércoles, 15 de febrero de 2017
7:24:19 a.m. 

Avanza la antipolítica y con ella su relato sobre la incapacidad estructural de las instituciones, los sindicatos, los partidos y los propios líderes políticos para resolver los problemas de los ciudadanos. En esa estela, poco sorprende el aumento sin precedentes del número de hombres y mujeres de negocios que saltan directamente de las empresas a los asuntos públicos. 

Los argumentos del empresario para hacerse con el poder son casi siempre los mismos, en casi todas partes: “Tengo suficiente dinero y, por lo tanto, no voy a robar o aprovecharme de mi posición de poder; soy persona de hechos, no de palabras” y, finalmente, “los políticos no saben resolver problemas ni saben de finanzas, gerencia e innovación”.

En el clima dominante actual estos son argumentos poderosos para ganar una carrera electoral, pero casi siempre se vuelven vacíos o son minuciosamente traicionados una vez que se llega al poder. Al menos así se confirma en Estados Unidos.

Casi la mitad de los presidentes de Estados Unidos, al igual que en muchas otras democracias occidentales, han sido abogados o políticos de carrera. Veintiuno han tenido ambas profesiones. El resto se reparte esencialmente entre militares, profesores, un ingeniero y un actor. De este selecto club, Washington, Jefferson, Lincoln, los dos Roosevelt, Wilson y Truman sobresalen como los mejor evaluados según la mayoría de los estudios modernos. De ellos, solo Truman podría considerarse como un hombre de negocios. Llegó a tener una tienda de ropa para caballeros que no alcanzó a sobrevivir la crisis de la década de 1920.

Al contrario, según una comparación de varios estudios hecha por The Hill, ningún presidente estadounidense proveniente del mundo privado es recordado como exitoso, siendo los hombres de negocios los que tienen las peores evaluaciones. Entre ellos destacan Herbert Hoover (magnate de la minería), George W. Bush (ejecutivo petrolero, dueño de los Texas Rangers) y Warren Harding (editor), el más desastroso de todos, nítidamente asociado a escándalos de corrupción y aventuras amorosas.

La realidad es que la experiencia empresarial puede ser irrelevante o incluso volverse un impedimento para una buena gestión presidencial. Eso ayudaría a explicar por qué en la era moderna, tres de los siete presidentes venidos del campo empresarial tuvieron que desalojar la Casa Blanca luego del primer período. Es el caso concreto de Herbert Hoover y Jimmy Carter.

¿Qué explica esa tendencia? El principal motivo es que el poder en Estados Unidos está efectivamente compartido. En la práctica, un presidente tiene una responsabilidad enorme pero una autoridad limitada para hacer las cosas. Manejar ese país como un director general es una fórmula segura para crear trabas a las decisiones a lo largo y ancho del aparato del Estado.

Para hacer una analogía con el ámbito corporativo, sirve decir que un presidente tiene que lidiar con al menos tres juntas directivas: el poder judicial, su propio gabinete y el Congreso. Respecto a esto dos últimos, sólo habrá de conseguir lo que le permitan obtener sus capacidades persuasivas y no su poder vertical sobre unos empleados.

Donald Trump, por cierto, presenta algunas limitaciones adicionales que no tienen muchos capitanes corporativos que han llegado al poder. Trump nunca ha sido parte de ninguna junta directiva que no sea la suya, o sea, solo ha tenido que responderle a un único accionista, que es él mismo. Nunca ha manejado una empresa de capital público, ni ha tenido impedimentos para contratar a quien le da la gana. Como presidente, tiene que manejar una fuerza laboral que en su inmensa mayoría no puede ser despedida. Son los 4,2 millones de profesionales de carrera —incluyendo militares— que han trabajado en sus respectivas agencias de gobierno por más de dos décadas como promedio y bajo las órdenes de otros presidentes. Para alguien que ha forjado su marca personal despidiendo empleados, ésta es una experiencia totalmente novedosa.

También cuenta el tamaño de la operación económica que maneja un presidente actual, algo que ningún empresario del mundo puede realmente comprender si no tiene alguna relación previa con el cargo o con los vericuetos de la gerencia del gobierno. Al sentarse en la silla presidencial, Trump toma en sus manos un presupuesto de más de 3,6 billones de dólares, bastante mayor que cualquiera de las corporaciones listadas en Forbes. Ese dinero se recaba para prestar un servicio, vale decir, para atender las necesidades de los ciudadanos –pagar la seguridad social, las cuentas de retiro de los militares, los gastos de defensa. Esos programas deben funcionar y tienen que ser bien gerenciados, pero no están allí para generar lucro, que es el objetivo central de un líder empresarial. Eso es radicalmente distinto al proceso de toma de decisiones al que Trump está acostumbrado.

Otra limitación severa del actual presidente-empresario es la indisposición a evitar conflictos de interés entre la investidura de jefe de gobierno y sus negocios. Algunos eventos de este último mes muestra que el nuevo presidente no dejará intactas las ilusiones de quienes pensaban que habría separación de intereses entre su gobierno y las rentas familiares. El asunto ha llegado al paroxismo al inmiscuirse Trump personalmente en una disputa entre su hija y la cadena Nordstrom.

La empresa advirtió que ya no ofrecería en sus tiendas las líneas de joyería y ropa “Ivanka Trump”, aduciendo un declive de ventas importante. Trump salió al paso con un tweet de su propia mano reclamando que su hija “había sido tratada injustamente”. La cuenta oficial de la Casa Blanca @POTUS, reenvió el mensaje, lo que ya implica el uso de recursos públicos para resolver una vendetta personal. El desabotonado jefe de prensa Sean Spicer, complicó aún más el dilema ético al asegurar que “el presidente tiene todo el derecho de apoyar a su familia”.

Ser presidente en Estados Unidos requiere de muchas cualidades. Donald Trump tiene algunas. No le falta coraje, habla directo, tiene algo de credibilidad financiera y sobre todo, sabe dominar la conversación e identificar los temas que le preocupan a la gente. Pero pareciera no saber para quién y cómo debe gobernar. Su reclamo a Nordstrom acentúa las dudas sobre su motivaciones para estar en el poder. Según Public Policy Polling, un 61 por ciento de los electores considera que el presidente debería separarse totalmente de sus intereses como empresario.

Los niveles de aprobación de Trump no han cesado de caer desde que entró a la Casa Blanca y eso es muy problemático para un líder que está comenzando su mandato.

Barack Obama tuvo a su lado a los grandes periódicos, los canales de TV y a un batallón de opinadores, intelectuales y académicos. Contó además con un partido unificado y la adoración internacional. Trump no tiene nada de eso. Decenas de capitanes corporativos le han dado la espalda. Los intelectuales conservadores abrazaron el movimiento NeverTrump y el Partido Republicano le brinda por ahora un apoyo dudoso. Apenas Fox y algunos portales de internet extremistas lo respaldan sin reservas.

Mientras domine el congreso podrá avanzar, pero si los demócratas vuelven a ser mayoría podrían sacarlo del poder. En rigor no le queda mucho tiempo para aprender y tender puentes. Si quiere ser la excepción entre los presidentes empresarios,Trump tiene que verse en el espejo, admitir que es un aprendiz de político y pedir ayuda.

Debe rodearse de patriotas, gerentes públicos experimentados y no solo de oportunistas. De lo contrario, puede terminar perdido en un drama de corrupción, parálisis y desconexión del elector. Algo muy parecido a los reclamos que él mismo le hace a la clase política.

(Publicado en The New York Times/ Aquiles Esté* /13 de febrero de 2017)

*Aquiles Esté es semiólogo, publicista y consultor en mercadeo político.

 

Etiquetas: , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Desde Rusia Froilán González habla sobre el Che


miércoles, 01 de febrero de 2017
10:42:39 a.m. 

"El asesinato del Che y de su guerrilla fue el inicio del ‘plan Cóndor", señala en entrevista de RT, Froilán González García, autor de 18 libros sobre el mítico revolucionario argentino. 

El investigador cubano revela por qué los medios siempre han mostrado a la guerrilla del Che en Bolivia como traidores y cuál fue el papel de la CIA en el asesinato de Ernesto Guevara.

Además, reflexiona sobre las relaciones entre Cuba y EE. UU., y explica qué intereses están detrás tanto de Trump como de Hillary.Les dejo el vídeo porque sus libros, desgraciadamente, se han agotado de las librerías cubanas, o han sido publicados por editoriales extranjeras, incluso en varios idiomas.

Artículos relacionados:

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Fidelísimo martiano

20170128150854-fidelisimo-martiano-por-linares.gif


sábado, 28 de enero de 2017
8:51:49 a.m. 
 

Por Mercedes Rodríguez García 
Fotomontaje: Linares

Dudaba el investigador sobre cómo iba vestido nuestro Héroe Nacional el día que cayó en Dos Ríos: si como Gómez lo describió «de saco negro, pantalón claro, sombrero negro de castor y borceguíes negros», o como vistiera por aquellos días y describe el propio Martí, con sombrero de paja y chamarra de dril ruso.

Un día se le presentó la oportunidad de plantearle la interrogante al Comandante en Jefe, «y con esa mirada pícara que él tiene», le respondió: «A lo mejor, con lo limpio y escrupuloso que era, Martí mandó a lavar la ropa de tantos días» Y no deja de tener razón, es una posibilidad, «nunca hay una
sola verdad», admitió el Dr. Rolando Rodríguez García en una entrevista que le hiciera para Vanguardia en mayo de 2015.

Pulcro él también en el detalle, Fidel podía imaginarse a tal punto al héroe de Dos Ríos. Para él desde los años escolares, guardaba una devoción infinita.

«Vivimos orgullosos de la historia de nuestra patria; la aprendimos en la escuela, y hemos crecido oyendo hablar de la libertad, de la justicia, y de derechos. Se nos enseñó a venerar desde temprano el ejemplo glorioso de nuestros héroes y de nuestros mártires. Céspedes, Agramonte, Maceo, Gómez y Martí fueron los primeros nombres que se grabaron en nuestro cerebro», expresó durante la autodefensa, el 16 de octubre de 1953, el principal encartado de la Causa 37 por el asalto al Moncada.

¿Qué cubano no conoce o ha escuchado —tal vez descontextualizadas— decenas de frases de Fidel en su alegato conocido como La Historia me absolverá, y que hacen referencia directa o indirectamente, en letra o en espíritu, a nuestro héroe de héroes?

«¡No importa en lo absoluto! Traigo en el corazón las doctrinas del Maestro y en el pensamiento las nobles ideas de todos los hombres que han defendido la libertad de los pueblos», afirmó luego de increpar al tribunal por haberle negado que llegaran a sus manos obras de consulta de cualquier materia, entre ellas, los libros de Martí.

Y para quienes lo llamaran por ello soñador, como Martí les dijo: «El verdadero hombre no mira de qué lado se vive mejor, sino de qué lado está el deber; y ése es [...] el único hombre práctico cuyo sueño de hoy será la ley de mañana, porque el que haya puesto los ojos en las entrañas universales y visto hervir los pueblos, llameantes y ensangrentados, en la artesa de los siglos, sabe que el porvenir, sin una sola excepción, está del lado del deber».

Solo en ese elevado e inspirado propósito martiano, era posible para Fidel «concebir el heroísmo de los que cayeron en Santiago de Cuba».

Martí vivía en Fidel, no quepa la menor duda. Y si las almas en algún momento transmigran, la de Martí debió constituirse energía trascendente —invisible e inmensurable— que por su boca hablaba, encarnando la misma rebeldía y el desafío derivados de los actos del Apóstol de la independencia de Cuba. O por lo menos, como me contara durante una entrevista —también para Vanguardia— el poeta Yamil Díaz, «alguno de aquellos mambises iletrados que conocieron a Martí en las montañas de Oriente. Esos que oían sus arengas y algo mejor: lo vieron dormir en una hamaca, escribir a sus amigos, almorzar, comentar las hazañas de la Guerra Grande». 

Fidel —no es desatinado suponérselo— debió no solo haber visto en sueños a Martí, sino también en «ese otro plano al que engañosamente llamamos “realidad”». 

No hay escrito o pieza oratoria de Fidel donde encumbren tan claro y vibrante el pensamiento martiano y la historia de Cuba como en La Historia me absolverá. Convertido de acusado en acusador, denunció en ella los problemas sociales que afectaban al país —latifundios, insalubridad, miseria, analfabetismo—, y dio a conocer las medidas que tomaría la Revolución una vez derrotado el oprobioso régimen. ¡Tal era su fe en el triunfo! 

Los más suspicaces pudieron haber presentido en el verbo encendido del aquel abogado «querellante» de 27 años a un peligroso líder de ideas marxistas, algo que nunca negó y aclaró siempre que pudo porque, «antes de eso», ya era un profundo martiano. Como lo hizo, en 1985, a Carlos Alberto Libânio Christo, sacerdote brasileño de la Orden de los dominicos, más conocido por Frei Betto: 

«Yo antes de ser comunista utópico o marxista, soy martiano, […], fui siempre también un profundo admirador de las luchas heroicas de nuestro país. […] Claro que Martí no explicaba la división de la sociedad en clases, aunque era el hombre que siempre estuvo del lado de los pobres, y fue un crítico permanente de los peores vicios de una sociedad de explotadores. […] Yo digo que en el pensamiento martiano hay cosas tan fabulosas y tan bellas, que uno puede convertirse en marxista partiendo del pensamiento martiano». 

El poeta, ensayista y crítico cubano Cintio Vitier validaría al colega Luis Báez —para su libro Absuelto por la historia, publicado en 2001— «los principios marxistas que libremente Fidel asumió en su juventud […], con el tiempo le permitieron una argumentación de amplitud latinoamericana que en la práctica ha llegado a ser ecuménica». En especial aquellos que «fundamentaron un desmontaje científico del capitalismo, al injertarlos en la cepa del pensamiento martiano». Práctica universal que lo llevó «a una especie de equilibrio en que previsión y rebeldía se equivalen». 

De ahí —explica Vitier— el nexo que Fidel siempre buscó «entre el análisis y la acción, entre la intransigencia y la lucidez, tocando el borde de las posibilidades reales de los factores objetivos y subjetivos en la lucha contra un enemigo tan desproporcionado», demostrando «que lo único prudente es rebelarse contra todo fatalismo histórico».

Llegado a este punto, y más allá de «cualquier recuento de aciertos y errores» —especifica Cintio— Fidel se convirtió «predicando con el ejemplo de la independencia y la resistencia del pueblo cubano, en mensaje de esperanza, aliento combativo e impresionante convicción de una victoria planetaria». 

Fidel encarnó ideales y delineó la Patria que imaginó nuestro Apóstol, resumiendo en sí mismo la evolución y síntesis del pensamiento político, económico y social de la nación cubana. 

¿Romántico? Hasta donde mismo presumía que es posible el cielo en la tierra, fue «un hombre privilegiado por su formación cristiana, su opción marxista y la asimilación de la prédica martiana», de acuerdo con Frei Betto. 

¿Extremista?, como lo han calificado algunos. ¡No! Fue «un hombre radical, lo que significa, como señaló Martí, ir a la raíz, y ella no está en los extremos, sino en el centro de la verdad y de la acción revolucionaria. En esto consiste su genio político», según el intelectual y político cubano Armando Hart.

En más de una ocasión he escuchado o leído a Eusebio Leal aseverando lo muy difícil que resulta valorar el impacto de una personalidad en la conciencia de sus coetáneos, tarea que él deja a los biógrafos, duchos en ordenar anécdotas y testimonios de los cuales surge —ojalá sea con pasión y verdad, aclara— la semblanza de los héroes. 

Mas, volver a Fidel Castro cuando ya no existe físicamente ha sido complejo. Ya ven. No porque falte la anécdota, el testimonio o el documento sobre el mortal, sino por ese vacío que gravita en quienes crecimos viéndolo y escuchándolo en la infinitud de la vida nacional, y que ahora —dada la frescura de la rehusada partida— nos empuja al vértice de la incomodidad y la aflicción. 

Por ello duele tener que escribir los verbos en pasado, o colocar justos adjetivos por temor a sonar grandilocuente, falsa, o lo que es peor, fallarle a él mismo rindiéndole desmedido culto a su persona. 

Y volver a Fidel de la mano de José Martí, si no difícil, es al menos arduo. No tanto por el miedo a decir lo mismo que otros dijeron —siempre queda el recurso del entrecomillado—. Es por la fuerza centrípeta del alma que nos impide la aceleración intrínseca a todo artículo periodístico, y superpone —en detrimento del análisis— la emoción a la razón. 

Mas, parafraseando a Leal, lo que desarticula y trastorna de verdad es la grandeza que se levanta de los hechos cotidianos por lo efímero que es el espacio de la vida. 

Pero hay vidas grandes, infinitas. 

Vidas eternas, perdurables, memorables, porque de sus «cadáveres heroicos» se eleva el «espectro victorioso de sus ideas», como expuso Fidel en su alegato refiriéndose a sus compañeros caídos durante el asalto o asesinados luego. Vidas que «no tenían precio», vidas que «no podrían pagarlas con las suyas todos los criminales juntos». 

Vidas sin límites, vidas martianas que no extingue la muerte, que no pueden llorarse sobre las sepulturas, que no temen ni se abaten ni se debilitan jamás «porque los cuerpos de los mártires son el altar más hermoso de la honra». 

Y por labios de Fidel continuaría el Apóstol: 

Cuando se muere
En brazos de la patria agradecida,
La muerte acaba, la prisión se
rompe;
¡Empieza, al fin, con el morir,
la vida! 

Nadie sabe cómo transcurrieron los últimos minutos de Fidel. Y, no. No puedo ni quiero imaginármelo yacente.  Fidelísimo partió y en polvo caminó a  sembrarse al lado de Martí, predicando en la marcha. 

A Fidel, como en los versos de quien tanto venerara: «La estrella como un manto, en luz lo envuelve» 

Etiquetas: , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Ocho hombres que poseen los ingresos de 3,6 mil millones de personas

20170117153937-ocho-hombres-concentran-un-nivel-de-riqueza-copia.jpg

martes, 17 de enero de 2017
9:30:31 a.m.
 

Ocho hombres concentran un nivel de riqueza equivalente al de 3,6 mil millones de personas, la mitad más pobre de la población mundial, según un nuevo reporte de Oxfam —una confederación internacional de organizaciones dedicadas a combatir la pobreza—, que deja en claro la extrema desigualdad entre los ricos y pobres en el planeta:

1.  Bill Gates, el fundador de Microsoft, con un patrimonio de 75 mil millones de dólares.

2.  Amancio Ortega Gaona, el español dueño de la firma Inditex, que incluye la tienda Zara, con 67 mil millones de dólares.

3.  Warren Buffet, de la firma de inversiones Berkshire Hathaway, quien acumula 60,8 mil millones.

4.  Carlos Slim Helú, magnate de telecomunicaciones mexicano, con 50 mil millones de dólares.

5.  Jeff Bezos, de Amazon, con 45,2 mil millones de dólares.

6.  Mark Zuckerberg, creador de Facebook, quien suma 44,6 mil millones.

7.  Lawrence Ellison, de la empresa tecnológica Oracle, con 43,6 mil millones.

8. Michael Bloomberg, exalcal de de Nueva York y fundador del conglomerado de medios Bloomberg, quien acumula 40 mil millones de dólares. 

El reporte, basado en la lista anual de multimillonarios de Forbes, fue preparado con vistas al inicio este 17 de enero del Foro Económico Mundial de Davos, Suiza, un encuentro anual de líderes empresariales y de la política. 

Se trata de un informe similar al del año pasado, que halló que la riqueza conjunta de las 62 personas más acaudaladas del mundo era igual a la de la mitad de la población mundial. Pero Oxfam revisó sus hallazgos ante nuevos datos recopilados por la compañía global de servicios financieros Credit Suisse. 

“Este año hemos averiguado que la riqueza del 50 por ciento más pobre de la población mundial es inferior a lo que se había calculado anteriormente, y que tan solo ocho personas bastan para igualar su patrimonio total”, señala la confederación en su documento “Una economía para el 99% por ciento”. 

La situación en América Latina 


En la región la situación sigue recrudeciéndose si no se toman medidas concertadas para reducir la brecha. Por ejemplo, la existencia de paraísos fiscales que permite a multimillonarios y grandes multinacionales eludir el pago de impuestos, y los salarios mínimos legales, que no cubren lo necesario para la subsistencia.

Datos preliminares de Oxfam para este 2017, compilados a partir de cifras de Credit Suisse y Forbes, muestran cierta reducción en las fortunas, sobre todo de los grandes multimillonarios latinoamericanos. Aun así, el año pasado, 32 personas de la lista de Forbes de América Latina ya concentraban la misma riqueza que el 50 por ciento de la población de la región.

De hecho, un informe de 2016 de Oxfam sobre América Latina y el Caribe definía a la región como la más desigual de todo el mundo, a partir de la distribución de los ingresos per cápita.

En Honduras, por ejemplo, los más acaudalados percibían hacia finales de 2014 un salario anual 3919 veces mayor que el del quintil más pobre del país centroamericano, de acuerdo con el reporte. En México, de donde es originario Slim, uno de los ocho hombres más ricos, el quintil* más pobre tiene ingresos anuales 482 veces menores que los multimillonarios.

Las brechas que se ven en la región no solo en ingresos, sino en oportunidades, siguen siendo muy profundas, lo cual resulta bastante preocupante dada la época de desaceleración que empieza la región, en particular por las caídas en precios de materias primas o por el efecto económico que la elección de Donald Trump con promesas proteccionistas empieza a tener en países como México. Gobiernos como el brasileño ya anunciaron fuertes recortes sociales.

(Fuente: NYT) 

* Un quintil es la quinta parte de una población estadística ordenada de menor a mayor en alguna característica de esta. Corresponde a dos deciles, o a veinte percentiles. El término es bastante utilizado en economía para caracterizar la distribución del ingreso de una población humana.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Las claves de Noam Chomsky sobre Trump y el futuro

 

15 de enero de 2017
8:58:21 p.m.
 

Chomsky encuentra varias similitudes entre Trump y otras figuras demagógicas de la historia, como Adolfo Hitler. (Video: Fragmento del documental Requiem para el sueño americano)*

El fin de la República de Weimar, en 1933, es el escenario que se asemeja más a la situación que está viviendo Estados Unidos con el arribo de Donald Trump al poder, de acuerdo con Noam Chomsky, profesor emérito del Instituto Tecnológico de Massachusetts y una de las figuras más contestatarias frente a las políticas neoliberales de diversas administraciones estadounidenses. 

En una entrevista con Truthdig, en el 2010, Chomsky hizo una predicción que parece estarse cumpliendo: “Si llega alguien carismático y honesto, este país está en problemas, sobre todo debido a la frustración, la desilusión, el enojo justificado y la ausencia de una respuesta coherente (...) Se nos dirá que los hombres blancos son una minoría perseguida. Nos dirán que tenemos que defender el honor de la nación. La fuerza militar será exaltada. La gente será golpeada. Esto podría convertirse en una fuerza abrumadora”.  

Chomsky se interesó desde muy pequeño por dos cosas: el lenguaje y la política. Sus estudios lingüísticos lo llevaron a convertirse en el fundador de toda una rama de esta ciencia, la gramática generativa, la cual cimbró los cimientos de la lingüística tradicional. Pero desde hace varias décadas, su intenso activismo político y social han hecho que sea uno de los intelectuales más contestatarios del siglo XX. En una conversación con Sam Fragoso, de la revista Pacific Standard, Chomsky detalló su opinión sobre lo que espera que ocurra con el ascenso al poder de un hombre cuya demagogia compara con la política de Adolfo Hitler. 

1. Es un estafador 

A la pregunta de Fragoso sobre si un personaje con una personalidad vacía y con una política confusa, como Chomsky ha definido a Trump en repetidas ocasiones, puede llegar a los votantes, el profesor en lingüística del Instituto Tecnológico de Massachusetts respondió que el presidente electo de Estados Unidos es “como un estafador. Fue capaz de decir cosas a un sector de la población que, de alguna manera, articuló sus propias preocupaciones y sentimientos, y lo hizo con bastante eficacia”. 

Chomsky encuentra una contradicción crucial en el carácter de Trump al comparar la retórica de éste cuando le habla a la clase trabajadora con los nombramientos de su gabinete. Cuando habla con la clase trabajadora “él es anti-establishment, él va a enfrentar a Wall Street (…) Él dice que va a traer de vuelta trabajos (...) ¿Cómo va a hacer eso? Al elegir a un secretario de Trabajo (Andrew F. Puzder) que es sumamente anti-laboral”. 

2. Para Trump, todo es culpa de los demás 

Muchas de las personas que votaron por Donald Trump también votaron por Barack Obama en el 2008 y en el 2012. El periodista de Pacific Standard le preguntó a Chomsky el estado al que tendría que llegar Estados Unidos para que las personas se den cuenta de que Trump no está actuando con las mejores intenciones. Para el activista y escritor, el eslogan de Trump “Make America Great Again” le dio a los votantes la misma sensación que ofreció el discurso de Obama durante sus campañas electorales, una sensación de esperanza y cambio, la cual fue disminuyendo conforme avanzaba su administración. 

Pero cuando las personas se den cuenta de que el gobierno de Trump tampoco puede ofrecer esa esperanza y ese cambio, hay varias alternativas que, de acuerdo con Chomsky, no son nada alentadoras. Una de estas alternativas es “una usual acción de las figuras y de las estructuras autoritarias cuando no pueden cumplir sus promesas, buscar un chivo expiatorio: ‘Vamos a culpar a las personas más vulnerables y que están sufriendo. Hagamos que sea culpa suya’”, explica Chomsky. El investigador recuerda que Trump ya ha comenzado con esta práctica, ya que ha culpado a los inmigrantes por los problemas que enfrenta la Unión Americana. 

3. La educación está bajo ataque 

En palabras de Chomsky, el sistema educativo estadounidense, del que ha formado parte desde hace más de 65 años, no motiva la curiosidad de los estudiantes. Por el contrario, las escuelas y universidades han convertido a este sistema en una estructura que fomenta el control del aprendizaje y la falta de curiosidad entre sus miembros, fortaleciendo un sentimiento de pasividad en ellos. Además, de acuerdo con el lingüista, con la llegada de Trump a la presidencia de Estados Unidos el sistema educativo estadounidense se encuentra bajo ataque, sobre todo si se considera que el presidente electo ha elegido a una persona que está en contra de la educación pública, la empresaria Betsy DeVos, como su próxima secretaria de Educación. 

4. Hay sólo fragmentos de verdad en el panorama

Las palabras de Trump han conducido a Estados Unidos y a buena parte del mundo a vivir en una era post-factual, es decir, que los hechos y la realidad han dejado de tener importancia; son las palabras y su interpretación la moneda de cambio de una era en la que la opinión vertida en redes sociales es más relevante que los hechos reales. Para Trump, “si yo digo que es falso, entonces es falso”. 

Chomsky compara esta actitud con la propaganda nazi que llegó 10 años después de que Alemania alcanzara la cumbre de la civilización occidental. “El pico de la civilización occidental, en muchos sentidos, fue Alemania en los años 20 en las artes, las ciencias e incluso como un modelo para la democracia. En 10 años, había descendido a las profundidades de la barbarie en una sociedad post-factual”. Para Chomsky, al igual que durante el régimen nazi, flotan en el aire fragmentos de una verdad que confunden más que esclarecen. 

5. Estamos en una situación histórica específica 

Chomsky encuentra varias similitudes entre Trump y otras figuras demagógicas de la historia, como Adolfo Hitler. La diferencia que existe entre la Alemania nazi de Hitler y Estados Unidos con Trump, es que en este caso existen formas efectivas de evitar los peligros que implica que un personaje como él llegue a la Oficina Oval y de aprovechar las oportunidades que se presenten para construir la base de un mejor futuro. El activista pone como ejemplo el plan de infraestructura que Trump ha anunciado que llevará a cabo durante su mandato. Según Chomsky, el plan de infraestructura de Trump implica que las empresas les quitarán dinero a los contribuyentes para construir la infraestructura que ellos creen es la necesaria. Sin embargo, para Chomsky esto no es más que un acto de corrupción. 

“Una alternativa sería un programa de infraestructura que desarrolle cosas que realmente necesitamos, como un tren de alta velocidad, por ejemplo, o sistemas de escuelas públicas con salarios docentes dignos y con respeto por los maestros (...) Esto requeriría la inversión del gobierno, lo que significa el compromiso popular de utilizar los fondos para el beneficio del público en general”, refiere. 

6. Debemos defender los derechos fundamentales 

Las últimas preguntas de Fragoso a Chomsky tienen un matiz más personal, más cercano. La voz del escritor y activista social es una de las más escuchadas y reconocidas en el ámbito de las prácticas políticas estadounidenses. Pero para el investigador, perder su voz, es decir, ser censurado, no es un problema relevante. “Ha habido tiempos mucho peores, y hay muchas oportunidades y mucha protección para la libertad de expresión y asociación, si defendemos estos derechos enérgicamente, lo mismo que las oportunidades que tenemos”. 

De acuerdo con Chomsky, sus opiniones no son complejas y en realidad no importa quién las diga, sino que sean dichas, para que sean escuchadas. Uno de los intelectuales más importantes del último siglo concluyó la entrevista apelando a la responsabilidad que tienen todos los estadounidenses para cumplir objetivos comunes. “Todos tenemos cosas que podemos hacer. Tenemos oportunidades, debemos perseguirlas en la mayor medida posible”. 

(Fuente: EE)

Fragmento del documental Requiem para el sueño americano. La concentración de poder y la construcción del sistema político desde el financiamiento de la política que produce legislaciones favorables hasta el resguardo último de aplicación realizado por un poder judicial contramayoritario. Los griegos tenían una alerta para los gobiernos democráticos: cuidaos del gobierno, de los jueces o de los brujos.

“Democracia o corporaciones” no es un eslogan, sino un dilema que enfrentan las llamadas democracias del mundo, que muestran un rostro político diseñado por el rostro económico.
Chomsky indaga desde los albores del sistema y el dilema de “minorías que debían ser especialmente protegidas” poniendo frenos y cristalizando instituciones para limitar la voluntad de las mayorías; y como los padres fundadores norteamericanos desconfiaban de cualquier “apelación a la ciudadanía, dada la tendencia de la misma a dejarse guiar por sus pasiones”. 

Por eso, y como último resguardo para preservar riquezas y acreencias diseñaron sistemas donde los jueces tienen la facultad de contradecir al Poder Legislativo con sus fallos y se preocuparon por estructurar el poder judicial de modo que las decisiones de sus miembros fueran “completamente independientes de las decisiones a las que pudiesen llegarse a través del debate público”.

Etiquetas: , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

2007, ningún momento mejor

20170107021330-fidel-1-.jpg

 

viernes, 06 de enero de 2017
8:15:23 p.m.

Por Mercedes Rodríguez García 

En Santa Clara, el 6 de enero de 1959, Fidel conversa con la multitud. Consecuente y visionario centra su discurso en la unidad del pueblo y en la capacidad de los jóvenes para hacer «grande y feliz nuestro destino».  

Dejamos atrás un año duro y llegamos al año del aniversario 59 del triunfo de la Revolución.

Como ningún otro, 2017 reclamará de la unidad de todos los cubanos y de la guía espiritual de su eterno Comandante rebelde, quien siempre vio en el pueblo la inteligencia más brillante, el sentimiento más puro, y en los jóvenes, el desinterés y la moral extraordinarios para hacer «grande y feliz nuestro destino», como expresara a los santaclareños el 6 de enero de 1959.

Evocar aquellas horas junto a Fidel nos devolverá al hombre íntegro y cabal que, tras agotadoras jornadas desde el oriente cubano, sin el propósito deliberado de «hacer una marcha triunfal ni mucho menos», se detenía en una y otra localidad para «atender el deseo del pueblo de hablar con nosotros y de saludar a los combatientes del Moncada».

 

A Santa Clara llegaba no para pronunciar un discurso glorioso, porque «la gloria de los revolucionarios, de todos los que han combatido, pertenece al pueblo y pertenece a la historia.  ¡Los muertos que han caído, cualquiera que haya sido su brazalete, pertenecen a la patria y pertenecen a la historia, no pertenecen a nadie!  ¡Los sacrificios que se han hecho pertenecen a la patria y pertenecen a la historia!»  

Más que una alocución, Fidel conversa con la multitud. Fue su cualidad. «[…] Desde que el pueblo manda hay que introducir un nuevo estilo:  ya no venimos nosotros a hablarle al pueblo, sino venimos a que el pueblo nos hable a nosotros…».

Y al pueblo pidió estar muy alerta, «[…] no puede creer que en un día vayamos a resolver todos los problemas, que ustedes y nosotros vayamos a resolver los problemas de Cuba. Les voy a decir más: vamos a equivocarnos más de una vez, porque nosotros no tenemos que ser infalibles; empieza el pueblo a gobernar y puede equivocarse».

Por eso estaba allí, junto al «mejor guerrero» —su pueblo— para reclamar, por encima de intereses y vanidades personales la «unión sincera» de todos los elementos revolucionarios. «Quien actúe mal pierde a sus seguidores, quien actúe mal no le seguirá nadie […] Eso es lo que pienso hoy, pensaré mañana y pensaré siempre; la verdad que estoy dispuesto a decir aquí y en todas partes, discutir aquí y donde sea necesario discutirla, delante del pueblo, que es el que manda», dijo.

–¡Fidel! ¡Fidel! ¡Fidel!…, exclamaban una y otra vez los santaclareños. Los había de todas las edades, de todas las clases y estratos sociales, de todos los barrios de la ciudad, incluso niños en los brazos o de la mano de sus padres, tíos, abuelos… Fidel lo sabe.

«¿Cómo será la juventud que va a venir después de la Revolución, la que vamos a educar con el buen ejemplo?», se preguntó en un momento de su discurso, luego de evocar la conformación del Ejército Rebelde, en su mayoría jóvenes campesinos de la Sierra Maestra, y «estudiantes que abandonaron los libros y vinieron a manejar un fusil que nunca habían usado antes, estos combatientes gallardos de nuestra juventud», a lo que había que «sacarles la calidad humana extraordinaria que tienen, de la inteligencia brillante que poseen, del sentimiento puro que alberga cada uno de ellos en sus corazones».

A la pregunta formulada, no dio una repuesta determinada. Sin embargo, expresó su seguridad en que esa generación daría «formidables gobernantes como ha dado formidables guerreros». Cuba necesitaba de ellos, como también de los estudiantes, «verdaderos graduados y hombres capacitados, porque esta es la hora en que se podrá poner al servicio del país toda la capacidad de nuestro pueblo». 

Fueron entonces jóvenes los gobernadores, los ministros, los administradores, los policías, los milicianos, los alfabetizadores, y en poco más de una década lo serían médicos, ingenieros, maestros, deportistas, veterinarios, artistas e instructores de arte… 

Así de consecuente y visionario fue Fidel durante su larga y fructífera existencia. Siempre que tuvo una dificultad, un problema, una queja acudió al pueblo, agotaba hasta la repetición los razonamientos, los argumentos, la persuasión, la diplomacia. «Si el que manda es el pueblo, y si el pueblo está dispuesto a actuar, como actuará siempre, con honradez y con justicia, el pueblo será quien diga la última palabra sobre todos nuestros problemas», expresó entonces.  

A los santaclareños — «los problemas de una provincia son los problemas de toda la isla», había dicho— pidió no dejarse confundir, no dejarse engañar «[…] Porque vendrán los demagogos, vendrán los oportunistas y vendrán los descarados a querer confundir al pueblo.  ¿Quieren unir al pueblo?  Lo que tratarán es de dividirlo, lo que tratarán es de engañar […] Por fortuna el pueblo tiene un gran sentido crítico y un poder de adivinar quién es demagogo y quién no lo es».  

Dejamos atrás un 2016 duro. No tanto como aquellos convulsos y desafiantes primeros años de la Revolución, en un país sin edades y sin sexo, en que el que todo estaba por hacer y nacer, y nada había más sagrado «que velar por el destino de la República y por el interés de nuestra patria», como refirió Fidel aquella inolvidable tarde del Día de Reyes, hace ahora 58 años.

Tarde en que también recordó a José Antonio Echeverría, caído en combate durante las acciones del 13 de marzo de 1957. Muchacho «todo espíritu santo, todo amabilidad», y cuya muerte sentía  profundamente «porque aquí hacía mucha falta en esta hora y porque aquí estaría abrazado conmigo». Y en su memoria aunaba el desinterés y la moral extraordinarios de la juventud revolucionaria que «se unirá toda como está unido el pueblo, que es lo que hará grande y feliz nuestro destino».


Entonces no mencionó las palabras imperialistas, ni yanquis, ni Estados Unidos. (¡Pronto el águila imperial sacaría sus garras!). En muy poco tiempo no escaparían de sus extensos —por explicativos— discursos.  Pedía «trabajar para hoy y para mañana, para esta generación y para las generaciones venideras», en aras de «sentar sobre bases firmes el futuro grandioso de la patria». Ese pueblo de  Cuba que «con su gesto heroico, le ha dado un ejemplo al mundo entero!».

Ya sobre esos cimientos sólidos, en otro momento no menos histórico y delicado, en medio de profundas transformaciones nacionales y un contexto internacional incierto, la Cuba de 2017 en adelante ha de empinarse por sobre lo conquistado, en busca de prosperidad económica y mayor bienestar social.

No. No puede —aunque se quiera o lo quieran— olvidarse un hombre cuyos destinos lo ataron para siempre a un pueblo en el que depositó la misma confianza, el mismo pensamiento y la misma fe que lo llevaron a derrotar a uno de los ejércitos más poderosos y una tiranía de las más sangrientas de América Latina.

En Santa Clara lo tendremos siempre. 

Y desde allí, donde pasó su última noche junto al Che, le evocaremos y hablaremos. Para como él mismo dijo, o mejor, parafraseándole, pueda sentirse orgulloso de este pueblo unido, que como el de toda Cuba, deberá mantener la fe y la esperanza que siempre le inculcó.  

Dejamos atrás un año duro. Lleno de esperanzas y expectativas. 2017 recién comienza. Ningún momento mejor para la reflexión, para reorganizarnos, exigirnos, disciplinarnos, respetarnos los unos a los otros, recobrar la laboriosidad, el amor al trabajo, la confianza en sí mismos, la certidumbre de que sí podemos…Y  lo que venga será. Y será junto a Fidel.

 

Etiquetas: , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Maestros, que la ciencia sea también el arte de la vida

20161223025125-20101222184029-maestros.jpg


jueves, 22 de diciembre de 2016
8:47:27 p.m.
 

Por Mercedes Rodríguez García 

No existe verdad más grande. Después de la familia, los maestros constituyen la figura más importante en la vida de cualquier ser humano. Y así ha de reconocerlo la sociedad para que sus hijos crezcan virtuosos y educados y la Patria no corra el riesgo de de ser sometida por la peor de las miserias, la miseria espiritual.

Porque el docente es la reserva moral del pueblo, porque es la garantía de la confirmación del ser nacional. No hay destino digno sin cultura nacional, no hay cultura nacional sin valores, no hay valores si no hay docentes capaces de vivirlos para poder enseñarlos.

Y enseñar ¿es un arte o una ciencia? Disyuntiva difícil de responder categóricamente. Existe la Ciencia de la Educación, ellos han de dominarla, pero no sin los conocimientos que les da la vida, magna de haberes y saberes.

La ciencia difiere del arte. Se rige por leyes, las cuales establecen que a las mismas causas corresponden los mismos efectos. El arte, en cambio, no tiene reglas fijas ni leyes. El arte se rige por principios. Principios que se enuncian de igual manera, pero que se aplican de infinitos modos y formas.

Si alguna vez me preguntaran a quienes debo parte de lo que soy, sin duda respondería, a mis maestros.

De niña, tutelaron mi pulso —su mano sobre mi mano— para que salieran las primeras letras, pero también, bordados, dibujos y notas musicales. Ellos me inculcaron fe y espíritu solidario, laboriosidad, capacidad de sacrificio, constancia y voluntad, a decir la verdad y hacer el bien.

Como adolescente me sentí dichosa. No tuve profesores «rígidos». El flexible diseño de sus clases, me permitieron sacar más enseñanzas que risas de mis chistes.

De joven, en la Universidad, aprendí de ellos la gran ocasión que brinda la diversidad.  Sentía las clases como una invitación a investigar, a aprender, a construir yo misma el aprendizaje, y no sólo a seguir lo que hacían o decían.

Por eso, cuando me tocó el aula como misión,  nunca adopté un principio equis como cierto. Me sentía artista transformadora de criterios. ¡Había aprendido en la vida que las mismas causas, en la enseñanza, no producen los mismos efectos!

bien lo sé. A veces escoger lo que seremos se nos hace un poco espinoso. Pero cuando nos asiste una vocación definida los primeros pasos del camino ya están recorridos. Lo que resta, depende mucho del esfuerzo de cada uno.

Yo tuve la suerte de contar con auténticos maestros y profesores guías. Y aunque muchos de ellos ya no existen físicamente, continúan entre mis paradigmas. Otros viven y  se resisten a abandonar el magisterio. Recorren lento las aceras de las calles que los llevan a la escuela, los pasillos que los conducen al aula. Mas, continúan alegres, soñadores y lúcidos.

Y  andan por ahí —como simiente— los de mis hijos, que a lo mejor darán clases a mis nietos. Y han de vivir por largos años los más jóvenes, los que ahora se forman, y en cuyas manos recae de inmediato el futuro de las generaciones posteriores.

¡No existe mayor dicha que sentir a un alumno llamarnos «profe»! Incluso, ya convertido en profesional. Y… ¡cuánto más como colegas! En ese preciso instante sentirás el orgullo de haber sido el maestro de ayer, el de hoy, el del mañana: el maestro de siempre.

En este Día del Educador los invito a replantear la praxis y a convertir las aulas en espacios de interacción donde el aprender y el enseñar transcurran con ciencia pedagógica  y con el arte de la vida.

Ambas finalidades son complementarias e indisociables si lo que se quiere es capacitar a los sujetos para que construyan y fortalezcan su capacidad de decisión frente a las necesidades que plantea la Patria.

Lea también:  Atento a las señales de su tiempo

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Derechos Humanos en Cuba, base de la sociedad


7:04:25 a.m.

Un análisis desde EE.UU. Declaración de la Red Nacional de Solidaridad con Cuba en EE.UU. (NNOC)*

El mundo entero reaccionó ante la muerte del líder histórico de Cuba Fidel Castro. En la  mayoría de nosotros hubo tristeza y un gran respeto por una vida bien vivida. El proceso revolucionario que él inició creó mejoras cuantificables en las vidas de ciudadanos de todos los continentes.

Pero hubo también otro tipo de reacción. El recientemente electo Presidente de EE.UU. Donald Trump declaró que quería un "mejor trato" con Cuba, exigiendo que la isla libere a los presos políticos, los cuales realmente no existen, y lanzó palabras difamatorias tales como "dictador" y "tirano". En poco más de un mes, el Presidente electo dirigirá un país donde la policía mata a Negros y Latinos —hombres, mujeres, niños, trans— con total impunidad.  Sin embargo Trump  fue citado recientemente en el Washington Post diciendo que el legado de Fidel era la negación de los derechos humanos.

 

Ante otro aniversario del Día Internacional de los Derechos Humanos, la Red Nacional de Solidaridad con Cuba en EE.UU. (NNOC) no puede dejar sin respuesta estas calumnias. Sin entrar en detalle sobre los 30 artículos de la Declaración Universal de Derechos Humanos adoptada en la Organización de Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948, la primera frase del preámbulo dice que el reconocimiento de "la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana es el fundamento de la libertad, la justicia y la paz en el mundo."

A medida que se aproxima el invierno en el Hemisferio Norte, más de 500.000 personas dormirán en las calles o bajo puentes en Estados Unidos; familias enteras con sus niños vivirán en automóvilesNo en Cuba donde un mural lo ejemplifica: "300 millones de niños esta noche van a dormir en la calle, ninguno de ellos es cubano". En 2016, el promedio de la deuda de un graduado universitario en EE.UU. es de .172. No en Cuba.

Según una encuesta de la Fundación de la Familia Kaiser en el 2016, el promedio de la prima del seguro médico para una familia estadounidense es de .412 al año.  Este año  el 83% de los trabajadores tiene deducibles en sus seguros médicos, la cantidad que se paga para recibir atención médica antes de que el seguro lo cubra, de un promedio de .478. Por primera vez desde 1999, más de la mitad de los trabajadores deben pagar más de 00 en gastos médicos antes de que comience la cobertura del seguroNo en Cuba.

Según el Departamento de Educación, en un estudio del Instituto Nacional de Alfabetización en abril de 2016, el 14% o 32 millones de adultos en EE.UU. no saben leer. No en Cuba.

Trump abiertamente aboga por simulacros de ahogamiento y otras formas de tortura. De las más de 800 instalaciones militares de Estados Unidos en el mundo cientos de personas han sido ilegalmente enviadas a sitios, sabiendo con antelación que serán torturadas. Desde 2002, existe la tortura en Cuba, pero solo en la prisión estadounidense de Guantánamo, que se encuentra en el territorio ilegalmente ocupado por la base militar de EEUU.


Afirmamos que la Revolución Cubana es hoy un excelente ejemplo de la aplicación de la Declaración Universal de Derechos Humanos.  Cuba es una pequeña isla, con una historia de siglos de colonialismo y esclavitud, y a pesar de soportar hasta estos días un cruel bloqueo económico, financiero y comercial por mas de 56 años —diseñado para imponer hambre y privaciones al pueblo cubano, la isla continua siendo un brillante ejemplo de humanidad para el mundo.  Todos los recursos de Cuba se utilizan para desarrollar a cada individuo cubano a su máximo potencial. El derecho universal a la salud y a la educación gratuita hasta el nivel universitario, el derecho al empleo, a la vivienda— a la dignidad no sólo es garantizada sino implementado.

Este año se perdieron más de $ 4 mil millones en la campaña presidencial en Estados Unidos. Imaginemos por un instante cuantas personas en EE.UU. podrían haberse beneficiado con esa cifra en término de mejoras sociales. Mientras tanto, el pueblo cubano disfruta de elecciones libres y justas, libre de influencia financiera. Todos los cubanos se registran para votar cuando cumplen 16 años. Cada voto es contado por los ojos honestos y atentos de los niños cubanos. Además de la representación, el pueblo cubano es consultado directamente sobre la dirección de la sociedad a través de la comunidad, sindicatos, organizaciones de mujeres, de agricultores, de jóvenes, y otras organizaciones de masa. Sus opiniones son escuchadas. Individuos transgénico han sido elegidos para representar sus localidades.

 

Así es que cuando escuchamos hablar sobre los Derechos Humanos este sábado 10 de diciembre, recordemos los derechos humanos fundamentales en Cuba donde la Revolución de 1959 convirtió cuarteles militares en escuelas. Una de ellas es la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) donde jóvenes de comunidades marginadas de todas partes del mundo, incluyendo algunos de los Estados Unidos, aprenden a ser médicos sin costo alguno y regresan a sus comunidades para servir a su gente. Sí, estos son los verdaderos derechos humanos. 

* Alicia Jrapko, Banbose Shango, Cheryl LaBash, Greg Klave, Nalda Vigezzi, Co-Directores de la Red Nacional de Solidaridad con Cuba en EEUU (NNOC)

Etiquetas: , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

En internet, la verdad no es como la pintan

20161117112800-mentirs-en-internet.jpg


5:04:38 a.m.

Por Farhad Manjoo
(Publicado en The New York Times, 10/11/2016)

Donald Trump ganó la presidencia. Nadie sabe qué ocurrirá ahora. ¿Los
estadounidenses, en general, reconocerán la legitimidad del nuevo presidente? ¿Seremos capaces de limpiar la pila de mentiras, engaños y demás suciedad que se ha acumulado en esta elección hipercargada y sin hechos?
 

Hay una ausencia de claridad, porque internet distorsiona qué tanto nos apegamos a la verdad. Las encuestas muestran que muchos de nosotros estamos metidos en cámaras de información con eco. En una encuesta reciente del Pew Research Center, el 81 por ciento de los participantes contestó que los partidistas no solo difieren en lo que respecta a las políticas, sino también en lo que respecta a los “hechos básicos”.

Durante años, los tecnólogos y otros utópicos han argumentado que las noticias en línea serían una bendición para la democracia, lo cual no ha sucedido.

Hace más de una década, como joven reportero que cubría la intersección entre la tecnología y la política, observé lo opuesto. Internet estaba plagado de personas que habían descubierto la verdad del 9/11, y partidarios que creían, contra toda evidencia, que George W. Bush le había robado la elección a John Kerry en 2004, o que Barack Obama era un musulmán nacido en el extranjero (Obama nació en Hawái y es cristiano practicante).

No hay duda de que, desde siempre, las teorías de conspiración son bienvenidas en Estados Unidos. Sin embargo, los engaños en línea y las teorías alternativas parecen ser más virales que sus predecesores fuera de internet. Además, tienen mayor número y son más persistentes. Durante la campaña presidencial de Obama en 2008, cada intento de desacreditar el rumor de su lugar de nacimiento parecía aumentar su predominio en línea.

En un libro que publiqué en 2008 argumenté que internet marcaría el inicio de la era “posterior a los hechos”. Ocho años más tarde, cuando el candidato electo mintió durante la campaña sobre el lugar de nacimiento del presidente Obama, hay más razones para perder las esperanzas de conocer la verdad en la era cibernética.

¿Por qué? Si estudiamos las dinámicas de cómo se mueve la información en línea actualmente, casi todo conspira contra la verdad.

No somos racionales

La raíz del problema de las noticias en línea es algo que en un principio suena genial: tenemos más medios de dónde elegir.

 

En los últimos 20 años, internet ha rebasado al periódico matutino y al noticiero nocturno con una variada selección de fuentes de información, que incluye revistas electrónicas bien fundadas, verificadores de información que sacan los trapitos al sol y los tres conocidos de tu club social cuyo grupo de Facebook alega tener pruebas de que Hillary Clinton y Donald Trump son en realidad la misma persona.

Se supone que una mayor variedad de fuentes de noticias debe ser el baluarte de una era racional: “el mercado de las ideas”, como le llaman sus adeptos.

Sin embargo, esto no funciona así. Los psicólogos y otros científicos sociales han demostrado reiteradamente que cuando la gente tiene ante sí distintas opciones informativas, rara vez actúa como autómata racional de mentalidad cívica. En cambio, nos vemos movidos por preconcepciones y sesgos, y por lo general hacemos lo que nos parece más fácil: llenarnos de información afín a nuestras ideas y evitar información opuesta.

Esta dinámica se vuelve en especial problemática en un paisaje noticioso en el que las opciones son casi infinitas. Ya sea que naveguemos por una aplicación para dispositivos móviles de Facebook, Google o The New York Times, tenemos la decisión final: si vemos algo que no nos gusta, con un clic podemos cambiar a algo más agradable. De tal modo que compartimos todo lo que nos parece acorde al pensamiento compartido en nuestras redes sociales, y es así como creamos, en internet, círculos cerrados en los que nos damos palmadas al hombro mutuamente.

Por lo menos así es la teoría. La investigación empírica en las así llamadas cámaras de eco es mixta. Los científicos de datos de Facebook han llevado a cabo grandes estudios sobre la idea y les ha parecido insuficiente. La empresa de redes sociales dice que si estás expuesto a más personas, Facebook añade diversidad a tu régimen noticioso.

Otros disienten. Un estudio publicado el año pasado por investigadores de la Escuela IMT de Estudios Avanzados Lucca, en Italia, descubrió que las redes cibernéticas homogéneas ayudan a que las teorías conspirativas continúen y crezcan en línea.

“Esto crea un ecosistema en el cual el valor real de la información no importa”, explica Walter Quattrociocchi, uno de los autores del estudio. “Todo lo que importa es si la información encaja en tu narrativa”.

Las evidencias carecen de fuerza

La tecnología digital nos ha bendecido con mejores formas de capturar y diseminar noticias. Hay cámaras y grabadoras de audio en todas partes; apenas algo sucede, automáticamente aparece evidencia de primera mano en línea.

Uno pensaría que esta documentación de primera mano conduciría a un mejor consenso cultural en cuanto a la “verdad”. De hecho, ha ocurrido lo opuesto.

 

Consideremos la diferencia en los ejemplos del asesinato de John F. Kennedy y el 11 de septiembre. Aunque es probable que hayamos visto el único video que hay de la escena en la Plaza Dealey en 1963 cuando el presidente Kennedy recibió un disparo, cientos de cámaras de televisión y de aficionados grabaron lo que sucedió el 9/11. Sin embargo, ninguno de estos temas está zanjado para los estadounidenses; en una encuesta reciente, casi el mismo número de personas opinó que el gobierno estaba ocultando la verdad del ataque a las Torres Gemelas así como del asesinato de Kennedy.

Las pruebas documentales parecen haber perdido valor. Si las conspiraciones sobre Kennedy se basaran en la ausencia de evidencias documentales, las teorías del 9/11 se beneficiarían de un exceso de pruebas. La cantidad de imágenes del 9/11 que inundaron internet fue tal, a menudo sin mucho contexto de lo que estaba ocurriendo, que los teóricos de la conspiración tenían mucho de dónde elegir para sustentar la narrativa de su preferencia. Además está el fantasma de Photoshop al acecho: ahora, debido a que cualquier imagen digital se puede manipular, la gente puede desechar sin ningún reparo cualquier prueba documental inconveniente diciendo que fue alterada.

Con esto llegamos al meollo del asunto: todos tendemos a filtrar evidencia documental pasándola por nuestros propios sesgos. Los investigadores han demostrado que dos personas con puntos de vista opuestos pueden ver la misma imagen, video o documento, y sacar conclusiones asombrosamente opuestas.

Esta dinámica se ha visto en repetidas ocasiones a lo largo de este año.

Algunas personas ven las revelaciones de WikiLeaks de la campaña de Clinton y piensan que son una prueba irrefutable, en tanto que otras dicen que no es para tanto y que, además, se han manipulado, fueron robadas o que están fuera de contexto. Las encuestas muestran que los seguidores de Trump consideraron que la cinta de Access Hollywood en la que Trump dice sin ningún tapujo que toca inadecuadamente a las mujeres era “una charla entre hombres”; los que no apoyan a Trump creen que es nefasta.

Las mentiras como institución

Una de las ventajas aparentes de las noticias en línea es su continua corroboración de hechos. Ahora cuando alguien dice una falsedad, los periodistas pueden demostrar que miente y si los sitios que verifican hechos hacen bien su trabajo, es probable que aparezcan en búsquedas en línea y redes sociales, lo que dota de referencias a aquellos que quieren corregir.

Sin embargo, esa no ha sido la norma. Decenas de canales de noticias verificaron los hechos que mencionaban los candidatos todos los días, la mayoría de las veces en línea; no obstante, sus esfuerzos han probado ser bastante ineficaces para contrarrestar la marea de falsedades.

 

Es por ello que mentir también se ha institucionalizado. Ahora hay sitios web cuya única misión es publicar noticias en línea totalmente falsas e indignantes (al igual que las noticias reales, las noticias falsas se han convertido en un negocio). Las páginas de seguidores de Facebook también han puesto manos a la obra; un reciente análisis de BuzzFeed de las principales páginas políticas de Facebook demostró que los sitios de derecha publicaron información falsa o engañosa 38 por ciento del tiempo, mientras que los de izquierda lo hicieron el 20 por ciento del tiempo.

“Antes era tu tía abuela, que no entendía bien internet, la que publicaba engaños; ahora la información que circula en línea se ve reforzada por campañas políticas, candidatos políticos o grupos amorfos de tuiteros que comentan sobre las campañas”, explicó Caitlin Dewey, reportera de The Washington Post, quien alguna vez escribió una columna que se llamaba “What Was Fake on the Internet This Week” (“Qué fue falso en Internet esta semana”).

Dewey comenzó a escribir su columna en 2014, pero para finales del año pasado, decidió colgar su traje de verificadora de datos porque dudaba que convenciera a alguien.

“El desprestigio solo reforzaba de varias maneras el sentido de aislamiento o indignación que tenía la gente en torno al tema y al final se acaba haciendo más mal que bien”, comentó.

Otros verificadores de datos son más optimistas y reconocen los límites de exponerse a los engaños en línea, pero están a favor del esfuerzo.

“Siempre hay más por hacer”, manifestó Brooke Binkowski, directora editorial de Snopes.com, una de las páginas que corroboran rumores de mayor antigüedad en internet. “Siempre hay más. Es como el mito de Sísifo: todos estamos empujando esa piedra colina arriba, solo para verla rodar hacia abajo de nuevo”.

Sí, aunque sospecho que esa piedra nos va a aplastar a todos pronto.

Enlaces relacionados:

 

 

 

Etiquetas: , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

La era del inesperado Donald Trump

20161112182601-mercedes1-copia.jpg

 

12:10:21 p.m. 

Por Mercedes Rodríguez García 

Un pesimista ve la dificultad en cada oportunidad; un optimista ve la oportunidad en cada dificultad.
Winston S. Churchill
 

Después del martes 8 de noviembre de 2016 los Estados Unidos de Norteamérica asoman ante el mundo con el rostro deformado por los vapores sulfurosos de una campaña que dejó aturdido al mismísimo Satanás con sus mil calderas infernales. Al final ganó el candidato republicano, gracias a los votos de un electorado desencantado con la política tradicional de Washington y sus decisiones en beneficio de una minoría. 

Los analistas coinciden. Luego del Brexit en Reino Unido, que alteró los planes de mayor cooperación entre la OTAN y la Unión Europea (UE); tras el referéndum en Colombia, que dijo NO al acuerdo de paz con las FARC, y el colosal error de los sondeos y otros instrumentos de medición de la opinión pública, comienza otra partida. «Los naipes de la geopolítica se van a remover de nuevo». 

Según Ignacio Ramonet, nos adentramos «en una era nueva cuyo rasgo determinante es lo ‘desconocido’. Ahora todo puede ocurrir», resume con exactitud el catedrático y periodista español, autor de un amplio artículo publicado en Granma donde expone —y así lo titula— «Las 7 propuestas de Donald Trump que explican su victoria». 

En la peculiar contienda que enfrentó a la demócrata Hillary Clinton y al republicano Donald Trump no faltaron ingredientes «exóticos», (¿falsos?) como la amenaza de un fenómeno interestelar —podría ocurrir el propio martes 8—,  y que hizo emitir a Barack Obama con anterioridad «una inesperada disposición ejecutiva» instruyendo a varias secretarías y agencias del Gobierno a establecer «un plan en 120 días para antes, durante y después de un evento climático espacial», cuyo impacto podría provocar— no el Apocalipsis— pero sí tormentas geomagnéticas que afectarían las redes eléctricas y los satélites de comunicación. 

De la disposición apenas comentaron los medios de prensa en internet, tampoco los tradicionales. Era tan conspicuo y perentorio para la humanidad el torbellino Trump-Hillary, que de un polo a otro las páginas y los periódicos digitales, la radio y la televisión no hacían otra cosa que referirse a las tantas aristas de una de las campañas más arduas y vehementes —si no insultantes— en la historia política de EE.UU., con Trump tildando a su rival de «bandida» y la Clinton catalogando al magnate de «misógino». Hillary fue más medida y cautelosa en asunto de palabras. Pero lo que salía de la boca del candidato conservador de 70 años hizo pensar a muchos que se trataba del Anticristo o de uno de aquellos chicos clonados por el médico nazi Josef Mengele, sacados los dos de sendas novelas (Rosemary’s Baby-1967 y The Boys from Brazil-1976) del escritor norteamericano Ira Levin, y llevadas luego al celuloide por Franklin J. Schaffner y Roman Polanski, respectivamente. 

Pero Donald Trump no es ni lo uno ni lo otro, si bien se merece un Óscar al mejor actor en ese reality show insuperable que son las elecciones estadounidenses, en su largo camino hacia la Casa Blanca —puede ser de todo, menos simple—, y donde postularse a la presidencia requiere años de planificación activa, recaudación de fondos y cálculos precisos, así como de estrategias comunicacionales muy bien trazadas por equipos de profesionales altamente competitivos. Pues en esa dirección el magnate Trump fulgura en el centro del reparto comicial que él mismo calificó «más grande que el Brexit» y en el que muy pocos expertos predijeron que tendría tanto éxito. 

Nada lo detuvo, nada lo intimidó 

Trump no será un predestinado, pero ha hecho honor a su apellido, un sustantivo que en inglés significa victoria, triunfo, ganador (victory, triumph, win). Se «apropió» de las redes sociales, arremetió en Twitter contra todo el que estimó, atacó a la prensa de proteger a su rival, acusándola por silenciar los escándalos y «delitos» de la Clinton, amparada por un sistema «roto» y «corrupto»; aseguró que los sondeos electorales estaban amañados y las encuestas, arregladas. Es «vergonzoso», reiteraba y embestía sin pruritos ni misericordia el multimillonario neoyorkino, cuyo discurso acompañaba con poses y gestos caricaturescos, y con frases muy efectivas para descalificar la formación política rival y a los medios de comunicación en general, y por supuesto, hacerse aplaudir hasta el delirio por una audiencia eufórica y renovada. 

¿Un escándalo sexual más?, Trump suelta una carcajada. A la luz de la historia presidencial ello no constituía un obstáculo para ocupar el Despacho Oval, con un cine privado y oficinas para la Primera Dama de los Estados Unidos. La historia presidencial de la «pujante y vigorosa nación» —desde los Padres Fundadores a Bill Clinton— está plagada de escándalos sexuales. Theodore White, el periodista electoral más célebre de la segunda mitad del siglo XX, aseguraba en unas memorias escritas en 1978 que todos los candidatos presidenciales que había cubierto eran mujeriegos. HarryTruman, George Romney y Jimmy Carter eran las únicas excepciones que citaba. 

Y qué decir de la interminable lista de infidelidades de John Fitzgerald Kennedy, uno de los presidentes más populares de la historia de EE. UU. La actriz Marilyn Monroe, la periodista IngaArvad, la stripperBlaze Starr o la amante de mafiosos Judith Exner Campbell se inscriben entre sus romances. 

¡Nada!, asunto de hombres. Pero que en el caso de Bill Clinton supo aprovechar muy bien Trump dado el extenso historial de infidelidades y escándalos sexuales con la becaria Mónica Lewinsky, una espada que todavía pende sobre la cabeza del expresidente, y que suponía una amenaza para las aspiraciones presidenciales de su mujer, Hillary.

¡Nada! Lo deTrump y la palabrota que soltó al enterarse de un vídeo «furtivo» colocado en internet es una tontería, puro asunto de lenguaje, exactamente el tipo de lenguaje que da pie «para que hombres y chicos sientan que está bien abusar de las mujeres». Pero él, uno de los cinco hijos de Fred Trump y MaryAnne MacLeod, nunca se sintió culpable en un país donde —según encuestas— una de cada cinco mujeres resulta víctima de violación o intento de violación, y donde un increíble 83 % de las chicas sufre de acoso sexual en la escuela.

Todas esas y otras «tonterías» podían estar escapándosele de las manos, lo que terminaría por sepultar las posibilidades del candidato republicano de conseguir los votos electorales necesarios para llegar a la silla imperial, rodar en el Cadillac One (The Best), y volar en el E VC-25A (Air Force One).
Pero no. Contra todos los pronósticos, Donald J. Trump es el 45.º presidente de Estados Unidos. Este «ignorante,peligroso y miserable payaso a tiempo parcial y sociópata a tiempo completo» —como lo catalogó el cineasta norteamericano Michael Moore— logró, con astucia política, aplastar a sus rivales. Pocos lo avizoraron tan claro como Moore, quien lo aseguró en un post publicado en el periódico electrónico The Huffington Post, el 29 de julio de 2016 (En español por Cubadebate). El artista, simpatizante con las políticas de izquierda, lamentó entonces ser el portador de las malas noticias y deseó que su predicción estuviera errada. «Presidente Trump. Vamos, vayan practicando, porque será así como nos tendremos que dirigir a éldurante los próximos cuatro años» escribió Moore.

El futuro de la humanidad asusta

Porque, luego de todas las mentiras e insensateces escuchadas y leídas durante los últimos meses de la campaña por la presidencia del país más poderoso e influyente del mundo, no queda más remedio que dudar de la capacidad de raciocinio de su población y también de la integridad de sus políticos.

Yo no sé si en esta cruzada se dijeron más disparates e invenciones que en las precedentes. Es difícil evaluarlo, mucho más, predecir lo que sucederá con un clown (payaso) tan engreído e indiferente a la verdad en el poder, alguien que ha demostrado no tener escrúpulos.

¿Y si hubiera ganado Hillary, tan impopular que el 70 % de los votantes expresó a una encuestadora no transmitirle confianza ni honestidad? ¿Volver a la era de Clinton/Bush? Retomando lo escrito por Michael Moore: «Eso sería como tener que pagar de repente por escuchar música, o volver a usar MySpace o llevar un teléfono móvil como una maleta de grande».

Ni el discurso de Donald Trump ni el de Hillary Clinton me satisfacen, pero el de Trump, al menos, me «sonó» más convincente; el de Hillary, repelente. Ninguno de los dos habló de los asuntos realmente importantes para su nación ni el mundo, ni sobre cómo enfrentarían los grandes problemas del presente y el futuro.

Como han asegurado los especialistas, Trump es un hombre de negocios que gana y pierde mucho dinero, una persona que llega a presidente sin ningún tipo de pasado ni de experiencia políticos. Trump ha dicho que bajará los impuestos a los más ricos y a las grandes corporaciones, que va a aumentar el presupuesto militar y va a hundir el sistema público, y eso es harto peligroso.

Trump no va a dejar de ser lo que es. Al margen de cualquier control democrático, mantendrá una posición de dominio mundial, y eso entraña riesgos para el planeta, asunto que deja entrever Fidel en su artículo El destino incierto de la especie humana,  y en que alude al primer debate público entre los dos candidatos: «En la primera ocasión, hace dos semanas, se produjo uno que causó conmoción. El señor Trump que se suponía un capacitado experto quedó descalificado tanto él como Barack en su política», escribió.

Lo de la conmoción, de seguro por algunas de estas frases:

Trump: «No me sorprende que hayas estado luchando contra el Estado Islámico durante toda tu vida adulta».
Hillary: «Un hombre que puede ser provocado con un tweet no debería tener sus dedos en ningún lugar cercano a los códigos nucleares».

Refranes pro mode

Tengo mucha confianza en los refranes. Y hay uno muy cubano que especifica: «Una cosa piensa el borracho y otra, el bodeguero», aunque otro asevera que «La lengua es el azote del cuerpo».

A partir del 20 de enero de 2017, cuando asuma constitucionalmente la presidencia de EE. UU., Trump deberá ir atemperando su discurso y frases incendiarias de campaña, cavilando más lo que dice y cómo lo dice. De hecho, ya lo hizo. Poco después de su victoria, desde una sala del hotel Hilton Midtown, de Nueva York: «Vamos a llevarnos bien con todas las demás naciones que estén dispuestas a llevarse bien con nosotros. Vamos a tener unas relaciones fabulosas. Quiero decirle a la comunidad internacional que, aunque los intereses de América siempre serán prioritarios, vamos a tratar justamente a todos. A todas las personas y a todas las naciones. Vamos a buscar
terreno común, nada de hostilidades. Asociaciones, no conflictos», dijo Trump al final del histórico encuentro.

 ¿Con respecto a Cuba? Mantengamos las distancias. De momento, lo mismo que Raúl en su mensaje, felicitarlo «en ocasión de su elección como presidente de los Estados Unidos de América». Nada hay más parecido en Estados Unidos a un candidato demócrata que otro republicano, y ninguno de ellos será capaz de unir a los estadounidenses después de la elección, de acuerdo con un sondeo de New York Times/CBS News que reveló un 82 % disgustado con la campaña.

En adelante, esperar y permanecer alertas. Los cubanos estamos acostumbrados a la espera, aunque la situación internacional se calienta por segundos y puede que el día menos pensado entre en ebullición y desborde el envase.

Como dice un proverbio muy castizo: «Tras un tiempo, otro vendrá, y Dios dirá»… ¡y que nos coja confesados!

Etiquetas: , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Por qué Francia no es Guantánamo

20161104124855-04355615-xl.jpg

 

Por Ignacio Ramonet 

Además de sus efectos asesinos, el terrorismo posee la perversa facultad de poner en crisis cualquier sistema político, incluso el más democrático (1). En vísperas de las elecciones presidenciales de mayo 2017 y en el tenso contexto actual de las primarias, Francia lo está experimentando en este momento.

Sometida a una ola de odiosos atentados yihadistas desde hace casi dos años, la nación francesa ve cómo una serie de dirigentes políticos de derechas y de extrema derecha compiten en proponer, en nombre de una “guerra santa contra el terror”, un catálogo de “medidas antiterroristas” que, sin garantizar el cese de la violencia, podrían poner en peligro el carácter democrático de la República. 

El ex presidente Nicolas Sarkozy y varios responsables importantes de su partido Les Républicains (conservador) –Laurent Wauquiez, Éric Ciotti, Valérie Pécresse, etc.– no dudan, por ejemplo, en proponer que “mediante una simple decisión administrativa, se detenga y coloque en encierro vigilado a personas que todavía no han cometido ningún crimen o delito pero cuya peligrosidad es conocida por los servicios de inteligencia” (2). 

En cualquier régimen democrático auténtico, semejante propuesta constituye una aberración (3). Principalmente porque, en un Estado de derecho donde se respeta la separación de poderes, no se puede detener y encerrar a un ciudadano por una simple “decisión administrativa” (4). Como lo explica el jurista francés Michel Tubiana, presidente de honor de la Liga de los Derechos Humanos (LDH): “La Constitución francesa prevé, en su artículo 66, que sólo la decisión de un juez puede permitir encerrar a alguien, ya sea en una cárcel o en un centro de retención. Eso no lo puede decidir una autoridad administrativa, ni siquiera el Gobierno”.

Por otra parte, la Constitución también prohíbe detener a alguien que todavía no ha cometido delito alguno. Y el Consejo de Estado (5) ha estipulado que, a título preventivo, las autoridades sólo pueden vigilar, no arrestar ni castigar. Lo contrario significaría desconocer la independencia del poder judicial y retroceder a épocas anteriores al habeas corpus, establecido en Inglaterra en 1679, que prohíbe los arrestos arbitrarios y afirma el derecho de toda persona a conocer por qué se la detiene y de qué se la acusa.  

Con la intensificación de la “guerra contra el terrorismo”, las autoridades francesas han identificado nada menos que a unos 20.000 individuos sospechosos... Cada uno de los cuales se halla, en principio, bajo vigilancia y es objeto de una “ficha S” (“S” por “Seguridad de Estado”) (6) establecida por la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI), equivalente al Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) en España. 

Obviamente, no todos esos 20.000 individuos fichados como “S” son potenciales terroristas. El verdadero número de sospechosos que tendrían relación con el movimiento yihadista radical y que estarían dispuestos a cometer un acto de violencia criminal no se conoce con exactitud. Según el primer ministro, Manuel Valls, no serían sin embargo menos de 10.500... Pero según el Fichero de los Señalamientos para la Prevención de la Radicalización de carácter Terrorista (FSPRT) (7), serían más bien unos 15.000 (8), de los cuales más de 4.000 estarían a punto ya de pasar al acto (9)... O sea, estamos hablando de cifras muy considerables: miles de personas dispersas a través del conjunto de la geografía francesa y listas para cometer, en cualquier momento, todo tipo de atentado criminal… 

A esto hay que añadir los cerca de 2.000 franceses que, como “voluntarios yihadistas”, han ido a incorporarse a las filas combatientes de Daesh en los territorios del “califato sirioiraquí”. De los cuales unos 200 habrían muerto. Pero se teme que varios centenares de los que sobrevivan a las actuales ofensivas aliadas en Siria e Irak regresen a Francia con irrefrenables deseos de sembrar la muerte... 

Ante tan peligrosas perspectivas, se entiende que haya debate sobre qué hacer para rebajar el nivel de la amenaza yihadista interior. Por eso, las fuerzas más conservadoras están proponiendo que se encierre ya a los miles de sospechosos fichados como “S”... Uno de sus principales argumentos a favor de esa medida es que muchos de los yihadistas que cometieron atentados en los últimos meses en Francia estaban fichados como “S”, pero no se les detuvo... Por ejemplo, los hermanos Kouachi, que asesinaron a gran parte de la redacción del semanario satírico Charlie Hebdo; o Amedy Coulibaly, que atacó una tienda kosher y mató a varias personas de confesión judía; o Yassin Salhi, que decapitó a su patrón en Saint-Quentin-Fallavier; o Larossi Abballa, que degolló a una pareja de funcionarios del Ministerio del Interior; o Abdel Malik Petitjean, uno de los asesinos de un sacerdote católico en Saint-Étienne-du-Rouvray... Todos ellos estaban fichados como “S”, es decir, “peligrosos para la seguridad del Estado”, pero se hallaban en libertad... y consiguieron matar. 

Por eso, algunos dirigentes políticos reclaman ahora, en Francia, la creación urgente de “centros de retención o de internamiento” donde se encerraría a estos miles de personas del “entorno yihadista”, consideradas como muy peligrosas. Tanto los defensores de esta solución como sus detractores citan el controvertido caso de Guantánamo como ejemplo, según unos, de lo que una democracia debe hacer para su legítima defensa; o como modelo, según otros, de lo que precisamente nunca debe hacer para no perder su alma. 

Guantánamo Bay Naval Base, como se sabe, es una base militar estadounidense situada en territorio de soberanía cubana, alquilada por Washington a La Habana en el marco del desigual tratado leonino de 1903. El Gobierno cubano la considera “territorio ocupado” y reclama su restitución. A principios de los años 1980, el presidente George H. Bush (padre) utilizó las instalaciones de la base para establecer, por primera vez, un centro de internamiento destinado a los miles de refugiados haitianos “sin papeles” que intentaban entrar en Estados Unidos. Unos años después, el presidente Bill Clinton hizo lo mismo con una oleada de emigrantes cubanos. En los dos casos, las organizaciones internacionales de defensa de los derechos humanos denunciaron la violencia de ese tratamiento contra refugiados civiles “sin papeles”. 

Lo cual no impidió que, a raíz de los atentados yihadistas del 11 de septiembre de 2001, el presidente George W. Bush decidiera, en nombre de la “guerra santa contra el terrorismo”, crear en Guantánamo una suerte de penal especial para los prisioneros pertenecientes a la organización yihadista Al Qaeda. La razón principal de la elección de Guantánamo fue que, al no tratarse de territorio estadounidense, el derecho penal de Estados Unidos no tiene vigencia en ese lugar y no puede, por consiguiente, proteger a los prisioneros. Cuando le preguntaron a Donald Rumsfeld, entonces secretario de Defensa, por qué habían elegido la base de Guantánamo, respondió: “Porque es el cosmos... Allí, las leyes de Estados Unidos no se aplican”. Por otra parte, Washington decidió no aplicar tampoco las Convenciones de Ginebra a los yihadistas detenidos, considerando que “la guerra contra el terrorismo” no era una conflicto convencional y que los “asesinos de la peor especie” allí encarcelados no merecían mejor suerte. 

De tal modo que toda persona recluida en las instalaciones del penal de Guantánamo Bay nunca ha visto a un abogado, y se halla desprovista de cualquier tipo de derecho y a merced de la arbitrariedad de las autoridades militares estadounidenses. De hecho, se trata de un islote de iniquidad medieval en el mundo contemporáneo. Lo cual permitió que los prisioneros (procedentes a menudo de “cárceles secretas” y transportados en “vuelos secretos” de la CIA) fuesen torturados, golpeados, colgados de manos y brazos, privados de sueño, sometidos a interrogatorios de varios días seguidos y a la agresión permanente de música ensordecedora. El mundo entero ha denunciado la monstruosidad jurídica que constituye Guantánamo. 

Por eso, apenas electo en 2008, el presidente Barack Obama, profesor de Derecho Constitucional, prometió cerrar ese “agujero negro” de la Justicia. Pero ocho años después, cuando está a punto de abandonar el cargo, constatamos que no ha podido hacerlo. ¿Por qué? Primero, porque el Congreso se opone a ello. Segundo, porque la mayoría (un 52%) de la opinión pública tampoco lo desea. Y finalmente, porque de los 779 presos que fueron enrejados allí, 710 ya fueron liberados (lo cual significa que no eran tan “asesinos de la peor especie” como se pretendía) (10) y sólo quedan 61 detenidos (11). 

Esos 61 se dividen en tres grupos: un primer grupo de 10 presos condenados por una Comisión Militar que no es reconocida por la Justicia estadounidense; un segundo grupo de 20 presos que van a ser liberados pero aún no se ha decidido a qué país o países se van a entregar; y un tercer grupo de 31 presos con los cuales el Gobierno estadounidense no sabe muy bien qué hacer. El presidente Obama ha declarado: “Estos 31 detenidos constituyen un caso bien peliagudo. Sabemos que han actuado mal y que siguen siendo extremadamente peligrosos, pero no podríamos presentar pruebas convincentes contra ellos ante un tribunal de justicia ordinario”. No podrían porque esas “pruebas” fueron obtenidas mediante tortura, y cualquier tribunal las consideraría nulas… 

Por consiguiente, el destino de ese grupo de 31 presos que no puede ser liberado, ni transferido a una cárcel militar en territorio estadounidense, ni entregado a un país de acogida, será morir en el penal de Guantánamo Bay... Quizás algunos de ellos se lo merezcan por los odiosos atentados que cometieron. Pero, para Estados Unidos, como democracia, eso va a significar, para las próximas décadas, una permanente violación de las convenciones internacionales en materia de derechos humanos. 

¿Cómo podría Francia, patria de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, adoptar tan indignante modelo en nombre de una “guerra santa contra el terror”? 

(1) Léase Ignacio Ramonet, “Frente al terrorismo”, Le Monde diplomatique en español, agosto de 2016.

(2) Cable AFP, París, 18 de julio de 2016.

(3) Israel es el único Estado democrático que, en virtud de una ley de excepción heredada de la época colonial británica, aplica las “detenciones preventivas” que le permiten encarcelar, en el marco de la “guerra contra el terrorismo”, a un individuo sin acusación formal y sin juicio. Según la ONU, de los 7.000 palestinos privados de libertad en Israel, unos 700 se encuentran en “detención administrativa”. Las autoridades israelíes justifican esas medidas basándose en una interpretación singular de un artículo de la 4ª Convención de Ginebra. Varias ONG humanitarias han denunciado esa interpretación.

(4) Excepto casos contados relacionados con la psiquiatría.

(5) En Francia, el Consejo de Estado es la más alta autoridad administrativa.

(6) La ficha “S” es una subcategoría del Fichero de Personas Buscadas (FPR, por sus siglas en francés). También hay fichas “M” (por “menores en fuga”), fichas “V” (por “evadidos”) y fichas “T” (por “deudores del Tesoro Público”).

(7) Creado en marzo de 2015, el FSPRT permite a la Unidad de Coordinación de la Lucha Anti-Terrorista (UCLAT) centralizar toda la información que resulta de los señalamientos que le llegan a través del Centro Nacional de Asistencia y de Prevención de la Radicalización (CNAPR). 

(8) Entre los cuales habría unos 2.000 menores de edad. 

(9) Léase Le Journal du Dimanche, París, 9 de octubre de 2016. 

(10) Muchos de ellos eran civiles inocentes capturados por aventureros que los vendieron como “terroristas” a las autoridades militares estadounidenses. Otros fueron declarados “terroristas” simplemente porque llevaban en la muñeca un reloj de marca Casio, modelo F91W, que, según el Pentágono, era el tipo de reloj que Osama Ben Laden regalaba a los mejores combatientes de Al Qaeda...

(11) Ocho detenidos se suicidaron.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas: , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

De la pesadilla batistiana al sueño rebelde de Camilo y Che

20161028170827-esta-camilo-che-despues-del-t.jpg


10:46:23 a.m.

Por Mercedes Rodríguez García

En último mes del año 1958 todavía le quedaba a Batista tiempo para maniobrar, aunque no estaba seguro de poder controlar la situación del país, al menos hasta el  24 de febrero, fecha en que transferiría constitucionalmente» la silla presidencial a Andrés Rivero Agüero.  

Su «fuerza de abatimiento más grande» era un reporte de la Dirección de Operaciones G-3 del EMC, referido al último encuentro sostenido entre los rebeldes en el oriente cubano: Guisa, «punta de lanza a las puertas de Bayamo», había caído en manos de los guerrilleros.

No obstante, el General manejaba la posibilidad de detener el empuje de Fidel Castro con la ayuda Estados Unidos de Norteamérica. La rebelión amenazaba sus cuantiosos intereses y no iban a permitir que se perdieran 5, 700 000 toneladas de azúcar, previstas para 1959.

  

Pero los norteamericanos se mantenían escépticos respecto a al régimen, «muy presionados por los sectores académicos y la prensa que impugnaban el apoyo de Washington a las dictaduras militares de Venezuela, Colombia, República Dominicana y también Cuba. Lo más sensato era una «tercera fuerza» formada por moderados antibatistianos no necesariamente procastristas, pero sí «reconocidos demócratas y pronorteamericanos». Una política tangencial que «no implicara necesariamente la llegada de Fidel Castro a Palacio». Por lo pronto, mantendrían el embargo de armas, a la vez  que acrecentarían la farsa y el engaño.

Che, Escambray

Mientras tanto los rebeldes habían dividido a la isla en dos y ocupaban uno por uno los territorios de Las Villas, y en las montañas del Escambray, bajo los bombardeos de la Fuerza Aérea del Ejército (FAE), los combatientes del Movimiento 26 de Julio (M-26-7), representados por el Comandante Ernesto Guevara y el Directorio Revolucionario 13 de Marzo (DR-13 de Marzo), acordaban un pacto de unidad en la lucha.  No sucedió igual con el Segundo Frente Nacional,  que mantuvo una posición anti unitaria y abiertamente contrarrevolucionaria, y se replegó hacia el sur del macizo montañoso.

Batista no eran ningún iluso. Por eso decidió defender y mantener a toda costa su dominio sobre el centro y occidente del país. De ahí que el coronel Alberto del Río Chaviano, jefe del regimiento 3 Leoncio Vidal de esta provincia, concentrara hombres, medios y técnica  en Cabaiguán y Fomento para, desde allí, acometer contra El Pedrero y Gavilanes donde, según informaciones de la inteligencia militar, se encontraba el grueso de los rebeldes, a quienes desde el 28 de noviembre «ablandaban» desde  el aire.

De modo bien diferente los revolucionarios obtenían fondos monetarios. Los hacendados, colonos y ganaderos aportaron al Che en Las Villas unos 700 000 dólares, en carácter de impuestos voluntarios anticipados». Para los finales de la guerra civil ello representó una importante inyección económica, específicamente  en lo relativo al pertrecho de los hombres que atacarían «el Campamento de Santa Clara».

Camilo, un nuevo frente

Pero antes del asalto a la capital villareña el comandante argentino venido desde la Sierra Maestra al frente de la columna 8 «Ciro Redondo», trazaría la estrategia para cortar por el sur los posibles accesos a los refuerzos del ejército a través de las principales carreteras y vías férreas; mientras que en la zona norte la Columna 2 «Antonio Maceo», comandada por Camilo Cienfuegos, abriría un nuevo frente guerrillero en coordinación con el Partido Socialista Popular (PSP).

 

En su campamento de Juan Francisco, Camilo estrenaría la planta transmisora e intercambiaría por radio con el Che, quien por primera vez  haría un recuento radial de la marcha invasora de su columna.

Afirmó entonces que Santa Clara «estaría virtualmente en sus manos cuando realmente se hiciera una ofensiva de todos los factores revolucionarios agrupados». [...] Creo que estamos al borde de un colapso», aseveró. A una última pregunta sobre si estimaba posible cenar todos juntos en Nochebuena, respondió: «Bueno, todos podemos cenar, el asunto es dónde».

Libertad de pueblos y ciudades

Para entonces, fuerzas rebeldes conjuntas del M-26-7, el DR-13 de Marzo y el PSP, acometerían numerosas acciones de envergadura que, en rápida sucesión conllevarían la liberación de pueblos y ciudades:

El 16 de diciembre soldados del Che, bajo el mando del capitán Rogelio Acevedo, derriban el puente de hierro de Falcón y hacen realidad separar en dos la Isla. Mientras, tropas rebeldes del  DR-13 de Marzo, bajo el mando del comandante Faure Chomón Mediavilla, ocupan el poblado de Báez. Al día siguiente, un comando del propio Directorio ataca y toma el Palacio de justicia (Audiencia), en donde era juzgado Joaquín Milanés, El Magnífico. En esa demostración de audacia, de gran resonancia local, murió el capitán Ramón González Coro.

El 20 de diciembre, en un punto conocido como Purpurí, en Camajuaní,  Camilo sostiene un tiroteo con soldados que viajaban en un jeep. En el encuentro mueren un militar y el temible teniente de batistiano apodado Látigo Negro. Ese mismo día y el siguiente, tiene lugar en el poblado remediano de General Carrillo, la Plenaria Azucarera en Armas. Camilo ataca y toma Zulueta,  e inicia el asedio (duró 10 días) al cuartel de Yaguajay. Simultáneamente, guerrilleros de la columna 8 atacan Guayos y Cabaiguán, en la actual provincia de Sancti Spíritus. El 23, tropas del DR-13 de Marzo atacan el cuartel de  de Manicaragua.


Para los placeteños, la víspera de Nochebuena se convierte en preludio de fuego. Desde la habitación 22 del hotel Las Tullerías el Che proyecta el ataque a la capital villareña. Ordena entonces al comandante Víctor Bordón Machado marchar hacia el centro-sur de la provincia, con el objetivo de destruir el puente sobre el río Sagua la Grande, en las inmediaciones de Santo Domingo, evitando con ello la entrada de refuerzos provenientes de La Habana, y detener al enemigo que intentara retirarse de Santa Clara.

 

Los días 24 y el 25, rebeldes comandados por Guevara combaten por Remedios y Caibarién, en esta última villa junto con fuerzas combinadas de la Columna 2 «Antonio Maceo». Santa Clara la ciudad más importante del centro del país y nudo de las comunicaciones iba quedando aislada. El Che había calculado ocuparla en un mes, pero solo necesitó cinco días a partir del 27, al «retirarse el enemigo de Camajuaní sin ofrecer resistencia», como el mismo escribiría años más tarde. En Santa Clara Batista se había jugado su última carta: el tren blindado. Se suponía que el equipo técnico del convoy garantizaría el permanente buen estado de las vías, y que su bien armada dotación enfrentaría y pararía la ofensiva rebelde.

Destino para un tirano

No obstante el ambiente bélico en el Oriente y Centro cubanos, el chief  Fulgencio confiaba en los poderes de Chano Betongó, su Babalawo, quien le advierte que la señal de la divinidad en el humo era negativa, trágica, irremediable, y que por ello debía sacrificar seis novillos, seis cerdos, doce gallinas...

Batista no aceptó, pero tampoco se dio por vencido. Chano Betongó suplicó de nuevo. El santo replicó con enojo que los caminos estaban cerrados y que se acercaba el mar de aguas rojas.. y decidió alejarse.

Sí, el santo le daba la espalda al dictador pero ayudado por los rebeldes liderados por Fidel, Raúl, Camilo, Che y demás jefes guerrilleros. Al dictador no le quedaba ninguna otra salida. Prolongar su permanencia en Cuba podría tener un trágico desenlace, y por sus venas no corría sangre de mártir. A estas alturas, ya no creía en milagros.

La noche del 31 Batista aplica a fórmula indicado por el embajador Smith: un gobierno «equidistante», ni tirano ni rebelde, una maniobra golpista de Eulogio Cantillo Porras, el general farsante, mentiroso y traidor que anunciara desde Columbia la huida de Batista y llamara a instaurarse en el poder.

Che y Camilo avanzan

Pero Fidel no cree en jugarretas. Desde las puertas de Santiago de Cuba, ordenó a sus comandantes Che Guevara y Camilo Cienfuegos continuar el avance hacia la capital del país y tomar allí las posiciones claves. Por Radio Rebelde llamaría a la huelga general:

—«... ¡Revolución, sí, golpe militar, no! ¡Golpe militar de espaldas al pueblo y a la Revolución, no, porque solo serviría para prolongar la guerra! [...]¡Escamotearle al pueblo la victoria, no, porque solo serviría para prolongar la guerra hasta que el pueblo obtenga la victoria total!» 

Era el primer día de año 1959. Los pueblos liberados por Camilo y Che celebraban la Navidad más larga de cuantas habían vivido. La pesadilla del tirano había acabado. Terminaba la pesadilla del tirano, comenzaba un Enero de sueños rebeldes, la vigilia perenne por la libertad.

Nota: Los entrecomillados pertenecen al libro «Batista, últimos días en el poder», de José Luis Padrón y Luis Adrián, Betancourt. En algunos casos constituyen citas textuales pero, en otros, solo frases construidas sobre el discurso de los personajes, de acuerdo con la descripción de ambos escritores.

Etiquetas: , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Cuba o Washington

20161021004440-2bandera-cuba-marti1.jpg

 

6:43:15 p.m.

De Céspedes a Fidel hemos crecido y aprendido tanto, que ya nunca más podra engañarnos el capitalismo, y frente a cualquier ropaje con que se presente sabemos desnudarlo y barrerlo.

Por Fernando Martínez Heredia*

Campo militar o sitio de labranzas y ganado, centro del comercio o jurisdicción administrativa, en la bonanza o en la ruina, el destino de cada comunidad en la Cuba colonial era ajeno a su voluntad. El colonialismo, ese crimen mayor a escala planetaria cometido por la expansión del sistema capitalista, mandaba en todo, desde la invocación eclesiástica oficial que precedía al nombre de la ciudad de Bayamo hasta las limitaciones o prohibiciones que se aplicaban a los individuos de castas consideradas inferiores.

Como todo orden de dominación, el colonialismo tiene sus leyes. Una colonia no tiene historia propia, sus nativos son eternos niños, sus recursos pertenecen a la metrópoli, que puede esquilmarla, imponerle los tributos que desee e implantar las formas más salvajes de explotación en ella. Esto último sucedió en Cuba con la esclavitud masiva del siglo XIX, un millón de personas traídas en ochenta años. Sobre la explotación más despiadada de su trabajo y la opresión y humillación permanentes se levantó la colosal riqueza de la colonia de Cuba.

Así era gobernada Bayamo, como todo el país. Pero una lenta y dilatada acumulación de rasgos específicos estaba formando en la isla una comunidad que podía llegar a ser nacional. Sin embargo, ella no era suficiente por sí sola. Diferentes acciones y formas de resistencia de los hijos del país le fueron añadiendo a la identidad naciente un costado de negación del dominio y del derecho del otro, que se volvía extranjero en la medida en el que el criollo se volvía cubano. El abuso, la represión y la soberbia condujeron al rechazo y el rencor, pero eso tampoco era suficiente.

Tuvo que aparecer la necesidad de rebeldía, y con ella la de darle organización y sentido. Esos dos rasgos convirtieron al prófugo, al campesino pobre, al bandolero y al apalencado, unidos al señor criollo local ofendido, díscolo y conspirador, es decir, a sectores y gentes nunca antes reunidos, en los sujetos que se unieron para una empresa común, nunca antes vista. Hace ciento cincuenta años, el oriente de Cuba hervía en desobediencias, y cientos de personas estaban al margen de la ley. Pero faltaba la conversión de la subversión o el motín en una rebeldía detonada con un fin preciso, que convirtiera la actuación en falange combativa y la pasión en ideales expresos. Faltaba la revolución.

Aunque fuera doctor en leyes y propietario de fábrica con esclavos, hombre culto, buen jinete y amigo del arte, Carlos Manuel de Céspedes era un colono más. Su carácter firme y sus ideas avanzadas lo hicieron líder local de conspiradores, uno entre los posibles directores. Pero su determinación personal era superior, y en la hora singular supo comenzar a labrar su grandeza. Él pronunció la primera frase de la leyenda mambisa: «España nos parece grande porque la miramos de rodillas. Levantémonos».

El 10 de octubre de 1868, Céspedes inauguró la política revolucionaria cubana y llamó al pueblo a pelear, con la misma campana, por la libertad y por la justicia. Aquella acción destrozó los imposibles y creó una nueva realidad. En esos diez días que van de La Demajagua a la toma de Bayamo, Céspedes abrió la brecha para que insurgiera el pueblo, y para que todo el que ansiaba ser rebelde pudiera convertirse en soldado y en ciudadano, en revolucionario.

Después que acontecen, los grandes eventos históricos se pueden enunciar fácilmente, y hasta pueden parecer fáciles al pensamiento pequeño, el que cree que siempre sucede solamente lo que debe suceder. O al que cree que esos acontecimientos deben sujetarse a un esquema, a camisas de fuerza de la Historia manejadas por doctores incapaces de cometer ninguna locura. Al pie mismo de unos hechos en lugar remoto, el adolescente habanero José Martí, que ya conoce bastante de imposibles, sabe que lo que sucede en Bayamo parece un sueño. Por eso escribe:

«No es un sueño, es verdad. Grito de guerra / lanza el cubano pueblo enfurecido / el pueblo que tres siglos ha sufrido / cuanto de negro la opresión encierra». A Martí, tan lejos y tan pobre, lo iluminaba la luz de Yara, porque en tiempos de revolución la luz no se propaga de manera uniforme. Y una semana después de la quema gloriosa de esta ciudad por los revolucionarios, el joven escribe la frase que será definitoria para toda la época que apenas se inicia: «O Yara o Madrid».

Céspedes liberó a sus esclavos la primera mañana, pero la justicia tuvo que abrirse paso frente a los obstáculos provenientes de su propio campo. La independencia y la abolición tuvieron que fundirse en un solo propósito, y la libertad personal y la ciudadana, reunidas, asumir la forma de gobierno republicana. Los revolucionarios tuvieron que volverse superiores a ellos mismos, y no solo a sus circunstancias. La guerra fue la fragua tremenda en la que se lograron los prodigios necesarios, y ella se alimentó con los sacrificios, el heroísmo y la constancia de muchos miles de hombres y mujeres.

Dar la vida, pasar hambre y escasez de todo, combatir, todas las formas de la entrega y el altruismo se hicieron cotidianas. La bandera de la estrella solitaria se volvió sagrada, y la marcha, el campamento, el héroe, el amado y la amada, la jornada de sangre y de muerte, se expresaron en canciones.

Cuando todo se condensó para sobrevivir, escoger lo vital y ganar fuerzas, el himno de Bayamo se quedó en ocho versos guerreros que invitan a pelear, retan a la muerte necesaria y prometen vida eterna. Próceres y pobres de todos los colores aprendieron que era la revolución la que le daba probabilidades de éxito a sus luchas y sus anhelos más sentidos. Y lograron sentirse hermanos mientras compartían todas las vicisitudes. En la guerra revolucionaria nació la identidad nacional cubana, con su contenido y objetivos populares.

La historia ha sido nuestra maestra, y en esta región nos dio sus primeras lecciones. Más de ochenta años después, buscando en aquella gesta fuerzas para asaltar el futuro, los niños cantaban, poco antes de arrancarse los juegos de un tirón: «que Bayamo fue un sol refulgente / donde puso el cubano valiente / muy en alto el pendón tricolor». Y en La historia me absolverá, el joven rebelde Fidel reivindicaba el abolengo patriótico de Oriente, donde, decía: «se respira todavía el aire de la epopeya gloriosa» y «cada día parece que va a ser otra vez el de Yara o el de Baire».

El discurso de Fidel en el centenario del 10 de Octubre, en La Demajagua, es una pieza maestra para la comprensión de nuestra historia. Escojo una de sus tesis y lo cito:

«Si una revolución en 1868 para llamarse revolución tenía que comenzar por dar libertad a los esclavos, una revolución en 1959, si quería tener el derecho a llamarse revolución, tenía como cuestión elemental la obligación (…) de liberar a la sociedad del monopolio de una riqueza en virtud de la cual una minoría explotaba al hombre (…) Suprimir y erradicar la explotación del hombre por el hombre era suprimir el derecho de la propiedad sobre aquellos bienes, (…) sobre aquellos medios de vida que pertenecen y deben pertenecer a toda la sociedad».

La historia sigue siendo maestra, pero ahora trae consigo una gigantesca cultura de liberación acumulada. De Céspedes a Fidel hemos crecido y aprendido tanto, que ya nunca más podrá engañarnos el capitalismo, y frente a cualquier ropaje con que se presente sabemos desnudarlo y barrerlo. Y nuestra patria ha crecido tanto, que lo que fue Yara hoy es Cuba, y Cuba es mucho más que una isla liberada.

El antagonista en el mundo actual también es mucho más grande y poderoso, cuenta con inmensos recursos materiales y una cultura ubicua, muy capaz e incluso atractiva, que es su arma principal en esta fase de su guerra contra Cuba.

Pero es el mismo enemigo de que este país pudiera ser independiente desde hace doscientos años, el mismo que truncó la gran revolución libertadora hace 118 años e impuso su dominio neocolonial, el que ha hecho todo lo que ha podido contra este pueblo desde 1959, el águila rapaz, grande en el crimen y en la inmoralidad. Aspira a debilitarnos y dividirnos, a reclutar cómplices y acabar con la sociedad que hemos creado entre todos y con la soberanía nacional.

El desafío, entonces, es del mismo carácter que cuando era o Yara o Madrid, y la disyuntiva vuelve a ser tajante. Ahora es: o Cuba o Washington.

Y en el recuento de los que ya estamos acostumbrados a pelear juntos forma en las filas la luz de Yara, y se reúnen en Bayamo, sitio sagrado de la patria, las artes y las ideas, los homenajes y los sentimientos, el clarín que llama y la decisión revolucionaria. La canción mayor en la voz de todos, el himno en la voz del pueblo. Y como faro y guía, la bandera del triángulo rojo y la estrella solitaria.

*Filósofo y ensayista cubano. Es Premio Nacional de Ciencias Sociales. Entre otros libros ha publicado “El corrimiento hacia el rojo” y “Repensar el socialismo”.

Etiquetas: , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Céspedes, El Padre de la Patria, una oportuna conferencia de Eusebio Leal

20161011203714-leal-2-medium-1.jpg

 

2:21:44 p.m.

“El secreto y el sigilo fue quizás el arte que precedió al 10 de octubre. Las fraternidades masónicas son una institución discreta. Hoy lo podemos hablar y sé que en el público hay hermanos masones de distinto grado. Céspedes lo fue, como lo fueron también todos los que, reunidos en Las Tunas, tomaron la decisión de qué día y a qué hora se produciría el alzamiento”.

Así introdujo el Historiador de La Habana, doctor Eusebio Leal Spengler, el recorrido de casi una hora y media a través de pasajes remotos e impresionantes de la historia de Cuba. Ocurrió este lunes en el patio central del habanero Pabellón Cuba, durante una conferencia organizada por la Asociación Hermanos Saíz.

 “Se cuenta —apuntó Leal— que en una comida en que Céspedes participa con uno de los prominentes hombres, este le habla del tema más delicado, que ya no es el del tiempo, sino el de cómo; es decir, cómo obtener las armas, y Céspedes le responde en la mesa de una manera fulminante: la tienen ellos (los españoles). Esto se convertiría luego en una regularidad en la lucha y la insurgencia cubanas: la tienen ellos, por lo tanto, había que quitárselas, y no era fácil”.

 

”Yo adoro a Elpidio Valdés como creación artística y considero que ha jugado un papel importante en hacer atractiva la historia a nuestros niños y a todos nosotros. Pero deploro que se presente siempre al adversario con una estupidez generalizada. No fue así, y esto es lo grave del problema. Se desataría una fuerza telúrica sobre aquellos que decidieron alzarse, sólo comparable con las guerras en territorio peninsular, como la guerra civil española de 1936 a 1939, que enfrentó a padres con hijos y a hermanos con hermanos”, señaló.

En determinado momento durante la Guerra de los Diez Años, esa fuerza telúrica del ejército español llegó a alcanzar los 100 000 hombres. De ahí que durante su conferencia “Carlos Manuel de Céspedes: la virtud revolucionaria”, el Historiador reveló al primero en alzarse, al que por acuerdo, secundarían todos, y que “llegó a la revolución por la evolución de las ideas, no por el color de una cuna determinada”.

Según ha escuchado Leal, hay quien dice que Céspedes estuvo hasta en Jerusalén; no obstante, han sido comprobadas las visitas del abogado y políglota a Italia, Londres, Berlín, Estambul, París… y de cuyas vivencias en dicha capital, su descendiente, el desaparecido Monseñor Carlos Manuel de Céspedes, guardaba un dibujo, la estampa del patriota y su esposa junto a la poetisa Gertrudis Gómez de Avellaneda, alrededor de un piano, acompañando al compositor Federico Chopin.

Sin embargo, como resaltó el Historiador, utilizó toda su influencia en función de la libertad. Céspedes, al igual que el vicepresidente de la República en Armas, Francisco Vicente Aguilera, y la mayoría de los hacendados quienes lideraron la Guerra, iniciaron acaudalados y murieron en la más absoluta pobreza. 

“¿Por qué el 10 de octubre y no otra fecha?” —se pregunta Leal—. Muchos dicen que por casualidad, pero yo opino que no. El diez de octubre era el cumpleaños de la reina Isabel II, y la monarquía habanera hacía una gran festejo. Por eso en la mañana de 10 de octubre, en La Demajagua, Céspedes lee su manifiesto al mundo, y ya sale con indumentaria de soldado”, relata.

En ese momento, Céspedes lleva una bandera diferente, “una bandera con los colores invertidos de la bandera chilena, elaborada por Candelaria Acosta, una hermosa joven mestiza con quien él engendró dos hijos. Y se alzó Céspedes, y ocurrió el Grito de Yara, el primer encuentro con el enemigo. Así se alzó, con doce hombres, y una voluntad inquebrantable, la misma que tuvo Fidel en Cinco Palmas tras la expedición del yate Granma”.

Una vez en Bayamo —prosigue Leal— Céspedes constituye un Ayuntamiento, con un negro y un obrero, por primera vez, sentados allí. Bayamo va a ser la primera capital de la Revolución, la ciudad a la que determinaron darle fuego ante la imposibilidad de detener el paso del enemigo.

Por otro lado, en los altos de El Pino, en las ventas de Casanova, se le ofrece al entonces joven dominicano de 37 años Máximo Gómez, la posibilidad de luchar primero por esa nueva Patria que va a ser también como la suya.

En la distancia, Bayamo debió parecer un bastión recién asaltado. Ilustra Leal que “en la frontera quedaba todavía el humo, y estaba ardiendo aun la famosa casa de las columnas, cuyos propietarios eran los padres de Céspedes. No así su casa que sobrevivió al fuego, en parte. Resulta que cuando el Conde de Valmaseda llega a la ciudad, encuentra allí un cartel que decía: Plaza de la Revolución. Esa fue la primera Plaza de la Revolución”. 

En palabras de Martí, rememoradas por el Historiador, la Asamblea de Guáimaro pensaba en el futuro, Céspedes pensaba en el hoy. Para el patriota, cada discusión era tiempo perdido, cada reunión era tiempo perdido, porque no se podía retrasar más el tiempo de la victoria.

Uno de los sucesos icónicos, fue el documento con cientos de firmas, al terminar la asamblea, por decenas de patriotas, pidiendo la anexión de Cuba a Estados Unidos. “Céspedes tuvo que darle de paso a ese documento —relata Leal— pero ante la promesa incumplida por el presidente norteamericano Grant, de apoyar la lucha, el héroe decide no trasladar el acuerdo al gobierno de los Estados Unidos”.

 

Días después, Céspedes escribiría en un manifesto a Manuel Mestre —cita el Historiador—: “por lo que respecta a los Estados Unidos, tal vez esté equivocado, pero en mi concepto su gobierno a lo que aspira es a apoderarse de Cuba sin complicaciones peligrosas para su nación, y entre tanto, que no salga del dominio de España, siquiera sea para constituirse en poder independiente, y mucho me temo que cuanto haga y proponga sea para entretenernos y no acudamos en busca de otros amigos más eficaces o desinteresados”.

El ocaso del patriota vino tras su deposición por parte de la Cámara, no sin antes sufrir el intento frustrado de una salida del país, con la ayuda de su esposa, Ana de Quesada, quien fue traicionada por el poeta Juan Clemente Zenea y finalmente se vio obligada, en plena gestación, a salir de Cuba.

Confinado hacia la Sierra Maestra, en un lugar llamado San Lorenzo, el presidente viejo, como lo denominó Leal, recibía a través de los botes que llegaban los daguerrotipos —fue así como puedo ver a sus hijos nacidos en el exilio— y se enternecía mostrando a los campesinos el prisma de colores de la caja de Daguerre, con las imágenes de Carlos Manuel y Gloria de los Dolores, y en San Lorenzo, enseñando a leer y a escribir, cuando apenas ha cumplido los 55 años, le sorprenden los que vienen a asesinarlo.

Esta historia, devenida leyenda, podrá ser apreciada por el público mediante la ficción cuando en enero próximo, según anunció el Historiador, Ediciones Boloña publique una “fascinante novela” sobre Céspedes a manos de su coterráneo, el escritor Evelio Traba.

Un siglo y medio después de aquella epopeya, donde en palabras del Historiador, nació el mito de la revolución posterior, hay que reflexionar “qué caro costó este cielo, y esta tierra; qué caro defender la dignidad de una nación; qué caro y qué sublime vivir los tiempos que hemos vivido, y qué hermoso es haber tenido hombres como él, y como los que he mencionado”.

 (Fuente: HR)

Etiquetas: , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Otro atentado contra el libro cubano

20160930001603-feria-libro-cuba-500x355.jpg

 

6:04:47 p.m. 

Por Moisés Mayán
(Tomado de El Caimán Barbudo) 

Como la gran mayoría de los lectores cubanos no estoy buscando nada en específico, sino simplemente echándole un vistazo a las ″novedades editoriales”. La librería está organizada de manera sobria y hasta atractiva…

No se advierten las típicas aglomeraciones de volúmenes, unos encima de los otros (como si se tratara de la mesa de trabajo de Albert Einstein), o la amalgama entre títulos de diversos géneros y editoriales colocados al azar en los estantes. Un póster de la pasada Feria del Libro cuelga de la pared, y un Premio Nacional de Literatura sonríe desde una fotografía enmarcada. Además, han colocado algunas sillas, distribuidas intencionalmente en el espacio libre, que permiten sentarte y hojear con detenimiento el libro que planeas llevar a casa.

Ciertas portadas me seducen. Aunque no podemos afirmar que nos hemos convertido en ases del diseño editorial, sí creo que estamos avanzando en la dirección correcta, sobre todo del brazo de varios artistas jóvenes que se esfuerzan por romper convencionalismos, y pasan buena parte de su tiempo libre navegando por los perfiles y colecciones de prestigiosas editoras europeas. Es lamentable advertir una niña con su muñeca en la cubierta de una edición de Casa de muñecas del dramaturgo noruego Henrik Ibsen, o ilustraciones que se repiten en libros de distintos autores, o el abuso del arte figurativo como referencia obvia al título de un texto que el diseñador no ha tenido interés de leer, y donde el editor no impuso su criterio.

El eje de la tierra traquetea de manera audible como las bielas de mi bicicleta, cuando impresionados por una cubierta volteamos el libro para enfrentarnos a su prospecto adjunto, las palabras de contracubierta. Es una disposición psicológica de algo que pudiéramos denominar “sistema elemental de reconocimiento del lector”. Una suerte de mecanismo de sonar determinado por la siguiente metodología: Primero, examen de la ilustración de cubierta, (en caso de pasar esta fase inicial que guarda una relación directa con la visualidad); segundo, lectura de la nota de contracubierta, y de ahí al desencanto, la persuasión definitiva, o la reacción más terrible: una certeza insondable de que no comprendes nada de lo que te están queriendo decir.

Horror. Un escalofrío te recorre la espina dorsal, temes no ser lo suficientemente culto, cuestionas tu nivel académico, tu hábito de lectura, y en un acto liberador y casi fóbico, restituyes el libro a su sitio. Respiras aliviado y te alejas rápidamente de la librería, punto de ventas, kiosco, carpa o local de presentaciones. ¿Te ha sucedido alguna vez? Toma una bocanada de oxígeno antes de continuar leyendo, porque no eres tú el culpable.

Aleatoriamente, como un dispositivo electrónico, selecciono cuadernos de poesía de los anaqueles. Los dispongo bocabajo, o al revés, o de espaldas, del mismo modo en que un mago acomoda sus cartas para el principal truco del espectáculo. Realizo mis lecturas preliminares:

″La obra de este autor se inserta por derecho propio en el corpus de la literatura cubana. Empleando recursos inherentes a la poesía, elabora una propuesta intimista donde la subjetividad alcanza niveles insospechados, asumiendo temas como el amor, la muerte, la patria, la sensualidad, y la escritura misma. Cuaderno de una rara belleza, con un lenguaje provisto de múltiples significados. Bitácora personal que es a la vez símbolo y testimonio”.

¡Qué no cunda el pánico estimados poetas! ¡No corran a voltear sus cuadernos! Esta nota no pertenece a ningún texto en específico, corresponde a (casi) todos nuestros libros. Es la lectura entrelíneas, el resumen de las palabras que han escrito nuestros editores, nuestros amigos poetas, un fragmento del acta del prestigioso jurado, y lo que es peor, en ocasiones lo que nosotros mismos luego de rompernos la cabeza toda una tarde, terminamos enviando por e-mail a la editorial.

Nuevamente entresaco algunos libros, pero me limito al género cuento. Aquí les va el prospecto:

La siguiente entrega es un conjunto armónico de relatos que comparten marcadas superficies de contacto. En sus páginas, el realismo más cotidiano se complementa con una dosis de fantasía que no perturba al lector. Personajes psicológicamente complejos y otros no tanto, desarrollan existencias al límite, y conflictos como la emigración, el suicidio, la marginalidad y la violencia, dialogan con el erotismo y el humanismo a ultranza. Su lectura nos aportará una visión otra de nuestra realidad.

¡Quietos narradores! La indicación para los poetas también les funciona a ustedes. Contemplo con recelo los libros bocabajo y me pregunto: ¿Qué pretenden esas notas de contracubierta? ¿Por qué no me motivan a comprar el texto? ¿Por qué me perturban, aturden y anestesian?

Estamos perdidos en la selva gnoseológica, y transformamos en circunloquio la frase que debe traspasar como flecha el caparazón del lector. Queremos que en la escueta nota de cubierta asome nuestro intelecto compendiado, confundimos para no asumir la obligación de expresar (como bien dijo Víctor Fowler), vagamos en los arduos territorios del lenguaje, somos más líricos que el poeta que presentamos, más narradores que el narrador que sugerimos, más académicos que el doctor que proponemos, y lo esencial queda fuera del cerco que teje la palabra. Si las primeras oraciones de un libro, o los versos iniciales de un poemario, establecen un contrato con el lector, entonces las palabras de contracubierta lo sientan en el departamento de personal y le despliegan todas las planillas que necesita firmar.

En una librería atiborrada en Ciudad de Guatemala, donde podías comprar en la misma caja registradora, una novela de Leonardo Padura y un e-book, me encuentro frente al poemario Completamente viernes. Ni siquiera tiene palabras de contracubierta pero en la nota de solapa leo:

De verdadero regalo para los lectores puede considerarse este nuevo libro de Luis García Montero, en el que sus versos abordan ―como cabría de esperar de uno de nuestros mejores poetas contemporáneos―, el sentimiento amoroso, un tema al que la poesía última parecía hacer renunciado…

No sigo leyendo, sencillamente lo dejo caer en mi bolsa. Desde la cubierta irradia el sello de Tusquets Editores. Más adelante descubro una novela de José Saramago, que hasta donde tengo conocimiento no ha sido publicada aun por Arte y Literatura. Fíjense en este brevísimo guiño firmado por Eduardo Lourenço: Todos los nombres es la historia de amor más intensa de la literatura portuguesa de todos los tiempos. ¡Al fondo de la bolsa Alfaguara!

La recomendación para decidirme a comprar la trilogía Millennium me llega en la voz de Mario Vargas Llosa:

Acabo de pasar unas semanas, con todas mis defensas críticas de lector arrasadas por la fuerza ciclónica de una historia, leyendo los tres voluminosos tomos de Millennium, unas 2100 páginas, la trilogía de Stieg Larsson, con la felicidad y la excitación febril con que de niño y adolescente leí la serie de Dumas sobre los mosqueteros o las novelas de Dickens y de Víctor Hugo, preguntándome a cada vuelta de página “¿Y ahora qué, qué va a pasar?”

¿Qué nos está sucediendo? Las palabras de contracubierta, o las notas de solapa, o la sinopsis, o como quiera que se definan, son el prospecto adjunto del libro, y el lector necesita justificar su compra antes de deslizarse la mano en el bolsillo.

Los convenios poligráficos nos garantizan vistosas cubiertas, pero ¿qué o quién nos garantiza unas legibles palabras de contracubierta? Estoy consciente de que una vez más hurgo con la punta del dedo en la llaga, remuevo la costra para que fluya la sangre limpia, quizás no exista otra fórmula. Voy a decirlo en medio de un gran silencio:

Nos urge redactar notas de contracubierta que tomen al lector del gaznate, que lo hagan palidecer mientras pisa perplejo la trampa del libro, palabras que le suenen convincentes y sinceras, y que definitivamente lo catapulten a la fase tres: COMPRAR.

 

 

Etiquetas: , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

“Como intelectual y ser pensante estoy en contra de toda vulgarización”

20160921130956-dr.-eusebio-leal-.jpg

 

7:03:40 a.m. 

El sitio Cubadebate tuvo el privilegio de contar con la presencia del Dr. Eusebio Leal para tratar un tema tan importante como el uso de los símbolos nacionales. Una cuestión que el historiador de la ciudad ha tratado en recientes declaraciones y textos publicados en nuestra página y otros medios de prensa. 

También —como no podía ser de otra manera cuando se conversa con hombres de su magnitud— Cubadebate abordó otros tópicos tan polémicos como necesarios. Les dejo las preguntas y las respuestas del querido Historiador de la Patria. 

—¿Qué ha motivado sus recientes reflexiones? Podría profundizar sobre cuáles son sus principales preocupaciones sobre la comercialización de los símbolos nacionales y en general el uso inadecuado de los mismos. 

—Si cualquiera de nosotros pasa por una tienda donde venden artículos domésticos, por ejemplo, artículos del hogar, objetos para la limpieza y el aseo, productos para la cocina, una de esas tiendas que tienen de todo, y ve en el medio que también están vendiendo la bandera, es una equiparación que a mí no me resulta grata. 

“Al triunfo de la Revolución se creó un sistema de tiendas que fue auspiciado por el Partido que se llamó El Cartel Revolucionario y nacieron por la urgencia que tenían las organizaciones políticas y de masas de tener retratos de Martí, de los mártires, la bandera, el himno en partitura. Esas tiendas constituían una respuesta a una necesidad. 

“Pero hoy no existen y los cubanos y personas admiradoras de Cuba pueden tener la necesidad de adquirir una bandera, la partitura o la grabación del himno nacional. 

“Cada año de la Revolución se hacía, por los grandes músicos cubanos, un himno. Recuerdo el del Primero de Mayo, el de la milicia, el de los milicianos de artillería, el del tercer y cuarto aniversario y otros como La Internacional. 

“Dónde puedes conseguir un disco con La Internacional que es un himno bello, creo que es el más subversivo que recorrió la Tierra después de La Marsellesa. Es el himno de los trabajadores que cantamos el Primero de Mayo, pero es imposible obtenerlo en un disco. 

“Sin embargo, existe una vulgarización de los símbolos nacionales a propósito con una idea absolutamente comercial por parte de personas que tergiversan un poco la necesidad y convierten en comercio lo que no es comerciable. 

 

“Lo que más me repugna es ver la bandera cubana como he tomado el ejemplo convertida en un delantal o verla convertida en una ropa interior o en un zapato. 

“Imitando las malas costumbres de un comercio brutal que entra en el país no solo desde los Estados Unidos, sino desde cualquier otro lugar. Traen de allí múltiples cosas que son de una vulgaridad extraordinaria y creo que no se puede responder a la vulgaridad con otra. Hay que responder con una acertada posición que creo está contenida dentro de una ley vigente. Hasta que esa ley no se modifique, todo lo que se haga con la bandera y los símbolos nacionales es, por su naturaleza, ilegal. 

“Ahora bien, las leyes son leyes, son pétreas. Su interpretación es acorde con la voluntad o con el espíritu del legislador al redactar el texto. Pero yo he usado con orgullo en la solapa de mi traje un pin con la bandera de Cuba. Técnicamente parecería lo mismo, pero no, es una posición respetuosa. La he usado en Naciones Unidas. La he paseado orgullosamente por las calles de Nueva York y de Washington y quisiera tener aquel pin que en ese momento me lo prestaron porque aquí no era fácil conseguirlo. 

“Había también un sistema de tiendas del Partido, El distintivo, en el cual podías comprar pines de Playa Girón, de todo. La gente iba, coleccionistas de todas partes del mundo. Era una tienda del Departamento de Orientación Revolucionaria del Comité Central (del PCC). 

“No estoy en contra del orgullo que siente un deportista cuando levanta su bandera en el pódium. No puedo estar en contra de eso, aunque no esté escrito así en la ley: ‘los deportistas podrán llevar la bandera en tal lugar’. 

“Tengo la vieja bandera que era de mi mamá y la coloco en el balcón de mi casa en la fiestas nacionales, nadie nunca se ha opuesto a eso, ni hay por qué oponerse. Ahora, la bandera no se puede usar de cortina de pared, ni se puede usar para cubrir una mesa, no. La bandera tiene su cuidado como lo tiene nuestra propia ropa, cosas que nosotros queremos, Tú no tomas tu camisa con la que te vas a vestir y la tiras en la cocina. Todo tiene un cuidado, la bandera tiene su culto propio y es el símbolo de una nación, le pertenece a todos y a ninguno. Le pertenece a la nación. Nos representa a todos al igual que el escudo que lo llevan las Fuerzas Armadas en su sombrero. 

“De ninguna manera se puede usar el escudo nacional para otro fin, está en la Sala del Tribunal, está en los lugares donde está el Presidente de la República. Existen estados donde hay una bandera hasta del presidente, cuando está presente en su residencia está la bandera presidencial colocada con el escudo. A veces es la bandera con el escudo como ocurre en algunos países. Por ejemplo en la Federación Rusa, cuando está el Presidente la bandera lleva inserto el escudo. 

“Entonces, hay un tratamiento especial para ella. Eso es lo que considero. Como intelectual y ser pensante estoy en contra de toda vulgarización. Y siempre adoptaré las políticas que el gobierno asuma en esta dirección. 

“Para poder cambiar la ley hace falta el voto de la Asamblea Nacional del Poder Popular. Me consta que se ha trabajado en un proyecto de actualización de la ley que ha sido realizado y consensuado. Sin embargo, se llevó a la Asamblea y habían criterios diversos. Se pensó que lo más conveniente es, como siempre hace la dirección de la Revolución, que se consulte porque hay distintos criterios. En última instancia, los legisladores representamos al pueblo. Como diputado yo represento a la nación, a mis electores y al pueblo. Cuando llegue el tema a la Asamblea será discutido y como ese es el escenario, allí daré mi opinión y mi criterio. 

—Hay otro tema con respecto al uso de banderas foráneas como la de Estados Unidos y el Reino Unido en prendas de vestir, que se ha convertido en moda… 

—Hablemos claro, la bandera americana se la ponen en ese mercado de ropa. A veces aparece uno con un pulóver de la británica u otra. En todas partes del mundo en la universidades hay pulóveres, suéteres que llevan el anagrama del país, llevan un bordado del escudo. También los niños en la escuela,  lo he visto en San José, Costa Rica, en escuelas de Cuba, que recuerdan la presencia de Maceo. Llevan un monograma en el hombro con la bandera de Cuba con el rostro de Maceo, yo no puedo objetar eso, es en el espacio escolar. 

“Cuando me refería a la vulgaridad, que es lo que usted me está preguntando, veo por la calle personas, incluso con un físico desproporcionado o desagradable, que llevan colocado el banderón y yo diría como Martí cuando llega a Nueva York y va a ver bailar a la bailarina española, que era una maravilla, Charito Otero. Cuando llega Martí dice: ‘han hecho bien en quitar el banderón de la acera; porque si está la bandera, no sé, yo no puedo entrar’. A Martí tanto le imponía ver el banderón colocado afuera de la nación que en ese momento oprimía con sus leyes y sus mecanismos al pueblo de Cuba. El pueblo cubano iba a continuar luchando por su libertad y esgrimiendo su bandera contra esa otra. Su propia bandera había nacido del ingenio y lavada, como dijo Martí, con sangre de otras influencias, con la sangre de múltiples sacrificios. 

“Entonces, no se puede combatir esa vulgaridad con otra vulgaridad. Yo no inundaría la Cuba de banderas cubanas, la pondría en los lugares oficiales, como en la escuela, que es un orgullo ponerla. Dondequiera que haya una institución pública está la bandera. No tiene por qué estar en un rincón, en un rincón metida para cumplir una consigna. No tiene por qué estar metida, como la he visto yo, en el vestíbulo de una cocina de un restaurant, porque se pide que haya un rincón patriótico ¿cómo que un rincón? La patria no ocupa un rincón. Tiene que estar en el centro. No estoy de acuerdo con el rincón ni con el bustico de yeso, ni nada de eso. Creo que hay que elevar el espíritu hacia otras cosas. No estoy en contra de que se coloque, cómo no se va a poder colocar la bandera. 


“Los mismos que llevan eso (banderas extranjeras en la ropa o en accesorios) a veces no tienen en su cabeza un compromiso real. Es un desconocimiento, una frivolidad, una superficialidad, una falta de cultura. No quiero ofender a nadie porque no me es lícito ofender a nadie. 

“Por lo menos aprendí de Fidel Castro, de nuestro líder Fidel, que no se puede combatir con epíteto ni con grosería. Jamás he escuchado a Fidel decir una palabrota en público, ni en ningún lugar, mas repele eso, le molesta, le mortifica la vulgaridad. 

“Te repito, no ofendo a nadie, esas personas a veces no tienen ni conciencia de lo que está pasando. Ves un bici-taxi con una bandera americana como si fuera una avanzada de lo que supuestamente vendría. No han venido, no porque no han querido, sino porque no han podido, porque un pueblo entero sí con conciencia a estado armado hasta los dientes para defender cada palmo del suelo de Cuba, detrás de su bandera. 

“No creo que colocando símbolos externos, popularizándolos, se visualice compromiso. Cuando Fidel encabezó la gran batalla, la Batalla de Ideas, explicó ese cambio por completo del diseño de los actos públicos: no se aplaudía se llevaba la bandera cubana. Y recuerdo que explicaba que después todo el mundo se llevara esa banderita como recuerdo. 

“Yo tengo la bandera que llevó él en un memorable Primero de Mayo, cuando terminó le tomé la bandera de la mano con gentileza. La banderita con el palo, tomé esa banderita y la conservé. La tuvo él en sus manos. 

“Recuerdo las palabras de Máximo Gómez en la batalla de Palo Seco, viendo lo que se armó allí decía: ‘eso de cargar a la desbandada y triunfar es un privilegio exclusivo de los cubanos’. Pero a la desbandada se pudo ganar en Palo Seco, pero no se puede ganar hoy. 

“Hay que saber usar los medios sofisticados que existen. El tiempo de la vida es muy breve, el tiempo de crear pensamiento es muy breve. Cuando pones en el televisor una novela anodina y vulgar le estás robando una parte de su tiempo a los que la están viendo y los estás formando en groserías, superficialidades, en un retrato equívoco y marginal del pueblo cubano. Hay que buscar siempre la vanguardia. Siempre hay vanguardias en la sociedad y nosotros tenemos que estar afiliados permanentemente a las vanguardias, que son, como decía Lenin, selectas y escogidas, las que hacen las revoluciones abriéndole el paso a los pueblos. En cuestiones de patria cuando se es conservador, es en lo único que se es más revolucionario.  

Enlaces relacionados: 

 

 

Etiquetas: , , , , , , , ,


Tres preguntas y tres respuesta de Julio García Luis sobre medios públicos y privados

20160921044034-julio-garcia-luis-dando-clases.jpg

 

10:13:07 p.m. 

Por Rosa Miriam Elizalde

¿No debiera ser la propiedad social la mejor garantía del uso de los medios para el servicio público? ¿No debiera ser la distinción entre propiedad y gestión una clave para la calidad profesional? ¿No pudiera esa gestión profesional funcionar en base a cultura y valores compartidos con el propietario social, similares a las que existen entre editores y consorcios en el capitalismo desarrollado? Que su voz, rescatada del fondo de un baúl familiar, sea la que hable. 

El mapa de los medios ha cambiado dramáticamente con las nuevas plataformas tecnológicas y el debate sobre la comunicación ha regresado al siglo pasado en Cuba. Pensábamos que la naturaleza social de este derecho humano no podía colocarse tan fácilmente en el mostrador del mercado, pero hace rato dejaron de estar claras las fronteras entre un sistema de medios públicos, mayoritariamente estatales en el interior de la Isla, y otro sistema de medios estatales y privados, anclados fundamentalmente en Estados Unidos, disputándose la atención de las audiencias cubanas. Estos últimos, con muchísimo dinero y violando las leyes y el sentido común, a pesar de sus nulas posibilidades de éxito.

Pero hoy el Granma y El Nuevo Herald están al alcance de un clic y los cambios en la economía hacen florecer empresas ávidas por anunciarse —restaurantes, alquileres y servicios de todo tipo—, muchas de carácter legal. Como era de esperar, han surgido cientos de negocios que viven de la publicidad y median las relaciones entre el espacio público, fuertemente regulado, y el digital, con limitada o ninguna regulación, que coexisten en complejo equilibrio bajo las reglas de la oferta y la demanda. Mientras, en el país se trabaja por concretar una política de comunicación que debe poner un orden socialista, contrapeso de las decisiones económicas de un mismo signo, en el complicado escenario de la convergencia. 

En río revuelto, ganancia de pescadores. Así como existen medios con infraestructura y registro digital estadounidense o europeo, pero con oficinas, empleados y audiencias en Cuba, se recomponen los viejos instrumentos propagandísticos de EE.UU. para el cambio de régimen en la Isla. Ocurre en la ancha llanura de Internet, donde en la noche todas las vacas son oscuras y los conceptos empiezan a vaciarse de contenido —lo privado renace como alternativo; la empresa mediática como medio ciudadano; el individualismo como socialismo; el cinismo como ética— con la sola excusa de avanzar en los espacios que ya se habían recuperado para las grandes mayorías de este país.

En una nota para sus clases en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, Julio García Luis (1942-2012) reflexiona sobre esa pelea que no es nueva entre los que apuestan por la privatización de los medios, y quienes intentan demostrar que nuestra profesión, desde la práctica del socialismo, puede hacer frente a los desafíos que tiene por delante. Lo hace a través de tres preguntas que son, también, profundas certezas: 

 

“¿No debiera ser la propiedad social la mejor garantía del uso de los medios para el servicio público? 

¿No debiera ser la distinción entre propiedad y gestión una clave para la calidad profesional? 

¿No pudiera esa gestión profesional funcionar en base a cultura y valores compartidos con el propietario social, similares a las que existen entre editores y consorcios en el capitalismo desarrollado?” 

Con la ayuda de las hermanas Nadia y Nidia Díaz, viuda y cuñada de Julio, respectivamente, he estado ordenando y preparando para una futura publicación una zona de la papelería de quien fuera Decano de la Facultad de Comunicación, que abarca textos escritos desde la década del 80 del siglo pasado hasta poco antes de morir, en enero de 2012. 

Hemos seleccionado unos 40 materiales que incluyen apuntes, discursos, ensayos, cartas y crónicas, todos inéditos y con un valor extraordinario para comprender el escenario, los avances y retrocesos de la prensa cubana en el último medio siglo. 

No he terminado el ensayo introductorio para este proyecto. Julio asumió el periodismo como una construcción de ciudadanía, con sus múltiples dimensiones que trascienden el tema al que nos convocó Cubaperiodistas. Pero si algo sostiene su pensamiento es la defensa de la propiedad social de la prensa y su apasionada convicción de que Cuba puede construir un modelo de comunicación socialista, negado a otras sociedades que intentaron “el asalto al cielo”. Por eso, mi propuesta es que sean respondidas las tres preguntas que Julio le hizo a sus estudiantes y que lo haga él mismo. Que su voz, rescatada del fondo de un baúl familiar, sea la que hable. 

Por tanto, lo que usted leerá a partir de ahora son fragmentos de esos textos inéditos —algunos sin título aún y otros, sin fecha—, obra de un pensamiento coherente e iluminador en los tiempos que corren.

Las tres preguntas, las tres respuestas de Julio

 —¿No debiera ser la propiedad social la mejor garantía del uso de los medios para el servicio público?

En el debate entre propiedad social y propiedad privada de los medios, tengo las siguientes convicciones:

  • Una verdadera democratización de la prensa, y el ejercicio ético del periodismo, requieren como premisa la propiedad social sobre los medios.
  • La propiedad social, por sí misma, no es tampoco garantía suficiente de una prensa de servicio público, participativa, sustentada en valores y formadora ella misma de valores.
  • Se requiere que ésta forme parte de un proyecto clasista, popular, de justicia social y socialismo (en una interpretación amplia de este concepto), que lo haga capaz de imprimirle a los medios una política de desenajenación y plena liberación del ser humano.
  • Tal política de información y comunicación, para realizarse, requiere de una especial mediación y articulación entre el sistema político y el sistema de medios, que se debe expresar en la gestión profesional de estos. 

Resulta mucho más difícil advertir la actuación de un sistema propagandístico cuando los medios de comunicación son privados y no existe censura formal, en particular cuando tales medios compiten activamente, atacan y exponen con cierta periodicidad los errores del gobierno y de las corporaciones, y se autocalifican enérgicamente de portavoces de la libertad de expresión y de los intereses generales de la comunidad.

Por tanto, el verdadero peligro, tal como yo lo aprecio, no está en los nuevos fenómenos asociados a las redes digitales, sino en el envilecimiento, mercantilización, identificación con las cúpulas de poder y renuncia a la función crítica y de servicio público de la gran masa de medios convencionales, que cada vez tiene que ver más con el imperio y sus intereses, y cada vez menos con los países, su gente y sus problemas.

En Cuba deberíamos evitar que momentos de desconcierto o de revés le den pábulo a algunas tendencias liberales o extremistas, que propugnan los valores de la propiedad privada en nombre del fracaso estatal. El rechazo al burocratismo y al inmovilismo no debe llevarnos al liberalismo burgués y a la trampa de los mecanismos capitalistas. La necesidad de mayor eficiencia económica y más impulso al desarrollo científico-técnico, que reclama el socialismo, no debe hipotecar nuestra perspectiva comunista.

Las fórmulas de ultraizquierda que a veces oímos o leemos son exabruptos de diletantes, al margen de la complejidad real de los problemas. Nuestra tarea tenemos que resolverla hoy con fórmulas nacidas de la realidad cubana, con la gran masa de periodistas de país, con los cuadros de la prensa, con el Partido y su dirección en cada nivel, con todos los organismos políticos, de masa, estatales y administrativos, con el papel activo de los trabajadores y el pueblo que son los protagonistas de la información.

Seamos realistas. En nuestra prensa, no sólo se destaca una avanzada consciente, junto a un sector descreído y apático; también se destacan inevitablemente corrientes extremistas y liberales. Ellas a veces se presentan como muy radicales y atraen a personas sinceras. Pero su caldo de cultivo por excelencia lo dan oportunistas y resentidos. Estas tendencias no pueden esperar. Para ellas, el baño de sangre ha de ser ya. Las cabezas deben rodar a más tardar mañana temprano. Si algo no sale como es debido, es que hay un gran culpable agazapado en alguna parte, a quien sólo hace falta descubrir y defenestrar. Todo el que ocupe algún cargo, obviamente, es un canalla a eliminar. Si alguna fórmula atractiva aparece en la arena internacional: a imitarla, sin más demora. Si intereses sensibles del país pueden ser lastimados por un manejo irresponsable de nuestra libertad de prensa: abajo los intereses el país. Todo en blanco y negro, todo fácil, todo expedito. Óptica de diletantes. Eso sí es peligroso

Por tanto, la pregunta sigue siendo esta: ¿puede haber periodismo en el socialismo? Para nosotros la respuesta es: sí, puede y debe haber un periodismo de calidad. ¿Es fácil? No. ¿Es un problema resuelto? No. ¿Basta con seguir la experiencia pretérita y actual del socialismo? No. ¿Hay que buscar una respuesta cubana a este problema? Sí. El capitalismo, obviamente, no sólo ha desarrollado una experiencia en este terreno, sino que posee determinadas ventajas. La irresponsabilidad que supone la propiedad privada de los medios es una de ellas.

—¿No debiera ser la distinción entre propiedad y gestión una clave para la calidad profesional? 

Nuestra prensa es partidista, es revolucionaria. Ese es su mayor timbre de orgullo. Es una conquista histórica irreversible. No hay en esto ni habrá la menor concesión al liberalismo o al oportunismo. La política que aplicamos en Cuba es indiferente por completo a toda idea de congraciarnos o hacernos simpáticos a Occidente, y por eso la propiedad de la prensa deberá seguir estando en manos de la sociedad organizada. Seguimos una consecuente línea de principios

Ahora bien, ese carácter revolucionario no se expresa en una gestión directa del Partido sobre los medios. El Partido dirige en términos políticos de orientación, control, ayuda y trabajo con los cuadros. Cada órgano de prensa cubano responde a determinada organización o institución. Cada uno de esos órganos tiene una dirección con las máximas atribuciones ejecutivas. Esta dirección debe disponer de autonomía y decidir qué se publica y cómo se publica. Los periodistas, a su vez, han de ganarse también con su talento y su coraje una amplia autonomía. No debemos tener ningún temor en emplear esta palabra. El periodismo, como forma del trabajo intelectual, requiere de espacio para la libertad creadora.

Nuestra prensa supone un cambio esencial en cuanto al sistema de propiedad, a los perfiles de cada órgano, a los contenidos y prioridades temáticas, y dispone de soportes que permiten usos del lenguaje, velocidades de trasmisión y alcance de los mensajes que no pudieron siquiera soñar los actores de los medios en el pasado. Es preciso cobrar verdadera conciencia de las potencialidades que ello encierra y aprender a explotarlas.


Las tendencias negativas que proliferaron en el país en los años 80 olvidaban el trabajo político, el peso de los factores ideológicos, la atención al hombre, y todo lo subordinaban a los mecanismos económicos y a la estimulación monetaria. Pero aun colocando en su justo lugar estos elementos, ni el Partido ni el Estado solos, ni los organismos administrativos y las organizaciones de masas por su sola cuenta, podrían atender todos los problemas. El Partido mismo no es una especie de dios que todo lo vea, lo conozca y lo resuelva. La construcción del socialismo únicamente puede entenderse como un trabajo de toda la sociedad.

En otras palabras, si las propias masas no desarrollan su capacidad de autogestión, si no se estimula la nueva actitud cívica y se crea una nueva cultura de la economía y el deber social, sería imposible dar respuesta a la infinidad de requerimientos cotidianos que plantea la producción y demás esferas de nuestra vida. La prensa debe contribuir decisivamente a esto. Ella debe levantar la bandera de la lucha permanente contra todo lo mal hecho. Debe ser un instrumento de estímulo, de crítica, de orientación y de acicate a la reflexión social.

Sólo con el Partido, con su comprensión, con su apoyo activo, será posible avanzar, vencer la resistencia consciente e inconsciente con que tropieza el ejercicio profesional, y lograr que se arraigue gradualmente una nueva cultura de la información y el papel de la prensa en nuestra sociedad.

—¿No pudiera esa gestión profesional funcionar en base a cultura y valores compartidos con el propietario social, similares a las que existen entre editores y consorcios en el capitalismo desarrollado? 

Cuba fue el primer país en hacer una revolución socialista a partir de una cultura de prensa occidental y moderna. Los periodistas cubanos —al menos el núcleo fundamental de ellos— son tan talentosos y capaces como los de cualquier otro país. Tienen tanto potencial como los científicos, técnicos e innovadores cubanos que nos enorgullecen. No podemos admitir unilateralmente la idea de que los periodistas sean los únicos culpables de los problemas en la gestión de la prensa.

El problema esencial, a nuestro juicio, es transformar el ejercicio periodístico, sin menoscabo de los principios revolucionarios. Dentro del sistema de partido único y del reconocimiento del papel dirigente y orientador de nuestra organización de vanguardia, debemos hallar los métodos y estilos que garanticen la autonomía de los órganos de prensa, las atribuciones de sus directores y la práctica profesional del trabajo periodístico.

Toda nuestra prensa es revolucionaria. Es un resultado de las características de nuestro proceso histórico. No hay espacio en ella para defender la contrarrevolución, el capitalismo, el racismo, el guerrerismo o el odio hacia otros pueblos y naciones. Pero dentro de estos límites políticos hay un vasto espacio para el criterio independiente y para reflejar los intereses, percepciones y enfoques de las diferentes capas, sectores sociales e individualidades que forman nuestro pueblo. No hay que privatizar los órganos de prensa para lograr que estas opiniones obtengan un reflejo adecuado en nuestros medios de información, lo que no debe interpretarse sin embargo como que ya los cubanos lo hemos logrado. Esa tarea es posible y debemos realizarla.

Estamos convencidos de que demostrar la viabilidad del pluralismo de opiniones, dentro de una revolución que construye el socialismo, entraña un reto a la voluntad creadora y puede ser, al mismo tiempo, un servicio importante al esclarecimiento del gran debate ético, político e ideológico que hoy tiene lugar en nuestras sociedades.

Al tocar este punto, quisiera apuntar que observamos ciertos argumentos que identifican el pluralismo de opiniones con el pluripartidismo. Es oportuno señalar al respecto que el proceso histórico cubano ha transcurrido en un sentido opuesto. La Revolución pasó del pluripartidismo al partido único, sobre la base del programa socialista.

No hay en nuestro país base social para otro partido. El nuestro es a la vez el partido de la clase obrera y el de los campesinos, las capas medias, los intelectuales y demás trabajadores. Es el partido del socialismo, pero también el partido patriótico de la nación cubana. Y no vemos ciertamente que haya contradicción alguna entre la dirección de ese partido único y nuestra determinación de perfeccionar y ampliar cada vez más los mecanismos democráticos de la sociedad, incluyendo lo referente a un periodismo de nuevo tipo que propicie el diálogo, la polémica y abra espacio a todos los que deseen opinar e incluso discrepar dentro de nuestro proyecto hacia el socialismo.

Admitir que el socialismo no ha creado aún un modelo acabado que aproveche todas las potencialidades de desarrollo de la prensa socialista, no puede arrastrarnos al criterio de que nuestra única posibilidad sea la de copiar al capitalismo, de la misma forma que las deficiencias y formalismos de que ha adolecido la democracia socialista no deben conducirnos a idealizar la democracia liberal burguesa.

Desde nuestra óptica, no debiéramos permitir que gane terreno entre nosotros el concepto extraño de que la propiedad social sobre los medios de información es excluyente con la variedad, la diversidad de opciones y el ejercicio del criterio independiente.

Para nosotros, es precisamente la propiedad social la que debe garantizar el pluralismo de opiniones y el ejercicio de una prensa situada por encima de intereses privados y de grupos. Es cierto que históricamente esto ha sido en muchos casos formal. Es cierto que han existido deformaciones y que ellas se han revertido en una prensa monótona y gris. Pero estas realidades no son prueba de otra cosa sino de que hemos cometido errores y debemos enmendarlos. No significa que sea irrealizable la posibilidad de apoyarnos en las enormes ventajas de la propiedad social sobre los medios de información para un auténtico ejercicio de nuestra libertad de prensa, que puede y debe auspiciar un periodismo mucho más veraz, democrático y calificado que la propiedad privada burguesa.

(Fuente: Cubadebate/Cubaperiodistas)

Etiquetas: , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

El Decálogo "neo-neoliberal"

20160918012143-discurso-neoliberal.jpg


7:18:50 p.m.

Guía sucinta de los nuevos códigos que maneja un "neo-neoliberalismo" que se ha reciclado discursivamente.

El Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica ha venido publicando  una  serie de análisis [1] sobre las categorías conceptuales con las que opera la derecha del subcontinente, tanto a nivel político como mediático.

El presente artículo condensa los principales mensajes detectados. Pretende ser una guía sucinta de los nuevos códigos que maneja un "neo-neoliberalismo" que se ha reciclado discursivamente para tratar de hacer olvidar los resultados catastróficos de sus políticas en los años 80 y 90.

Gestión eficiente. Ya no es el tiempo de las ideologías. Ni siquiera de la política. Lo que supuestamente le importa a la gente es que las cosas funcionen. El político se asimila a un empresario. Sólo se valoran los resultados.

Liderazgos no carismáticos. En consonancia con el concepto anterior, se precisan dirigentes sin carisma personal pero con una pátina de buenos gestores. La grisura de carácter se identifica con seriedad y responsabilidad para abordar los asuntos públicos. Se prefiere al contable de oficina antes que al líder de masas. Éste se asocia a un populismo manipulador.

Banalización de lo político. Frente a los grandes constructos del pasado, la política se reduce cada vez más a una suerte de presentaciones inconexas donde prima lo anecdótico. La frivolización se traviste de "humanización". Programas de variedades y entretenimiento se constituyen en el escenario preferido por los políticos, en detrimento del escenario institucional.

Meritocracia. Los logros son productos del esfuerzo personal y no de las condiciones sociales. La maximización de la educación es el elemento legitimador del mérito. Se presenta un sistema educativo en abstracto al que supuestamente todo el mundo tiene acceso, sin tener en cuenta la extracción de clase. Del aprovechamiento o no que haga el individuo dependerá su suerte.

Desarrollo y consumo. El progreso se presenta como un desarrollismo sin límites que propicia la posibilidad de un consumo calificado como "derecho" (y ocultando de esta forma los derechos legítimos como el derecho a la vivienda, sanidad, trabajo, salario digno, etc.).

Ineficiencia de los modelos socialistas. Son "intrínsecamente ineficientes". Su éxito a principios de siglo fue un espejismo propiciado por unos precios de las materias primas que alcanzaron máximos históricos. Una vez resituadas las cotizaciones, estas propuestas vuelven a demostrar su inconsistencia. Se teje un hilo sutil que las relaciona con los antiguos regímenes comunistas de la Europa del Este. Regresa la teoría del Fin de la Historia. El capitalismo es el único sistema válido.

Regreso a los referentes occidentales. Estados Unidos y Europa occidental son los modelos, en antagonismo a la autoidentificación latinoamericana de la propuesta bolivariana. Todo se valora en función de su mayor o menor parecido al Primer Mundo. Es un retorno a los complejos de inferioridad que tan funcionales han sido a las élites locales.

Sacralización de la unidad. Los gobiernos progresistas han polarizado a los países, enfrentando a hermanos contra hermanos. El Neo-neo liberalismo levanta la bandera de la unidad por encima de las diferencias de clase. No importa ser rico o ser pobre. Lo verdaderamente importante es la pertenencia a una misma nación. La lucha de clases queda invisibilizada.

Formalismos democráticos. Se ponen en primer plano los protocolos  de las democracias electorales de origen liberal, con el voto como máxima posibilidad de ejercicio político para los pueblos. Cualquier experiencia de democracia protagónica es deslegitimada. La economía libre de mercado se considera un requisito indispensable de la democracia.

De la política social a la asistencial. Se elimina la consideración de las políticas sociales como derechos. Se entiende que éstas impiden el desarrollo de un país y privan a sus destinatarios de los estímulos necesarios para trabajar o emprender. Únicamente se reserva una precaria política asistencial para los sectores más vulnerables, más como contención de posibles protestas —y vuelcos electorales— que como una acción decidida a sacarles de su condición.

 (Fuente: teleSURtv/ Alejandro Fierro/Ava Gómez)

*Este artículo se encuentra publicado en http://www.celag.org/el-decalogo-neo-neoliberal/

[1] Para consultar los análisis completos ver:

 

 

Etiquetas: , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

El Fidel de las conspiraciones periodísticas

20160314111539-la-autora-confidel-fidel-1986-fileminimizer-.jpg


6:14:21 a.m.

Por Mercedes Rodríguez García

La tarde del 24 de marzo de 2003 deseaba más que todo encontrarme con Ignacio Ramonet para decirle que periodistas de todo el país acababan de romper el récord que él había establecido de conversación con Fidel, pues a razón de tres días al año y unas diez horas diarias, llegaban a 150 las que debimos permanecer junto al Comandante en Jefe en el más largo, fructífero e inolvidable de todos los congresos periodísticos de la historia de Cuba.

Pero el autor de Cien horas con Fidel no andaba por todo aquello. Mi colega francés, director de Le Monde Diplomatique, solo transitaba como un duende  por mi eufórica y trasnochada imaginación. Transcurría la última sesión del VII cónclave de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) que, a sugerencia del propio líder previsor, continuó celebrándose de forma diferida desde octubre de 1999, siempre con su presencia y como un colega más. Él mismo lo aseguró entonces: «Me gusta mucho el oficio, de verdad, ténganme por uno de ustedes».

¡Qué íbamos a imaginarnos todo lo que le disfrutaríamos, todo lo que nos diría!, incluso en tono confesional, tan en susurro, que muchos recurrimos a los audífonos del sistema de traducción para poder escucharle con nitidez.

Y aunque valdrían fechas y horarios, prefiero contarles de Fidel sin tiempo fijo. Un Fidel que ha confesado sentirse a sus anchas entre periodistas, sin «los tres pares de ojos» que le cuidan mientras escribe «sobre una tabla en las piernas, sentado en el borde de la cama». Ese con quien he compartido en tres congresos y una decena de reuniones de la UPEC, desde 1980.

Acrisolar al ser humano que es Fidel Castro Ruz constituye un desafío para cualquier periodista, y resulta imposible hacerlo de una sola ojeada, en una sola circunstancia, evento, suceso y género específico, sea crónica, artículo o reportaje. ¿Una entrevista a Fidel?, quizá. Aunque a mí no se me ha ocurrido ni me lo han encomendado ni lo he intentado nunca. Paradójico: no sabría qué preguntarle sin que yo adivinara el rumbo de sus respuestas. Bien lo he leído, escuchado y seguido.

Otro asunto sería dibujarlo entre periodistas, o como periodista. Aptitud y talento bastan para no escatimar en disquisiciones sobre su autenticidad al respecto. Para él nada resulta obvio ni existen detalles menores, ni ninguna verdad es aceptada de antemano.

Prestigiosos intelectuales lo han catalogado como un hombre astuto, curioso, inquisidor —pregunta sobre cosas que sabe para confirmar sus datos—,  cuestionador hasta de la propia historia, hiperquinético, con una sed insaciable de conocimientos, antidogmático por antonomasia, con una increíble capacidad de previsión, no por iluminación, sino por razonamiento.

Fidel disfruta la emoción del riesgo. Es arduo,  tenaz, corajudo, con una información inmensa y variada que le permite moverse con facilidad en cualquier situación y contexto. Más dotes periodísticas aparte. Como abogado y como político, conoce el papel que juega la prensa en la sociedad. Es un estratega de altos quilates y sabe poner las cosas en orden para ejecutar o conseguir algo. Incluso, posee su propio sistema especial para disimular y, hábilmente, conseguir un fin.

En mis viejas agendas de trabajo y documentos archivados conservo anotadas algunas de sus expresiones que así lo revelan. Era 1986. Nos golpeaba ¡y de qué manera! el síndrome del silencio, llamado también el síndrome del misterio o «mentalidad de mordaza». Entresaco algunas que estimo textuales:

«Veo a la prensa jugando un papel importantísimo en la elevación de la moral y en la preservación de todos los valores sagrados de nuestro pueblo, en la denuncia, en el combate, en la lucha contra todas las cosas mal hechas […] Quién puede educar más que la prensa. El socialismo debe basarse en el ejercicio de la crítica y en la apelación a la conciencia y los valores humanos […] Los periodistas deben investigar, saber qué anda mal, qué hechos lesionan a la economía del país, qué corrompe a la gente, y no solo exponer, sino combatirlos a través de ese poderoso instrumento que son los medios de difusión masiva. […] Cada periodista debe ser un gladiador contra las cosas que a su juicio marchan incorrectamente. Y es también un luchador por que las cosas marchen bien, un creador de la nueva sociedad».

No había caído entones el muro de Berlín, y muchos de los que hoy ejercen en los medios ni habían nacido. Vendrían al mundo años después, en pleno período especial, o en los finales de aquel siglo XX en el que tocamos fondo, pero cuando también, ante los ojos atónitos del mundo, permanecimos y renacimos.

Es bueno contar para conocer y amar, que de conocimiento y amor andamos bien urgidos. Muchas veces nos lo ha repetido Fidel. «No se puede amar lo que no se conoce». En ello radica la importancia que le concede a la Historia. «Solo cuando conocemos las raíces vamos a las esencias y podemos coger las mentiras diabólicas disfrazadas de angelitos que se cuentan por ahí», refieren mis apuntes de entonces.

A tono con ello sus disquisiciones sobre cómo adentrarnos en los orígenes y no solo en lo relativo a lo «último de las comunicaciones», cuando en los debates del nuevo siglo primaba el tema de las nuevas tecnologías, y por sobre el equipamiento, insuficiente u obsoleto, se empinaban la inteligencia y la voluntad.

Para Fidel resultaba alentador «comprobar cómo el uso de la computación representaba mayor conocimiento y felicidad». Por eso exaltó y le dio las gracias al veterano periodista del semanario Vanguardia, de Villa Clara, que con 85 años de edad «aprendió a emplear las nuevas tecnologías y es un ejemplo del interés por la superación». Se trataba del inolvidable periodista e insustituible jefe de Redacción, Roberto González Quesada, a quien él mismo entregó, la noche del 14 de marzo de 1999, el Premio Nacional de Periodismo José Martí».

En otro momento, durante un receso, afirmó disfrutar mucho lo que hacen los periodistas, y se refirió a cuestiones de estilo y de lenguaje con las que a veces él mismo tenía conflictos al «querer inventar cosas o violar alguna regla de la Gramática», o al repetir deliberadamente. Dijo gustarle que «sus escritos tengan un poquito de elegancia, incluso un poquito de cadencia» y defender más el principio de comunicar la idea que la regla de la Gramática. «Una sola palabra mal usada puede causar estragos irreparables. […]  Mi especialidad es un poco la del ajedrecista: combinar esto con lo otro, empezar por aquí y terminar por acá, para lograr el efecto […] Yo creo que el lenguaje es algo vivo que no puede ser sometido siempre a reglas».

Tal vez en esa indocilidad a los moldes, a los arbitrios, a los corsés, radique la causa de lo insólito, lo inusual, de algunos de sus comportamientos que, por espontáneos, guiados por el fuego de la pasión o la ceguera de la emoción, han puesto a correr a los escoltas. Una anécdota de aquellos tiempos de congresos remite a situación semejante.

Ya él mismo había clausurado la reunión. Por los altavoces de Palacio se pide a los delegados e invitados avanzar hasta el aledaño hotel Palco. Fidel va delante. En una de las áreas abiertas de la instalación se sube en una silla. «Pregunten», conmina. Responde, aclara. «Es muy importante que estén muy bien informados de todo […]  La línea trazada es el máximo de información posible. Pero no queda más remedio que conspirar. Hay un amo en el mundo que se llama Estados Unidos, y para enfrentarlo hay que tener más información, mentalidad de conspiradores. Mientras más preparado esté nuestro pueblo, tendrá más libertad». Y de seguido, un llamado a los periodistas a «seguir teniendo mentalidad de luchadores, pero esta vez con las armas más poderosas de estos tiempos: la inteligencia y la cultura».

Evocar a Fidel entre los periodistas nunca deberá ser cuestión rutinaria ni motivo único de jornadas por el Día de la Prensa, aun cuando la que transcurre le haya sido dedicada, con justicia, en el año de su cumpleaños 90.

Como siempre, el espacio nos constriñe y el cierre apremia. Para otra oportunidad quedan mis anécdotas; postergados, mis deseos con Ramonet. ¿Una entrevista a Fidel? No creo. La lista de espera continúa creciendo. ¿Qué le preguntaría si volviéramos a encontrarnos? Sí, claro… Comandante, ¿qué ha cambiado en usted luego del inoportuno traspiés y la enfermedad que lo obligó al reposo y al despido de la vida política en activo? ¿Un consejo a Fidel? ¿Una recomendación a un elegido en el que sigo creyendo? Por supuesto… No se despida nunca, Quijote rebelde, eterno timonel del Granma. Siga conspirando. Usted lo sabe: el ajedrez no ha terminado.

 

 

Etiquetas: , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Es el momento más crítico en la historia de la humanidad: Chomsky

20160208091855-siria-crisis-humanitaria.jpg

 

3:18:59 a.m. 

Chomsky repasa las principales tendencias del escenario internacional, la escalada militarista de EU y los riesgos crecientes de guerra nuclear. 

"Estados Unidos fue siempre una sociedad colonizadora. Incluso antes de constituirse como Estado estaba eliminando a la población indígena, lo que significó la destrucción de muchas naciones originarias", sintetiza el lingüista y activista estadunidense Noam Chomsky cuando se le pide que describa la situación política mundial. 

Crítico acérrimo de la política exterior de su país, sostiene que desde 1898 se volcó hacia el escenario internacional con el control de Cuba, "a la que convirtió esencialmente en colonia", para invadir luego Filipinas, "asesinando a un par de cientos de miles de personas". 

Continúa hilvanando una suerte de contrahistoria del imperio: "Luego le robó Hawai a su población originaria, 50 años antes de incorporarla como un estado más". Inmediatamente después de la segunda Guerra Mundial Estados Unidos se convierte en potencia internacional, "con un poder sin precedente en la historia, un incomparable sistema de seguridad, controlaba el hemisferio occidental y los dos océanos, y naturalmente trazó planes para tratar de organizar el mundo a su antojo". 

Acepta que el poder de la superpotencia ha disminuido respecto al que tenía en 1950, la cima de su poder, cuando acumulaba 50 por ciento del producto interno bruto mundial, que ahora ha caído hasta 25 por ciento. Aun así, le parece necesario recordar que Estados Unidos sigue siendo "el país más rico y poderoso del mundo, y a nivel militar es incomparable". 

Un sistema de partido único 

En algún momento Chomsky comparó las votaciones en su país con la elección de una marca de pasta de dientes en un supermercado. "El nuestro es un país de un solo partido político, el partido de la empresa y de los negocios, con dos facciones, demócratas y republicanos", proclama. Pero cree que ya no es posible seguir hablando de esas dos viejas colectividades políticas, ya que sus tradiciones sufrieron una mutación completa durante el periodo neoliberal. 

"Están los republicanos modernos que se hacen llamar demócratas, mientras la antigua organización republicana quedó fuera del espectro, porque ambas partes se desplazaron a la derecha durante el periodo neoliberal, igual que sucedió en Europa". El resultado es que los nuevos demócratas de Hillary Clinton han adoptado el programa de los viejos republicanos, mientras éstos fueron completamente desplazados por los neoconservadores. "Si usted mira los espectáculos televisivos donde dicen debatir, sólo se gritan unos a los otros y las pocas políticas que presentan son aterradoras".

Por ejemplo, destaca que todos los candidatos republicanos niegan el calentamiento global o son escépticos, que si bien no lo niegan dicen que los gobiernos no deben hacer algo al respecto. "Sin embargo el calentamiento global es el peor problema que la especie humana ha enfrentado jamás, y estamos dirigiéndonos a un completo desastre". En su opinión, el cambio climático tiene efectos sólo comparables con la guerra nuclear. Peor aún, "los republicanos quieren aumentar el uso de combustibles fósiles. No estamos ante un problema de cientos de años, sino de una o dos generaciones". 

La negación de la realidad, que caracteriza a los neoconservadores, responde a una lógica similar a la que impulsa la construcción de un muro en la frontera con México. “Esas personas que tratamos de alejar son las que huyen de la destrucción causada por las políticas estadunidenses". 

"En Boston, donde vivo, hace un par de días el gobierno de Obama deportó a un guatemalteco que vivió aquí durante 25 años; tenía una familia, una empresa, era parte de la comunidad. Había escapado de la Guatemala destruida durante la administración Reagan. En respuesta, la idea es construir un muro para prevenirnos. En Europa es lo mismo. Cuando vemos que millones de personas huyen de Libia y de Siria a Europa, tenemos que preguntarnos qué sucedió en los últimos 300 años para llegar a esto". 

Invasiones y cambio climático se retroalimentan 

Hace apenas 15 años no existía el tipo de conflicto que observamos hoy en Medio Oriente. "Es consecuencia de la invasión estadunidense a Irak, que es el peor crimen del siglo. La invasión británica-estadunidense tuvo consecuencias horribles, destruyeron Irak, que ahora está clasificado como el país más infeliz del mundo, porque la invasión se cobró la vida de cientos de miles de personas y generó millones de refugiados, que no fueron acogidos por Estados Unidos y tuvieron que ser recibidos por los países vecinos pobres, a los que se encargó recoger las ruinas de lo que nosotros destruimos. Y lo peor de todo es que instigaron un conflicto entre sunitas y chiítas que no existía antes". 

Las palabras de Chomsky recuerdan la destrucción de Yugoslavia durante la década de 1990, instigada por Occidente. Al igual que Sarajevo, destaca que Bagdad era una ciudad integrada, donde los diversos grupos culturales compartían los mismos barrios, se casaban miembros de diferentes grupos étnicos y religiones. "La invasión y las atrocidades que siguieron instigaron la creación de una monstruosidad llamada Estado Islámico, que nace con financiación saudita, uno de nuestros principales aliados en el mundo". 

Uno de los mayores crímenes fue, en su opinión, la destrucción de gran parte del sistema agrícola sirio, que aseguraba la alimentación, lo que condujo a miles de personas a las ciudades, "creando tensiones y conflictos que explotan apenas comienza la represión". 

Una de sus hipótesis más interesantes consiste en cruzar los efectos de las intervenciones armadas del Pentágono con las consecuencias del calentamiento global. 

En la guerra en Darfur (Sudán), por ejemplo, convergen los intereses de las potencias con la desertificación que expulsa poblaciones enteras de las zonas agrícolas, lo que agrava y agudiza los conflictos. "Estas situaciones desembocan en crisis espantosas, como sucede en Siria, donde se registra la mayor sequía de su historia que destruyó gran parte del sistema agrícola, generando desplazamientos, exacerbando tensiones y conflictos, reflexiona". 

Aún no hemos pensado detenidamente, destaca, sobre lo que implica esta negación del calentamiento global y los planes a largo plazo de los republicanos que pretenden acelerarlo: "Si el nivel del mar sigue subiendo y se eleva mucho más rápido, se va a tragar países como Bangladesh, afectando a cientos de millones de personas. Los glaciares del Himalaya se derriten rápidamente poniendo en riesgo el suministro de agua para el sur de Asia. ¿Qué va a pasar con esos miles de millones de personas? Las consecuencias inminentes son horrendas, este es el momento más importante en la historia de la humanidad". 

Chomsky cree que estamos ante un recodo de la historia en el que los seres humanos tenemos que decidir si queremos vivir o morir: “Lo digo literalmente. No vamos a morir todos, pero sí se destruirían las posibilidades de vida digna, y tenemos una organización llamada Partido Republicano que quiere acelerar el calentamiento global No exagero –remata– es exactamente lo que quieren hacer”. 

A continuación cita el Boletín de Científicos Atómicos y su Reloj del Apocalipsis, para recordar que los especialistas sostienen que en la Conferencia de París sobre el calentamiento global era imposible conseguir un tratado vinculante, solamente acuerdos voluntarios. "¿Por qué? Debido a que los republicanos no lo aceptarían. Han bloqueado la posibilidad de un tratado vinculante que podría haber hecho algo para impedir esta tragedia masiva e inminente, una tragedia como nunca ha existido en la historia de la humanidad. Eso es lo que estamos hablando, no son cosas de importancia menor". 

Guerra nuclear, posibilidad cierta 

Chomsky no es de las personas que se dejan impresionar por modas académicas o intelectuales; su razonamiento radical y sereno busca evitar furores y, quizá por eso, se muestra reacio a echar las campanas al vuelo sobre la anunciada decadencia del imperio. "Tiene 800 bases alrededor del mundo e invierte en su ejército tanto como todo el resto del mundo junto. Nadie tiene algo así, con soldados peleando en todas partes del mundo. China tiene una política principalmente defensiva, no posee un gran programa nuclear, aunque es posible que crezca". 

El caso de Rusia es diferente. Es la principal piedra en el zapato de la dominación del Pentágono, "porque tiene un sistema militar enorme". El problema es que tanto Rusia como Estados Unidos están ampliando sus sistemas militares, "ambos están actuando como si la guerra fuera posible, lo cual es una locura colectiva". Cree que la guerra nuclear es irracional y que sólo podría suceder en caso de accidente o error humano. Sin embargo, coincide con William Perry, ex secretario de Defensa, quien dijo recientemente que la amenaza de una guerra nuclear es hoy mayor de lo que era durante la guerra fría. Chomsky estima que el riesgo se concentra en la proliferación de incidentes que involucran fuerzas armadas de potencias nucleares. 

"La guerra ha estado muy cerca innumerables veces", admite. Uno de sus ejemplos favoritos es lo sucedido bajo el gobierno de Ronald Reagan, cuando el Pentágono decidió poner a prueba las defensas rusas mediante la simulación de ataques contra la Unión Soviética. 

"Resultó que los rusos se lo tomaron muy en serio. En 1983 después de que los soviéticos automatizaron sus sistemas de defensa detectaron un ataque de misil estadunidense. En estos casos el protocolo es ir directo al alto mando y lanzar un contraataque. Había una persona que tenía que transmitir esta información, Stanislav Petrov, pero decidió que era una falsa alarma. Gracias a eso estamos acá hablando". 

Sostiene que los sistemas de defensa de Estados Unidos tienen errores serios y hace un par de semanas se difundió un caso de 1979, cuando se detectó un ataque masivo con misiles desde Rusia. Cuando el consejero de Seguridad Nacional, Zbigniew Brzezinski, estaba levantando el teléfono para llamar al presidente James Carter y lanzar un ataque de represalia, llegó la información de que se trataba de una falsa alarma. "Hay docenas de falsas alarmas cada año, asegura". 

En este momento las provocaciones de Estados Unidos son constantes. "La OTAN están llevando a cabo maniobras militares a 200 metros de la frontera rusa con Estonia. Nosotros no toleraríamos algo así sucediendo en México". 

El caso más reciente fue el derribo de un caza ruso que estaba bombardeando fuerzas yihadistas en Siria a fines de noviembre. "Hay una parte de Turquía casi rodeada por territorio sirio y el bombardero ruso voló a través de esa zona durante 17 segundos, y lo derribaron. Una gran provocación que por suerte no fue respondida por la fuerza, pero llevaron su más avanzado sistema antiaéreo a la región, que le permite derribar aviones de la OTAN". Argumenta que hechos similares están sucediendo a diario en el mar de China. 

La impresión que se desprende de sus gestos y reflexiones es que si las potencias que son agredidas por Estados Unidos actuaran con la misma irresponsabilidad que Washington, la suerte estaría echada.

(Fuente: VCMX

 

 

 

Etiquetas: , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Es Lucho, y va a la carga

20160206052346-pantoja.jpg


11:00:45 p.m.

Periodista, locutor, editor y director de programas radiales. Premio Nacional de Radio 2014. Presidente de la UPEC por dos mandatos en Villa Clara y miembro de su Comité Nacional. Fundador de la carrera de Periodismo en la Universidad Central.  Nació en Ranchuelo. Antes de 1952 se vinculó con la Juventud Ortodoxa. Secretario de Propaganda del Movimiento 26 de Julio. Fichado y perseguido por el Servicio de Inteligencia Militar (SIM) de Batista, vivió exiliado en Ecuador, Argentina, Estados Unidos y Panamá. En abril de 1959 regresó a la Patria. La Revolución lo necesita, a ella se entrega.

Por Mercedes Rodríguez García

Poquísimos saben que le llamaban Lucho. El apelativo no aparece siquiera en una de esas biografías que nunca se ha sentado a redactar, «porque otros se han encargado de hacerlas, y yo de vivirlas»… ¡Y de qué manera! Porque desde que su dulce y bondadosa madre lo parió, el 12 de enero de 1933, Luis Orlando Pantoja Veitía no ha dejado de descolgarse a todo riesgo entre soles y lunas, en una inverosímil calistenia que lo ha mantenido vital, inteligente y galán.

Lo de Lucho fue en Ecuador, adonde llegó en 1957, una de las 11 veces que salió de la cárcel, en este caso gracias a una institución jurídica conocida por Habeas Corpus, y luego de exiliarse en la embajada de ese país en La Habana. Allá, en el centro del mundo, firmó por primera vez papeles matrimoniales y nació su primogénito. Luego, otros cinco casamientos e igual número de hijos lo convertirían en abuelo de siete nietos. Pero desde hace 26 años su vida es de Olga, una compañera que lo supo conquistar definitivamente por su «mente rápida y capacidad para hacer varias cosas a la vez, entre ellas, seguirme».

—Debes habértele escapado al diablo, Pantoja. Tu historia es bien larga, y mejor que cualquiera de esas zagas del cine y seriales de la televisión. No dejas de ser un trotamundos, un andariego, el periodista más itinerante que he conocido. Has criticado, denunciado, retado, enjuiciado micrófono de por medio. Has escrito hasta novelitas rosas a lo Corín Tellado. En tu vida hay de todo: asaltos, luchas, misiones, desafíos, travesuras, amor apasionado…

—¿Tú sabes? Eso de la voz radiofónica les atrae mucho a ustedes las mujeres, que para mí son lo mejor del mundo. Son ellas las que iban a verme, me daban cita por teléfono, me esperaban a la salida del estudio para conocerme. Lo otro, sí, así mismo.

—¿Y la cárcel? Te apresaron por primera vez en 1956, en Ranchuelo. Después otras diez veces. Si no es un récord, es muy buen average. No creo que hayan sido muchos los que lograron salir sanos y salvos tantas veces de las mazmorras batistianas.  ¿Te consideras un hombre de suerte?

—Bueno, tal vez. Pero de la cárcel salía gracias a mi madre, que cogía un jabuco con dinero y corría a buscar la mejor puerta donde tocar, por muy lejos que estuviera. 

—¿Hasta con el tristemente conocido jefe del Buró de Investigaciones, coronel Orlando Piedra Negueruela, el hombre de oro de Batista?

—No puedo asegurarlo. Pero esa vez, en La Habana, no me soltaron. Me cambiaron a otra prisión con mejores condiciones. Quizá medió mi padre. Tenía bastante influencia entre los políticos, y la sabía utilizar. Nunca me interesó averiguar.

—¿Cómo saliste del más prolongado de tus encierros, aquí en Santa Clara?

—Una tarde el capitán Gómez Rojas, jefe de la policía de Ranchuelo, se apareció en la celda y me preguntó si me estaban dando comida, si me habían torturado, si esto y lo otro. Me limité a responderle sí y no. «Mira, te voy a soltar, y te voy a decir por qué. Al morir mi madre el único que fue a la casa y me dio 100 pesos para el entierro, fue tu padre», me dijo. Cuando triunfó la Revolución, se escondió en la cisterna de una casa en el Condado. La habilitaron de tal manera que logró vivir allí unos 30 años. Tuvieron que sacarlo muy enfermo. Murió en el hospital.

—¿Y en la Florida?

—No sé. En 1958, el FBI me apresó en Cayo Hueso. De la cárcel de Miami me sacaron y me montaron en un avión que había trasladado ganado. Sin preguntar, me acomodé como pude entre el pasto y las heces. Ni yo mismo me soportaba cuando llegué a Panamá. Un puertorriqueño, hijo de cubano, me brindó su casa. Allí viví hasta que crucé la frontera y entré con pasaporte falso a Ecuador, de donde había salido tratando de acercarme a Cuba.

—¿Escribías en la cárcel?

—No lo creo. Mi verdadero periodismo comenzó en Ecuador, escribía crónicas y comentarios sobre las luchas en Cuba, la situación en América Latina y semblanzas de compañeros asesinados. Pero eso fue ya con la Revolución, que me nombró cónsul allí. Escribía para el periódico La Nación, dos o tres artículos semanales, y para El Universo, de la ciudad de Guayaquil. También conduje un noticiero en La Voz de Guayas. En esa misma emisora arrendé un espacio de tres horas diarias con una revista informativa de mucha audiencia.

—Durante los años 60 mantuviste una columna fija en Vanguardia. ¿Qué prefieres, la prensa escrita o la radio?

—La radio. Pero no concibo a un periodista que no sepa escribir, y escribir bien, ya sea una nota, un guion, un informe, una carta. Escribir te obliga a poner en orden las ideas, a ser coherente de principio a fin, a que tu discurso tenga una lógica, a buscar la palabra precisa.

—Fuiste alfabetizador y sé que te encanta el magisterio. En varias oportunidades te he escuchado comentar que la Campaña de Alfabetización fue una verdadera escuela forjadora de conciencia y que despertó en ti el maestro que llevas dentro…

—Y del que nunca me desprenderé. Si no fuera periodista, sería maestro.

—En 1966 pasaste un curso de Periodismo en la Escuela Superior del Partido Ñico López. Me constan tus métodos pedagógicos y tu libérrima metodología. Eres un antidogmático por excelencia. Pero dime, ¿qué no dejarías de enseñarle, de repetirle, a un periodista en formación?

—Que sea un defensor de las políticas públicas, de los valores humanos. El periodismo no puede separarse de la política ni de la ideología. De la política, porque es sobre todo acción; de la ideología, porque es la esencia de tu conciencia. Un periodista está obligado a leer, y tiene que saber interpretar, confrontar, deducir, observar. Martí decía que la palabra es para impulsar ideas, y eso falta o falla a veces. En ocasiones leo, o escucho, pura palabrería, cosas muy vagas, imprecisas, insustanciales. Ya casi nadie narra, no se describe, se regalan los adjetivos, se dice o se escribe con un vocabulario escaso, incoloro.

—¿Por qué no escribes más?, por ejemplo, episodios de cuando estuviste en Angola. ¿Por qué no aceptaste ir de corresponsal de prensa, sino como «soldado tiratiros», utilizando tu propia expresión?

—Porque lo que hacían falta eran soldados. Me entrenaron para tirar con una ametralladora checa, de cuatro patas, que no sabía cómo ponerlas, y en el barco me dieron una rusa. Desembarcamos cerca de Lobito. Me asignaron a la infantería de tanques, atrás de ellos todo el tiempo, hasta Cachama. Si levantaban velocidad, tenía que colgarme. Cuando vine a ver, ya estaba de jefe de pelotón con grados de sargento. Después pasé a la vida civil en Huambo y Luanda atendiendo la esfera político-ideológica del MPLA.

—¿No te enfermaste, no te hirieron, algún arañazo…?

—Siempre fui flaco, pero fuerte. Parece que heredé la salud de mi madre, que jamás padeció de nada. Una guajirita de San Fernando de Camarones. La única cicatriz con alguna historia es la que tengo en una rodilla. Me la hizo un guardia de Batista con la bayoneta de un Springfield.

—¿Verdad que posees 23 medallas y otras distinciones; entre ellas, la Orden Número Uno del Comandante en Jefe, la Jesús Menéndez, Majadahonda de la Uneac, Juan Gualberto Gómez, 40 y 50 Aniversario de las FAR?

—No las he contado, son varias, sí. Ahí las tiene Olga, todas las medallas prendidas en una franela colgadita en la pared.

—Cada una de ellas resume una o varias historias. Algunas recogidas en textos como Los combatientes del mayor, libro en tres tomos de la autoría de Gildardo Benito Estrada Fernández.

—Así es, por si no me creen.

—¿Qué te falta que no tienes o quisieras tener?

—Salud.

—¿No te aburres en casa? ¿Lees? ¿Oyes radio?

—La gente viene a verme, los vecinos siempre me dan vueltecitas; estoy operado de catarata, no debo abusar de la lectura, y el radio lo tengo roto.

—Sí, me acaba de contar una vecina que en la cuadra te dicen el Señor de la Vanguardia.

—Una exageración de ella en franca alusión a Camilo. No, no lo creo.

—Sin mucho tiempo para responderme, ¿te atreverías a definir brevemente y poner en orden de importancia para ti las siguientes palabras: periodista, Revolución, magisterio, Fidel, Martí?

—Placer y disfrute, dolor y llanto: Revolución. Después, todo lo demás.

Y Pantoja ríe, pausadamente, al por ciento que le permite su bondadoso corazón. Dulce y tiernamente niega que le haga falta algo material. Vive con lo básico, lo necesario, por muy difícil que sea. Está preparado. Siempre ha sido fuerte, resistente al dolor y al cansancio. Vive sin miedos, cree en el futuro. Todavía es Lucho, y va a la carga, dispuesto a descolgarse, como siempre, entre soles y lunas, o a sumergirse tranquilo en sus versos de antaño:

Dispara fusil, dispara / contra la muerte que muerde / que el disparo no se pierde / si al futuro das la cara. / Dispara, que así te ampara / la vida en su porvenir / mas, no me vayas a herir / mira que voy caminando / mira que ya estoy llegando / ¡mira que quiero vivir!

Etiquetas: , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

¿Cómo afectan los bajos precios del petróleo la economía venezolana?

20160115132312-venezuela-petroleo.jpg

 

7:12:45 a.m. 

Por Leonardo Buitrago 

El presidente de la República, Nicolás Maduro, informó que el precio del petróleo venezolano se ubicó este martes en 24 dólares por barril, lo que representa el nivel más bajo registrado en los últimos 12 años. 

La disminución en el precio de los hidrocarburos, tiene un efecto importante en la economía nacional, ya que las exportaciones petroleras constituyen la principal fuente de ingresos de divisas con que cuenta el Estado para impulsar el desarrollo social y económico del país. 

En proporción, de cada 100 dólares que entran a la nación, 96 provienen de la renta petrolera. En condiciones favorables, cuando suben los precios del petróleo ingresan más dólares y aumentan las reservas internacionales, mientras que al caer los precios de la cesta petrolera, la cantidad de divisas que entra al país es menor, lo que disminuye los recursos con los que cuenta el Estado para continuar impulsando el desarrollo socio económico nacional. 

La producción actual de crudo y de líquidos de gas natural (LGN) del país supera los 3 millones 800.000 barriles por día, de los cuales 2 millones 400.000 barriles diarios se comercializan en el mercado mundial. 

Si estas exportaciones se calculan a un promedio de 100 dólares por barril ingresarían al país, un total de 240 millones de dólares diarios; pero si el petróleo se comercializa a 24 dólares por barril, la cifra disminuye a 57 millones 600.000 dólares por día. 

De acuerdo con las estadísticas del Ministerio de Petróleo y Minería, durante el 2015 el crudo venezolano registró un promedio de 44,65 dólares por barril, lo que representa la mitad de la media de 66,42 dólares por barril que mantuvo en 2014. 

Producto de esta caída en el precio del petróleo, la nación perdió el 68 % de los ingresos en divisas en 2015, tal y como informó el jefe de Estado, el pasado 12 de diciembre, en una alocución al país. 

Impacto en la industria petrolera 

La baja en la cotización del crudo tiene un impacto directo sobre las inversiones que debe emprender Petróleos de Venezuela (Pdvsa), cuyos costos de producción por cada barril de crudo oscila entre los 8 y los 19 dólares, dependiendo de la zona en donde se extraiga el petróleo y de acuerdo a su densidad medida en grados API (American Petroleum Institute), que determina que tan liviano o pesado es. 

Asimismo, tiene un efecto negativo sobre los proyectos estratégicos que debe emprender la empresa estatal para impulsar el crecimiento de la producción de crudo en el país. 

De hecho, las mayores inversiones dentro de la Industria se realizan en las áreas medulares de exploración y producción, refinación y gas, para lo cual se destina un monto de 30 mil 978 millones de dólares. 

Guerra de precios 

Desde mediados de 2014, el precio de los hidrocarburos en el mercado internacional ha caído progresivamente, al pasar de un promedio de 100, a menos de 30 dólares por barril, como consecuencia del aumento de la producción de gas y petróleo de esquisto, por parte de los Estados Unidos. 

Esta acción cumple un propósito político de inundar de crudo el mercado internacional de hidrocarburos para ocasionar la caída de los precios, y a la vez, afectar las economías de los países exportadores de hidrocarburos, que se oponen a sus intereses hegemónicos, como es el caso de Rusia, Irán y Venezuela. 

En este sentido, el presidente Nicolás Maduro señaló el pasado martes al firmar la convención colectiva de los trabajadores de Petróleos de Venezuela que Estados Unidos "apuesta a quebrar la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) y el imperio ha logrado colocar estos precios para intentar ahogar a los países independientes que producimos petróleo y que estamos decididos a ser libres e independientes, soberanos y no nos vamos a poner de rodillas a los intereses transnacionales". 

A esta situación se ha sumado la negativa de algunos miembros de la Opep de reducir el techo conjunto de producción establecido, y el temor sobre la ralentización de la economía de China y las naciones europeas, que pudiera mermar la demanda de crudo. 

Ante este escenario de baja en la cotización del crudo, el presidente Maduro instruyó el pasado martes al ministro de Petróleo y Miinería, Eulogio Del Pino, liderar junto con los miembros de la Opep y los países que no forman parte del bloque, un nuevo plan de acción para recuperar los precios de los hidrocarburos. 

Durante su participación en la conferencia número 168 de la Opep que se celebró en Viena, Austria, en diciembre de 2015, el ministro venezolano planteó la necesidad de que los países miembros del grupo redujeran en 5% su nivel de bombeo conjunto para respetar la cuota estipulada de 30 millones de barriles diarios, con la finalidad de evitar una caída más abrupta de los precios. 

"Tenemos que reducir la producción en la Opep en al menos 1,5 millones de barriles diarios, de lo contrario el precio continuará cayendo. Lo que estamos proponiendo es hacer algo para buscar un precio que reconozca las inversiones que se hacen en el sector petrolero y que permita la estabilidad del suministro energético del mundo", indicó en esa oportunidad. 

Del Pino, quien representa a Venezuela ante la Opep, también ha llamado al resto de los miembros del grupo a aplicar estrategias conjuntas que permitan estabilizar el mercado, y lograr el paulatino ascenso del precio del crudo a un promedio de 88 dólares por barril, que garantice la sostenibilidad de la producción petrolera. 

Economía productiva 

A pesar del duro escenario económico, el Presidente Maduro ha dicho que la reducción de los ingresos provenientes de las exportaciones de crudo representan una oportunidad para que Venezuela diversifique su economía e impulse su crecimiento industrial como vía para superar el rentismo petrolero impuesto por los gobiernos de la Cuarta República. 

Por ello, Maduro instó este martes a la clase trabajadora y a todos los sectores del país a liderar la construcción de una nueva economía productiva de la nación. 

El mandatario informó que ha venido preparando con el nuevo equipo económico "líneas estratégicas para que Venezuela aproveche esta oportunidad, para el desarrollo de una economía productiva, para iniciar una revolución económica". 

"Hay que hacer un gran esfuerzo para generar nuevas fuentes en divisas convertibles en dólares, un gran esfuerzo nacional y estamos listos para hacerlo, lo estamos haciendo, vamos a incrementar el ritmo (...) hay que asumir una nueva cultura del trabajo", afirmó. 

(Fuente: AVN)

 

Etiquetas: , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Relaciones Cuba-EE.UU: Sin parábolas ni fábulas ni alegorías

20151218234516-cuba-eeuu-a-un-ano-de-relaciones.jpg

 

5:42:11 p.m. 

Por Mercedes Rodríguez García 

Si quiere compárelo con el primer año de vida de cualquier bebito,  cuyo nacimiento y desarrollo estarán condicionados en adelante por factores hereditarios y otros que dependerán de las atenciones que le prodiguen sus padres… 

Y si de caminar se trata, entonces coteje lo suscrito en el presente comentario con lo que sucede a la mayoría de los pequeños cuando, a esa edad, comienzan a caminar con los brazos en alto, para no perder el equilibrio. De ahí la cautela de sus padres para evitar caídas que lo lastimen. 

Para que el niño viniera al mundo debieron transcurrir largos años, luego de la ruptura total y unilateral que los mantuvo alejados. De modo que la concepción resultó harto difícil. Se trataba de una pareja —bien dispareja— que arrastraba, además, el síndrome de las antinomias en un conflicto histórico. Especie de Montescos y Capuletos, configuraron el acercamiento y gestación en el más absoluto secreto, pues lo delicado del asunto podía interferir en la concepción de un feto con malformaciones. Las lecciones databan desde más de dos siglos atrás. 

Por voz unísona de sus padres —uno aquí y el otro allá—, el 17 de diciembre de 2014 el mundo conoció la noticia del nacimiento. Una sorpresa que pocos pudieron haber imaginado. 

El parto fue exitoso. En adelante, las desavenencias entre ellos debían resolverse sin prontitudes pero sin interrupciones, y lo más importante, sin quebrantar la independencia de ambos. Solo así el crío podría desarrollarse como esperaban, hasta alcanzar la mayoría de edad sano y salvo, circunstancia que no debe revertirse, pues los avances han sido significativos, aunque en lo doméstico cuesta percibirlos. 

Entonces, para qué continuar con la parábola del niño y los padres, si la verdad importante y la enseñanza moral de los sucesos largamente esperados corren ante nuestros ojos, creando un modelo de coexistencia civilizada, sin imposición de ninguna índole para lograr determinados cambios o correcciones, esenciales en los ámbitos político y diplomático, pero también a escala internacional y macroeconómica nacional. 

¿Para qué? Si ya Silvio lo cantó en su memorable concierto Los Cinco, la Victoria, tres días después del regreso a Cuba de Gerardo, Antonio y Ramón, y luego el presidente cubano lo habló con el corazón y con «el alma de la persona» en la VII Cumbre de las Américas, celebrada esta primavera en Panamá, como acertadamente valorara Juan Carlos Varela, el mandatario panameño. 

Para qué persistir con la narración de un suceso fingido, si no hay que deducir por comparación o semejanza la oportunidad de continuar unas relaciones bilaterales nuevas y distintas a todo lo anterior. 

¿Para qué? Si los tigres avileños vencieron 2-0 a la selección de la Universidad Estatal de Pensilvania  en el segundo de los cuatro partidos de la serie amistosa programada con selecciones de la isla, y el Cosmos de Nueva York brilló sobre la grama del estadio Pedro Marrero y acabó goleando a la selección cubana de fútbol (4-1). ¿Para qué? Si Omara, una de las grandes de la música cubana cantó en la Casa Blanca;  y en La Habana deslumbraron  Rihanna  y  Katty Perry, y los norteamericanos que nos visitan con permisos de Washington ya pueden comprar e importar productos isleños como el ron y los habanos, encabezados, por supuesto, por los Cohíba. 

Pero sobre todo, para qué si por acuerdo recíproco ya Estados Unidos tiene embajada en La Habana, y La Habana, en Washington DC. En las dos ondean sendas banderas, solo que la cubana  lo hace en el mismo distrito central donde se encuentra el Sheridan Circle, escenario que se estremeció el 21 de septiembre de 1976, con una aterradora explosión que cegó las vidas del diplomático chileno Orlando Letelier y su secretaria. 

Los autores materiales, terroristas confesos, viven hoy un plácido retiro en la Florida. Los mismos que, sin haber transcurrido un mes, idearon y ejecutaron la explosión en pleno vuelo de la aeronave CU-455 de Cubana de Aviación: las 73 personas a bordo resultaron muertas. Los mismos que ahora rabian porque Obama eliminó a Cuba de la lista donde injustamente sus victimarios la criminalizaban. 

Para qué insistir en un relato alegórico de  preñez y nacimiento si están de vuelta en la Patria quienes —luego de 16 largos años de encierro— trataban de impedir los planes criminales del imperio contra su Patria, donde ya Fernando y René disfrutaban la libertad tras haber cumplido las condenas dictadas por jueces venales. 

Fidel lo prometió: ¡Volverán!  «Los Cinco Héroes antiterroristas, que nunca hicieron daño alguno a Estados Unidos, trataban de prevenir e impedir los actos terroristas contra nuestro pueblo, organizados por los órganos de inteligencia norteamericanos que la opinión mundial sobradamente conoce», escribió el líder histórico de la Revolución tras recibirlos en su casa 73 días después que pisaron tierra cubana. 

En sentido directo: el desafío es grande. Solo la eliminación del bloqueo económico, comercial y financiero, la devolución del territorio ocupado en Guantánamo y el respeto a la soberanía de Cuba darán sentido al hecho histórico presente. 

El 17 de diciembre de 2014 fue el día que muchos habían pedido al santo, rogado al cielo, visto en sus sueños o vislumbrado fugazmente cuando Obama y Raúl se dieron la mano en el memorial a Nelson Mandela, celebrado en Johannesburgo, el 10 de diciembre de 2013. 

Fue durante las honras fúnebres del líder sudafricano. El sitio web Cubadebate referenció lo dicho por Raúl al reportero que le interrogó: «Normal, somos civilizados. Si lees mi discurso, ¿lo viste? Obedece a eso». ¿Eso? ¡Claro!, a tan altas instancias nada transcurre de manera improvisada o fortuita. 

El hecho causó furor en las redes sociales, la imagen se convirtió en viral poco después de que fuera captada por las cámaras. Auguro que los servidores colapsarán —más cercano que tarde—, si ambos se saludan en el aeropuerto José Martí. 

Ya lo escribió nuestro Apóstol en carta a Manuel Mercado, el 18 de mayo de 1895: «[…] Cuanto hice hasta hoy, y haré, es para eso. En silencio ha tenido que ser, y como indirectamente, porque hay cosas que para lograrlas han de andar ocultas, y de proclamarse en lo que son, levantarían dificultades demasiado recias para alcanzar sobre ellas el fin». 

¿Para qué fábulas? Si los gobernadores de Nueva York, Andrew Cuomo, y de Texas, Greg Abbott  visitaron  la isla para ver y dialogar sobre las perspectivas de comercio; Penny Pritzker , secretaria de Comercio de los Estados Unidos, recorrió la Zona Especial de Desarrollo Mariel; Thomas Vilsack, secretario de Agricultura, anduvo un agromercado en el Vedado, y sucedieron encuentros personales entre los mandatarios de Cuba y los Estados Unidos, así como los del canciller Bruno Rodríguez Parrilla con el secretario de Estado, John Kerry. 

Continuarán las rondas de conversaciones. No hacen falta parábolas. Josefina Vidal Ferreiro, directora general de EE.UU. del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex),  confiesa que en el área económico-comercial los resultados apenas son visibles. «Muchas de las medidas aplicadas hasta ahora en este campo —dijo— son positivas pero tienen un alcance limitado. Además, incluyen elementos que hacen inviable su aplicación. Sin embargo expresó que el «abanico» de opciones para 2016 es amplio y numerosos los planes. ¿La clave del éxito de todo este proceso?

«El respeto y el tratamiento de igual a igual», enfatizó en sus más recientes declaraciones la diplomática cubana. 

¿Para qué fábulas, alegorías, parábolas? Si en medio de la Isla crece una niña de verdad, que nacida hembra, a las 8 :30 a.m.del 6 de enero, Día de Reyes, de 2015, Año 57 de la Revolución. Es la hija de Gerardo Hernández Nordelo y Adriana Pérez O Connor, la mujer que esperó más que Penélope por el héroe de la Patria y de su vida. 

La hija largamente deseada por los fieles y amorosos progenitores, crecerá como una  auténtica joya.  Y como nadie disfrutará lo que disponga el prolongado y complejo camino escogido millones de cubanos dispuestos a recorrerlo sin abandonar raíces, memorias ni principios. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas: , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

América Latina vive los estragos de la política económica

20151214010906-ignacio-ramonet.jpg

 

6:59:52 p.m. 

Lo  aseguró este jueves en La Habana Ignacio Ramonet:  Las fuerzas progresistas de este continente viven un momento de preocupación por lo sucedido en Argentina con el triunfo presidencial de Mauricio Macri, en las elecciones parlamentarias de Venezuela y por la situación en Brasil, y también, los estragos de la política económica internacional. 

“Hay mucha reflexión sobre si se estaría agotando el ciclo progresista que comenzó el 6 de diciembre de 1998, con la victoria en las elecciones del Presidente Chávez… Estamos a 17 años de esa victoria, es necesario reflexionar. En algunos países no se ha agotado nada, no hay ninguna fatalidad. Pero sí hay problemas en la economía de América Latina, que sigue basada en la exportación de los productos primarios”, dijo en la Mesa Redonda de la Televisión Cubana, en diálogo con el director de este espacio televisivo, Randy Alonso. 

Ante el actual escenario mundial de baja brutal de los precios del petróleo, la contracción de las economías del continente ha afectado a los gobiernos de izquierda, que se ven obligados a reducir su inversión social, reconoció. 

Ignacio Ramonet (Pontevedra, 1943) dirigió durante 18 años Le Monde Diplomatique, uno de los medios más prestigiosos del mundo y principal tribuna del movimiento contra la globalización neoliberal. Afincado en Francia, este periodista español que actualmente dirige Le Monde Diplomatic, la versión española del citado mensual, aseguró que otro elemento a tomar en consideración en la geopolítica mundial es China, que durante años mantuvo una expansión productiva con vistas a la exportación. 

“Recientemente, ese modelo dejó de ser sostenible y en estos momentos potencia la producción hacia su mercado interno y exporta menos. Por otro lado, hay sobreabundancia del petróleo y los precios se derriten”, añadió el autor de Cien horas con Fidel y Hugo Chávez, mi primera vida. 

No es que la derecha haya reencantado a las sociedades. Puso como ejemplo que en Venezuela el movimiento de los votos no se corresponde con los escaños. La diferencia entre el campo chavista y la MUD, en termino de votos, es del 14 por ciento, y sin embargo los escaños es el doble para la derecha, dijo. 

La pregunta es por qué se votó a la oposición, en Venezuela, y también ocurre en Argentina. El problema es que los parámetros de agradecimiento y desagradecimiento no son pertinentes en política electoral, aseguró Ramonet. “No, porque la gente ya lo recibió. La elección se gana con una promesa de mejoría”. Es muy interesante lo que dijo Maduro cuando se dieron los resultados de las elecciones del domingo, y lo dijo con mucha nobleza: nosotros debemos plantearnos la calidad de la Revolución. 

A continuación, en Cubadebate, una amplia versión de las palabras de Ramonet esta noche en la Mesa Redonda.

Una reflexión sobre el supuesto agotamiento de la izquierda

Efectivamente, una cuestión que se expresa en los debates y reflexiones en estos momentos, es sobre si se estaría agotando el ciclo progresista que comenzó el 6 de diciembre de 1998, con la primera elección a la presidencia del Presidente Chávez.

En estos últimos meses, el campo progresista ha conocido una serie de reveses, primero municipales -en las elecciones en Ecuador, Colombia… Luego disturbios, protestas populares contra gobiernos progresistas, en Brasil, donde sigue una situación complicada. La derrota la selección presidencial en Argentina, y ahora la derrota en la elección legislativa parlamentaria en Venezuela.

Por consiguiente, aparece ahora este tipo de opinión. Estamos a 17 años de la victoria (de Chávez) y yo pienso que en todo caso es necesario reflexionar. En algunos países, este ciclo no se ha terminado para nada. Es el caso de Uruguay, Bolivia, Nicaragua, Ecuador, donde hay muchas perspectivas para el progreso. Entonces, evidentemente es un tema para la reflexión, pero no hay ninguna fatalidad.

¿Cuáles son los elementos que impactan en esta situación?

Primero: La economía en América Latina sigue siendo una economía de exportación de los productos del sector primario -productos mineros o productos de la agricultura. Hay pocos productos elaborados. El contexto económico internacional tiene una enorme importancia para lo que está ocurriendo en América Latina. Hablemos por ejemplo, del petróleo. El petróleo es decisivo para muchos países de América Latina: México, Venezuela, Ecuador, Argentina y Brasil.

El petróleo desde hace unos años ha entrado en un período de baja brutal, no desde hace unos años, sino de apenas 12 ó 14 meses. Hemos pasado de un petróleo que estaba a 100-110 de dólares el barril, ahora está a 31 y va, según los observadores hacia los 20-25.

¿Cómo es posible? Son parámetros muy diferentes que tienen que ver con la geopolítica y con la actitud de Arabia Saudita, quien es uno de los principales exportadores del mundo. El costo de producción de un barril de Petróleo en Arabia Saudita es de 8 dólares; o sea que puede permitirse que el precio del petróleo internacional esté a 20-30 dólares, sin que eso afecte fundamentalmente a su economía. Además posee una población relativamente pequeña. Entonces Arabia Saudita, por razones geopolíticas, porque no quiere que Estados Unidos se retire del Oriente próximo, como tienen intención de hacerlo, ni quieren que Estados Unidos firmen el acuerdo de paz con Irán, que ya se estableció, de todas maneras, intentan que EEUU mantenga su dependencia del petróleo del Oriente próximo.

La nueva lucha por el petróleo

Los sauditas se han lanzado a una hiperproducción de petróleo, inundando el mercado para romper el petróleo proveniente del fracking de los EEUU.

EEUU desde hace 4 ó 5 años está produciendo este tipo de petróleo que se obtiene presionando unas rocas mediante un sistema hidráulico, y este petróleo hace que EE.UU. sea prácticamente autosuficiente en petróleo. De aquí a cinco años será exportador de petróleo, cosa que no sucede desde 1948, cuando el petróleo de Texas comenzó a ser insuficientemente para transformarlos en exportadores.

EEUU intentó instalarse en el Oriente próximo, lanzando toda una serie de políticas de golpes de Estado, tanto en América Latina y como en Oriente próximo, para controlar el petróleo, que es una materia prima para ellos fundamental. Hoy es menos estratégica que se posicionen en el Oriente, por eso se han retirado de Iraq y Afganistán, lo cual plantea otros problemas, porque se han retirado demasiado rápido y ha traído como consecuencia el surgimiento del Estado Islámico, que se ha aprovechado de la debilidad tras esta retirada y ha lanzado estas operaciones de terrorismo a escala internacional.

Arabia Saudita -lo hemos visto en el fracaso de la reunión de Viena de la semana pasada-, inunda el mercado y busca nuevos productores como Irán, que estaba fuera del juego por razones políticas. Entonces hay sobreabundancia de petróleo.

Por otro lado, el crecimiento de China ha bajado, por lo que importa menos. Además, el cambio climático ha traído como consecuencia que no haya un frío tan fuerte en Europa, y por consiguiente hay sobreabundancia del petróleo. Es decir, y el precio del petróleo se derrite.

El fracking

EEUU ha reducido su importación de petróleo obtenido mediante fracking. La producción de un barril de petróleo de fracking costaba hace dos años 40 dólares. El objetivo de los sauditas era reducirle el precio del petróleo por debajo de los 40 dólares para que no fuese rentable el petróleo de fracking. Lo que ocurre es que con esta amenaza y rivalidad la tecnología en EEUU ha hecho progresos y hoy día la producción de un barril de fracking cuesta ente 20 y 25 dólares.

Por eso pensamos que el petróleo va a bajar a 20 dólares. Esta política produce estragos a escala internacional. Muchísimos países que dependen del petróleo para equilibrar sus economías, porque a veces el petróleo es la fuente de divisa, se encuentran prácticamente ahora sin este recurso. Evidentemente es el caso para muchos países como Angola, Argelia o Venezuela.

En Venezuela el petróleo es el 96 por ciento de los recursos en divisa. Para ellos ya es demasiado costoso con métodos tradicionales explotar el petróleo. Y también, se está abandonando la explotación de petróleo en alta profundidad. Por ejemplo, los grandes yacimientos brasileros en altamar ya se han abandonado; también los yacimientos en el Ártico, donde impacta el cambio climático. No olvidemos que aún sigue la conferencia del Cambio Climático. Por ejemplo los americanos acaban de anunciar que no van a hacer el oleoducto en Alaska. Lo dicen como si fuese una victoria de su reflexión ecológica. Pero no, es porque actualmente no es rentable. Y tienen que abandonarlo. Y eso es importante para detener el cambio climático.

En todo caso aquí tienes un parámetro que no tiene que ver con la política latinoamericana; sino con la política energética en general, pero que tiene repercusiones muy importantes en América Latina. Y de la misma manera que el petróleo es un parámetro fundamental para algunos países, hay otros parámetros de la economía internacional que están teniendo repercusiones, y que, claro está, modifican la situación en estos países. Las políticas de redistribución de los ingresos en las clases desfavorecidas, se ven afectadas en estos países, Venezuela entre ellos.

El caso de China

Hay que valorar la situación de China, por ejemplo. La actividad económica de China en el mundo es considerable. Cualquier movimiento o progreso o reducción del crecimiento, tiene importancia para el mundo entero, porque China es la fábrica del mundo. Ahí se produce entre el 60 y 80 por ciento de lo que se fabrica en el mundo. China ha decidido cambiar su modelo crecimiento. Ha pasado de un crecimiento basado en la exportación de producción masiva en condicione a veces extremadamente difíciles para los trabajadores, de productos de baja calidad a bajo precio. Esto ha creado una situación social muy difícil -hay una explotación de los trabajadores muy alta- y por otra parte también esto produce una contaminación enorme. Estamos viendo en estos días en la informaciones, que Beijing está asfixiada por la contaminación. China ha decidido reducir su crecimiento, al 6-7 por ciento.

Por otra parte cambiar de modelo significa que ahora que se le va a dar más importancia al mercado interior, que es enorme, de 1 500 millones de habitantes, y por otra parte, habitantes, que gracias a los progresos excepcionales de China en los últimos 40 años, es una población con capacidad adquisitiva relativamente importante. Es una sociedad que está buscando calidad de vida.

Esto significa que va a producir menos para la importación, y al hacer eso afecta a los países exportadores. Hemos dicho que todos los países de América Latina tienen economías de exportaciones, una estructura que no ha cambiado desde la época colonial. Si China consume menos e importa menos, tiene repercusión en estos países: el crecimiento en Brasil y Argentina ha bajado, entre otras cosas por estos parámetros. Lo anterior provoca que el balance comercial se ha reducido, de manera que esto afecta a todos los países latinoamericanos, en particular a los países progresistas que son los que más redistribuyen. Maduro ha dicho varias veces que aunque el precio del petróleo ha disminuido, la misión del Estado bolivariano de redistribución no ha disminuido. Es una prueba de esta voluntad de los gobiernos progresistas de mantener esta promesa hecho al pueblo.

De alguna parte tiene que salir dinero, probablemente del endeudamiento o la obtención de crédito. Esto inevitablemente tiene repercusiones. Por otra parte, ¿cuánto tiempo se puede vivir a crédito? No lo sabemos.

El dólar

El tercer parámetro es el dólar, que siempre es un elemento fundamental en la economía mundial, porque es esencialmente capitalista, en un momento neoliberal, dominada por la economía financiera. Aquí el dólar tiene una función muy importante, porque es la moneda principal de reserva del mundo.

La crisis del 2008 fue de créditos que afectó a decenas de millones de personas que no podían devolver el crédito. Entramos en la crisis que caracteriza al mundo. ¿Cómo EEUU combatió los efectos de esa crisis? Los bancos se declararon en quiebra y lo que hizo el gobierno de EEUU fue inundar de liquidez y darle mucho dinero a los bancos, sin tasas de interés, casi gratuitamente, en el sentido de que no tienen que pagar interés.

Esa cantidad de dinero sin interés fue utilizada por muchos especuladores, por muchos inversores, para sacarlo de EEUU. y se fueron a invertirla a otros país, a lo que llamamos en aquel momento, entre el 2010 y el 2012, países emergentes. Ya casi no se habla de eso, como tampoco de los BRICs, países que han tenido muchas dificultades, particularmente monetarias. ¿Qué pasó?: los dólares que no eran rentables en EEUU y eran muy abundantes, se colocaron en los países emergentes. Ahí podían generar hasta un 15 por ciento de rentabilidad. Y así se colocaron decenas de miles de millones de dólares, que reforzaron el real brasileño, el peso argentino y chileno… Se creó la ilusión de bonanza, de que todos los países latinoamericanos tenían una materias al más alto nivel e inversiones en dólares que venían masivamente a colarse y a reforzar sus monedas.

Todo parecía magnífico y en particular los países progresistas con sus políticas de redistribución pudieron llevar a cabo unas políticas muy generosas. ¿Qué ha ocurrido últimamente? La Reserva Federal de EEUU ha empezado a decir que la crisis estaba resuelta y que iba a remunerar el dinero, es decir, que iba a vender el dólar por unos intereses de 1 y 1,5 por ciento. Aunque parezca que no es demasiado, muchos inversores prefieren tener el dinero en EEUU porque ahí está muy seguro, que en un país en emergencia, donde puede que no esté seguro. Lo que ha estado ocurriendo en los últimos dos o tres años, es que los miles de millones de dólares que se fueron, están regresando masivamente a EEUU y están retirándose de estos mercados. Esto participa del ciclo económico en el que estamos y repercute en los países de América Latina.

La derecha no propone nada 

En Argentina la derecha no propone nada, la MUD tampoco ha propuesto ningún programa en estas legislativas, más bien se ha concentrado en el descontentos de la población. Se ha enfrascado en hacer una guerra contra los gobiernos como la guerra económica: los desabastecimientos forzados, en Venezuela; en Argentina, la guerra de los fondos buitres.

Estos países se han desendeudado. La derecha tiene muy poco argumentos, no es que la derecha haya reencantado a las masas populares. En Venezuela el núcleo duro del chavismo ha votado por su partido, pero el movimiento de una pequeña franja del electorado amplifica los escaños en el Parlamento. Los 14 puntos obtenidos por delante del chavismo, se transforman en más de un 50 por ciento de los escaños.

Quizás haya que reflexionar sobre si en estos 17 años, en todo este tiempo quizás haya que reflexionar sobre el desgaste de estos gobiernos progresistas. Yo recuerdo en las elecciones en Ecuador, cuando la oposición ganó las municipales, había muy poco que reprocharle al partido de Correa. Las infraestructuras y las condiciones, eran mucho mejores.

Por qué se votó a la derecha

Entonces habría que preguntarse por qué se votó por la MUD o contra el kichnerismo en Argentina.

Qué no ha hecho la revolución bolivariana por su pueblo, te lo digo yo que conozco esa sociedad desde antes de la Revolución, yo creo que los parámetros de agradecimiento o desagradecimiento no son medibles. No es nada excepcional. No hay nada que agradecer realmente, la elección se gana con una promesa de mejoría. ¿Cuál fue la primera reflexión de Maduro cuando aceptó la derrota electoral? Ahora debemos hacernos muchas preguntas en términos de calidad de la Revolución.

Es decir, no se trata de cantidad, no se trata de hacer 100 mil escuelas, sino de qué pasa dentro de ellas. Eso fue lo que ocurrió en Brasil cuando la gente comenzó a protestar. Se estima que Lula da Silva y Dilma Rousseff han sacado de la pobreza a 15 millones de pobres. Tú no puedes luego de sacar de la pobreza, no puedes pensar que te lo agradezcan, sino que ahora quieren calidad de los servicios.

Esto plantea muchas preguntas teóricas a la izquierda, porque es una experiencia para todos los movimientos de izquierda en la región. Los menores de 30 años en Venezuela, ya no saben lo que es el neoliberalismo, lo que es la pobreza, porque Chávez sacó a miles de personas de la pobreza. Si se sigue hablando únicamente con los pobres y los más humildes, te equivocas porque hay un grupo importante que ya salió de esa pobreza y no puedes entregarle ese sector la derecha.

Si una vez que terminas la pobreza no tienes discurso la gente se va para los partidos de centro derecha o pasa como en Brasil, que protestan por la calidad. Los electores son inteligentes, son adultos y saben por quién votan.

Poca iniciativa derechista para ganar el electorado

Pero esta indica también que esa derecha tiene muy poca iniciativa para ganarse ese electorado. Mauricio Macri, que gana por muy pequeña diferencia, controla el poder ejecutivo, pero no tiene el poder legislativo. Y otro elemento importante es que los movimientos de trabajadores son kischneristas y peronistas y estos podrán movilizarse en la calle. Otro tema es que mediáticamente ha sido una batalla fundamental en los últimos 12 años. El Ejecutivo hereda la gestión de los canales públicos, pero va a tener batalla.

Para un no peronista siempre ha tenido históricamente muchas dificultades y Macri va a tener que negociar si tiene cordura política. En el caso de Venezuela, la oposición tiene una sola carta, que es la Asamblea, donde domina dos tercios de los escaños. Y esto significa que puede tener múltiples poderes. En Venezuela, una mayoría de 3/5 te permite realizar leyes habilitantes y con las 2/3 partes se puede modificar hasta la Constitución.

Maduro tiene la capacidad de movilizar a los movimientos chavistas. Incluso el PSUV es el que mas escaño tiene, porque la MUD es una coalición de partidos por lo que la fuerza mas importante es el chavismo. Recordemos que el chavismo sociológico es superior al 50 % de la población, si la derecha se pone a legislar en contra de los progresos, el chavismo sociológico se volverá a movilizar y esto es lo que tiene que aprovechar Maduro.

El año que viene tendremos un gran debate entre el legislativo y el ejecutivo.

No sabemos si habrá un debate digno de una Asamblea. No sabemos si la Asamblea también va a reclamar un debate contra Maduro. Lo que sí sabemos es que el debate se va intensificar. Habrá que ver si el desabastecimiento, la inflación y la inseguridad se pueden corregir.

El imperio de la vigilancia

Es un libro que salió hace un mes en Francia, pero que saldrá en español en febrero próximo. Se titula El imperio de la vigilancia e incluye dos entrevistas, una con Julian Assange y otra con Noam Chomsky, donde conversamos sobre la vigilancia y las sociedades de control.

Aborda las consecuencias que debemos sacar de las revelaciones de Snowden, que reveló que la NSA tiene un programa de vigilancia total llamado PRISM, que devela todas las comunicaciones a nivel global. El libro también habla de Internet, que cuando surge parecía una herramienta de liberación, una guerrilla comunicacional, porque con un teléfono puedes tener las mismas herramientas que la CNN —subir mensajes, poner videos—. Parecía que nos estaba dando la posibilidad de la democratización de la comunicación.

Hoy la internet se ha recentralizado. Está en manos de cuatro o cinco empresas, como Google, Amazon, Facebook, que son las que controlan Internet. En el caso de Google, es una de las grandes empresas mundiales, básicamente un gran motor de búsqueda, que llega a conocer mejor que tú. Conoce tus relaciones. Toda tu vida intima la tiene Google, la tuya y la de 1500 millones de personas, y le vende nuestros datos a los anunciantes. Evidentemente te indica que, más que libertad, hay mayor control.

Nuestro amigo Julian Assange asegura que Google lo sabe todo de usted y se lo da al Departamento de Estado. Esto no quiere decir que tengamos que prescindir de internet. No se puede hoy concebir el desarrollo sin Internet, que es un mundo aparte, como un mundo cuántico. Necesitamos internet, pero no deberíamos ser controlados y tendremos que lograr que una Carta para proteger los derechos de los usuarios de Internet, como de la ONU, para que no conserven y usen esos datos sin nuestro consentimiento.

(Fuente: Cubadebate)

 

 

 

Etiquetas: , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Torcida derecha contra la paz

20151213121106-venezuela-por-martirena.jpg


7:10:54 a.m.

Por Mercedes Rodríguez García

Aunque no es mi intención en este comentario vaticinar el futuro de Venezuela, no puedo pasar por alto las adversidades y peligros que se avecinan luego de las pasadas elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, donde la coalición que aglomera los principales partidos de derecha en Venezuela —autodenominada Unidad Democrática (MUD)— obtuvo la mayoría de curules en la Asamblea Nacional (112, incluyendo tres votos de las comunidades indígenas ), contra los 55 del Gran Polo Patriótico (GPP).

Increíble, pero cierto. Lo que muchos cubanos apasionados por la justicia social no pensaron, sucedió. Ahora, en medio de la crisis económica que atraviesa esa nación, la realidad se torna muy cruda. Con dos tercios de los escaños en el Parlamento, las tensiones políticas se incrementarán, sobre todo a partir de enero de 2016, cuando las fuerzas reaccionarias de la derecha asumirán sus asientos en el Parlamento.

Sin embargo, no pueden olvidarse las lecciones de moral y democracia que durante años el gobierno chavista ha dado a las fuerzas retardatarias de la derecha local, generadoras de una guerra económica protagonizada por empresarios y opositores, apoyada por efectivas estrategias mediáticas, y por supuesto, aupada y financiada por quienes desde los Estados Unidos mueven los hilos desestabilizadores de cuanto huela a revolución y socialismo.

Pensemos que se trata de dificultades coyunturales que el presidente constitucional y su renovado gabinete sabrán enfrentar y sortear con efectividad a partir de acciones rectificadoras reorganizativas tendentes a eliminar fisuras internas, y no pocas medidas en aras de fortalecer la maquinaria revolucionaria y proteger al pueblo de las amenazas de la derecha que, envalentonada, escala de manera expedita a nivel internacional, lo cual pone en situación riesgosa la integración suramericana.

Hay que ser objetivos, tal y como lo reconoció el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, cuando denunció que entre los planes de la derecha en su país figura acabar con los convenios suscritos con Petrocaribe y otros organismos de unión regional, «con el fin de atacar la nueva independencia e integración de los países emergentes», expresó.

Sí. La iniciativa cooperativa promovida por Chávez, Kirchner y Lula para garantizar el suministro de recursos energéticos no renovables acordes con las economías de los países de la región, «ya empezó a ser tiroteada», aseveró Maduro. Todo ha sido planificado desde Washington, y el plan para que el imperio retome su poder en el continente incluye a Caracas, Brasilia y Buenos Aires.

En ese sentido, aseveró que el Estado venezolano no se someterá a ningún chantaje, al mismo tiempo precisó que de verse atacado Petrocaribe, se generaría una crisis humanitaria en la región y, «no lo vamos a permitir», afirmó.

Y esta no sería la cara más dolorosa y cruel de la moneda. Los planes de la MUD buscan derogar varias leyes populares, creadas desde la llegada de Chávez a la Presidencia, que tienen como objetivo defender la soberanía y los derechos económicos y sociales de los venezolanos.


A muchos por ahí he escuchado preguntarse cómo si el gobierno ha hecho tanto por los indígenas, los marginados, los pobres, los sin casa, los sin trabajo, incluso los delincuentes —allá nombrados malandros—, los venezolanos votaron por una derecha que representa los intereses empresariales privados, por además, una junta con divisiones internas, que no han logrado conclusiones comunes y viables en beneficio de la nación.

«Cría cuervos, que te sacarán los ojos», han expresado otros cubanos por ahí, los más dolidos por muchísimas razones: por agradecidos y solidarios que somos, por eso nos hincan y duelen hasta el tuétano. Mas, pensemos en el escenario creado por la oposición en el que la guerra económica, la desestabilización, el miedo y la manipulación mediática hicieron de las suyas, en una población que aún no alcanza los niveles de instrucción, educación y cultura política que poseen los hijos de esta paradójica isla, corazón antillano.

La MUD promete, y no precisamente milagros, en su escalada neoliberal. La MUD, embiste. La MUD funciona a través de la venganza e irán en contra de Cuba. Intentará causar un retroceso de lo que hasta ahora han sido los lazos bilaterales con nuestro país. Y sin duda uno de sus primeros ataques será contra los convenios que tanto han beneficiado al pueblo de Bolívar en materia de salud, educación, cultura y deporte.

Pero la mayoría parlamentaria de la MUD contra la minoritaria del GPP no será coser y cantar. En Venezuela los otros cuatro poderes públicos —ejecutivo, judicial, ciudadano y electoral— son dominados por seguidores del Gobierno de Maduro y éstos tienen la última palabra frente a cualquier reforma legal, así que podrían vetarla, no promulgarla o en el mejor de los casos, retrasarlas.

De momento, Maduro ha retomado los Gobiernos de Calle, y ha llamado al pueblo al debate y a reorganizarse para fortalecerse desde la base, y reconstruir una nueva mayoría revolucionaria. «Será una nueva etapa de la revolución», de «profunda rectificación, ¡de sacudimiento!», manifestó el mandatario en su 50 programa televisivo En Contacto con Maduro, trasmitido desde el Cuartel de la Montaña, una trinchera donde yace sembrado y vigilante del Comandante Chávez, cuyo cuerpo —según declaraciones del dirigente de la opositora MUD— han amenazado retirar.

«Han amenazado que van a venir aquí a quitar al comandante Hugo Chávez, no se atrevan, he decido por Ley Habilitante entregar el cuartel de la montaña a la Fundación Hugo Chávez y a partir del decreto esto le pertenece al pueblo de Chávez por los siglos de los siglos, por ley toda esta estructura le pertenece a la Fundación Hugo Chávez, a nuestro comandante no lo tocan, dejen quieto a quien quieto está, por eso en un acto de paz anuncio esta Ley Habilitante para proteger la paz, porque hay que ver qué es lo que podría suceder si tratan de sacar a Chávez de aquí», recalcó Maduro.

No debemos equivocarnos —como la derecha— en la lectura de los resultados de las parlamentarias en Venezuela. Tampoco, ignorar —por indoctas ilusiones— la etapa de ralentización del ciclo progresista que vive Latinoamérica con los a intentos de golpe y ataques antidemocráticos a los gobiernos, sumado ello a la poderosísima ofensiva propagandística de las corporaciones mediáticas proimperialistas.

Pensemos con optimismo que Venezuela sabrá superar las dificultades actuales y por venir. Lo deseo de todo corazón por la paz, el bienestar y la esperanza de nuestros pueblos, para continuar avanzando por la senda que el Comandante Supremo Hugo Chávez Frías delineó a favor de la unidad de los pueblos del Caribe y la América Latina.

Etiquetas: , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Tras el sueño de los varados

20151121101711-tras-el-sueno-de-los-varados-fileminimizer-.png

 

4:02:41 a.m. 

Por Mercedes Rodríguez García* 

Otra situación migratoria que involucra a miles de cubanos tiene lugar, pero esta vez fuera de nuestra paradigmática isla. La compleja circunstancia humanitaria que viven cerca de 2000 cubanos varados en Centroamérica viene avizorándose desde hace varios años y amenaza con desatar una nueva crisis. 

A la mente me viene la Operación Peter Pan (1960), los embarcaderos de Camarioca (1965) y Mariel (1980) —y por supuesto la Embajada de Perú—, el malecón habanero de 1994 punteado de balseros, y esos embaucadores sorteos de visas. Y siempre el mismo destino tras el mismo sueño (norte) americano inculcado. 

Pero ahora, no. Ahora no es lo mismo. Ahora Cuba y Estados Unidos han restablecido relaciones, y las cosas parecen marchar, aunque no precisamente «viento en popa y a toda vela». Ya sabemos lo que antes habrá que levantar, lo que antes habrá que devolver. 

Sobre los últimos sucesos originados por el éxodo que ha varado a esos cubanos en Costa Rica, a causa del cierre de la frontera nicaragüense, el Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex) emitió este martes una nota oficial. A primera hora de ese día la difundieron los sitios web de Granma, Cubadebate y otros medios cubanos en internet, así como el NTV. La nota es precisa y objetiva. «Cuba por solución adecuada a situación en frontera con Nicaragua», expresa el titular. «[…] más de mil ciudadanos cubanos han estado arribando a Costa Rica desde otros países de la región con la intención de viajar hacia los Estados Unidos», refiere al comienzo. 

«Estas personas —explica más adelante— han salido de Cuba de manera legal hacia diferentes países de América Latina, cumpliendo todos los requisitos establecidos por las regulaciones migratorias cubanas». 

La otra información que circula por la red de redes es más descriptiva y narrativa, abundante en historias. Pero —como siempre que se trate de Cuba—, la mayoría no se detiene en las causas ni se refiere a los orígenes, y los matices —como era de esperar— favorecen al gobierno de Costa Rica y condenan al de Nicaragua. 

Profusamente graficada y compuesta por verdades desdibujadas, es tan tendenciosa que quienes radicamos acá y sabemos —por vivido— los antecedentes del fenómeno, entre apenados y lastimosos, dudamos. 

Para otros, como el cantautor Silvio Rodríguez, la situación «conmueve profundo y moviliza». Silvio confiesa no saber «lo que hay que hacer», aunque está seguro de que «hay que hacer algo», como escribe en su blog Segunda cita.

Pero las autoridades cubanas sí lo saben, y «se han mantenido en permanente contacto con los gobiernos de los países implicados, con el objetivo de encontrar una solución rápida y adecuada, que tome en consideración el bienestar de los ciudadanos cubanos», como reseña la nota del Minrex. 

Lo cierto. Esos miles de cubanos varados también tienen sus verdades, sus razones, sus motivos. Y aunque algunos los han comparado con los emigrantes árabes que llegan a Europa, no es el caso. No huyen de las bombas, ni de terroristas, ni de una muerte dable. Decidieron iniciar una aventura peligrosa, incitados por un sueño, por una promesa, por una necesidad económica… Y lo peor, junto con sus hijos pequeños. 

Muchos no piensan en la repatriación. Se deshicieron de todos sus bienes para emprender el viaje, y en Cuba deberían partir otra vez de cero. Quieren llegar cuanto antes a Estados Unidos. Piensan que a la Ley de Ajuste Cubano (1966) «le queda poco», en particular, a la llamada política de «pies secos-pies mojados», establecida por el gobierno de Bill Clinton en 1995. Mediante esta recibirían un tratamiento diferenciado y único al admitirlos de forma inmediata y automática, sin importar las vías y medios que utilizan, incluso si llegan de manera ilegal a territorio estadounidense.

Pero esa posibilidad no parece factible. Se sabe que la política migratoria norteamericana —incluyendo la de parole, destinada, entre otros, a los médicos cubanos que abandonen sus misiones en terceros países— continúa vigente. Su proceso de derogación es competencia del Congreso de Estados Unidos. El asunto es lento y no depende de lo que quiera o disponga el presidente.

La mayoría de los cubanos involucrados en este lance vive una suerte de tragedia, quizá tan peligrosa como la de los balseros por el estrecho de la Florida. A lo largo del fatigoso e incierto periplo por llegar a territorio de EE. UU. han sido víctimas de extorsiones, asaltos y secuestros a manos de delincuentes y traficantes de seres humanos, «que de manera inescrupulosa lucran a partir del control del paso de estas personas por Sudamérica, Centroamérica y México», de acuerdo con la nota del Minrex.

La emigración cubana es atípica, por lo que no resulta común violentar la legalidad de varios países, cada cual en su derecho de responder soberanamente a tales crisis.

El gobierno cubano no los expulsó. En este caso, la mayoría de los varados dejó legalmente su país natal, por decisión propia y en ejercicio de su propia responsabilidad. (El hecho de emigrar no los hace menos cubanos).

Motivos y argumentos sobran para reflexionar desde todas las aristas del caso, pues sería verdad de Perogrullo aseverar que en el actual contexto bilateral, además de incongruentes, los acontecimientos sucintamente referenciados obstaculizan la normalización de las relaciones migratorias entre Cuba y Estados Unidos, y crean problemas a terceras naciones.

Puede que algunos de estos varados y ajustados al sueño (norte)americano decidan regresar a su patria. Quedó claro en la nota del Minrex: «los ciudadanos cubanos que hayan salido legalmente del país y cumplan con la legislación migratoria vigente tienen derecho a retornar a Cuba, si así lo desean».

Después de la nota oficial, necesitamos entrevistas, reportajes, trabajos de fondo… De seguro resultarán oportunos y aleccionadores testimonios para entender la complejidad del fenómeno en un contexto internacional bastante convulso.

En asuntos de tal índole nadie puede actuar irresponsablemente ni poner en riesgo la integridad de ningún Estado soberano. Soluciones negociadas arán

que las aguas tomen su nivel. Los tiempos han cambiado. No es hora de cerrar puertas. Al menos, las de esta singular, codiciada y vapuleada islita antillana, están abiertas. Lo demás, pura manipulación mediática.

*Este comentario fue publicado en la página 2 edición impresa del sábado 21 de noviembre del periódico Vanguardia, de Villa Clara. Puede bajar el PDF aquí


Lea también:

 

 

 

 


 

Etiquetas: , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

El vigoroso músico y hombre bueno, Descemer

20151116223733-descemer-bueno.jpg

 

4:34:34 p.m. 

Nació a inicios de los años 70 del pasado siglo, en un barrio popular de La Habana Vieja. La pasión de su madre por la música —y probablemente los sonidos de la ciudad— lo llevaron tempranamente a una escuela donde lo enseñaron a descifrar partituras. 

Descemer Bueno, ha alcanzado el respeto que se merece como músico en Cuba —profeta en su tierra con 41 años—, aunque ya era Bueno antes. Y no solo por su apellido, que lo dice todo, sino porque, hoy por hoy, constituye una referencia como compositor e instrumentista aferrado a la vigorosa sonoridad de su bajo. 

A continuación la entrevista que concedió a Cuba Contemporánea: 

—¿Qué rasgos caracterizan la llamada música cubana contemporánea y en qué medida se inserta en ese contexto tu producción? 

—La música cubana contemporánea es lo que podemos brindar a partir de todo un periplo de conocimientos, de muchas influencias que vienen desde lo primero que empezamos a escuchar cuando estábamos en el conservatorio. La música cubana es una de las que más se ha abierto a las influencias del mundo, y cuando me refiero a la actual hablo de esa mezcla con los argentinos, el Caribe, Jamaica con el reggae, la música dominicana... Elementos de otros países que nuestra música arropa y acepta muy bien. 

—En toda esa mezcla, ¿qué es para ti lo cubano? 

—Somos nosotros, los que la hacemos. Es Kelvis Ochoa, es David Torrens... Y te menciono estos nombres porque a través de los artistas se empieza a hablar de una música cubana diferente. Si buscas una música cubana cuya historia termina en 1959, bueno…, pero desde entonces hemos evolucionado mucho. 

«Si fuera por la música como tal, estaríamos tratando de resolver un sello que se ha defendido por más de un siglo y, realmente, no tiene mucho sentido para mí y creo que tampoco para otros artistas como yo, defender algo que ha estado pasando durante mucho tiempo. Un ejemplo puede ser Buenavista Social Club, que respeto mucho, y cuyo gran momento debió llegar mucho antes, porque incluso nos permite a nosotros respirar un poco el ambiente del éxito. Tuvieron que envejecer para que sucediera. Siempre he querido violentar el proceso, que no tengamos que envejecer para subirnos a los escenarios del mundo». 

—Tu vida ha sido, de algún modo, un peregrinaje. ¿Qué te han aportado y qué has dado tú a otros sitios donde estuviste? 

—Cuando me fui en el año 2000 a los Estados Unidos nunca pensé que iba a vivir 14 años allá. Estuve por primera vez en 1997 para impartir unas clases en la Universidad de Stanford, donde compartimos con muchas personas interesantes. Creo que ocurrían cosas en aquella época que ya no suceden. Tuve la oportunidad de encontrarme con importantes jazzistas norteamericanos. Allí me di cuenta de algo que había escuchado antes: el gran nivel de nuestra música. Cuando llegas a un lugar así, la gente te empieza a mirar como si fueras un marciano. 

«Por allá se encontraba Xiomara Laugart, y regresé a ese país para hacerle un repertorio. Entonces surgió Yerba Buena. Llegamos a vender como 250 mil copias; poco para los Estados Unidos, donde se vendía y todavía se vende mucha música, pero visto desde 2013 no está nada mal». 

—Tuviste éxito. Aquí llegaron los ecos. 

—Pasaron muchas cosas importantes, como el comercial de la Pepsi Cola del año 2002, para la televisión nacional de los Estados Unidos. Y muchas películas de Hollywood que empezaron a venir a través de eso. Entonces me di cuenta de que tenía que permanecer ahí, porque, sobre todo la ciudad de Nueva York, es la meca, y en aquel momento todavía más. Al final todo está escrito, y es el destino el que te escoge. Me escogió el destino de ver cómo se caían las Torres, cómo cambiaba una ciudad de lo claro a lo oscuro. Ver cómo la música, todo, de repente se para. Y verla llena de militares, camiones por ahí y un olor bien extraño. Abandonar Nueva York fue una de las decisiones más grandes que he tomado. 

«En 2002, 2003, empecé a sentir una necesidad muy grande de conectarme con Cuba de nuevo, porque nunca ha habido una justificación para estar lejos. Le decía a la gente de Yerba Buena que me quería ir. 

«Ahora estoy haciendo una canción con Gente de Zona, con Desiguales, pensando más en educar a un público. No puedes hacerlo hablando mal del reguetón, porque no te llevará a ninguna parte». 

—Sigue siendo bastante raro el proceso inverso, como si no fuera muy lógico regresar… 

—En aquella época pasaban cosas raras. Una vez me llamaron de Radio Taíno para hacerme una entrevista por teléfono. Y me dije: están pasando cosas… Llevaba fuera cerca de dos años, no tenía la residencia norteamericana, que me dieron en 2008. Entonces inventaba razones para viajar, historias… Tenía que estar cuatro horas en cualquier aeropuerto de los Estados Unidos cada vez que regresaba. 

«Hubo instituciones en Cuba, como la Casa de las Américas, a las que les interesaba lo que estaba haciendo. Ya tenía el disco con Fernando Álvarez, y se daba ese pasa-pasa de discos. Algo que les había sucedido antes a Silvio y a Pablo, me empezó a ocurrir a mí con un disco que tuvo su edición aquí después». 

—Pero ya estaba circulando. 

—Sí, ya estaba circulando. Intentaba hacer un poco de música bailable y tenía un público que me decía: “A nosotros no nos gusta eso, queremos que cantes los boleros”. Y canté muchos boleros, me fui conectando con gente que me seguía. Sentí que se comenzaron a romper barreras. Violenté muchos procesos para intentar que no se me negara tocar y compartir mi música con mi público. 

—Si tuvieras que localizar geográficamente un espacio o espacios puntuales donde tiene lugar lo mejor de la música cubana, más allá de Cuba, ¿cuál o cuáles serían? 

—En la ciudad de Nueva York, que es muy difícil, sigue habiendo excelentes músicos cubanos haciendo cosas sorprendentes. Hay músicos impresionantes defendiendo lo nuestro. No sé qué está pasando en Europa, pero sigue habiendo creadores importantes en Madrid, España. 

—¿Y en Cuba? 

—Ahora mismo, La Habana es la capital musical del mundo a nivel de música cubana. Si la música fuera un cuerpo, algo físico, se sentiría muy feliz. Se le está empezando a dar importancia a mucha gente. Voy bastante a la radio en Cuba y me entero de que había cosas que no se podían poner, y ya ese veto se levantó. Las personas que están dirigiendo la cultura cubana lo están haciendo muy bien. Y que la gente pueda venir de cualquier parte del mundo a tocar me parece muy significativo. El hecho de que se pueda hablar de muchas cosas en las canciones también ha refrescado la atmósfera. Es muy bueno que la gente empiece a regresar. 

—¿Descemer versus reguetón? 

—La juventud estaba muy metida en el reguetón, hasta un punto que llegó a molestarme. Luego me di cuenta de que al reguetón no había quien lo parara. Y no solamente eso: los cubanos lo estaban haciendo mejor que los puertorriqueños, lograron una fusión magnífica. Cuando hice el disco Bueno, nunca esperé que compitiera con el reguetón, porque hace unos años era impensable. Alguna gente pensó que había aprovechado la colaboración con Baby Lores. El concepto está mal llevado, porque no se trataba de usar. Las cosas se fueron dando de ese modo. 

—Por otra parte, las colaboraciones son bastante típicas de tu carrera, ¿no? 

—Sí, sí. Al principio, por ejemplo, cuando empecé a cantar las canciones que componía para Enrique Iglesias, al primero que le daba un poco de pena era a mí, porque se salían del margen de mi gusto personal, pero me di cuenta de que ese gusto estaba también en mi mente. Se trata, sencillamente, de distintos estados de ánimo, y hay una canción que puede llegar a millones y millones de personas, y otras que no. El público me ha dado respuestas de eso que yo manejo de una manera un poco inconsciente. Cantan Tus luces sobre mí, pero también Cuando me enamoro o Lloro por ti. 

—Algunos ni siquiera saben que son tuyas. 

—Sí. Mucha gente me criticó, se movió un poco el público. Ahora estoy haciendo una canción con Gente de Zona, con Desiguales, pensando más en educar a un público. No puedes hacerlo hablando mal del reguetón, porque no te llevará a ninguna parte. Vas a terminar odiado por la mayoría, que es la que lo consume. Al final son grandes músicos, grandes personas, gente linda, con la que la pasas de maravilla. Cuba siempre fue de músicos populares. Benny no fue a la escuela, Celeste no fue a la escuela, Celia tampoco… 

—Pero tú no eres un músico de la calle... 

—Estudiaba guitarra en la escuela. Mi mamá hizo dos carreras: Arquitectura y Geografía, e iba a la escuela Amadeo Roldán porque estaba en el coro. En una época empezaron a insertar gente que tenía muy buenas condiciones, y en eso mi mamá estuvo allí, y parece que fui un poco el conejillo de Indias para canalizar el deseo que ella tenía de, si volvía a nacer, estudiar música. Era muy duro, porque crecí en un barrio donde ahora son “damos y caballeros”, pero antes podía pararme en el balcón de mi casa y ver dos broncas distintas sucediendo en el mismo momento… 

—¿En qué barrio? 

—Belén. Y de pequeño recuerdo cosas que… Ahora tengo 41 años. La gente se quita la edad pero yo digo que si no tuviera 41 años, me hubiera perdido una cantidad de cosas... Me acuerdo de ver entrar las comparsas del barrio Jesús María a Belén con cuchillos en la mano, y salir gente con machetes y fajarse por aquí, y salir gente por allí, y gente por allá. Yo, mirando y diciendo: “Pero esto qué cosa es, Dios mío”. 

«En el medio de aquello tenía que estudiar guitarra frente a un espejo y ver cómo todos los niños estaban jugando. Yo lloraba. Tengo esa imagen de verme llorando en un espejo tocando la guitarra. Hay que ser duro, hay que estar bien fuerte para no dejarte mover de allí». 

—¿Cuántas horas de práctica? 

—Llegaron a ser cuatro horas diarias, pero si no las hacías, no competías, los muchachos te pasaban por delante, y además, fuera de la escuela de música había que estudiar matemáticas y todo lo demás. 

«Una parte de mí se dio cuenta de que no tenía mucho que ver con la música clásica. Cuando entré al conservatorio Amadeo Roldán iba a comerme el mundo. Venía de la escuela Manuel Saumell. Si hay alguna mejor en el mundo, me gustaría verla. Llegué al Roldán y me encontré con que eran unos locos, unos “barcos”, nadie estudiaba nada, todo el mundo iba a su rollo. Y empecé a convertirme en uno de aquellos muchachos que no estudiaban la guitarra, que sacaban bajas notas. Pero era por algo bien positivo. En los pasillos lo que se escuchaba era jazz, todo el mundo tocaba otra cosa, y sentí que aquello me gustaba. Música popular». 

—No se veía muy bien este tipo de inclinación en un estudiante de música clásica, ¿no? 

—La profesora Marta Cuervo, a quien quiero mucho, cogía tremenda lucha conmigo y me recomendaba irme para la ENIA (Escuela Nacional de Instructores de Arte, ya desaparecida), “donde hacen música popular”. Fue dura conmigo, pero me gradué. Saqué 85 puntos en guitarra, una nota muy mala, pero hice cosas muy importantes. Me gradué con un tema de mi autoría, una guajira. Algunos profesores me apoyaron y otros no. Llamé, para acompañarme al piano, a Ramoncito Valle, el de las trencitas, ¿te acuerdas? Era muy conocido porque daba conciertos en todas partes. Estaba en la televisión. 

«En aquellos tiempos yo iba a ser el bajista de Santiago Feliú, que me volvía loco, y para mí era más importante eso que graduarme. Me iba a los ensayos, tocaba el bajo con Santiago, me ponía uñas plásticas y empezaba a estudiar para mi concierto de graduación. Hoy pienso que hice lo correcto. Todo estaba escrito. Santiago es uno de mis grandes amigos, uno de los tipos que más me han influenciado. Si no hubiera pasado por allí, nunca me hubiera interesado escribir canciones. 

«Escribir canciones es como desangrarse y volver a nacer. Cuando haces la primera, la segunda, todo es tan malo, y tú dices: “¡Qué malo soy!” Empiezas a perfeccionarte, y un día, ya está. Vuelves a nacer. Es muy bonito». 

—¿Cuándo te das cuenta de que una canción está en la cuerda que andas buscando? ¿Hay algún momento o te lo confirma luego el público? 

—Cuando empecé hubo momentos en que no hacía la letra. Comencé a componer muchas cosas a través de las posibilidades que me daba la guitarra, y hubo algunas tan difíciles de tocar que nunca las escribí. Perdí un repertorio muy grande que compuse para guitarra clásica. Después, cuando me metí en el jazz, hubo mucho repertorio que sí está grabado, registros viejos del grupo Estado de Ánimo, de los experimentos que hacíamos con la música. 

«El otro día le compré el CD Bueno a un señor de esos que venden discos en la calle, y tenía otras cosas que yo me pregunto de dónde las habrá sacado. Grabaciones piratas de hace más de 20 años. Me quedé impresionado. Pensé que no me convenía que eso saliera a la luz, porque es muy diferente a como hago las cosas ahora y qué va a pensar la gente... Pero si en algún lugar el público tiene cultura para asimilar todo eso, es en Cuba, y me alegra constatarlo». 

—¿Sientes que has alcanzado un punto importante de tu carrera con el disco Bueno? 

—Constantemente quieren saber qué viene ahora. Hace poco, en Dominicana, me preguntaron en la radio, y dije algo de lo que me arrepentí luego: que me gustaría ser el Juan Luis Guerra cubano. Si bien es cierto que siempre me ha gustado, nunca hubo un disco suyo en mi casa. Tuve de Silvio y de Pablo, y antes oía a Juan Gabriel y a Bob Marley, que era lo que entraba por la ventana. Tenía unos primos que no dormían y ponían a Bob Marley toda la madrugada; estabas durmiendo y soñabas con Marley. Entonces yo decía: “Este Bob Marley me gusta”. Llegaron Silvio y Pablo, y luego seguí con Serrat y otros cantautores españoles y argentinos. Después la música brasileña. Ya me perdí… 

—Me debes varias respuestas. Por fin, ¿cuándo sientes que algo te quedó bien? 

—Lo experimenté con aquel repertorio un poco clásico, de música contemporánea y cosas bien guitarrísticas. Sentí como un éxtasis, bien bonito. 

—¿No hay un elemento que puedas describir, algo tuyo que te guste por un detalle en particular? 

—Me gustó mucho la música instrumental. Pero algo en mí quería pararse en un escenario y cantar para más gente, no quedarme como un bajista de jazz. Ya después, con las canciones, empiezo también a sentirme feliz. 

—¿Por qué el bolero? Hubo una resurrección de los viejos boleros, pero tú los hiciste nuevos. 

—Eso fue lo que me vino a la mente, me dije que no había por qué cantar los mismos. Hubo una época en que compuse canciones en lengua yorubá, porque decía: “Ahora que se cantan canciones a los santos, ¿tienen que ser las mismas?” ¿Te imaginas si no hubiera ocurrido el boom de lo que llamaban la timba? Se hubiera seguido cantando la misma música tradicional. Como mismo Van Van hace una música bailable nueva, se puede hacer un bolero nuevo. Lo que envuelve al bolero es muy sencillo. Al final, es una canción. Estás escuchando una canción lenta, con una tremenda carga emocional. El bolero es un recipiente perfecto para verter en él cualquier tipo de emociones. 

—¿No te preocupa estar compartiendo emociones demasiado íntimas? 

—Es verdad, pero esas cosas enseñan a la gente. Ayer estaba con un señor y me dijo: “Oye, la canción de Siete días me da una sensación extrañísima, porque me parece que me la hiciste a mí y a mi esposa”. Mientras lo oía, yo trataba de buscar algo en la canción que se pudiera reducir a la historia de una pareja y no lo encontré rápidamente. Pero es verdad lo que tú dices. Con los boleros me pasó eso. Nunca los hice pensando que te estaba hablando a ti. Era más bien una necesidad. 

«El primer bolero que compuse fue para una película mexicana del año 1996, que se llamaba Violeta. Tenía en mi casa discos de Fernando Álvarez, el conjunto de Roberto Faz... Cuando me hablaron de hacer la música para la película pensé que tendría que llamarse Violeta, tener determinadas características y un peso emocional muy fuerte. “Déjame ver dónde está ese señor Fernando Álvarez, si está vivo, si todavía sigue cantando, porque me gustaría que cantara esa canción”, me dije. A la gente le gustó mucho la voz de Fernando. Vinieron otros que querían un disco entero con él. Entonces compuse Sé feliz, que tenía otra luz. Me di cuenta de que se podían hacer boleros con otro tipo de acordes. 

«Hay un disco que hice con varias gentes cantando boleros, en el que están Gema (Corredera), Xiomara, Anaís Abreu, Manolo del Valle y otros que ya empezaban a darle a mi carrera un matiz diferente. 

«Con Estado de Ánimo había una época tan linda... Nos subíamos a tocar dondequiera, o en los jardines del ISA. Los músicos con los que toco hoy eran niños entonces. No sé si hay un puente que une a mi generación con el nivel musical que tiene ésta, pero en parte nos debe mucho a nosotros, porque esos eran los muchachitos que iban a los conciertos de Estado de Ánimo. Ruy Adrián López-Nussa era un niño, igual que su hermano Harold. Ahora el nivel ha subido considerablemente, y creo que nosotros, como Gonzalo Rubalcaba y mucha otra gente, somos en parte responsables de ese nivel que no existe en ninguna otra parte del mundo. No sé si se lo achacarán a la crisis, pero aquí siempre hemos vivido con lo justo y no ha afectado nuestro nivel musical». 

—¿Cuál es el lugar de la música en el mundo? 

—Ha sido tan subvalorada, que muchas personas se han sentido por encima de los músicos. Mi mensaje viene a ser que la música es tanto o más importante que el deporte, que la política. 

«Soy sacerdote de Ifá, y veo que hay órdenes que hablan de la transmisión de sonidos como lo primero. Me encanta la cultura oriental, y los grandes maestros del yoga hablan del Om como la transmisión del sonido, que es lo más elemental, lo primero. 

«Estemos donde estemos debemos defender lo mismo: la música es intocable. Convirtiéndome en un defensor de la música por los años que me quedan, seré un cubano más auténtico, mejor persona, enseñaré mucho a mis hijos, que han nacido en los Estados Unidos pero son cubanos. No son cubanoamericanos: hablan español y no van a tener problemas con la clave cubana. No tienen ningún tipo de desarraigo». 

—¿Descemer? 

—Son las sílabas de Mercedes al revés, y lo bonito es que hay varios Descemer ahora. Niños que se llaman Descemer… Y yo digo: “Caballero, no le pongan ese nombre al chiquito que van…”. 

—¿Tu nombre te hizo sufrir? 

—Sufrí. Ya no, pero sufrí mucho, porque era el tipo de los nombretes. Una colombiana me auguró que con ese nombre no llegaría a ninguna parte. Omara Portuondo dijo una vez: “...el que se llama deséame bueno” (risas).

 

Etiquetas: , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Evangelii Gaudium una encíclica para el mundo

20150921044138-evangelii-gaudium-una-enciclica-para-el-mundo.jpg


9:34:26 p.m.

Durante el encuentro sostenido hace algunas horas entre Fidel y el Papa Francisco el Sumo Pontífice obsequió al líder histórico con varios textos, entre ellos su encíclica Evangelii Gaudium*.

Se trata de una exhortación en la que se dirige a los fieles cristianos invitándolos a una nueva etapa marcada por la alegría del Evangelio, “que llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús”. En ella Francisco indica los caminos para la marcha de la Iglesia en los próximos años.

Dice al comienzo: 

“El gran riesgo del mundo actual, con su múltiple y abrumadora oferta de consumo, es una tristeza individualista que brota del corazón cómodo y avaro, de la búsqueda enfermiza de placeres superficiales, de la conciencia aislada. Cuando la vida interior se clausura en los propios intereses, ya no hay espacio para los demás, ya no entran los pobres, ya no se escucha la voz de Dios, ya no se goza la dulce alegría de su amor, ya no palpita el entusiasmo por hacer el bien. Los creyentes también corren ese riesgo, cierto y permanente. Muchos caen en él y se convierten en seres resentidos, quejosos, sin vida. Ésa no es la opción de una vida digna y plena, ése no es el deseo de Dios para nosotros, ésa no es la vida en el Espíritu que brota del corazón de Cristo resucitado”. 

No es —como muchos han mal interpretado— un tratado sobre economía, asunto que ha debido de aclarar en reiteradas oportunidades el propio Papa Vaticano para que Evangelii Gaudium sea leída y comprendida en su naturaleza y no desde las críticas que ciertos economistas o personas que tienen una determinada visión de las relaciones económicas y sociales, han vertido sobre el documento, incluso tildando a Francisco de marxista. 

En una reciente entrevista realizada por el periodista italiano Andrea Tornielli y publicada por el diario italiano La Stampa, el Papa Francisco explicó que en el texto no hablaba como técnico sino según la Doctrina Social de la Iglesia: “En la Exhortación no hay nada que no se encuentre en la Doctrina Social de la Iglesia. No hablé desde un punto de vista técnico, traté de presentar una fotografía de lo que sucede", dijo.

El Papa se refirió también entre la relación entre la Iglesia y la política y dijo que ésta debe ser "al mismo tiempo paralela y convergente. Paralela, porque cada uno tiene su camino y sus diferentes tareas. Convergente, sólo para ayudar al pueblo. Cuando las relaciones convergen antes, sin el pueblo, o sin tomar en consideración al pueblo, comienza ese contubernio con el poder político que acaba pudriendo a la Iglesia: los negocios, los compromisos".

"La política es noble, es una de las formas más altas de caridad, como decía Pablo VI. La ensuciamos cuando la usamos para los negocios. La relación entre la Iglesia y el poder político también puede corromperse, si no converge sólo en el bien común".

En declaraciones a ACI Prensa, el Secretario del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, Mons. Octavio Ruiz Arenas, explicó que Evangelii Gaudium sencillamente persigue el Kerigma, el primer anuncio de Dios, que incluye la justicia y la predilección a los pobres.

Mons. Ruiz Arenas recordó que “la vida cristiana, la catequesis, la teología, no son otra cosa que desarrollar esa idea fundamental que muchas veces se olvida. ¿Qué es realmente el Kerigma y por qué la importancia de hoy de una provocación Kerigmática?”.

El Kerigma, dijo, “es el primer anuncio, no es algo que se da esporádicamente y luego se olvida y luego se rellena con una serie de verdades, sino que recuerda que toda la acción evangelizadora es desarrollar el primer anuncio, es la alegría de saber que Dios me ama, que me ha enviado a su Hijo para redimirme y que me da la fuerza del Espíritu Santo y que me acompañe durante toda mi vida”, añadió.

El Papa ha pedido a los ministros de Medio Ambiente de la Unión Europea luchar contra la degradación ambiental y la pobreza. El encuentro se produjo en el marco de los Objetivos de Desarrollo sostenible de las Naciones Unidas y de la Conferencia sobre el Cambio Climático en París (Francia) que tendrá lugar del 30 de noviembre al 11 de diciembre de 2015.

Francisco aseguró que la tarea de estos políticos es “un bien colectivo, un patrimonio de la humanidad, y responsabilidad de cada uno de nosotros. Una responsabilidad que sólo puede ser transversal y requiere la colaboración efectiva de la comunidad internacional”.

Y habló de solidaridad, de justicia y de participación: Solidaridad, “una palabra que a veces se olvida y de la que a veces se abusa de forma estéril”;  justicia, pues se trata de una “deuda ecológica” especialmente entre el Norte y el Sur, vinculada con los desequilibrios comerciales que repercuten en el ámbito ecológico, y de participación, para “que todas las partes en causa se involucren, incluso las que a menudo se quedan al margen de la toma de decisiones”.

“Solidaridad, justicia y participación por respeto de nuestra dignidad y por respeto de la creación”, afirmó.

Al concluir, el Santo Padre aseguró que tanto él como la Santa Sede no dejarán de dar apoyo para “responder adecuadamente al grito de la tierra y al grito de los pobres”.

Durante el encuentro con su Santidad, Fidel lo pudo apreciar, y tuvo palabras de elogio hacia el Papa Francisco por su capacidad de comunicación, sus reiterados mensajes públicos de solidaridad a favor de los distintos estratos sociales y de compromiso en bien de la Humanidad.

El Papa Francisco expresó el agradecimiento a Cuba por su contribución a la paz y a la preservación de la especie humana en un mundo saturado de odio y agresiones.

El Papa Francisco, fiel a su conciencia y convicciones, lucha con su palabra y el ejemplo, por una humanidad más generosa y justa en la que ninguna nación carezca de empleo, alimentos, medicinas y educación. 

 * Una encíclica fue originalmente una carta circular enviada a todas las iglesias de una zona en la antigua iglesia cristiana. La Iglesia Católica Romana en general, sólo utiliza este término para las encíclicas papales. La palabra proviene del latín Encyclia  y del griego egkyklios, que significa "envolver en círculo", que es también el origen de la palabra "enciclopedia". Está fechada en Roma, el 24 de noviembre, 2013.Va dirigida a los obispos, a los presbíteros y diáconos, a las personas consagradas y a los fieles laicos sobre el anuncio del evangelio en el mundo actual.

 

 

Etiquetas: , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Armas de fuego en los EE.UU: realidades y quimeras

20150828152347-el-control-de-las-armas-de-fuego-una-quimera-en-estados-unidos.jpg


9:23:34 a.m.

Estados Unidos adora las armas. Esa es una realidad. Un 69% de la población confiesa haber disparado alguna vez y un 47% reconoce que tiene al menos un arma en su casa, según encuestas de Gallup.

Es tan grave la cantidad de víctimas como consecuencia del uso de armas de fuego en EE.UU., que el escritor y periodista especializado en derechos civiles Henry Porter ha llegado a sugerir que el país se encuentra sumergido en una guerra civil, lo cual no parece descabellado si se observa desde las estadísticas que aportan numerosos estudios y survey.

Lo cierto y demostrable es que los problemas provocados por el uso civil de las armas de fuego y su letalidad, van cada día en aumento, y Obama no es capaz —ni lo será en lo que resta de su mandato— de revertir la situación del descontrol del uso de armas de fuego en su país.

Los últimos tiroteos— incluyendo el más reciente, protagonizado por Bryce Williams, contra dos periodistas en el momento en que grababan una transmisión en vivo en el suroeste de Virginia—, son muestras de que “Estados Unidos se encuentra en un callejón sin salida”, y de que se requiere "la intervención de la comunidad internacional para detener la carnicería”.

Al menos eso es lo que escribió Porter en The Guardian, hace ya un par de años, a raíz del tiroteo  en una base naval de EE.UU. y que costó la vida a doce personas, de ahí su planteamiento: "Como ciudadanos del mundo es posible que tengamos que exigir el fin de sufrimiento inimaginable de las víctimas y de sus familias, de igual modo que Estados Unidos hace en los casos de conflictos civiles que ocurren en el mundo".

Ahora,  ante el asesinato de la reportera Alison Parker, de 24 años, y el camarógrafo Adam Ward, de 27 años, cabe recurrir a horripilantes cifras globales, pues según el Servicio de Investigación del Congreso y el sitio de estadísticas icasualties.org en las batallas libradas por EE.UU., desde la de Lexington (1775) hasta las operaciones recientes en Afganistán, han muerto 1.171.177 personas.

Mientras tanto, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades y el FBI, desde 1963 el número de muertes como consecuencia del uso de armas de fuego, incluido el suicidio, asciende a 1.384.171 personas. 

Resulta que durante los últimos 45 años en EE.UU. han muerto por arma de fuego 212.994 personas más que en todas las guerras que involucran a EE.UU. Una cifra aterradora que debió tener en cuenta el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, cuando tras el asesinato los dos periodistas en Virginia dijo que: “Hay algunas cosas de sentido común que solo el Congreso puede hacer y que sabemos que tendrían un impacto tangible en la reducción de la violencia armada (…) algo demasiado común en comunidades pequeñas y grandes de todo EE UU”.

Fue tras la matanza de 20 niños y 6 adultos en 2012 en una escuela de Connecticut, cuando Obama anunció el plan más restrictivo en dos décadas para controlar el uso de armas, pero su iniciativa fracasó en el Congreso.

Obama pretendía extender el control de antecedentes a todas las transacciones comerciales de armas, prohibir los rifles de asalto y limitar el número de balas. Varios tiroteos recientes han reabierto entre algunos legisladores y grupos sociales el debate sobre los resquicios existentes en el sistema de antecedentes.

Como promedio, cada día 297 personas en Estados Unidos reciben disparos de armas de fuego, de las cuales 89 resultan ser fatales según la Campaña Brady contra la Violencia de las Armas. Pero, además, con 321 millones de habitantes, se calcula que existen  270 millones de armas de uso privado, lo que se traduce en una media de nueve armas por cada diez ciudadanos. Es la proporción más alta del mundo, y duplica la proporción de Yemen, el segundo país en la clasificación.

¿Cambiará algún día la ley de armas en una nación con un largo y familiar historial de asesinatos y masacres con armas de fuego, en un país donde la Asociación Nacional del Rifle (NRA) cuenta con más de cuatro millones de miembros, y toda la política de los últimos 20 años ha sido dirigida a los defensores de los derechos de los dueños de armas? 

Otros países han respondido a este tipo de masacres y tiroteos endureciendo las leyes que regulan la posesión de armas. El acceso a las armas de fuego en países como Reino Unido se limitó tras la masacre de Hungerford en 1987, y las armas de fuego fueron efectivamente prohibidas tras el tiroteo de una escuela en Dublane en 1996.

Australia ha introducido una nueva ley de armas después de la muerte a tiros de 35 personas en Port Arthur, Tasmania. En Finlandia, que tiene una de las regulaciones de armas más relajadas y que cuenta con un álto índice de posesión de armas de fuego, se establecieron restricciones en permisos de armas después de que un tiroteo en una escuela dejara un balance de 11 muertos.

Pero no todas estas atrocidades han desencadenado la misma respuesta. En Noruega, donde las restricciones de armas ya eran fuertes, no se endurecieron las leyes de armas después de los ataques perpetrados por Anders Behring Breivik en 2011.

En realidad me resulta muy difícil imaginar que el Congreso de EE.UU apruebe una nueva ley sobre armas. Incluso proponiéndoselo  Barack Obama son muchas las barreras institucionales en el camino.

Habría que superar toda una serie de limbos legales. La ley Brady, por ejemplo, firmada por el presidente Bill Clinton en 1993, requiere que se compruebe el pasado de los compradores de armas, para evitar que las adquieran personas con registros criminales o historiales de enfermedad mental. Pero el 40% de las ventas de armas no están sujetas a esta legislación porque tienen lugar entre individuos particulares, incluyendo ferias de armas o a través de internet.

Jared Loughner, quien hirió a la congresista estadounidense Gabrielle Giffords y mató a seis personas durante un tiroteo en 2011 en Arizona, compró una pistola Glock 19 a pesar de haber tenido altercados con la policía y ser expulsado de la universidad por su comportamiento errático. Aún así nunca fue encarcelado o se le realizó un examen mental. 

El propio presidente de EE.UU., poco después de la matanza de Charleston, reconoció que en todos los países hay gente violenta y mentalmente inestable, pero que la diferencia radica, precisamente  en que no en todos los países se accede con tanta facilidad a las armas.

Fue el pasado junio. Obama hizo nuevo llamamiento a favor de un mayor control de las armas en su país Un joven de 21 años defensor de la “supremacía blanca” acabó con la vida de nueve personas en una iglesia frecuentada por la comunidad negra. (Ironías del destino, la cólera suscitada por esa matanza es una de las razones que invoca el asesino de Roanoke para justificar su gesto).

En dos mandatos, Obama no ha conseguido convencer al Congreso, dominado por los republicanos y muy influenciado por el potente lobby de la Asociación Nacional del Rifle.

Sin grandes esperanzas, el campo demócrata sigue presionando para una reforma de la legislación. La segunda enmienda es uno de los asuntos en los que la Administración Obama se ha topado con un muro.

El presidente tampoco ha conseguido convencer a la opinión pública. Según un sondeo realizado a finales de 2014 por primera vez hay más estadounidenses que apoyan la tenencia de armas, concretamente un 52%, que partidarios de aumentar los controles, cuya cifra ronda el 46%.

En resumen, el control de las armas de fuego, es una quimera en Estados Unidos. Los casos serán cada día más graves, numerosos, y en lo adelante grabados en celulares y difundidos por You Tube, como para que todos los vean y ¿aprendan? o se (in) sensibilicen. ¡Grimoso!

 Algunos datos que ayudan a comprender la gravedad y lo difícil de la situación:

  • En 2011, 467.000 ciudadanos fueron víctimas de un delito cometido con arma de fuego en EEUU. Cada día, mueren asesinadas a tiros 33 personas (Fuente: Boureau of Justice Statistics). 
  • Cada año, 100.000 estadounidenses reciben una herida de bala de los que más de 30.000 fallecen anualmente. La mayoría son suicidios, y hay más de 12.000 asesinatos (Fuente: National Center for Injury Prevention and Control). 
  • Unos 3.000 niños mueren anualmente por heridas provocadas por armas de fuego. Los niños negros tienen cinco veces más posibilidades de morir tiroteado que un niño blanco (Fuente: National Center for Injury Prevention and Control). 
  • EEUU es a la vez y con diferencia el principal exportador y el principal importador de armas de fuego. España está entre los 12 principales exportadores del mundo en 2012 (Fuente: Small Arms Survey). 
  • En EEUU hay 88,8 armas de fuego por cada 100 habitantes, unos 280 millones en total (Fuente: GunPolicy.org). 
  • Se calcula que el valor anual de las transferencias internacionales lícitas de armas pequeñas y ligeras, incluidas piezas de repuesto, accesorios y munición alcanza los 8.500 millones de dólares (unos 6.500 millones de euros). Solo el comercio lícito de visores de armas supera los 350 millones de dólares (Fuente: Small Arms Survey). 
  • El 75% de las armas de fuego pequeñas están en manos de civiles. En 2007, de los 875 millones que había en todo el mundo, los civiles poseían unos 650 millones y el resto estaban en manos de ejércitos y fuerzas de seguridad (Fuente: Small Arms Survey). 
  • El mes de noviembre ha marcado el récord histórico de venta de armas de fuego en EEUU (Fuente: Smith&Wesson). 
  • La violencia generada por las armas de fuego provocan cada año 100.000 millones de dólares en pérdidas para EEUU (Fuente: Gun Violence: The Real Costs). 
  • La Asociación Nacional del Rifle ingresó 24 millones de dólares en su último ejercicio conocido, el de 2010 (Fuente: The Lancet). 

Informaciones relacionadas:



Etiquetas: , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

La confianza en el mercado es clave para el futuro económico de China

20150826050608-edifio-residencial-en-pekin.jpg


11:00:04 p.m.

Por Andrew Sheng* / Xiao Geng** 

El estancamiento se avecina para todo el mundo y China no es la excepción. Tras la crisis financiera de 2008, los estímulos monetarios y fiscales han provocado deudas, disminución del comercio y de la inversión. (Foto: Obreros construyen un nuevo edificio residencial en Pekín) 

Todo ello ha deprimido la demanda y el crecimiento económico global. En China, esto complica los esfuerzos oficiales para impulsar el papel de las fuerzas del mercado dentro de la economía. ¿La devaluación del renminbi, la más reciente iniciativa de las autoridades, será suficiente para cambiar el rumbo? 

Los líderes chinos han demostrado un compromiso para flexibilizar el control sobre la economía, indicando a las empresas que deben ajustarse a una "nueva normalidad" e insertarse en las reformas estructurales encaminadas a establecer un modelo de crecimiento más sostenible. 

Pero los riesgos existen, como refleja la creciente caída del mercado de valores de China, y obligan al Gobierno a intervenir para limitar las consecuencias. Y con la incertidumbre, la volatilidad del mercado y la ralentización, en lugar de invertirse, se aguanta el capital y se agudiza el estancamiento. 

La situación de China, que está muy lejos de ser grave, es ciertamente difícil. Aunque el crecimiento real anual del PIB parece haberse estabilizado alrededor del 7 por ciento, casi todos los indicadores económicos claves como el PIB nominal, la inversión en activos fijos, la construcción, ventas nominal minorista, venta de autos, energía, transporte por ferrocarril y las importaciones de minerales ferrosos están hoy muy por debajo de su promedio de crecimiento de hace 4 años. 

Cuando los problemas de China se hicieron más evidentes, la confianza de los inversores se hundió y arrastró consigo al mercado de valores. El gobierno de China inició su plan de medidas para estabilizar los precios de las acciones. Pero ese tipo de intervenciones, inevitablemente implica una redistribución de las pérdidas del mercado, planteando la cuestión de emplear los recursos del Estado en el sector financiero y las interrogantes sobre si sería mejor asignar esos recursos a la estimulación de la economía real. Ya que, debido a que la intervención del Estado pone una red de seguridad debajo de las pérdidas de los actantes del mercado, bien puede socavar la efectividad de sus macro políticas. 

Los inversores entienden que el Estado puede y va a intervenir para aliviar la inestabilidad temporal del mercado. Pero la confianza solo se puede lograr si el mercado mismo demuestra ser sostenible a largo plazo. Si China va a evitar la trampa de la deflación, reactivar inversiones, reforzar la competitividad y acelerar el crecimiento, también debe continuar su fomento a la innovación y al emprendimiento. 

El futuro de China, visto a largo plazo, depende de su capacidad para aumentar la confianza en el mercado. Si no creen que obtendrán beneficios, las empresas e individuos no invertirán más en China. Por esta razón es tan importante que los dirigentes no solamente promuevan el consumo interno para compensar el estancamiento en otros sectores exportables, sino que también logren impulsar las fuerzas del mercado para que trabajen con confianza. 

En cierta medida, las autoridades parecen estar dispuestas a hacer lo necesario. La devaluación del Renminbi en un 2 por ciento frente al dólar de Estados Unidos —la mayor en un día— debería ofrecer a las fuerzas del mercado más influencia sobre la moneda fuertemente controlada y una ventaja competitiva a las empresas chinas en los mercados extranjeros. 

Como la amarga experiencia reciente ha demostrado, el gobierno no puede seguir estimulando la economía aplicando inversiones financiadas con deuda. 

Es hora de darle a los jugadores del sector privado las herramientas necesarias para conducir la economía hacia una prosperidad más sostenible. 

(Fuente: SPD) 

*Andrew Sheng es miembro del Instituto Global de Asia en la Universidad de Hong Kong y miembro del Consejo Asesor del PNUMA 

**Xiao Geng es director del Instituto IFF y profesor de la Universidad de Hong Kong.

 

Etiquetas: , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Rusia y su economía en la coyuntura actual

20150823003659-economia-rusa.jpg

 

6:19:22 p.m.

Por José Luis Rodríguez* 

La situación económica de Rusia ha sido objeto de múltiples especulaciones desde el pasado año.

En efecto, la economía rusa había venido mostrando una tendencia recesiva desde el 2013, cuando su crecimiento solo alcanzó el 1.3%, luego de un 4.3% logrado el año precedente, mostrando una notable debilidad estructural —esencialmente expresada en una elevada dependencia de productos primarios— a la que se unieron factores coyunturales negativos que se han intensificado hasta el presente.

Esta situación empeoró en el 2014, cuando al cierre del año las cifras disponibles situaban el crecimiento en 0,6%, la inflación en 7.7%, la fuga de capitales en 125,000 millones de dólares y los valores promedios del precio del petróleo en 97.60 USD/barril, así como del rublo en 38 por USD como promedio para 12 meses. Los crecimientos en la industria se ubicaban en un 2%; la agricultura un 4% y las inversiones capitales decrecían un -2%. Por otra parte, el saldo de cuenta corriente en relación al PIB fue de 3.2% y la deuda pública del 16.4% [1]

Todo este desempeño se reflejó negativamente en la devaluación del rublo, que pasó de 32.80 por USD al cierre del 2013 hasta 56.18 en diciembre 30, para una caída del 71.3%. En la medida en que el año avanzó, los pronósticos fueron empeorando habida cuenta del impacto negativo creciente de la caída de los precios del petróleo, que se estima redujo los ingresos del 2014 en 100,000 millones de dólares.

No obstante, a contrapelo de un grupo de analistas occidentales, no se ha podido demostrar que Rusia se encuentre en una situación financiera seriamente comprometida. En tal sentido la firma calificadora de riesgos Standard and Poor consideraba que Rusia conservaba un fuerte potencial visible en las reservas internacionales, que llegaban a 465,200 millones de dólares en agosto, así como el saldo equivalente al 4,4% del PIB del Fondo del Bienestar y del 4,7% del Fondo de Reserva. Todo ello le permite enfrentar una deuda que alcanzaba en junio 720,900 millones de dólares y que solo el 7% de las compañías tengan necesidad de recapitalizarse a corto plazo. [2]

Desde el punto de vista social, si bien el aumento de precios está impactando en los consumidores, se adoptó por el gobierno ruso la decisión de aumentar un 6,5% las pensiones en febrero y un 1,7% en abril, aunque los ingresos reales continuaron cayendo. También el índice de pobreza se mantuvo en 11,4% y el desempleo promedio en el primer semestre fue de solo 5,3%. [3]

Otro indicador donde se produjo un retroceso fue en el Indice de Percepción de la Corrupción, que ubicó a Rusia en el lugar 35º entre los países más corruptos del mundo, lo que significa un deterioro en relación a la posición  alcanzada el año precedente. [4]

Durante el primer semestre de 2015 varios elementos –presentes en alguna medida durante el pasado año- han continuado teniendo un notable impacto negativo en la economía de Rusia: las sanciones de Occidente derivadas del conflicto ucraniano y la abrupta caída de los precios del petróleo.

El conflicto ucraniano ha sido objeto de dos paquetes de sanciones económicas por parte de las potencias occidentales en 2014 y otro en julio de 2015, con un impacto económico que se estima en torno a 170,000 millones de dólares en el año. Otros cálculos más recientes estiman que las sanciones están afectando a corto plazo entre el 1 y el 1.5% del PIB y que –de mantenerse- pudieran representar hasta el 9% en los próximos años con el mayor impacto en los sectores de la banca, la energía y la alta tecnología. [5]

El impacto para la UE ha sido también significativo. Una valoración más reciente ubica el costo posible de las sanciones en 100,000 millones de euros, con impactos en la productividad de un punto porcentual para Alemania, 0.9 puntos para Italia, con pérdidas de 200,000 puestos de trabajo y 0.5 puntos para Francia, con la reducción de otros 150,000 puestos laborales. [6]

Un significativo episodio del deterioro que se registra es la cancelación por parte de Rusia del gasoducto South Stream, diseñado para suministrar gas a través del Mar Negro y el sur de Europa, el cual se suspendió ante los obstáculos enarbolados por la UE. Este gasoducto será sustituido por otro a través de Turquía que sin dudas ha neutralizado la política de sanciones en el país y acercado sus posiciones a Rusia.

Por otro lado, las contradicciones de Rusia con EEUU y la UE se han exacerbado no solo en el plano económico, sino también en el plano político y militar. En ese contexto Rusia continuó el reforzamiento de su defensa y aumentó sus gastos militares –medidos a precios constantes del 2011- en un 31,6% entre el 2009 y el 2013, alcanzando 87,800 millones de dólares este último año, lo que representa el 4,1% de su PIB. [7] Los estimados disponibles para 2014 y el presente año muestran que estos gastos han continuado creciendo, aunque a ritmos algo inferiores a lo previsto. [8]

Expresión de las tensiones y de la posición rusa al respecto, fue el discurso pronunciado por V. Putin en la XI Reunión Internacional del Club Valdai [9] el 24 de octubre del 2014. Igualmente han sido muestras de la respuesta rusa al hostigamiento a que se ve sometida, la firma del acuerdo que crea la Unión Económica Euroasiática entre Bielorrusia, Rusia y Kazajstan en mayo [10]; la prohibición de la importación de un amplio grupo de alimentos de EEUU, la UE, Canadá, Australia y Noruega en agosto; así como la firma de acuerdos estratégicos entre Rusia y China para elevar sustancialmente el intercambio comercial entre ambos países. A todo lo anterior se suma la expansión de los vínculos económicos entre los BRICS y —especialmente— entre Rusia y la India, además de lo ya señalado en relación a China.

Los pronósticos para 2015 no son favorables, en tanto que se aprecia que se han incrementado las sanciones de Occidente y no aumentarán los precios del petróleo significativamente.

Los datos más recientes del Banco Mundial muestran un decrecimiento de -3.2% durante el primer semestre de este año, con una situación similar durante la segunda mitad del 2015 y un cierre anual de entre -2.7 y -3.8% en la evolución del PIB. Por otra parte, la tasa de formación de capital bajará 10%, la inflación se elevará a 15.5%, el déficit fiscal llegará a -3.5% y la deuda pública en relación al PIB aumentará a 18.3%. En relación al sector externo las exportaciones se espera decrezcan un 2.5% y las importaciones un 29.4%, la deuda externa total sobre el PIB será del 27.5%, mientras que el saldo de cuenta corriente debe aumentar de 3.2 a 4.8% con referencia al PIB. También se espera una fuga de capitales equivalente a 155,000 millones de dólares en el año, con un precio del barril de petróleo que se ubicará en 58 dólares. [11] Por su parte la tasa de cambio del rublo por USD ha mejorado un 15% en el 2015, aunque se calcula promedie 55.1 en relación a 38 en el 2014.

Adicionalmente la pobreza se ha incrementado durante el primer trimestre del año al 15.9% de la población.

Ante el agravamiento de la situación, el gobierno ruso aprobó en enero del 2015 un plan para enfrentar la crisis que supone una inyección de más de 35,000  millones de dólares en un paquete de medidas que incluye: sostener a las empresas con graves pérdidas económicas o en riesgo de quiebra; impulsar la sustitución de importaciones y la producción nacional a través de pequeñas y medianas empresas; recortar el gasto público entre 5 y 10% durante tres años y preservar el empleo. [12]

Las perspectivas para 2016 —según el Banco Mundial— muestran una discreta recuperación con un crecimiento de 0.7%, aunque fuentes rusas pronostican un 2%; precios de petróleo de 63.60 USD por barril, una inflación de 7.5%, un saldo de cuenta corriente de 3.5% y de -2.8% en el déficit fiscal, ambos indicadores sobre el PIB. Por otro lado, la formación bruta de capital fijo crecerá un 4.5%; la deuda externa en relación al PIB bajará al 21.1%; la tasa de cambio del rublo por USD bajará a 49.6 y se reducirá el flujo negativo de capitales de 102.4 miles de millones de dólares este año a 49.6 en el próximo 2016. [13]

En general puede decirse que la economía rusa conserva un potencial que deberá contribuir a su recuperación a partir de 2016, contando con un alto nivel de aprobación a la gestión del presidente Vladimir Putin, aun en medio de la hostilidad externa a que está sometido el país en estos momentos. No obstante, las proyecciones a largo plazo de Rusia resultan muy reducidas con crecimientos del 1% anual promedio entre 2015-30 y un 1.4% en la productividad del trabajo, índices que deberán mejorar con la adopción de medidas económicas y sociales de mayor calado por parte del gobierno ruso.

En esta coyuntura los obstáculos estructurales más graves que enfrenta Rusia se siguen concentrando en la alta dependencia de los precios del petróleo y otras materias primas, que explican alrededor del 60% de los ingresos por exportación; la visible vulnerabilidad financiera externa, que se refuerza con los limitados flujos de inversión extranjera, la fuga de capitales y el endeudamiento del sector privado; y todo esto se ve intensificado por un nivel de corrupción e inseguridad en los negocios que afectan el desempeño económico del país.  

* El autor es asesor del Centro de Investigaciones de la Economía Mundial (CIEM). Fue Ministro de Economía de Cuba. 

Notas 

[1] Ver CISSTAT “Russian Federation Main Economic Indicators 2014” en www.cisstat.com y World Bank Russia Economic Report 33: The Dawn of a New Economic Era? April 1, 2015 en www.worldbank.org

[2] Ver “Standard and Poor Predicts Russia will Avoid Recession” en Johnson Russia List Nº 245, November 26, 2014 en www.russialist.org

[3] Ver World Bank “Russia Economic Report Nº 32 September 2014” en www.worldbank.org

[4] Ver Transparency International “Corruption Perceptions Index 2014” en www.transparency.org

[5] Ver “Who’ll Blink First in Russia Sanctions Standoff?” Moscow Times, August 10 2015 en www.moscowtimes.com

[6] Las sanciones a Rusia pueden costar a la Unión Europea 100,000 millones de euros. Junio 19, 2015 en www.actualidad.rt.com

[7] Ver SIPRI Yearbook 2014 en www.sipri.org

[8] Ver de Nikolas Dvosdev “How Russia Plans to Save Its Massive Military Buildup” The National Interest, August 2015 en www.thenationalinterest.org

[9] El Club Valdai es una asociación de políticos, intelectuales y gobernantes que anualmente se reúnen en Rusia para discutir la situación del país.

[10] Posteriormente ingresó Armenia y más recientemente Kirguiztan.

[11] Ver World Bank Revises It’s Growth Projections for Russia for 2015, Press Release, June 1, 2015 en www.worldbank.org  y también IMF World Economic Outlook Database April 2015 en www.imf.org

[12] Ver Cinco claves económicas sobre la Rusia de Putin CNN Expansión 17 de abril de 2015 en www.cnnexpansion.com

[13] Ver “World Bank Revises Its Growth Projections for Russia for 2015 and 2016” June 1 2015 en www.worldbank.org

 

 

Etiquetas: , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

La presión de la devaluación del yuan también llega a los commodities

20150822010324-economia-china-2.jpg

 

5:54:14 p.m. 

China, el mayor productor mundial de aluminio y acero, ha aumentado pronunciadamente las exportaciones de esos metales este año en respuesta a un exceso de su capacidad de producción y la desaceleración de su economía. 

Tras la devaluación del yuan, los mercados se preparan ahora para una renovada ofensiva de las exportaciones metalúrgicas chinas, que es muy sensible a las variaciones en los precios. Con un aumento de 25% en las ventas externas este año, la participación de mercado que los chinos puedan conquistar dependerá de cuánto siga cayendo el valor del yuan. 

Una depreciación de 3% del yuan ante el dólar tal vez no sea suficiente para estimular las exportaciones chinas, dicen los analistas, aunque el descenso de la moneda les añade una dosis de competitividad a los fabricantes del país, cuyas exportaciones ya han generado llamados de los políticos en Estados Unidos, Europa e India a emprender represalias comerciales. 

Los precios globales de las materias primas cayeron bruscamente tras la decisión del Banco Popular de China de devaluar el yuan la semana pasada. Operadores y analistas indican que los descensos reflejan las dudas en torno a la economía china, que es un enorme consumidor de commodities, y el alza en el costo de las importaciones en yuanes. 

Los precios del petróleo en Nueva York alcanzaron la semana pasada su menor nivel en más de seis años en la Bolsa Mercantil de Nueva York, de US,35 el barril. Los futuros de cobre y aluminio también tocaron sus mínimos de seis años la semana pasada en la Bolsa de Metales de Londres, acumulando descensos de 19% y 15%, respectivamente, en lo que va del año. 

Las cotizaciones globales del acero podrían caer como resultado de la devaluación del yuan, señala Ivan Szpakowski, analista de Citi Research en Hong Kong. 

 Un trabajador carga barras de acero en un camión en un depósito de Baifeng Iron and Steel Corp. en Tangshan, China. Photo: Damir Sagolj/Reuters .Los economistas creen que la depreciación de la divisa china tiene el fin de estimular las exportaciones. La industria metalúrgica es uno de los sectores donde ya se estaba exportando en grandes cantidades. Las ventas de aluminio de China crecieron 28,3% en los siete primeros meses del año para llegar a 2,87 millones de toneladas, mientras que las exportaciones de productos siderúrgicos avanzaron 26,6%, a 62,13 millones de toneladas, según Citi Research. 

Los analistas de mercado dudan de que las variaciones cambiarias inmediatas vayan a tener un impacto en el comercio de metales industriales. “No creo que la devaluación del yuan sea lo suficientemente grande para aumentar marcadamente las exportaciones de acero y aluminio”, dice Ilya Feygin, director gerente de Wallachbeth Capital. “Creo que la devaluación del yuan será más controlada a partir de ahora y China intervendrá para enfrentar la amenaza a la estabilidad financiera”. 

Los mercados globales de metales han sentido el impacto de los considerables aumentos de capacidad de producción de las grandes metalúrgicas chinas en los últimos años, lo que ha dejado a muchas con un exceso de capacidad en los precisos momentos en que la economía se enfría y se esfuma la demanda de sectores como la construcción. El resultado ha sido una avalancha de acero chino barato en los mercados mundiales. 

Eso, a su vez, ha irritado a las siderúrgicas de muchos países. India, por ejemplo, elevó el impuesto a las importaciones de ciertos productos de acero la semana pasada por segunda vez en dos meses. 

“Particularmente en el caso del acero, la situación ha sido que las exportaciones relativamente baratas de China a Europa y América del Norte se han estado topando con mucha resistencia de esos países”, dice Daniel Hynes, analista de Australia and New Zealand Banking Group Ltd. “Pese a que las exportaciones son más baratas, su capacidad para beneficiarse del debilitamiento del renminbi podría ser negada por alguna acción como la de la Organización Mundial de Comercio”, agrega. 

Un grupo formado por algunas de las principales siderúrgicas de EE.UU., entre ellas United States Steel Corp., Nucor Corp., Steel Dynamics Inc., ArcelorMittal USA, AK Steel Corp. y California Steel Industries, presentó quejas ante la Comisión de Comercio Internacional y el Departamento de Comercio de EE.UU. que buscan la imposición de aranceles punitivos sobre el acero barato de China. 

La Comisión Europea impuso en mayo aranceles provisionales sobre algunos productos siderúrgicos de China, Rusia, EE.UU., Japón y Corea del Sur. La comisión había aplicado medidas similares hace unos meses contra otros productos de acero de China y Taiwán.  

Las acusaciones de vender por debajo del costo, que se conoce en la jerga comercial como dumping, se interponen a menudo en Ginebra ante la OMC. El año pasado se entablaron 89 casos que acusaron a China y otros socios comerciales de vender productos como acero y aluminio por debajo del costo. La cifra más que duplicó los 43 casos correspondientes a 2010. 

“Obviamente, la situación con las exportaciones chinas evoluciona constantemente y es algo que seguimos muy de cerca”, afirma Matt Meenan, director de comunicaciones de la Asociación de Aluminio, una entidad con sede en EE.UU. que representa a los productores de aluminio primario de ese y otros países. 

El yuan tendría que caer en forma considerable para generar una nueva oleada de exportaciones chinas, advirtieron analistas de ANZ. 

El yuan ha sido “increíblemente fuerte” contra la mayoría de las divisas globales, resalta Blu Putnam, economista jefe de CME Group, la bolsa de Chicago donde se transan muchos contratos de futuros. Putnam añade que una ligera reducción del valor del yuan probablemente no genere una actividad significativa en grandes importadores que enfrentan su propio cuadro de debilidad económica, como Brasil. 

Otro salto en las exportaciones, sin embargo, crearía una onda expansiva alrededor del planeta. 

La australiana BlueScope Steel Ltd. dijo que tenía dificultades para sostener la competitividad de Port Kembla, la mayor acería del país, frente al acero barato de otras partes y que estaba buscando “un enfoque que cambie el juego” para reducir costos y mantener la planta en operación. 

(Fuente: The Wall Street Journal/Biman Mukherji en Hong Kong y Rhiannon Hoyle en Sídney) 

 

Etiquetas: , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Las monedas latinoamericanas sufren por una posible alza de tasas en EE.UU. y la caída del yuan

20150822005457-el-peso-mexicano-se-ha-depreciado-mas-de-10-frente-al-dolar-este-ano.jpg

 

6:49:28 p.m. 

Las monedas de los principales países de América Latina están cayendo, afectadas por el derrumbe de los precios de las materias primas, la perspectiva de un lento crecimiento en China y la inminencia de un aumento de tasas de interés por parte de la Reserva Federal. 

Este año, el peso colombiano ha perdido 21% de su valor frente al dólar para llegar a un mínimo histórico, mientras que el peso chileno y el peso mexicano se han depreciado 12,26% y 10,11%, respectivamente. 

En lo que va del año, el real brasileño ha retrocedido 23,4% frente al dólar, para convertirse en uno de los mayores perdedores entre las monedas latinoamericanas. Una marcada desaceleración de la economía, junto con un creciente escándalo la principal petrolera del país, ha llevado a la mayor economía de la región a su peor recesión en más de dos décadas y arrastrado a su moneda. 

América Latina ha estado a la vanguardia de la ola global de ventas de activos de mercados emergentes en anticipación al aumento de las tasas de interés en Estados Unidos, un ajuste previsible si se considera la mejora de la economía estadounidense. Las bajas tasas de interés en EE.UU. habían reorientado a los inversionistas hacia los mercados emergentes, donde los rendimientos son mayores y los activos denominados en moneda extranjera contenían la promesa de potenciales ganancias. 

Muchas economías de la región dependen fuertemente de las exportaciones de commodities y, por lo tanto, de la fuerza económica de China, que en los últimos años ha sido un gran consumidor de materias primas. La última ola de debilitamiento de las monedas latinoamericanas fue en parte provocada por la devaluación de la divisa china la semana pasada. Un yuan más barato le resta a China poder de compra para las materias primas producidas en América Latina, como el cobre y el petróleo. 

China es el mayor consumidor de cobre chileno y un importante comprador de crudo de Colombia y México. El lunes, los precios de futuros del cobre y del petróleo cayeron a mínimos de seis años debido a los temores de un menor crecimiento económico en la nación asiática. El martes, el crudo subió ligeramente en Nueva York para ubicarse en US,62 por barril, mientras que en Londres el cobre se hundió aún más, para caer por primera vez por debajo de US.000 la tonelada desde la crisis financiera. 

“Estos vientos en contra (…) se han concentrado en las monedas de América Latina”, dice Nick Verdi, estratega cambiario de Standard Chartered Bank en Nueva York. 

Las divisas emergentes en general han perdido valor este año ante la apreciación del dólar. El débil crecimiento en los países en desarrollo y la perspectiva de mayores tasas en EE.UU. han presionado a esas monedas a la baja. 

Los analistas consideran que la falta de crecimiento y las políticas de flexibilización monetaria de los bancos centrales mantendrán a esas monedas bajo presión hasta que la Fed se aproxime a su primer aumento de tasas. “Lo que necesitamos para estabilizar las monedas es un crecimiento (en la región), y después del crecimiento, un ciclo de ajuste. Pero lo más pronto (que podremos conseguir esas metas) será probablemente el próximo año”, señala Siobhan Morden, estratega para América Latina del banco de inversión Jefferies & Co. en Nueva York. 

Algunos analistas dicen también que el debilitamiento de las monedas latinoamericanas es resultado del mayor interés de los inversionistas en la región. Algunos estrategas a largo plazo compraron acciones y bonos latinoamericanos en medio de la reciente caída de precios y al mismo tiempo hicieron apuestas bajistas contra sus monedas como una forma de protegerse del potencial riesgo. Estas coberturas aumentan la presión a la baja sobre las monedas. 

“Hay muchos inversionistas extranjeros, o incluso locales, que están cubriendo su exposición cambiaria, lo cual genera una segunda ronda de debilidad en esas monedas”, dice Mario Castro, estratega para América Latina de Nomura Securities. 

Durante los primeros siete meses del año, América Latina fue el mayor receptor de flujos de inversión a mercados emergentes, eclipsando a las economías emergentes de Asia, según el Instituto de Finanzas Internacionales. En total, los capitales extranjeros compraron un neto de US.900 millones en acciones y bonos de países latinoamericanos, en comparación con US.800 millones de países asiáticos. 

Chile y México se destacaron como los favoritos de los inversionistas en la región. 

En Chile, los inversionistas se han sentido cómodos con la estabilidad política del país y su baja deuda, producto de años de disciplina fiscal. Para ayudar a la economía, el gobierno chileno puede también aprovechar el fondo de estabilización acumulado durante los años de auge en los precios del cobre. Standard & Poor’s Ratings Services dice que a junio de este año Chile había ahorrado cerca de 12% de su Producto Interno Bruto. En julio, el país registró un ingreso de capitales de alrededor de US.500 millones, según Scotiabank. Un reciente informe de S&P dice que a pesar de los planes de mayor emisión internacional, la deuda neta de Chile probablemente seguirá baja, en menos de 7% del PIB en los próximos tres años. 

Los inversionistas han estado observando las recientes reformas de la presidenta Michelle Bachelet, que socavaron la confianza empresarial. Las reformas incluyen el aumento de impuestos para financiar una reforma educativa y planes para fortalecer a los sindicatos y llevar a cabo una reforma constitucional. 

En México, debido a los estrechos lazos comerciales entre ese país y EE.UU., los inversionistas apuestan al sector exportador y a los beneficios que éste puede recibir de la reactivación estadounidense. Los diferenciales entre los bonos del gobierno de México y los bonos del Tesoro de EE.UU. siguen siendo atractivos: el margen de rendimiento del bono mexicano a 10 años comparado con el de bonos equivalentes de EE.UU. es de 3,83 puntos porcentuales, mientras que al principio de julio era de 3,6 puntos porcentuales, de acuerdo con Banco Santander. 

Los flujos de inversión hacia bonos denominados en pesos mexicanos continuaron durante el mes pasado, aunque “sin duda será importante ver en las próximas semanas el comportamiento de los inversionistas extranjeros dado el posible aumento de la tasa de interés por la Reserva Federal en septiembre”, dijo Banco Santander en un informe. 

Los flujos de inversión en bonos y acciones mexicanas han sido positivos desde mayo. Al 28 de julio, las tenencias extranjeras de bonos mexicanos a tasa fija en pesos rondaban US.000 millones, que representan 60% del total en circulación, según el banco central mexicano. 

“Los inversionistas no parecen estar huyendo de América Latina”, escribió Eduardo Suárez, codirector de estrategia para América Latina de Scotiabank. El analista espera que las monedas se recuperen una vez que la Fed decida su primer aumento de tasas y que las coberturas cambiarias se hagan efectivas. 

El martes, el dólar se cotizaba a 691 pesos chilenos, 3.003 pesos colombianos (un mínimo histórico), 16,4 pesos mexicanos y 3,47 reales. 

(Fuente: The Wall Street Journal/Carolyn Cui /Anthony Harrup y Ryan Dube contribuyeron a este artículo)

 

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

EE.UU. mide sus armas para lidiar con una eventual recesión

20150821234237-janet-yellen-presidenta-de-la-fed.jpg

 

5:33:22 p.m. 

A medida que la expansión económica de Estados Unidos madura y se forman nubes en el escenario global, las autoridades económicas comienzan a preocuparse por una eventual recesión. Su inquietud no se debe a la inminencia de un bajón, sino a si tendrán suficientes municiones para defenderse cuando llegue uno. (Foto: Janet Yellen, presidenta de la Fed). 

El dinero ha sido la principal arma de Washington en las décadas que pasaron desde que el economista británico John Maynard Keynes propuso un enérgico gasto gubernamental para combatir la Gran Depresión. EE.UU. generalmente inyecta dinero en la economía a través de recortes de tasas de interés, rebajas de impuestos o el aumento del gasto federal. 

Esas herramientas podrían ser difíciles de emplear cuando llegue el próximo bajón: las tasas de interés están cerca de cero, y los planes de estímulo fiscal podrían ser obstaculizados por los altos niveles de deuda pública y la perspectiva de crecientes déficits presupuestarios para cubrir el gasto en prestaciones para los jubilados de la generación de la posguerra, o baby boomers. 

Pocos economistas creen que EE.UU. esté cerca de una recesión. La economía parece haber recuperado su equilibrio después de un tropiezo en el primer trimestre, y funcionarios de la Reserva Federal consideran la posibilidad de elevar las tasas de interés de corto plazo por primera vez en casi una década para asegurar que la economía no se sobrecaliente. 

Aun así, las sombras amenazantes son un recordatorio de que el lento crecimiento mundial está a sólo un shock de la zona de peligro. En el segundo trimestre, la economía de Japón se contrajo y Europa registró un crecimiento mediocre. La desaceleración de China, por su parte, parece más grave de lo que creían inicialmente las autoridades globales y una devaluación del yuan podría dar lugar a fricciones comerciales. 

Con la expansión de EE.UU. a las puertas de su séptimo año, las autoridades están planeando cómo responder a la siguiente crisis, algo que la historia ha demostrado que es inevitable. El actual crecimiento ya es 16 meses más largo que la media desde la Segunda Guerra Mundial, y ninguna ha durado más de una década. 

“La economía mundial es como un transatlántico sin botes salvavidas”, escribieron economistas del banco HSBC en una reciente nota de investigación. 

En la próxima recesión, las herramientas de gobierno serán “más limitadas de lo habitual, pero de ninguna manera son cero”, dijo en una entrevista Ben Bernanke, ex presidente de la Fed. 

El banco central de EE.UU., por ejemplo, podría experimentar con tasas de interés negativas. Una recesión también podría obligar al Congreso y la Casa Blanca a dejar de lado la división partidista en Washington y llegar a un acuerdo que combine estímulos de corto plazo con planes a largo plazo para reducir el déficit. 

Una pregunta viva 

“Esta es una pregunta muy viva”, dice Douglas Elmendorf, que hace poco dejó de ser director de la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO, por sus siglas en inglés). “Las autoridades están pensando en planes de contingencia para sus planes de contingencia”. 

La estrategia del Sistema de Reserva Federal (Fed) de mantener las tasas de interés bajas hasta una fase avanzada de la expansión tiene por objeto evitar una recaída en la recesión. Janet Yellen, su presidenta, ha definido las tasas bajas como un seguro contra otra crisis. Esa es otra razón por la cual los funcionarios tienen la intención de moverse lentamente una vez que comiencen a subir los intereses. 

 Las preocupaciones se extienden a la Casa Blanca. “La política fiscal federal será una herramienta más importante para abordar futuros ciclos económicos porque la política monetaria puede verse constreñida con más frecuencia”, dijo en una entrevista Jason Furman, presidente del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca. “Eso es un gran cambio en la forma en que la profesión económica ve el mundo”. 

En el último cuarto de siglo, EE.UU. recurrió regularmente a la Fed para dar estímulos cuando la economía se tambaleaba. 

En la más reciente recesión, las tasas de interés de corto plazo fueron llevadas a casi cero. Luego, la Fed se embarcó en programas masivos y controversiales de compra de bonos para reducir las tasas de interés de largo plazo. También se comprometió a mantener bajas las tasas de interés de corto plazo por un período prolongado. 

Las tácticas estaban destinadas a facilitar el pago de deudas de las familias, alentar nuevos préstamos y promover la toma de riesgos; los funcionarios esperaban que las medidas impulsaran la inversión y el gasto de los consumidores. 

La próxima crisis podría también ampliar las tenencias de bonos de la Fed, que ya superan los US billones, pero existe un límite a las compras adicionales que pueda hacer. 

Bernanke dijo que quedó sorprendido por la forma en que recientemente los bancos centrales de Europa llevaron las tasas de interés de corto plazo a territorio negativo, básicamente cobrando a los bancos que depositen efectivo en lugar de prestarlo a empresas y hogares. El Banco Nacional Suizo, por ejemplo, cobra a los bancos comerciales un interés de 0,75% por el dinero inmovilizado, un incentivo para que lo presten. 

La teoría económica sugiere que las tasas negativas alientan a las empresas y familias a acumular efectivo, en otras palabras, a guardarlo en el colchón. “Parece que las tasas pueden ser más negativas de lo que las teorías tradicionales sostenían”, recalcó Bernanke. 

Otros, entre ellos el senador Bob Corker, republicano de Tennessee, sólo ven los límites de la Fed. “Le queda cero gasolina”, dijo. 

Muchos economistas creen que el alivio para la próxima recesión tendrá que venir de los responsables de políticas fiscales y no de la Fed, una perspectiva desalentadora, dada la división filosófica entre los dos partidos de EE.UU. 

Los republicanos dudan que el gasto federal pueda expandir la economía, y tratan de reducir el tamaño del gobierno en lugar de ampliarlo. Los demócratas, en cambio, dicen que la austeridad fiscal maniata a la economía, especialmente en tiempos de crisis. 

La cuestión es cuánto podrá endeudarse y gastar el gobierno para sacar a la economía del próximo bajón. La experiencia de la pasada recesión ha creado un profundo desacuerdo entre los economistas. 

La deuda federal ha crecido hasta representar 74% de la producción nacional, frente a 39% en 2008. Para frenar el déficit fiscal a corto plazo, el Congreso y la Casa Blanca acordaron a principios de esta década una combinación de recortes de gastos y alzas de impuestos. En total, el gasto sumado de los gobiernos federal, estatal y municipal, en términos reales, se contrajo 3,3% desde el inicio de la recuperación en 2009, frente a un incremento promedio de 23,5% en otros períodos de expansión comparables de la posguerra. 

Mientras que la deuda federal es alta en términos históricos, el déficit presupuestario se ha reducido a alrededor de 2,4% de la producción nacional. Eso proporciona a EE.UU. un poco de respiro fiscal. Sin embargo, se prevé que, incluso con un crecimiento económico sostenido, los déficits superen 3% del Producto Interno Bruto a finales de la década, lo que elevaría aún más el nivel de deuda, según la CBO. 

“Si hay otra recesión, habrá presión para ampliar el déficit con bastante rapidez a un nivel que no tiene precedentes en los tiempos modernos”, afirma Stephen King, economista de HSBC y autor del informe sobre la falta de salvavidas fiscales para la economía global. 

Nadie sabe cuánta más deuda puede acumular el gobierno de EE.UU. sin provocar un aumento de la inflación y llevar las tasas de interés a un nivel que obstaculice la inversión y el crecimiento. “No conocemos experiencias de países con un nivel de deuda como el de EE.UU. en este momento”, dice Elmendorf, el analista de presupuesto. 

Japón ha impulsado la deuda pública a casi el doble de su producción económica anual, pero su experiencia no aporta una orientación clara. El gasto no ha estimulado un crecimiento significativo; tampoco la carga de deuda ha impulsado los costos de financiación del gobierno, como la teoría económica sugiere que debiera suceder. 

En un polémico artículo de 2010, los economistas Kenneth Rogoff y Carmen Reinhart, de la Universidad de Harvard, afirmaron que algunos países tuvieron un crecimiento más lento cuando la deuda pública superó 90% de la producción nacional. 

El informe alimentó el debate sobre la austeridad fiscal y más tarde fue criticado por investigadores de la Universidad de Massachusetts por fallas en la metodología y el análisis. Rogoff y Reinhart dijeron que la crítica era exagerada. 

Los economistas de Moody’s  Analytics dicen que la deuda de EE.UU. podría aumentar otros US,6 billones sin mucho peligro, un dinero suficiente para proteger la economía contra una repetición de la crisis financiera de 2007-2009 con un similar gasto de rescate financiero. 

Los economistas del Fondo Monetario Internacional advierten contra el impacto que los programas de austeridad pueden tener sobre el crecimiento cuando una crisis de deuda no es inminente. 

Elmendorf ve dos errores potenciales en el enfoque de la relación entre el crecimiento y la deuda para EE.UU. El primero de ellos, señala, sería suponer que mayores niveles de deuda eliminarían los instrumentos de política fiscal a corto plazo en una recesión. El segundo sería no ver la necesidad de reducir la deuda pública en el largo plazo. 

Incluso si estuviera claro que EE.UU. puede permitirse el lujo de aumentar el gasto o reducir los impuestos, los desacuerdos partidistas respecto del programa de estímulo que el presidente Barack Obama lanzó en 2009 impiden un consenso sobre los beneficios de las políticas fiscales en una recesión. 

El paquete de gasto de US7.000 millones “fue tan mal diseñado que probablemente dio una mala reputación a las políticas fiscales”, sostiene Martin Feldstein, profesor de Harvard y ex asesor económico del presidente Ronald Reagan que antes había apoyado un gran estímulo para hacer frente a la crisis financiera. 

“Cualquier observador objetivo que mirara el estímulo de más de US billón diría que no ha sido eficaz en lograr que la economía crezca de una manera duradera”, dice el representante Tom Price, republicano de Georgia y presidente del Comité de Presupuesto de la cámara baja. 

La Casa Blanca cuestiona las críticas y señala que la recuperación económica de EE.UU. ha sido más fuerte que en los países desarrollados que rechazaron las políticas de estímulo fiscal. 

Y las predicciones de que el aumento de los niveles de deuda podría conducir a una mayor inflación y al alza de las tasas de interés han sido hasta ahora erradas. A pesar de que la deuda como proporción del PIB casi duplica el nivel que tenía antes de la crisis financiera, las tasas de interés se han mantenido bajas. 

“Se siente como si tuviéramos mucho más margen de maniobra fiscal de lo que podía pensarse hace 10 años”, dice Furman, el asesor económico de la Casa Blanca. 

Y agrega que una lección derivada de la reciente recuperación es que si los gobiernos se endeudan por una buena razón, como el gasto en infraestructura para impulsar el empleo durante crisis, “no parece que los mercados vayan a penalizarnos”. 

Furman ha estado tratando de preparar en la Casa Blanca políticas para la eventualidad de una próxima recesión. Hay señales de que la próxima recesión será más difícil de manejar, asevera, debido a fuertes recortes en los gobiernos estatales y municipales, presupuestos que en recesiones anteriores han actuado como amortiguadores. 

Programas automáticos 

En la esfera federal, la Casa Blanca se ha centrado en la ampliación de los programas que se expanden automáticamente cuando la economía se tambalea, para luego diluirse durante la recuperación económica. 

En el plan presupuestario para este año, por ejemplo, el gobierno de Obama propuso sustituir el sistema de prestaciones por desempleo, que en recesiones pasadas no fue ampliado por el Congreso hasta después de comenzada una recesión. La idea es aumentar automáticamente los montos del seguro disponible para quienes pierden sus trabajos cuando las tasas de desempleo en los estados alcanzan determinados umbrales. 

Los opositores a esquemas como ese citan los altos costos —algunos funcionarios dicen que la reforma costaría US.000 millones durante 10 años— y apuntan a investigaciones según las cuales el seguro de desempleo ampliado podría desalentar a los hombres y las mujeres a reingresar a la fuerza laboral. 

Una solución intermedia ha sido difícil de alcanzar. Cuando los republicanos ganaron el control de la Cámara de Representantes en 2010, la Casa Blanca buscó, sin éxito, un acuerdo para elevar los ingresos y frenar el crecimiento de largo plazo en el gasto a cambio de un estímulo a corto plazo. 

La próxima recesión podría volver a sentar a las dos partes a la mesa de negociaciones. No obstante, los legisladores tendrían menos margen de maniobra “porque el lado de las prestaciones del gobierno no se ha abordado”, dijo Corker. “No hemos abordado aún los elementos más básicos”. 

Feldstein y Robert Rubin, ex secretario del Tesoro durante la presidencia de Bill Clinton, proponen las llamadas “políticas de incentivos neutrales sobre los ingresos del gobierno”, como créditos fiscales a la inversión empresarial que compensan los costos del gobierno mediante el aumento general de los impuestos a las empresas. 

El desafío es que estas políticas “suenan simples, pero políticamente son de difícil implementación”, según Glenn Hubbard, decano de la Escuela de Negocios de la Universidad de Columbia y asesor del presidente George W. Bush durante la recesión de 2001. “Tenemos muy poco colchón para quien sea el próximo presidente y los próximos líderes del Congreso en el caso de que tengan que hacer frente, Dios mío, a cualquier cosa”.  

(Fuente: The Wall Street Journal/ Nick Timiraos)

 

Etiquetas: , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Una mujer de armas tomar

20150820223405-cira-garcia-o-relly-1981.jpg


4:34:11 p.m.

Por Mercedes Rodríguez García

Ya tiene 91 años y la memoria le falla a cada rato. Tampoco es aquella mujer gruesa y de fortaleza física probada que entrevisté en 1981. Pero por sus méritos como revolucionaria, miliciana, alfabetizadora, fundadora de la FMC y diputada a la Asamblea Nacional del Poder Popular, Cira García O’Relly sigue siendo una mujer valiente y decidida.

Sabe que a su edad es la vida misma lo que enfrenta, y sabe hacerlo con la dignidad de una mujer heroica. No, no importa que ahora viva en La Habana y que sea su nieta Idania quien la cuide. Entre la cama y el sillón, Cira deja pasar estos tiempos en que tanto le gustaría volver a probarse, como lo hizo en diciembre de 1961 cuando salvó la vida de tres brigadistas que vivían en su casa, en el poblado de Carahatas, Quemado de Güines.

Como ella no hubo muchas, la verdad. Por eso, y por el tiempo que ha pasado, vale retomar los detalles más sobresalientes de aquellos hechos en los que casi pierde una pierna. Hoy, solo son recuerdos que despierta la enorme cicatriz y que van a conocer nuevas generaciones de muchachas, miles que ingresan este 23 de agosto a la FMC, y miles que ya dentro de sus filas se entregan al trabajo de una organización que cumplirá ese día su 55 aniversario.

LOS BANDIDOS EN LA CASA

«Nuestra casa era pequeña, por eso puse a los cinco brigadistas en algo que hacía las veces de esquina, a unos seis metros de la vivienda. Allí colocaron sus hamacas, con muy pocas comodidades por lo reducido del espacio. Orlando era el mayor, brigadista Patria o Muerte, le habían entregado una pistola calibre 38; Ricardo, maestro voluntario, y Raúl, de las Conrado Benítez.

«La primera incursión fue el domingo 10 de diciembre, como a las 11 de la noche. Sentí como si forzaran una puerta. Me levanté, y vi las sombras. Cogí la metralleta que teníamos en casa y salí al patio haciendo varios disparos. Me ripostaron y se largaron. Desde entonces, cada vez que sentía ladrar a los perros me ponía en tensión. Hubo noches que me las pasé en vela completa, porque de aquellos muchachos yo era la responsable y no podía permitir que se les tocara ni un cabello.

«No, yo no veía bandidos por todas partes, pero es que estaban furiosos porque los teníamos en jaque. Ya Tondike, el jefe de la banda, había sido apresado y fusilado, y los que quedaban se mostraban más sanguinarios que nunca. Por eso volvieron el viernes 15 de diciembre.

«Primero vinieron como a las nueve de la noche, por el lado izquierdo de la casa, por donde mi esposo tenía la herrería. Igual que la primera vez, sentí ruidos, salí y les disparé una ráfaga. Se fueron. Entonces busqué y traje a los brigadistas para la casa. Como a la una de la madrugada, vinieron de nuevo. Pero esta vez no los escuche a tiempo, la tensión y la vigilia prolongadas hacían sus estragos. Les dije a los muchachos que se echaran al suelo, y salí del cuarto hacia el comedor, buscando la sala, siempre decidida a tirar, esta vez con la pistola 38 de Ricardo. Uno que salió de atrás de la máquina de coser me atacó por el hombro, con la culata de su fusil. Pero como el arma mía era más corta, logro disparar primero. Siento un grito: ‘‘Parece que lo toqué’’, me dije. Ni pensar pude, de abajo de la mesa me disparan.

«Sentí un golpe seco en la pierna izquierda, que se me empieza a entumecer; la bala me había atravesado de lado a lado y de abajo arriba. Después hicieron dos disparos más, y yo les riposté. Con gran esfuerzo me arrastré hacia la cocina, desde donde les hice un disparo más antes de que se perdieran en la oscuridad. Logré incorporarme, cerrar la puerta del patio por donde habían entrado e ir a ver cómo estaban los brigadistas.

«Yo misma me lavé la herida. Ya amaneciendo salimos para El Cayuelo, donde informamos al teniente Bermúdez, y de ahí me llevaron a Cayo Ramona para recibir los primeros auxilios. En el hospital de Sagua la Grande me operaron. Después, cerca de la casa, los milicianos ocuparon tres sogas, dos de ellas con los nudos ya hechos. Por el lugar donde fueron halladas, supusimos que eran para ahorcar a los alfabetizadores.

«Ellos eran para mí como otros tres hijos más.  Me siento feliz de que no les haya pasado nada. Respecto a mí, tenían que matarme primero antes que hacerles algo a ellos. Lo demás no importa, estimo que cualquier sacrificio por esta Revolución es poco, y aquello no fue nada».

EPÍLOGO

Después de los hechos narrados, Cira siguió en el pequeño poblado; allí continuó trabajando como maestra hasta 1967, cuando pasó a las filas del Ministerio del Interior, en La Habana, donde estudiaban dos de sus hijos. Fungió como interventora de algunas empresas que por entonces se nacionalizaban, y todavía a los 60 años trabajaba como administradora de una bodega, labor que compartió con el sindicato, el comité, la federación, delegada de circunscripción, y matriarca de un hogar que compartió durante mucho tiempo con sus hijos, nueras, nietas y sobrinas.

Cuando hace unos días localicé por teléfono a su nieta Idania, y me dijo que Cira vivía, no podía creerlo. ¿Y cómo está? ¿Está lúcida? «Mire, sigue siendo la misma que usted conoció, hace 34 años, muy fuerte de carácter, de algunas cosas se acuerda y de otras no, pero ¡de los bandidos y los alfabetizadores, siempre!» Y de la Revolución, ¿qué dice? «Que quisiera tener fuerzas para trabajar, para tratar de resolver los problemas, lo mismo que le dijo cuando usted la entrevistó: que problema que ella resuelva, es un problema menos que tiene la Revolución… ¡Ojalá haya Cira García O’Relly por mucho tiempo. Por eso le puse Doña Cira a mi paladar, para que su historia no se pierda en el olvido».

Etiquetas: , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

El Club Bilderberg pone sus ojos en América Latina

20150818143014-foto-clubbilderb-americalati.jpg

 

8:25:38 a.m.

En los últimos tiempos América Latina atrae cada vez más la atención de Occidente: implementación de bases militares, introducción de sanciones, críticas a sus principales proyectos estratégicos y económicos realmente viables. ¿El Club Bilderberg está descontento? ¿Por qué Occidente clava sus ojos en América Latina?

Según destaca en su artículo el escritor y periodista Nil Nikandrov, el multimillonario David Rockefeller, uno de los fundadores del Club Bilderberg, siempre ha seguido de cerca los procesos revolucionarios en América Latina. En particular, Fidel Castro mereció especial atención de Bilderberg, que no escatimó esfuerzos por estrangular económicamente a Cuba y tratar de eliminar el sistema socialista y principales figuras del Gobierno cubano.

Parece que al Club Bilderberg le tomó más de 50 años entender que Cuba es un país inquebrantable cuando se trata de la defensa de sus intereses y derechos y EE.UU. tuvo que abandonar la práctica de ultimátum al reabrir su embajada en Cuba.

Pero no todo es tan simple como puede parecer. Aún quedan numerosas cuestiones  problemáticas en las relaciones entre ambos países, entre ellos el coste del bloqueo al pueblo cubano, las sanciones y multas impuestas por EE.UU. a entidades por mantener relaciones con Cuba y la devolución de la base militar de Guantánamo.

Y se aplica no solo a Cuba, sino a países como Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua que condenan abiertamente el genocidio israelí del pueblo palestino, el uso de las fuerzas armadas contra Libia, los planes de EE.UU. e Israel de "operaciones preventivas" contra Irán, que promueven proyectos económicos a gran escala como el Gran Canal de Nicaragua.

Los planes de largo alcance

Según destaca Nikandrov, sirve de recordatorio del problema geopolítico principal planteado por Bilderberg para los países del hemisferio occidental: la eliminación de las fronteras nacionales y la creación de la Unión Americana, que en la primera etapa debe integrar a EE.UU., Canadá y México. Los planes de futuro son la inclusión gradual de los países de América Central y Colombia, que, según los planes de Bilderberg, serviría de caballo de Troya para introducir conflictos y luchas en el proyecto de integración de América del Sur.

Otro objetivo de importancia primordial en América Latina es Bolivia, y su presidente Evo Morales, que defiende los intereses de indígenas que, según Bilderberg, son naciones condenadas que impiden la realización de su particular El Dorado.

En general, se puede decir que el Club Bilderberg sigue cada vez más de cerca de lo que pasa en América Latina, lo que prueba la red avanzada de bases militares de EE.UU. en la región, ejercicios militares continuos y la guerra de información.

Comenzó la cuenta atrás

Los expertos en la materia de Bilderberg destacan que solo unos miembros seleccionados del Club conocen la verdadera estrategia del grupo, ya que es responsabilidad exclusiva de 30 personas, que incluso no se revela en las reuniones anuales. Tomando en cuenta este hecho se puede decir que la intervención militar directa en la región puede tener lugar cuando a uno de ellos le venga la idea, en otras palabras: en cualquier momento.

Y parece que ya ha empezado la cuenta atrás con planificadas manifestaciones multitudinarias contra Dilma Rousseff en Brasil, contra Rafael Correa en Ecuador, movimientos contra Evo Morales en Bolivia, sin olvidar la 'ucranización' de Venezuela para derrocar a Nicolás Maduro.

(Fuente: RT)

 

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Elpidio Valdés cumple 45 años

20150717214925-elpidio-valdes1.jpg


3:45:57 p.m.

Uno de los personajes más emblemáticos de la cultura cubana, Elpidio Valdés, arriba a su cumpleaños número 45. Transcurrió casi medio siglo desde que el 14 de agosto de 1970 el semanario infantil Pionero publicara la historieta “Elpidio Valdés contra el Gun Market”, original del matancero Juan Padrón. 

No era, sin embargo, la primera concebida por Padrón con el protagonismo de ese mambisito que irrumpía con intrepidez. Había dibujado antes Elpidio Valdés contra los Ninyas, que se desarrollaba en Japón en torno a las andanzas del samurái Kashibashi.

En entrevista concedida a Cuba contemporánea, Juan Padrón revela a Luciano Castillo cómo se las ingenió para insertar nada menos que un mambí en pleno Medioevo nipón:

“Se me ocurrió que el personaje iría a las aventuras de otros personajes. Así, fue a Japón con Kashibashi, luego al planeta Marte con Talkitos Tars (Tars Tarkas, el amigo de John Carter, personaje de Edgar Rice Burroughs en la serie de novelas de Una princesa de Marte), y otros caracteres que, al final, no dibujé”.

Al rememorar el proceso de diseño de los rasgos de Elpidio, si tuvo variaciones o bocetos antes de que estuviera satisfecho, Padrón explica: “En esa época yo era muy desesperado y trabajaba a la prima, a la primera, así que lo dibujé, y como quedó así empezó. Luego, para los animados, tuve que variar el diseño para que no lo deformaran los animadores”.

Otra pregunta se impone cuando nos remontamos a los primeros, aunque nada vacilantes, pasos sobre el papel del insurrecto criollo:

—¿Cuál fue la primera historieta en que se independizó de la de Kashibashi y cobró vida propia Elpidio?

—Cuando en la trama de la historieta de Kashibashi apareció Elpidio, que era un personaje secundario, me gustó tanto que paré el trabajo y empecé de nuevo con Elpidio de protagonista y Kashibashi quedó de secundario. Nunca terminé aquella primera historieta de Kashibashi.

Pero los límites de una página semanal en el esperado Pionero pronto fueron insuficientes para las inquietudes de Juan Padrón, nacido en el valle de Guacamaro el 29 de enero de 1947.

Desde niño, allá en el batey del ingenio azucarero Carolina, en la provincia de Matanzas, a Juan Manuel y su hermano Ernesto les gustaba mucho contar cuentos, leer historietas, dibujar otras propias con guiones que inventaban a partir de lo aprendido en libros sobre cómo hacerlas escritos por el famoso dibujante español Emilio Freixas, filmar cortos en 8 mm, también sobre sus argumentos originales, y ver cuanto dibujo animado les era posible.

Su primo Jorge Pucheux, que trabajaba como asistente de cámara en el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), invitó al joven Juan Padrón en una de sus incursiones a la capital a visitar el Departamento de Animación, fundado en 1960.

Juan, que nunca cursó estudios de dibujo, se sintió fascinado ante aquel mundo y en contacto con esos profesionales, entre ellos el australiano Harry Reade, aprendió ingeniosas soluciones y el uso de la tinta china. Ver cuadro a cuadro en una vieja moviola las películas producidas por Walt Disney le permitió detectar algunos errores que no descubrió en la gran pantalla al verlas una y otra vez. 

Padrón reconoce la influencia ejercida en él por el dibujante y animador catalán Juan José López, del que fue discípulo hasta finales de los años sesenta, y poco después la fraterna relación con el experimentado Tulio Raggi. Aunque no estaba seguro de cuándo ocurriría, era consciente de que, tarde o temprano, el personaje de Elpidio Valdés cobraría vida propia y saltaría machete en mano de las páginas de la historieta al celuloide.

“Siempre quise hacer animación -recuerda-. Logré entrar a colaborar en el ICAIC por la Unión de Pioneros de Cuba, haciendo primero unos cortos sobre asuntos y temas de pioneros, didácticos, etc. Elpidio llevaba casi tres años en el semanario Pionero y los niños lo conocían, así que presenté un guion titulado Una aventura de Elpidio Valdés, y se hizo en 1974.

“Pero la historia se repite: por problemas técnicos, salió primero la segunda película corta, Elpidio Valdés contra el tren militar. Luego se detuvo la producción para que los iluminados pudieran estudiar si el personaje convenía (o era veneno) para la infancia. No es broma, algún iluminado dijo que era un Super Ratón cubano, un asco, que se copiaba la manera de hacer de los animados americans. (Como ves, me gusta más usar american que estadounidense)”.

Elpidio Valdés, ¡felizmente!, derrotó con su intrépida carga de cubanía y con las tropas de admiradores que enseguida convocó, aquella resistencia inicial de ciertos funcionarios retrógrados. El rescate por el ingenioso mambí de su caballo Palmiche, capturado por los españoles, significó la incorporación de Juan Padrón al ICAIC y el inicio de una exitosa serie.

El intrépido personaje descarrilaría un tren militar; explicaría la transformación del machete de instrumento de trabajo del campesino cubano en arma de combate de los mambises; difundiría los distintos toques de corneta del Ejército Libertador; asaltaría un convoy con pertrechos de guerra; cumpliría en Nueva York la misión de organizar una expedición con armas para los insurrectos en la Isla; entrenaría a su inseparable potrico; burlaría el cerco de las tropas que pretendían atraparlo; derrotaría a los rayadillos colaboradores del ejército español y forzaría la trocha para llevar balas a sus compañeros de armas… 

Al cabo de cinco años de arrojadas acciones y divertidas peripecias, Elpidio Valdés (1979), realizado por Juan Padrón al precio de 30 000 dibujos y cerca de 500 fondos, devino el primer largometraje de animación en la historia del cine cubano. Apasionado por la historia, las investigaciones emprendidas en bibliotecas y museos de Cuba y España las reunió en El libro del mambí (1975).

Sin dejar de cabalgar en Palmiche, este personaje acogido en Cuba por todos prosiguió sus aventuras en dos cortos (Elpidio Valdés y el fusil y Elpidio Valdés contra la cañonera), hasta que en 1980, año en que realizó este título, a Padrón se le ocurrió la idea de desarrollar los Filminutos con chistes para adultos. 

Doce mil dibujos conformaron Elpidio Valdés contra dólar y cañón (1983), el segundo largometraje. Con el fin de no encasillarse ni repetirse, por no ser esa creación la única que por su innata ductilidad le interesaba, Padrón intercaló títulos como N’vula (1981) y ¡Viva papi! (1982). Abordó en estos otros temas con variadas gradaciones del humor y un estilo y ritmo inconfundibles, sin traicionar su principio de que “hacer una historieta es hacer cine y viceversa”. 

Le siguieron los no menos exitosos seis números de la serie Quinoscopios (1985-1987) sobre propuestas del humorista mendocino Joaquín Lavado (Quino) y el tercer largometraje de animación: ¡Vampiros en La Habana! (1985), devenido filme de culto en todo el mundo.

En un momento en que llegó al agotamiento por tanto trabajar sobre las ocurrencias de este mambí, Juan Padrón recurrió entonces a dos veteranos compinches, Tulio Raggi y Mario Rivas, para en compañía de ellos continuarlas en casi una decena de cortometrajes entre 1988 y 1991, en los que Elpidio Valdés ataca a Jutía Dulce, es capturado, desafía al 5to. de Cazadores, emprende la campaña de verano, se ve involucrado nada menos que con la abuelita de Weyler, arremete junto a Palmiche contra los lanceros… y se casa con María Silvia. 

Más se perdió en Cuba (1995), serie televisiva de seis capítulos coproducidos con España, prosiguió las aventuras de Elpidio Valdés, inmerso ahora en el complejo período de la guerra hispano-cubano-norteamericana. Fue sintetizada para su exhibición en los cines cubanos como Contra el águila y el león (1996). En los albores del nuevo siglo, el creador no vaciló en dejarlo al cuidado de Tulio Raggi, quien en solitario realizó dos cortos: Elpidio Valdés contra el fortín de hierro y Elpidio Valdés se enfrenta a Resóplez.

Todo indicaba que Elpidio Valdés ataca Trancalapuerta (2003), tres décadas después de su aparición en Pionero, había marcado la despedida de Juan Padrón del personaje con su “¡Eso habría que verlo, compay!”. 

Los espectadores cubanos no queríamos admitirlo, y si por tanto tiempo le insistieron en la secuela de la saga de los bebedores de Vampisol hasta que concibió Más vampiros en La Habana (2003), ahora retorna, para dotar de vida, con nuevas tecnologías aunque sin el encanto de los innumerables dibujos, 45 años después, para celebrar su cumpleaños en Elpidio Valdés ordena Misión Especial. Si hay vampiros para rato, Elpidio Valdés también vuelve a la carga, ¡y de qué manera!, porque llegó para quedarse.

Etiquetas: , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Juntos en la palabra y el bronce

20150608212712-cartel-de-antonio-maceo-y-ernesto-che-guevara.jpg

 

3:26:28 p.m.

Por Mercedes Rodríguez García

 

Por el ímpetu y bravura con que enfrentaron al enemigo —salvando la distancia de 83 años que los separan en el tiempo—, dos hombres nacidos el mismo día adquieren en la historia aureola de estrategas militares, combatientes por excelencia y jefes de elevado prestigio. Hoy, sus recuerdos alcanzan «luces propias» y se erigen como ejemplo por la contundente dignidad de sus acciones.

Me refiero al general Antonio Maceo y Grajales y al comandante Ernesto Guevara de la Serna. Sobre el primero dijo el segundo en un memorable discurso por el ani­versario 66 de la caída del Titán de Bronce: «Fue uno de los tres grandes pilares en que se asentó todo el esfuerzo de liberación de nuestro pueblo». Aquel 7 de diciembre de 1962 no se hablaba aún del Guerrillero Heroico en que se convertiría un lustro después.

Pero eso sí, ante aquel pueblo fervoroso reunido en el Cacahual, se alzaba la voz del siempre rebelde Che Guevara, del querido, admirado y carismático argentino en funciones de gobierno, al que todos respetaban porque nadie le superaba en ejercer con firmeza y disciplina el mando. Habría que haberlo visto y oído entonces para percibir que hablaba con la Revolución bien metida en la cabeza y repleto el corazón de huellas, semillas y caminos de luchas maravillosas y muertes heroicas.

Parecía como si el Comandante hubiera sido el General Antonio, redimensionado ahora el rumbo com­­pleto de su vida, «el sentido del sacrificio para la liberación definitiva del pueblo», las fuerzas más importantes, las expresiones más altas de la Revolución de aquella época. Como Maceo, él también acudió a la lucha ardiente en que se debe arrebatar por la fuerza la libertad y no mendigar derechos.

Por eso el Che se sentía útil. Porque el hombre más útil y más real es el que mejor sabe ocupar el lugar que debe, el que le correspondía en ese momento histórico de construcción del socialismo en Cu­ba. La maravillosa isla caribeña, que empezaba una nueva etapa de la historia de América. Esa misma América Latina de las venas abiertas por la que más tarde él entraría y quedaría: eterno.

Por eso el Che quiso hablar del Maceo de la Invasión. Del hombrísimo mulato que cruzó la Isla de una punta a otra y llevó el fuego revolucionario a provincias que no lo habían conocido en la anterior etapa de la guerra de liberación. Misión semejante le había encomendado Fidel, 63 años después, ya librados memorables combates en el Oriente cubano, y puesto a prueba el valor y la firmeza del rebelde argentino. Y para ello, como él mismo dijera del Mayor General del Ejército Libertador «se necesitaba un inmenso poder de organización, una inmensa fe en la victoria y en la capacidad de lucha de sus hombres, y un poder de mando extraordinario para ejercerlo día a día, durante años de lucha, en condiciones extremadamente difíciles...»

No era su discurso copiado ni dictado, ni frío ni distante, ni opor­tunista ni calculado. El bronce del Titán ya venía siendo bronce en Gue­rrillero, y en el crisol de su pecho fundíase la misma fe encendida en el porvenir de todo lo noble de la Humanidad, de cada una de las frases de Maceo, a quien catalogó como ejemplo de un revolucionario que lucha por la liberación de su país.

No repitió ni citó hasta el cansancio tanto de pensamiento que tenía Maceo, y a él lo unía. Solo estimó oportuna «esa frase que está inscripta al costado del Monumento: “Quien intente apoderarse de Cu­ba, recogerá el polvo de su suelo anegado en sangre, si no perece en la lucha”».

El Titán le iba por dentro. Cuba también. Y Cuba se había comportado a la altura de Maceo en ese mismo año de 1962 cuando se de sencadenó la denominada Crisis de Octubre. Ni la amenaza de una intervención militar directa de los Estados Unidos la atemorizó. Ni un posible ataque nuclear la amilanó.

Por eso las palabras del Titán le resonaban tan hondo. «Porque todas las frases de Antonio Maceo, de Martí o de Gómez, son aplicables hoy en esta etapa de la lucha contra el imperialismo, porque toda su vida y toda su obra, y el final de su vida, no es nada más que un jalón que marca el mismo largo camino de liberación de los pueblos».

Habría que haberlo visto y oído para imaginar al Che en su discurso, ni luengo ni premioso. Suelto, sí, de admiración, anhelos y deberes. Vuelto ya al camino con su adarga al brazo, tocado él mismo por las estrellas que conquistó el Titán a punta y filo de machete.

Juntos deben habitar dirigiéndose miradas y saludos, signados más que por una coincidencia histórica, por el final de sus vidas, «por ese mismo jalón que marca el mismo largo camino de liberación de los pueblos». Regando en sus palabras todo el bronce del universo. Dándoles pavor a los poderosos. Tejiendo con hilos de amor la Patria Grande, que es la humanidad toda.

Nota:

Los entrecomillados pertenecen al discurso pronunciado por el comandante Ernesto Guevara en el acto por el ani­versario 66 de la caída del Titán de Bronce, efectuado en el Cacahual el 7 de diciembre de 1962. (Ernesto Che Gue­vara. Escritos y discursos, Tomo 6, Editorial Ciencias Sociales, 1977)

Etiquetas: , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

«¡General, cumpliré su orden!»

20150602175850-margot-machado.jpg

 

11:56:50 a.m.

Así le respondió en una ocasión la revolucionaria recientemente fallecida, Margot Machado Padrón, al General de Ejército Raúl Castro. La anécdota contada por la madre del mártir Julio Pino Machado en 1999, revela la vitalidad, temple, disposición y alegría que animaron siempre a esta dirigente del M-26-7 en Las Villas, doctora en Pedagogía, nacida en Báez, el 24 de septiembre de 1909. 

Por Mercedes Rodríguez García 

Al salir el entierro, cuando el público desbordado frente a la funeraria desafiaba a la Policía, Joaquina Cuadrado tomó del brazo a Margot y, ante los fusiles de los esbirros que apuntaban a la multitud, le dijo: «Yo no pude enterrar a mi hijo, pero quiero ayudarte a enterrar el tuyo, ¡vamos!».

Aquella decisión de la madre de Abel Santamaría para con Margot Mercedes Machado Padrón, expresada el 27 de mayo de 1957, no cobró en mí verdadera dimensión hasta que en 1999 la escuché, prácticamente deletreada, en boca de quien acababa de cumplir el día anterior nueve décadas de existencia, tiempo que fue superando hasta que su corazón dejó de funcionar, el sábado 30 de mayo de 2015.

Aún la recuerdo en la penumbra de la habitación del hotel donde se hospedaba, porque no quiso «prender la luz blanca» ni descorrer las cortinas para que «no fueran a escapársele los recuerdos de la tarde». Recién había regresado de «visitar a sus muertos» en el cementerio local, y Margot sé que tenía ganas de llorar…

«Pero no voy a llorar. De lo único que puedo presumir en mi vida es de amar. Algunas personas se cuestionan como yo, que tuve que soportar la trágica muerte de Julio, la prisión de Quintín, la mía propia, la de mi hija Verena, puedo presumir de eso, de amar, de ser feliz. Y es que una convicción tan firme como la que tenemos los cubanos de luchar por la dignidad, supera todo sentimiento y nos ayuda a soportar la tristeza, la pena por la muerte de un hijo, de jóvenes como Abel, Frank, Marcelo Salado…»

La imaginé entonces fiel al mandato de Joaquina, ocultando el dolor íntimo en el entierro de Julio, el menor de sus muchachos, y de Chiqui, el amigo y compañero de la lucha clandestina, muertos una «tarde fatal», cuando en el automóvil que utilizaban para realizar acciones revolucionarias explotó a destiempo el artefacto que llevaban. Las historias fueron variadas y confusas. Según me había dicho, Julio era conciliador y atemperado. ¿Cómo fue posible que perteneciera a una brigada juvenil de acción y sabotaje del 26? ¿Cómo imaginarlo en una acción tan riesgosa como esa en la que perdió la vida? ¿Qué lo haría cambiar?

«No cambió, evolucionó de acuerdo con las circunstancias», me respondió.

—¿Por quién sentía más afinidad, por Quintín, el mayor de sus hijos, o por Julio?

—Eran dos personalidades distintas, pero con el mismo pensamiento. Quintín fue quien me llevó al movimiento, era el jefe, al que se sentía más atada en la acción. Julio era muy pensador, sin embargo, chistoso. Yo sentía gran afectividad por él; como yo, leía mucho. Jamás he gastado un centavo en maquillaje ni en joyas; mira, no llevo tan siquiera aretes, en libros sí que he invertido plata. En esta pasión por la lectura éramos muy afines.

—¿Sabía en lo que andaba Julio?

—¡Claro que sabía en lo que andaban los muchachos.  Mas ignoraba a lo que salieron aquella tarde; tampoco me rondó ningún mal pensamiento.

«Dentro del auto llevaban una bomba casera destinada a dañar el edificio del Gobierno Provincial. Murió, si, pero podía no haber muerto. Fue una fatalidad que tenemos que aceptar… No es que yo quiera hacer alardes de corajuda, simplemente que soy una persona formada en la Cuba mediatizada. Maestra al fin estaba obligada a dominar la historia de mi país, no podía ser de otra forma, me asistía convicción y entereza para la lucha».

Y me reconforté en la vitalidad, temple, disposición y alegría que animaron siempre a esta increíble mujer, dirigente del M-26-7 en Las Villas, doctora en Pedagogía, nacida en Báez, el 24 de septiembre de 1909.

—¿De quién heredó esa certeza, esa integridad de carácter?

«De la sangre mambisa de mi abuelo paterno; y de mis maestros, la vocación y el fervor martiano.

«Tengo la suerte de recordar no solo el nombre y los apellidos, si no las características físicas de cada uno de mis maestros y profesores. Yo te aseguro, basándome en mis 90 años, que eran magníficos porque supieron formar en sus alumnos, además del amor por la profesión, la pasión por la Patria, que es otro magisterio».

—¿No le aburre la pasividad de la casa?

—No, todavía bordo, tejo y remiendo, de vez en cuando. No me gusta la cocina. Trabajo voluntario con la FMC; con el Partido, en lo que la Revolución me necesite. Apenas las molestias normales de la operación en la rodilla derecha me impiden largas o tortuosas caminatas.

—¿Cuánto quisiera vivir?

—Mucho, para conocer los destinos de Cuba y de la humanidad. Mis  nietos y bisnietos son ya hombres y mujeres.

— Pero ¿cuánto es ese «mucho», Margot?

—Te voy a responder con una anécdota: En el aniversario 40 de la caída de Frank me invitaron a Santiago de Cuba. Como estaba recién operada de la pierna, me llevaron en un avión de las FAR. Cuando el Jefe de nuestro Ejército fue a despedirme al aeropuerto, me dijo en tono amigable y cariñoso: "¡Cuídese, Margot, tiene que vivir 100 años!". Y yo le respondí: "¡General, cumpliré su orden!" Y he tomado su deseo como un decreto militar, ¡así que voy a durar 10 años más!

Y no faltó a su palabra. Margot Machado murió faltándole apenas cuatro meses para cumplir 105 años, sobrepuesta a todos los dolores, presumiendo de amores y del destino cierto de su Patria. 

Etiquetas: , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

La fortaleza del dólar ahuyenta a los compradores extranjeros de bienes raíces en EE.UU.

20150522145213-billetes-usa.jpg

 

8:46:36 a.m.

El fortalecimiento del dólar está poniendo el paraíso de los bienes raíces de Estados Unidos fuera del alcance de algunos inversionistas extranjeros.

Después de años de encontrar ofertas en un mercado inmobiliario bajista, algunos compradores extranjeros se enfrentan ahora a precios de viviendas marcadamente más altos debido a que las monedas de sus países han caído frente al dólar. Eso podría reformular algunos mercados de vivienda de EE.UU. en los que los compradores del exterior han sido una fuerza estabilizadora.

“Los compradores extranjeros han sido una gran parte del repunte de los precios de la vivienda en EE.UU.”, dijo Stan Humphries, economista jefe del sitio web de bienes raíces Zillow. “La reciente fortaleza del dólar tiene implicaciones importantes para el atractivo del mercado” para dichos compradores, agregó.

Los valores inmobiliarios de EE.UU. han subido 5% en términos de dólar que hace un año, dice Zillow. Esto representa una estabilización del crecimiento después de las fuertes ganancias de 2012 y 2013. Pero para los usuarios de muchas monedas extranjeras, la historia es muy diferente.

Para un inversionista ruso en rublos, por ejemplo, el precio de los bienes raíces de Miami fue el doble en febrero que un año atrás, según Zillow. Un residente de la euro zona en busca de una propiedad en Nueva York durante ese período vio un aumento de 24%, y un canadiense ahora tiene que pagar 20% más para comprar una casa de vacaciones en el área de Phoenix.

Mientras que los turistas de Canadá y Europa pasan apuros, algunos agentes inmobiliarios dicen que sudamericanos y chinos acaudalados están aún tratando de comprar propiedades en EE.UU., incluso si piensan dejarlas vacías, como lugares para almacenar sus riquezas. Algunos agentes dicen que esta tendencia ha sido reforzada por la reciente alza del dólar.

Los compradores canadienses son de particular importancia para el mercado inmobiliario estadounidense. En 2014 representaron el 19% de todas las transacciones internacionales, de acuerdo con la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios. Esa cifra era 23% en 2011, cuando la tasa de cambio del dólar canadiense era más favorable.

Peter Terracciano, propietario de RE/MAX Consultants, una agencia en Palm Desert, California, dijo que los canadienses representan la mayor parte de sus clientes de propiedades vacacionales de temporada. Ese segmento de su negocio se ha reducido 30% respecto de hace un año, dijo. El descenso es aún mayor entre las propiedades a un precio de US millón o más.

“Simplemente no están dispuestos a perder un cuarto de millón en la canje de moneda”, dijo Terracciano. En cambio, algunos de los clientes canadienses que hizo durante un viaje a la Columbia Británica en 2012 están ahora tratando de vender para beneficiarse de los movimientos cambiarios, agregó.

Uno de esos clientes, Billy Harasymchuk, de Victoria, BC, recientemente puso en el mercado la casa que compró en Palm Desert hace cinco años, esperando que el dólar más fuerte le permita maximizar su retorno. Entre julio del año pasado y marzo de este año, el dólar estadounidense se apreció un 20% frente al dólar canadiense, aunque éste se ha fortalecido un poco en las últimas semanas.

Harasymchuk, de 55 años, dijo que se enfrenta a un mercado difícil, en parte porque los canadienses que vacacionan en el área son reacios a comprar. “Es una buena oportunidad para que un comprador estadounidense haga un buen negocio”, dijo. “Pero desde un punto de vista canadiense, ni siquiera se molestarán”.

Una dinámica similar se está dando en el área de Phoenix, otro destino popular para los canadienses. Esos compradores se aprovecharon de la caída de los precios de las viviendas luego de la recesión, en momentos en que el dólar canadiense era relativamente fuerte y los altos precios del petróleo proporcionaban un ingreso adicional en regiones ricas en crudo cerca de Edmonton y Calgary.

En marzo de 2011, los canadienses representaron el 5% de todas las ventas de casas en el área de Phoenix, según la Escuela de Negocios W.P. Carey de la Universidad Estatal de Arizona. Esto representó una fracción mayor de compradores que de cualquier lugar fuera de Arizona. En marzo de este año, los canadienses representaron sólo el 1% de las ventas.

En algunas comunidades de jubilados de Arizona, los canadienses representaron una cuarta parte de todas las compras desde 2008 hasta el 2012, dijo Mike Orr, director del Centro de Teoría y Práctica de Bienes Raíces de la Universidad.

“Ellos suavizaron el golpe cuando el mercado estaba en su peor momento, pero probablemente están poniendo un freno al crecimiento ahora que el mercado se ha recuperado”, dijo.

En otras áreas, sin embargo, los inversionistas ricos ven una oportunidad en la apreciación del dólar y la economía relativamente estable de EE.UU.

“Los compradores adinerados están actuando como los compradores estadounidenses actuaron cuando las tasas de interés empezaron a subir”, dijo Aaron Drucker, un corredor de bienes raíces de Redfin en Miami. “Piensan que el aumento del dólar va a seguir, y quieren actuar en consecuencia”.

El dólar se ha fortalecido en relación con la mayoría de las divisas durante el año pasado. La ganancia refleja las perspectivas más alentadoras para EE.UU. en comparación con muchas de las economías en el extranjero. Y las acciones por parte de algunos bancos centrales de otros países han disminuido el valor de su moneda con respecto al dólar.

Drucker dijo que frecuentemente muestra a inversionistas de América del Sur y de Europa propiedades de exclusivas con vistas al mar, spas de lujo, helipuertos y vecinos casi inexistentes. Mientras que esas unidades de condominio se utilizan para vacacionar de vez en cuando, la mayoría de los compradores las consideran como depósito de riqueza y las dejan vacías la mayor parte del año, dijo Drucker.

Las tasas de cambio tienen menos influencia sobre los compradores chinos, porque el yuan sigue de cerca al dólar. Pero la escalada de los valores inmobiliarios, especialmente en California, y la fortaleza del dólar frente a otras monedas han hecho que las inversiones estadounidenses se vuelvan atractivas para los compradores chinos, dijo Li Li Hwang, una agente con Century 21 Beachside en Rancho Cucamonga, California, que frecuentemente trabaja con los compradores chinos y publicita activamente su condición de bilingüe.

Dos clientes chinos recientemente compraron una propiedad durante una visita de una semana al sur de California, dijo Hwang. Los compradores a menudo buscan la propiedad para mejorar sus posibilidades de obtener una visa de EE.UU. o como vivienda para sus hijos que asisten a una universidad local.

Para los compradores chinos, el “dólar más fuerte indica que EE.UU. es el país más seguro” para los inversionistas preocupados por una desaceleración de la economía en su propio país, dijo Hwang. “Les da mucha más confianza y protección”.

(Fuente: lat.wsj)

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas: , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Los cinco entierros de José Martí

20150518211202-muerte-marti05.jpg


2:44:57 p.m.

Para todos los que de una manera u otra nos hemos acercado o dedicado al estudio de la vida y la obra de José Martí, una invariable interrogante nos vemos obligados a responder a quienes participan en un recorrido por una de las instalaciones martianas, cuando impartimos una clase, o dictamos una conferencia: ¿Es verdad que a Martí lo enterraron cinco veces?

El solo hecho de la formulación de la pregunta, en la mayor parte de los casos, se desplaza desde un hecho que resulta insólito para muchos, hasta algo que parece un insulto a la memoria del Apóstol, para otros. Acerca del tema se han escrito diversos artículos, y elaborado pequeños folletos como el confeccionado por el profesor Francisco Javier Ibarra Martínez, quien fuera tesorero de la Comisión Por una Tumba digna de José Martí, en Santiago de Cuba, que a pesar de tener algunas apreciaciones incorrectas en su contenido, resulta hasta hoy el que con mayor cientificidad lo aborda, y el que a pesar de su modesta tirada, es popularmente conocido.

No se encuentra el asunto que nos ocupa, entre los temas de interés investigativo al cual nos hemos dedicado; preferimos estudiar y promover el ideario martiano y todo aquello que contribuya a la formación de valores, y a perfeccionar el trabajo docente educativo con las nuevas generaciones de cubanos. Sin embargo, nos parece un deber ineludible esclarecer algunos aspectos que ayuden a desmitificar estos cinco entierros y posibilitar que puedan ser correctamente valorados por nuestro pueblo.

PRIMER ENTIERRO

Este tiene lugar en el cementerio de Remanganagua el día 20 de mayo en horas de la tarde; el cadáver de Martí es arrojado, sin ataúd, a una fosa de tierra, lo que para muchos resulta una muestra del desprecio del coronel Ximénez de Sandoval, jefe de la columna española que dio muerte al Delegado del PRC.

En nuestra opinión, si bien Sandoval hace evidente ese desprecio en carta enviada a sus superiores días después, resulta imprescindible valorar que el eufórico coronel conocía del interés mostrado por las tropas del generalísimo Máximo Gómez por rescatar al Maestro, vivo, o muerto; que habían transcurrido poco más de 24 horas del combate de Dos Ríos, y que por presentar su cuerpo tres heridas de bala y los traumatismos ocasionados por su caída del caballo y su traslado hasta ese lugar, su inanimado cuerpo podía haber comenzado a descomponerse y esto imponía proceder a su inmediato enterramiento, sin esperar que un residente del poblado, algo alejado del cementerio, pudiera construir un rústico ataúd.

SEGUNDO ENTIERRO

Al percatarse de la trascendencia política que tendría la caída en combate del Apóstol, el mando español decidió comprobar con certeza, si el occiso realmente era José Martí, y decidió exhumarlo para hacer la autopsia. El 23 de mayo el doctor Pablo Aurelio Valencia Forns, realizó el examen médico forense, acondicionó su cuerpo para trasladarlo a Santiago de Cuba, y los restos mortales fueron depositados en un rústico ataúd de madera construido por un campesino de Remanganagua. De inmediato la columna española se puso en camino hacia la ciudad, donde su cuerpo sería exhibido públicamente, para que la población apreciara cómo terminarían los cabecillas insurrectos, práctica usual del ejército español desde la guerra iniciada en 1868.

Cumplidas ambas ordenanzas militares, el 27 de mayo de 1895, en el nicho 134 de la galería sur, del cementerio de Santa Ifigenia de Santiago de Cuba, se ordenó proceder a su enterramiento. En esta ocasión, el propio coronel Ximénez de Sandoval, con todo respeto, pronunció la oración fúnebre, luego de percatarse que no se encontraba allí presente ningún amigo o familiar de José Martí.

Tal comportamiento, si bien cumplía sus fines propagandísticos para intentar atemorizar a los patriotas y resaltar la superioridad de las tropas españolas, posibilitó identificar el cadáver del mayor general José Martí, obtener una primera versión médica de las heridas que le causaron la muerte, y que sus restos pudiesen preservarse para la posteridad, pues al ser depositados en uno de los nichos de la necrópolis de la ciudad de Santiago de Cuba, se hacía mucho más difícil que los mismos pudieran desaparecer, como ocurrió con los del mayor Ignacio Agramonte.

TERCER ENTIERRO

Ataúd en que fueron depositados sus restos luego de la exhumación en Remanganagua (23/5/1895).Este tendría lugar el 24 de febrero de 1907, mientras la Patria se encontraba ocupada militarmente, por segunda vez, por el gobierno imperialista de los Estados Unidos. El Ayuntamiento de Santiago de Cuba había decidido de acuerdo con una disposición sanitaria, demoler los nueve nichos de la galería sur del Cementerio General, dado su avanzado estado de deterioro, y entre ellos el identificado con el número 134 contenía los restos de Martí.

En atención a ello el coronel del Ejército Libertador Federico Pérez Carbó, gobernador civil de esa localidad, concibió y promovió la idea de respetar aquel nicho y construir en el lugar un modesto monumento hasta que pasasen los aciagos días que vivía la República y su pueblo agradecido pudiese erigirle un mausoleo digno a su memoria.

Para acometer dicha obra debía procederse a la exhumación de su cuerpo para depositar su osamenta en una urna metálica que la conservaría a perpetuidad. Quienes asistieran al cortejo podrían observar los remanentes de su organismo, contenido en el ataúd y serían testigos del más solemne y emotivo homenaje en su memoria.

Ante la más valiosa reliquia del patrimonio martiano y de la nación, los hijos de su tierra amada le rendían el homenaje que se le debía desde aquel 19 de mayo de 1895, y procedían a depositar sus restos en la caja de plomo, junto a una copia del acta escrita en pergamino que, aislada dentro de un tubo de cristal con la leyenda “MARTÍ”, quedaron sellados herméticamente y depositados luego dentro de un arca de caoba con igual inscripción.

A partir de aquella fecha y hasta el 21 de octubre de ese propio año, se levantaría alrededor del nicho 134, el primer monumento ante su tumba. El modesto mausoleo de estilo jónico, combinaría el aspecto sencillo y elegante, que en su interior llevaría como póstumo recuerdo un ramo de flores y una bandera.Templete edificado alrededor del nicho 134 donde depositaron nuevamente los restos del Maestro tras ser ubicados en un osario.

CUARTO ENTIERRO

Retablo de los Héroes, en Santa Ifigenia. En éste sitio histórico fueron depositados provisionalmente los restos del ApóstolLa inconformidad de un pueblo expresado en la voluntad de un selectivo grupo de martianos, por tan modesto monumento erigido al Maestro al pie de sus restos mortales, y los daños ocasionados por las intensas lluvias al panteón donde estos descansaban, dio lugar a que en 1947 se constituyera el Comité: Por una Tumba Digna del Apóstol Martí, promovido por el Club Rotario de Santiago de Cuba.

Ante la necesidad de erigir dicho obelisco, preservando el lugar exacto donde se encontraban depositados los restos, se impuso la necesidad de trasladar provisionalmente el osario hacia el Retablo de los Héroes, lugar donde descansan los mayores generales Moncada, José Maceo y Flor Crombet, entre otros heroicos mambises.

Con la solemnidad correspondiente a su alto rango y de manera sencilla, el 8 de septiembre de 1947 eran depositados en aquel lugar, hasta tanto culminaran las obras del nuevo monumento.

QUINTO ENTIERRO

Urna que guarda hasta la actualidad los restos de Martí, vista interior de la cripta y general del Mausoleo dedicado a Martí en el cementerio de Santa Ifigenia.Culminadas las obras en Santa Ifigenia, a las dos de la tarde del 29 de junio de 1951 era extraído el osario con los restos de José Martí, del Retablo de los Héroes. Luego de la comprobación de rigor, fueron transferidos de la vieja caja donde habían sido colocados en 1907 y depositados en el interior de una urna de bronce, elaborada al efecto, y, ante el público asistente, fue sellada con una soldadura autógena para que se conservaran a perpetuidad.

Terminado dicho acto, en reverente peregrinación, sus restos fueron trasladados al Salón del Gobierno Provincial de Oriente, donde colmado de coronas de flores se le rendirían Guardias de Honor por las más altas figuras de la nación, sin distinción de credo o filiación política, desde las dos de la tarde del día 29 hasta el día 30, a las tres de la tarde, cuando se trasladaría la urna cubierta con la enseña nacional en un armón de artillería, hasta su definitiva tumba erigida en Santa Ifigenia.

Una solemne y emotiva ceremonia encabezada por el Presidente de la República, doctor Carlos Prío Socarrás, marchaba detrás del armón, acompañado por Hortensia, Alia y Aquiles, hijos de Amelia Martí Pérez, hermana del Apóstol, y otros integrantes del Gobierno, seguidos de unas cincuenta mil personas, mientras las mujeres santiagueras colocadas en ambas aceras, desde el Gobierno Provincial hasta Santa Ifigenia, arrojaban pétalos de rosas al paso de los restos del más grande de los cubanos.

En medio de un silencio sepulcral, una batería colocada a la entrada de la necrópolis santiaguera, disparaba una salva de 21 cañonazos, en honor al Mayor General y Delegado del Partido Revolucionario Cubano, muerto en campaña, mientras en brazos del Presidente de la nación, el tesoro más valioso del patrimonio martiano, era depositado en una hermosa cripta en la que descansaría para siempre.

(Fuente: Tribuna de La Habana/ Carlos Manuel Marchante Castellanos, Profesor U.H. Museo Fragua Martiana)

 

Etiquetas: , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

El pensamiento a caballo

20150518203350-47377-fotografia-m.jpg


2:25:37 p.m.

Especulaciones y distorsiones históricas ignoran que al caer abatido en Dos Ríos, el recién ascendido Mayor General José Martí montaba con destreza innegable y muy seguro de sí mismo en el potente y brioso caballo Baconao.

En realidad poco se ha hablado del jinete José Martí. En su Diario de Cabo Haitiano a Dos Ríos, anotó: «De La Esperanza, a marcha y galope, con pocos descansos, llegamos a Santiago de Los Caballeros, en cinco horas». Y añadió: «Vuelvo riendas, sobre la tienda azul, a que el potro repose unos minutos».

Con solo cuatro años, en 1857, en Valencia, España, lo imaginamos por los campos, de aprendiz de jinete, de la mano cuidadosa de su padre don Mariano. Después en Santa Cruz de Tenerife, tierra de doña Leonor Pérez, lo evocamos en su sagaz aprendizaje de alegre y precoz jinete —también de manos de su progenitor—, cuando estuvo por un tiempo el matrimonio español en Islas Canarias para que la familia materna conociera a su primer hijo. 

En abril de 1862 don Mariano es nombrado capitán juez pedáneo de Caimito de Hanábana, jurisdicción de Nueva Bermeja, en la Alcaldía Mayor de Colón, al sudeste de Matanzas. Allí el niño, de su puño y letra, con rasgos increíblemente bellos para su corta edad, se declaró jinete.

Con solo nueve años, perfeccionó por sí mismo sus anteriores pininos sobre el lomo de una bestia, regalo de un entrañable amigo de la familia. Y a solas pudo entonces hacer de las suyas el inteligente muchacho, que se vio feliz con el corcel. 

En su primera y reveladora carta conocida, escribió: «A mi señora madre Dña. Leonor Pérez… Hanábana… Octubre 23 de 1862: (…) ya todo mi cuidado se pone en cuidar mucho mi caballo y engordarlo como un puerco cebón, ahora lo estoy enseñando a caminar enfrenado para que marche bonito, todas las tardes lo monto y paseo con él, cada día cría más brío...». 

A CABALLO POR SANTO DOMINGO 

Adulto ya, Martí anduvo a caballo por Santo Domingo en 1892, 1893 y 1895. Quizá recordara los tiempos de aprendiz sobre su cabalgadura. Pero lo cierto es que fue esa la última tierra que cabalgó antes de viajar a Cuba en son de la guerra que llamó «necesaria», ataviado del noble propósito de construir una república «con todos y para el bien de todos». 

El 31 de agosto de 1892, con 39 años, partió hacia ese país por primera vez, desde Nueva York, con escalas en Gonaives y Cabo Haitiano —en Haití— y en Dajabón y en Montecristi, República Dominicana. 

De Montecristi a La Reforma (finca de Máximo Gómez), 20 leguas de caminos desconocidos los recorrió Martí sobre su corcel, el 11 de septiembre de 1892. Se detuvo en la casa del cubano Santiago I. Massenet.

En la finca La Reforma habló con el general Gómez. Los dos cabalgaron hacia Santiago de Los Caballeros y llegaron el 13 de septiembre. Y el 19 fue a visitar Martí sobre su noble bruto la vivienda del Ministro de Relaciones Exteriores de Santo Domingo, quien le comentó: «Señor Martí, ¡usted se mata! Tenga más cuidado con su persona». Le hablaba a un jinete con tanta ansiedad como el sudoroso animal que llenaba su bocado de blanca espuma. El Apóstol afirmó: «Esto es solo (…) un ensayo, pues estoy obligado a viajar por meses y años de esta y de peor manera».

El día 24, tras una larga cabalgata, el Maestro arribó a Puerto Príncipe, capital haitiana, donde estuvo diez días y luego partió hacia Jamaica.

El 30 de enero de 1895 volvió a República Dominicana. Del primero al 5 de marzo hizo un recorrido por Dajabón, en Santo Domingo. Después por Ounaminthe, Fort Liberté, Cabo Haitiano; y retornó a Montecristi: ¡todo el trayecto a caballo!

Uno de sus amigos de Santo Domingo, Augusto Franco Bidó, lo vio de esta manera: «Hace tres años se presentó en mi humilde residencia un hombre joven, de regular estatura, de tez blanca y ojos, pelo y bigote negros, altivo, diligente y cariñoso (…) Venía de jinete».

En Barahona y en distintos sitios de Santo Domingo —según escribió Carlos Motta— anduvo primero Martí sobre un arisco mulo, y en un vigoroso caballo después, con unas espuelas finas de plata que el propio Motta le prestó.

La tarde del 19 de febrero de 1895 llegó a la casa de Nicolás Ramírez, montado en una joven yegua alazana de casi siete cuartas de alzada, luego de transitar un buen tramo, hasta Santiago de Los Caballeros. Solo de Montecristi a esa ciudad lo separaba un largo tramo de irregular camino. Buen ensayo: ¡36 leguas a caballo!

El primero de marzo de 1895, por la mañana bien temprano, salió Martí también a caballo, rumbo a Cabo Haitiano, acompañado por Panchito Gómez Toro, el hijo del Generalísimo. Y luego, sobre un asustadizo potro moro azul, atravesó la frontera durante tres días de azarosa marcha.

Antes de llegar, arregló su pasaporte en la localidad de Ounaminthe. El día 2, en Dajabón, le dijo a Panchito que regresara y continuó él solo su peregrinaje, hasta que arribó a su destino, el día 3 a las cinco de la tarde, ya «graduado» de jinete que llevaba un evidente apuro…

SOBRE BACONAO EN SON DE GUERRA 

El 12 de mayo de 1895 llegaron Martí y sus compañeros a La Bija, en los campos de Dos Ríos, donde establecieron improvisado campamento. Allí pronunció el Apóstol un elocuente discurso. Contaron quienes lo oyeron ese día que de pie, sobre los estribos de su caballo, arengó a las tropas.

Al otro día, el 13 de mayo, el Maestro —según lo cuenta en su Diario— con el coronel Francisco Blanco, «Bellito», en buenos caballos, dio un breve recorrido por las cercanías y anotó: «Voy aquietando: a Bellito, a Pacheco, y a la vez impidiendo que me muestren demasiado cariño. Recorremos de vuelta los potreros de ayer...».

Martí luego montó sobre «el caballo bayo claro, casi blanco, de crines rubias, de seis y media cuartas de alzada, gallardo y muy brioso, regalo del general José Maceo», según refirió el comandante Rafael Gutiérrez en su trabajo La Heroica Acción de Dos Ríos.

Él mismo dijo que después de la muerte del Maestro, el corcel que montaba se quedó en la finca Sabanilla, con la prohibición absoluta de Gómez de que nadie lo montara, en recuerdo prácticamente sagrado del prócer caído.

Las versiones posteriores han pretendido distorsionar los hechos, al señalar que aquella bestia obsequiada al Apóstol por el hermano del Titán de Bronce, fue escogida especialmente porque el Maestro no era un avezado jinete. Y hasta se ha sugerido lo contrario: que murió porque su bestia era tan rebelde y briosa, de tanta «clase», que por su inexperiencia a caballo, no pudo dominarla y lo llevó, sin control, a la fuerza y en contra de su voluntad, ante el enemigo, aquel 19 de mayo de 1895.

¡Nada más alejado de la realidad! José Maceo le obsequió su bestia en Arroyo Hondo. Es cierto. Pero un animal excepcionalmente inquieto e hipersensible a las espuelas como aquel, se entrega solo a un diestro jinete cuya maestría la propia bestia detecta enseguida en su vigoroso lomo, sobre todo la que está acostumbrada a una destreza y un coraje como los de José, el de temperamento más bravo de los hermanos del Titán.

Eugenio Deschamps, un dominicano respetuoso e ilustre, dejó escrito que Martí en su estancia en Santo Domingo, en 1895, le recordó: «Cuando entré a caballo a la capital de usted, no hace dos años, en un peñón de las Antillas, donde nos juntó por unas horas la suerte, me saludó Manuel de Jesús Galván, su compatriota, con esta extraña exclamación: “¡He aquí lo que le faltó a la América, hasta ahora, el pensamiento a caballo!”».

Y al caer abatido en Dos Ríos, el recién ascendido Mayor General José Martí montaba con destreza innegable y muy seguro de sí mismo —la rienda en la mano izquierda y el revólver en la derecha— en el potente, brioso y guerrero caballo Baconao.

(Fuente: JR/ Luis Hernández Serrano)

Bibliografía consultada por el autor: Diario de Montecristi a Cabo Haitiano, José Martí; La ruta de Martí. De Playitas a Dos Ríos, Rafael Lubián Arias, Mined, 1953; Martí en Santo Domingo, Emilio Rodríguez Demorizi, 1949; José Martí, Jorge Mañach, Tomo II, Editorial Mundo Nuevo, 1960; Semblanza biográfica y Cronología mínima, Roberto Fernández Retamar e Ibrahim Hidalgo Paz, Centro de Estudios Martianos, Editorial Pueblo y Educación, 1990; Caballos famosos por sus jinetes, Bohemia, 13 de julio 1990; Epistolario, Luis García Pascual, Tomo I, Editorial de Ciencias Sociales, 1993 y Granma, 18 de marzo 2007. 

Etiquetas: , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

MARTI, EL HÉROE

20150518114321-marti-rolando.jpg

 

5:33:30 a.m.

Por Mercedes RodrÍguez García 

«La muerte engrandece cuanto se acerca a ella; y jamás vuelven a ser enteramente pequeños los que la han desafiado».

José Martí, Obras completas, tomo XIII, p. 306  

Un verano, empezando el siglo XXI, lloré a Martí. Fue en Santiago de Cuba, un mediodía terrible de luz. Desde hacía ratos ya sentía ganas. No llanto numeroso, apenas un nublarse de los ojos. Desde el lucenario de la tumba más gloriosa de esta Isla, la vida entera del Apóstol cobró escenario en mi cabeza. Tres disparos; dos mortales en el cuello y en el pecho —por donde corren arterias mayores — y en el muslo. Lo vi caer mientras cabalgaba. Terminaba el drama de su vida. A nadie se le da la vida hecha.

La historia se ha contado muchas veces. ¿Cuántos le dispararon? ¿Desde dónde? ¿Cayó con vida? ¿Fue rematado? ¿Suicidio? Abundan las versiones. En un final su muerte fue divina, celeste, encandilada. Tal vez apetecida. De cualquier modo, muerte indócil, muerte osada. En Dos Ríos, ya se sabe.

VALOR MARTIANO

«Quienes fundan una teoría suicida solo piensan en vituperarlo», me respondió en 1978, Raúl García Martí, uno de los 18 sobrinos de nuestro Héroe Nacional, hijo de Rita Amelia, la quinta hermana del Apóstol, único descendiente directo residente en Cuba por aquel entonces, y autor del libro Biografía familiar de José Martí.

«Yo me adhiero a lo que contó Máximo Gómez en su diario. Él estuvo a su lado hasta poco antes de su caída. […]  Enrique Collazo, quien termina embarcándose con mi tío hacia Quisqueya, fue muy injurioso al tildarlo de Capitán Araña, y decirle que al volver a encenderse la guerra, continuaría predicando la acción, pero sin ir al combate. Ahí está la respuesta a esa misiva, que le llegó como una daga en su exilio neoyorquino, cuando ya había logrado unificar los distintos clubes y estaba a punto de fundar el Partido Revolucionario Cubano».

Y citó de casi de memoria, con intrascendentes pausas hilvanadoras la respuesta dada por José Martí: «Creo, señor Collazo, que he dado a mi tierra, desde que conocí la dulzura de su amor, cuanto hombre puede dar. Creo que he puesto a sus pies muchas veces fortuna y honores. Creo que ya no me falta, el valor necesario para morir en su defensa».

CONJETURAS

Por decir, se ha dicho y conjeturado bastante durante todo un siglo, incluso, que Martí pudo haber sido rescatado y salvado; que su caballo se desbocó y se lanzó hacia los españoles; que Martí cabalgó deliberadamente hacia las tropas enemigas para hacerse matar «de cara al sol», como él mismo lo había vaticinado; que por qué creerle a Gómez cuyas relaciones con el Delegado estuvieron bastante tensas, antes y después de entrar en la manigua…

Y no hablemos de los abundante artículos plagados de retórica literaria y fraseología sentimental, entorno a un hombre que nada tiene de incomprensible si se le estudia y proyecta en su tiempo, sin extrapolaciones ni descontextualizaciones, como sucede y ha sucedido; sin sobreponer el dato privado e insustancial a la órbita biográfica, independientemente de que la apreciación de un hecho o experiencia cualquiera dependerá siempre del punto de vista del que ve y juzga.

NO HAY UNA SOLA VERDAD

«A caballo y con el sol en la frente» se titula el libro donde el Dr. Rolando Rodríguez García explica, con detalles, la caída en combate de José Martí y reproduce los documentos que el Apóstol llevaba encima cuando fue abatido. (Editorial Capiro, Santa Clara, 2013)

El abogado, filósofo e historiador villaclareño (Santa Clara, 1940, Hijo Ilustre de esta ciudad, tiene fama de  imparcial y de decir la verdad, aunque para él, incansable rastreador de archivos en Cuba y otros lugares del mundo, «nunca hay una sola verdad», y esa idea «debería estar ya superada», como también, la de «imparcialidad y despolitización». Eso sí, ha afirmado: «Jamás digo algo que sea de mi invención; siempre tiene que haber una base, algo en lo que pueda apoyarme, un documento o un testimonio, pero todo lo que digo tengo que poder demostrarlo».

MARTI, FIDEL Y ROLANDO

Urgida por incertidumbres particulares, más que otras planteadas por estudiosos de la obra martiana, incluyendo la de quienes ponderan —por encima de toda emoción— al estratega General en Jefe de las tropas revolucionarias cubanas en la Guerra del 95, Máximo Gómez Báez, contacto vía telefónica con el Premio Nacional de Ciencias Sociales, 2007 y de Historia 2008. La llamada se cortó, pero en su móvil quedó mi número. A la media hora me localizó.

—Tengo enfrente su libro  «A caballo y con…», que me ha servido para aclarar muchas dudas sobre la muerte del Apóstol, algunas mías y otras de la historia. ¿Me autoriza Ud. a responderlas en forma de entrevista? ¿Alguna nueva investigación que pueda variar lo planteado o asumido al respecto? ¿Incertidumbres que no haya podido despejar aún?

—Todo se mantiene, la única duda que me queda es sobre cómo iba vestido nuestro Héroe Nacional, y que Gómez describe «de saco negro, pantalón claro, sombrero negro de castor y borceguíes negros», en lugar del sombrero de paja y la chamarra de dril ruso que llevara por aquellos días y describe el propio Martí.

—Bueno, eso sería un pormenor menor, le digo en un rejuego de palabras tratando de aliviar la presión que, contra el cierre de la edición, nos asalta a los periodistas.

—No le resto importancia, pero sabrás que esa duda se la plantee en una oportunidad al Comandante en Jefe, y con esa mirada pícara que él tiene me respondió: «A lo mejor, con lo limpio y escrupuloso que era, Martí mandó a lavar la ropa de tantos días…» Y no deja de tener razón, es una posibilidad.

CON EL SOL EN LA FRENTE

En el capitulo III del mencionado texto, el profesor titular de Historia de Cuba de la Universidad de La Habana, miembro de número de la Academia de la Historia de Cuba, fiel a los documentos consultados escribe: por fin, el 19.  Gómez retornó al campamento. Apareció en el lugar tarde en la mañana. […] El encuentro derivó en un pase de revista a las tropas agrupadas en el lugar […] desde su cabalgadura, habló Martí, quien dijo: por Cuba estaba dispuesto a dejarse clavar en la cruz. Con la Revolución triunfará la verdadera república y el decoro del hombre. Con la Revolución —aseguró  Martí— «triunfará la verdadera república y el decoro del hombre.

La Revolución triunfará por la abnegación y el valor de Cuba, por su capacidad de sacrificio y decoro de modo que el sacrificio no parezca inútil, ni el decoro de un solo cubano quede lastimado. La Revolución trabaja para la República fraternal del porvenir. Sobre las filas heroicas la bandera de Cuba abatirá al opresor».

—Combate «rudo y mal preparado», escribió Gómez sobre Dos Ríos.

—… Quien también instruyó al Apóstol que volviera a la retaguardia, porque aquel no era su lugar. Bien sabía que su compañero, rebosante de voluntad de lucha, no era uno de aquellos centauros capaz de batir al enemigo con tajos poderosos de su machete o disparar el Remington de manera certera desde la montura de su cabalgadura.

—Pero no creo radicara solo en esto la preocupación del Generalísimo.

—Claro, había algo mucho más determinante: el valor trascendente para la revolución de aquella vida que, de hecho, tenía confiada y que, por tanto, debía preservar a toda costa, pero no lo hizo, lo dejó solo. Debió hacerlo acompañar de 20 hombres.

—No era Martí hombre que por temperamento aceptara, como usted bien escribe, tal determinación, viniera de quien viniera.

—¿Acaso en Santo Domingo, cuando quisieron impedirle que se incorporara al campo de batalla, no había demostrado su decisión de enfrentar sobre el terreno el lance bélico y, en La Mejorana, cuando le plantearon que su puesto estaba en el exterior, no anunció que no abandonaría la manigua sin antes haber presenciado uno o dos combates? ¿Y, acaso, venir a Cuba no era participar en la lucha? ¿Acaso presenciar refriegas bélicas no excluía la posibilidad de quedarse en el campamento, de estar lejos del mosconeo de las balas?

A CABALLO


—Ya Ud. lo ha dicho,  señalarle  a Martí que estuviera ausente del peligro, resultaba exigirle en demasía a aquel hombre de nervio entero.

—En realidad, todo sugiere que Martí, después de la indicación imperativa de Gómez de que retrocediera, no se marchó del lugar. Seguramente, mientras se producía el primer choque contra la avanzada española, debió quedar a la derecha de la ruta que tomaba curso paralelo al Contramaestre, y a menos de 150 metros de la margen del río. A su izquierda, hacia el centro del lance bélico y batido por la defensa española, bregaba Gómez con sus fuerzas.

«Posiblemente, Martí merodeó por el entorno en busca de la manera de aproximarse al escenario inmediato de lucha. Hasta que al fin, y sin que nadie se percatara, acompañado de Ángel de la Guardia, de quien se dice pasó a su lado después de cumplir una misión encomendada por Masó, y al que invitó a marchar con él a la carga, en arranque ardoroso se lanzó al galope en pos del olor a pólvora y el zumbido de los plomos.

—Sin duda, un blanco magnífico.

«Estaban a unos 50 metros a la derecha y delante del general en jefe de las armas cubanas cuando, sin saberlo, presentaron un blanco excelente a la avanzada española, que estaba envuelta por los yerbazales del campo de batalla. En la mano Martí solo llevaba, aquel mediodía, su revólver colt con empuñadura de chapas de nácar, regalo de Panchito Gómez Toro. Al pasar entre un dagame seco y un fustete corpulento caído, los disparos de los emboscados dieron en el cuerpo del Maestro. La luz cenital lo bañó, soltó las bridas del corcel, y su cuerpo aflojado fue a yacer sobre la amada tierra cubana. Había acontecido la catástrofe de dos Ríos.

—¿Cree que todavía tenía vida?

—No, dos de los disparos fueron mortales. Su arrojo lo conduce a una situación en el campo de batalla donde la intensidad del combate es superior y, por tanto, las probabilidades de ser impactado por los proyectiles enemigos es mayor. Trágicamente Martí fue la única baja cubana en ese momento.

—Y ¿no disparó Martí ni una sola vez su revólver?

—De su revólver, atado al cuello por un cordón, no faltaba ni un cartucho.

¿Y de Baconao, su caballo? Gómez hizo residir la causa del arranque de Martí en «su valor temerario y la fogosidad de su caballo».

—En cuanto a la fogosidad del caballo, aunque no debe ser la razón del avance impetuoso, resulta de interés conocer numerosos testimonios que reiteran el carácter brioso e incontrolable del corcel.

Si bien algunos aseguran que la bestia procedía de las ocupadas a las fuerzas del coronel Copello, en Jobito, otra versión afirma que procedía de una recría de la zona de Guantánamo, y el año anterior, un primitivo comprador del caballo lo había devuelto a su propietario, «porque padecía el mal de asustarse y desbocarse».Este propietario se incorporó después a las huestes mambisas con sus corceles.

—¿Pero no creo que Martí fuera un experto jinete?

—Si bien Martí no era un jinete consumado tampoco era un inexperto. Desde su niñez había galopado y, de nuevo, durante sus viajes, lo había hecho muchas veces. Además, sobre todo, hay que pensar que de habérsele desbocado el caballo hubiese llegado antes a las filas españolas y, en efecto,  por los disparos recibidos por Martí y por el corcel de Ángel de la Guardia, se evidencia que Martí  marchaba delante y detrás Ángel de la Guardia. 

—¿Qué fue de Baconao?, alguien me dijo que lo habían embalsamado?

—A Baconao, una bala le hirió en el vientre y le salió por el anca. Sobrevivió y Gómez ordenó soltarlo en la finca Sabanilla, con la prohibición expresa de que nadie más lo montara. Era un tributo de respeto y cariño hacia Martí. Gómez lo mando buscar para su entrada en La Habana.

SIN UTOPÍAS

—¿Qué piensa de un posible suicidio de Martí?

—Hablar de la búsqueda deliberada de la muerte por parte de José Martí solo evidencia desconocimiento de su carácter, afiliarse a esa tesis únicamente puede conducir a pensar que lo suyo —y lo de todo revolucionario auténtico— consistía en utopías y que en él todo emergía de una veta romántica. Después de la acción de Dos Ríos solo quedaría un arrebato hijo de la frustración, de la obcecación, de la desilusión, porque lo hacían salir de la manigua. Se desconocería u olvidaría que Martí era un político depurado que sabía de litigios, ataques injustos y hasta de humillaciones, sin que esto lo condujera nunca a depresiones: por la sencilla razón de que no podía permitírselas.

—De hecho, nunca se le vio flaquear.

—Fue un luchador que se enfrentó, sin lirismo alguno, con temple y nervio, a la adversidad y cuando se impuso la tarea de independizar a Cuba, sabía que su ruta se repletaría más de zarzas que de flores.

— Existen unos croquis del coronel  Ximénez de Sandoval sobre la defensa del campamento, el combate y la retirada…

—En uno se aprecia con una línea de pequeñas cruces, a la orilla del bosque y frente a la 2ª compañía del batallón 2° Peninsular, lo que debió ser la cerca de cuatro hilos. Y, también, entre esta y la compañía, tres pequeños rectángulos a la izquierda, sobre el camino y a la derecha cerca del bosque, que representan las avanzadas. La dislocada sobre el camino, debe ser la macheteada por Gómez y la situada más a la izquierda, cercana a la margen del Contramaestre, la que disparó contra Martí. Resulta muy probable que este haya avanzado paralelamente al camino y en la inmediatez de la sección española.

—¿Y entonces?

—Entonces, se escuchó la desflagración de unas armas que todavía resuenan en la historia de Cuba, y el Apóstol cayó.

—Terminaba el drama de su vida. ¿Ha llorado usted a Martí?

—Sí, cuando encontré en el archivo militar de Madrid las cartas que recibió. Entonces sentí que se me aguaban los ojos.

 

Etiquetas: , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

La Mejorana, reunión crucial de la guerra de Cuba

20150506003429-la-mejorana-pieza-yasser-le.jpg


6:25:03 p.m. 

Cerca del poblado Dos Caminos, en las márgenes de los ríos Guaninicún y Ulloa, en el oriental San Luis, el ingenio La Mejorana fue escenario de una reunión crucial entre tres jefes de la Revolución Cubana iniciada el 24 de febrero de 1895, José Martí, Antonio Maceo y Máximo Gómez, quienes protagonizaron una enigmática cita de la cual todavía la historiografía hace sus especulaciones. En cambio, a 120 años de aquel acontecimiento, la unidad era la esencia definitoria de los acuerdos.

Los intercambios de pareceres entre aquellos hombres ocurren el 5 de mayo en la casa de Germán Álvarez, administrador de la colonia de cañas de aquel ingenio.

El historiador Pedro Pablo Rodríguez lo catalogó como «un choque, de concepciones y liderazgo» sin que el movimiento independentista quedara dividido.

Las divergencias no están divulgadas del todo, aunque en los apuntes del Diario de Campaña (De Cabo Haitiano a Dos Ríos), Martí dejó constancia de la acritud del momento, y su testimonio es el más completo de todos los que hasta el momento se conocen.

En tal sentido constituyó la equivalencia entre el pensamiento y la mano en una guerra final que debatiría los destinos de la Cuba colonial.

Fue el último intercambio decisivo en la cual intervinieron Maceo y Martí para debatir asuntos de las operaciones independentistas, y constituyó el hecho más trascendental de la Revolución de 1895 tras el arribo a costas orientales de las expediciones que trajeron las primeras oleadas de jefes mambises.

Con lujo de detalles Martí relató el ambiente entusiasta, «como de fiesta», dijo, cuando describió lo que acontece en el batey del ingenio, incluso el almuerzo en el cual intervienen 18 hombres bajo la fronda de un framboyán.

Gómez preside la mesa, al centro, y Maceo estuvo a la izquierda, mientras Martí se ubicó a la derecha delGeneralísimo. Allí se dirimirá la manera de organizar una guerra que, de acuerdo con sus características, será necesaria. Los puntos de vistas no del todo tienen coincidencias.

Apuntó Martí que «Castro Palomino, Maceo y G hablan bajo, cerca de mí: me llaman a poco, allí en el portal: que Maceo tiene otro pensamiento de gobierno: una junta de los generales con mando, por sus representantes, —y una Secretaría General— (...) Nos vamos a un cuarto a hablar. No puedo desenredarle a Maceo la conversación: «¿Pero usted Ud. se queda conmigo o se va con Gómez?» Y me habla, cortándome las palabras, como si fuese yo la continuación del gobierno leguleyo, y su representante». En el escrito se advierten las contradicciones entre los poderes militar y civil que acontecieron en las guerras anteriores, la Grande —de Diez Años—, y la Chiquita, después.

El mando militar sin interferencia de civiles era el criterio de Maceo. En tanto Martí aspiró al equilibrio con el «Ejército, libre, y el país, como país y con toda su dignidad representada», criterio que apoyó Gómez, y Maceo, a pesar de las discordancias por la convocatoria a una Asamblea de Delegados para formar gobierno, aprobó enviar cuatro delegados por la provincia de Oriente y subordinarse a tal decisión.

Un día antes de caer en combate en Dos Ríos, en carta a Manuel Mercado, el amigo mexicano, Martí reiterará tal criterio cuando afirmó que «revolución desea plena libertad en el ejército, sin las trabas que antes le opuso una Cámara sin sanción real (...), a la vez sucinta y respetable representación republicana, —la misma alma de humanidad y decoro (...), que empuja y mantiene en la guerra a los revolucionarios».

Un mes después, el 16 de junio de 1895, Maceo al escribirle a Gómez, afirmará que «la última vez que nos vimos usted, Martí y yo, creía un poco prematuro la formación del gobierno, pero hoy lo exige la pujanza de la revolución», hecho que, en medio de aquella discusión de La Mejorana entre los jefes revolucionarios, dio razón al planteamiento republicano que expuso el Apóstol en su humildad organizadora de un pueblo en plena efervescencia contra el poder colonial establecido en Cuba.

Por supuesto, allí no solo se lidiaron los asuntos de los poderes militar y civil para el transcurso de la guerra. Martí es rotundo cuando registró que a Maceo lo «veo herido, —lo quiero —me dice— menos de lo que lo quería—». La referencia se trasladó a los momentos en el cual se gestó la expedición del «Honor» y Flor Combret asumió la dirección del grupo en el que venía Maceo, quien al siguiente día, más allá de una ira infecunda, invitó al Delegado y a Gómez a su campamento militar con el propósito que inspeccionaran las tropas mambisas.

Del Diario de Campaña de Máximo Gómez nada hay reseñado, y las dudas sorprenden sobre los asuntos que intercambió con Maceo, quien de acuerdo a algunos historiadores tenía motivos de irritación contra elGeneralísimo por convocar a una Asamblea de Delegados para constituir el Gobierno de la República en Armas.

Muchas especulaciones en torno a La Mejorana se advierten en los análisis imposibles de integrar por la ausencia de apuntes significativos en las páginas personales de los Diarios de Campaña de los jefes convocados a aquel ingenio.

Martí ofrece el testimonio más abarcador, pero incompleto, tal vez para evitar cualquier información que pudiera beneficiar al enemigo en relación con los planes definitorios de la guerra.

Cierto que sobre aquel 5 de mayo de 1895 hay una carencia de evidencia histórica exacta de la trascendental conversación entre Gómez, el General en Jefe, Maceo, el Lugarteniente, y Martí, el Delegado del Partido Revolucionario Cubano, alma de la Revolución. A pesar de cualquier discrepancia del momento, incluso de las rencillas o «resabios» acumulados por los años, un tema era crucial: la guerra y la unidad absoluta de los cubanos para lograr la independencia.

En esas vía laborarían sin descanso los tres revolucionarios.

(Fuente: Vanguardia /Luis Machado Ordetx)

 

Etiquetas: , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Una sola estrategia en la cintura de América

20150412022941-una-sola-estrategia-cumbre-.jpg

 

7:37:25 p.m.

 Por Mercedes Rodríguez García

« [...] Ya suena el himno unánime; la generación actual lleva a cuestas, por el camino abonado por los padres sublimes, la América trabajadora; del Bravo a Magallanes, sentado en el lomo del cóndor, regó el Gran Semí, por las naciones románticas del continente y por las islas dolorosos del mar, la semilla de la América nueva!

José Martí en el ensayo «Nuestra América», 1891.

No tanto como Raúl, pero Obama fue claro y no ocultó sus verdaderos propósitos en la alocución que hiciera el 17 de diciembre de 2014. De modo que si solo cambian los métodos pero los objetivos persisten, no hay porque pensar que en la Cumbre de Las Américas tenga lugar un giro de 180 grados en materia de política con respecto a Cuba, ni tampoco con América Latina.

Y fuera bonito pensar otra cosa, porque la cita que hoy concluye en Panamá ha estado rodeada de grandiosas expectativas sobre el futuro de la isla, interesada más que nadie en normalizar sus relaciones con EE.UU., pero «sin sombra a nuestra independencia nacional y autodeterminación» y, «sin renunciar a uno solo de nuestros principios», condicionantes reiteradas por Fidel y Raúl, en distintos momentos y circunstancias de la nación cubana.

Pues allí, en la VII Cumbre de las Américas, gracias al reclamo solidario de la mayor parte de las naciones Latinoamericanas y Caribeñas, junto a Barack Obama y otros 33 Jefes de Estado y de Gobierno del Hemisferio está el presidente cubano, dispuesto a continuar el diálogo sincero y respetuoso, sobre la base de la igualdad para tratar los más diversos temas de forma recíproca.

Dialogo que siempre será reflejo del pensar y sentir de sus compatriotas, agrupados en numerosas y diversas organizaciones de masas, sindicales, campesinas, femeninas, estudiantiles, de escritores y artistas, y no de unos pocos cientos de individuos que reciben dinero, instrucciones y oxígeno del imperio norteño, y como los que en esta oportunidad, en el contexto del Foro de la Sociedad Civil han llenado de guijarros el camino a favor del acercamiento de posiciones entre las dos Américas.

Hijos desleales, malas personas, que jamás sabrán comportarse con la educación, cultura, altura e hidalguía de quienes sí fueron allí para participar en «un diálogo político sobre cuestiones de soberanía, sociedad civil, nacionalidad, o sencillamente Cuba», como expresara hace poco nuestro digno y queridísimo Eusebio Leal.

Aunque antes habría que hablar del marabuzal que en igual sentido representó la orden ejecutiva de la Casa Blanca designando a Venezuela como una amenaza para la Seguridad Nacional de EE.UU. Desacertada decisión que actuó como un boomerang al avivar más los sentimientos patrióticos, chavistas y anti-imperialistas de la nación bolivariana, a la vez que levantó protestas a escala mundial y originó que diez millones de ciudadanos de todos los países —de ellos tres millones de cubanos— estamparan su firma en solidaridad con el pueblo que representa su legítimo presidente, Nicolás Maduro.

De nuevo han fracasado los planes del Pentágono, y aunque Obama ya no cree que Venezuela constituya una amenaza para Estados Unidos, las sanciones contra el hermano país continúan en pie. El presidente estadounidense no pudo imaginarse que su rúbrica serviría de acicate a las fuerzas de la soberanía latinoamericana para acrecentar la voluntad de soberanía e independencia.

El escenario coexiste complejo, y la Cumbre no es un acelerador de partículas. Por lo tanto las relaciones de EE.UU. con sus vecinos del Sur solo mejorarán en la medida que este abandone los intentos neocoloniales, deje de pensar en América Latina como su traspatio y de tratarla como un rey a sus súbditos. Con Cuba, y ahora con Venezuela, ha quedado demostrado que las políticas de acoso y asfixia, no funcionan en la actualidad, y si lo hacen, es en reversa y solo favorecen la unidad y solidaridad de los pueblos.  

Unidad y solidaridad que tiene su simiente en las fallidas aspiraciones de Simón Bolívar de integrar a toda la América hispana en una Confederación, idea que venía desde Francisco de Miranda, quien propuso el nombre de Colombia para esa eventual nación. Al respecto escribe El Libertador en la conocida Carta de Jamaica, fechada el 6 de septiembre de 1815. (1)

«[...] ¡Qué bello sería que el Istmo de Panamá fuese para nosotros lo que el de Corinto para los griegos! Ojalá que algún día tengamos la fortuna de instalar allí un augusto congreso de los representantes de las repúblicas, reinos e imperios a tratar y discutir sobre los altos intereses de la paz y de la guerra, con las naciones de las otras partes del mundo. Esta especie de corporación podrá tener lugar en alguna época dichosa de nuestra regeneración...».

Integración y unidad latinoamericanas con la que también soñó nuestro Apóstol. Él —como nadie en su época— comprendió la necesidad de ir adelante con la obra de integración multinacional de Bolívar, de ahí su capacidad para elaborar una estrategia revolucionaria capaz de sobrepasar los límites de la independencia nacional y darle un carácter verdaderamente continental a la lucha. Estrategia de un genio que aspiraba sobre todo a impedir que el imperialismo norteamericano en ciernes cayera sobre las Antillas y sobre el resto de nuestra América.

« [...] Ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país y por mi deber, puesto que lo entiendo y tengo ánimo con que realizarlo,  de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América. Cuanto hice hasta hoy y haré es para eso… [...]  impedir que en Cuba se abra, por la anexión de los imperialistas de allá y los españoles, el camino que ha de cegar y con nuestra sangre estamos cegando, de la anexión de los pueblos de nuestra América al Norte revuelto y brutal que los desprecia», expresa en carta inconclusa dirigida a su amigo Manuel Mercado, el 18 de mayo de 1895, un día antes de su caída en combate. (2)

El tiempo transcurrido de entonces acá se ha encargado de otorgarle plena vigencia al ideario martiano-bolivariano, retomado en sus esencias por líderes latinoamericanos contemporáneos como Evo Morales, Rafael Correa y Nicolás Maduro, cuyos paradigmas más cercanos se encuentran en Fidel y Chávez, dos hombres marcados por la misma misión humanista y unificadora, y que la historia ya ha situado en su cumbre.

Y no precisamente en la Cumbre de esas Américas, que nació torcida, en 1994, bajo la órbita de la Organización de Estados Americanos (OEA) y con la asistencia de los presidentes de todos los países americanos —menos el de Cuba, excluida de la OEA desde 1962— y con el objetivo de alinear a la región, plagada de gobiernos conservadores, en un contexto global de creciente hegemonía estadounidense.

Una OEA que no ha variado un ápice desde aquel lunes 26 de septiembre de 1960 en que Fidel hiciera su primera intervención en la ONU, hablando claro sobre una Organización de Naciones Unidas de oídos sordos ante las amenazas, acciones terroristas, agresiones económicas y los intentos que Cuba había hecho en su seno para condenarlas; y sobre la indiferencia mostrada por el gobierno de Estados Unidos ante la disposición de Cuba de sentarse a discutir sus problemas civilizadamente. 

Fue el famoso discurso de «¡Desaparezca la filosofía del despojo, y habrá desaparecido la filosofía de la guerra! ¡Desaparezcan las colonias, desaparezca la explotación de los países por los monopolios, y entonces la humanidad habrá alcanzado una verdadera etapa de progreso!» (3)

Dos años después, desde Cuba, Fidel llamaría a la unidad de América, socavada por «el divisionismo, el sectarismo, el dogmatismo la falta de amplitud para analizar el papel que corresponde a cada capa social, a sus partidos, organizaciones y dirigentes», factores que siempre han actuado en detrimento de la unidad de acción imprescindible entre las fuerzas democráticas y progresistas de nuestros pueblos.

Se trataba del mensaje del Pueblo de Cuba a los pueblos de América y del Mundo, más conocido como Segunda Declaración de La Habana. Una de las alocuciones más importantes y célebres de Fidel, la de «Porque esta gran humanidad ha dicho “¡Basta!” y ha echado a andar.  Y su marcha de gigantes ya no se detendrá hasta conquistar la verdadera independencia…», que luego el Che hiciera famosa, con su discurso en la ONU, el 11 de diciembre de 1964. (4)

Las lecciones han sido aprendidas y los pueblos del Sur se han vuelto desconfiados ante todo lo que venga de sus vecinos del Norte. Y aunque la diplomacia y el protocolo obliguen a estrechones de manos ante las cámaras, aún existen laceraciones indelebles, heridas abiertas, que habrá necesariamente que cerrar, borrar; cuentas pendientes que deberán ser saldadas; verdades por aceptar; mentiras, por confesar; perdones por otorgar; miserias por solventar, sanciones por levantar; cercos por desbloquear.

De ahí la resonancia de la actual Cumbre, y lo vital que resultan las propuestas constructivas de quienes, con objetivos muy claros y políticas superadoras, han proclamado el respeto a la autodeterminación de los pueblos de la región, o denunciado sin ambajes los designios injerencistas y neocoloniales de la superpotencias norteamericana, o reclamado para su tierra el control sobre los recursos naturales en manos de potencias extranjeras, o lo que debería ser fin común y para todos los tiempos: la soberanía de las naciones del subcontinente.

En lo que respecta a Cuba, ya sabemos las condiciones. Y aunque en materia de política no todo se publica o se dice, por aquello de que «hay cosas que para que sean han de andar ocultas» y en silencio deberán transcurrir, otras mantendrán el hálito maceísta de intransigencia, más allá de que sea retirada de la lista de países que EE.UU considera patrocinadores del terrorismo, asunto que gravita sobre el restablecimiento de relaciones con nuestro país y la apertura de embajadas.

Pero no olvidemos que Obama se apresta a conquistar posiciones entre la comunidad caribeña y a clausurar lo mejor posible su paso por las Cumbres Americanas. Él conoce la historia y sabe de geografía. América Latina y el Caribe han cambiado mucho, aunque le cueste entenderlo.

Unidos, seremos invencibles. Ya los árboles van poniéndose en fila para que no pase a sus anchas el gigante de las siete leguas. Ojalá sea esta cumbre el augusto congreso y la época dichosa que imaginó Bolívar. Ojalá, en virtud de la Patria Grande, Nuestra América llegue —con sus diferencias y particulares— a integrarse en una sola.

Como otras dos alas de un mismo pájaro Cuba y Venezuela han de permanecer unidas. Quien por ellas se levante hoy, lo hará para todos los tiempos. No permitamos que nadie quebrante la unidad y la región de paz, de desarrollo, de tranquilidad y armonía que nos hemos propuesto. No hay otra estrategia. Y para ratificarla, no existe mejor momento ni lugar que esta VII Cumbre, instalada en Panamá, la cintura de América.

(1) Carta de Jamaica, fechada en Kingston el 6 de septiembre de 1815 , y la cual estaba dirigido a un inglés quien se presume pudo haber sido Henry Cullen, súbdito británico, residenciado en Falmouth, cerca de Montego Bay, en la costa norte de Jamaica.

 (2) Carta de José Martí a Mauel Mercado, fechada el 18 de mayo de 1895

(3) Discurso completo de Fidel Castro Ruz en la ONU, el 26 de septiembre de 1960

(4) Discurso completo del Comandante Ernesto Guevara en la ONU, el 11 de diciembre de 1964 (+Video)

Enlace relacionado:



 

 

 

 

 

 

Etiquetas: , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

¿Quien es el verdadero "Gato" que anda suelto en Panamá?

20150409145435-el-verdadero-gato-rodriguez.jpg

 

8:52:35 a.m. 

Por Reinaldo Taladrid Herrero 

Formado en la más pura estirpe batistiana, su tío fue Ministro de Obras Publicas de Batista, ya estaba estudiando en los Estados Unidos desde 1954 y de muy joven se ofrece para participar en las primeras acciones contrarrevolucionarias contra Cuba, organizadas desde la Republica Dominicana de Leónidas Trujillo.

Por sus credenciales es reclutado rápidamente por la CIA y comienza a entrenarse, en una base del Canal de Panamá, en explosivos, demoliciones, sabotajes y otras técnicas de operaciones encubiertas.

Pero ya desde entonces despuntaba como asesino profesional. En una entrevista concedida en el 2005 al programa Magazine Cubano de una emisora radial en Puerto Rico, confesó: "Estando ahí, un compañero mío que ya murió, Segundo Borges Ranzola, un muchacho joven igual que yo, tenía la misma edad que yo, 19 años, hablamos con el norteamericano que estaba a cargo y nos brindamos de voluntarios para eliminar físicamente a Fidel Castro."

 No obstante, ya como parte de la CIA, es asignado inicialmente a otra tarea, como agente indicador junto a un oficial norteamericano cuya encomienda era reclutar a cubanos para la brigada mercenaria de Playa Girón. Esta misión jugaría un importante papel en el resto de su carrera.

El investigador californiano Paul Kangas en un artículo publicado en la revista The Realist en 1990 explica: "Un documento desclasificado del FBI coloca a Bush (padre) trabajando con el ahora famoso agente de la CIA Félix Rodríguez en el reclutamiento de exiliados cubanos de extrema derecha para la invasión a Cuba. Trasladándose semanalmente de Houston a Miami, Bush junto a Félix Rodríguez se pasó buena parte de los años 60 y 61 reclutando cubanos en Miami para la invasión".

El Dr. Carl Jensen del Sonoma State Collage en su trabajo Reporte de Proyecto Censurado afirmó: "hay records en los expedientes de Félix Rodríguez y otros de los involucrados en la invasión de Bahía de Cochinos que exponen el rol de Bush, la verdad es que Bush había sido un alto oficial de la CIA antes de trabajar con Félix Rodríguez en la invasión a Cuba".

Pero no fue solo eso, uno de los que Rodríguez recomendó y fue reclutado por el oficial de la CIA George Bush padre fue nada más y nada menos que Jorge Lincoln Mas Canosa, primer presidente de la Fundación Nacional Cubano-Americana.

Posteriormente, también como parte de la operación de invasión, se le ordena infiltrarse en Cuba en la zona de la costa norte de Matanzas con el fin de volar el puente de Bacunayagua, el más alto de Cuba, para tratar de cortar las comunicaciones que iban hacia la zona de Playa Girón. La operación fracasó cuando la Seguridad cubana penetró y desarticuló el grupo que debía ejecutarla.

Ante esa situación, Rodríguez huye y se refugia en la embajada de Venezuela en La Habana, de donde sale hacia ese país y de ahí retorna a los Estados Unidos.

Al regreso es enviado al selecto grupo que pasa el curso de oficiales del ejército norteamericano en Fort Bening. Algunos de sus compañeros de clase: Jorge Lincoln Mas Canosa, Luis Posada Carriles y José Francisco "Pepe" Hernández, entre otros.

Según su propio relato en esta entrevista en Puerto Rico en el 2005 explica que después de graduado: "en mi caso seguí trabajando en operaciones con la Agencia donde hicimos operaciones de comando contra Cuba. Fui a Venezuela a un operativo de la Agencia para apoyar al sistema de comunicaciones contra las guerrillas".

Y cumpliendo misiones del imperio como miembro de la CIA en América Latina, es asignado al grupo que persiguió y asesinó al Che en Bolivia.

Luego de este episodio, le confiesa al programa Magazine Cubano de esta emisora radial en Puerto Rico:"Regresé a Estados Unidos. Entonces me mandaron a trabajar como asesor a una unidad presidencial en el Ecuador, de ahí al Perú, una unidad paracaidista, y me tocó inclusive que nos rodeara el ejército y dimos un golpe militar contra el presidente Belaunde Terry por Velasco Alvarado que se giró totalmente hacia el comunismo después de aquello y entonces ya se paró la asistencia militar de Estados Unidos".

 En 1969 obtiene la ciudadanía norteamericana y es enviado por la CIA a participar en la guerra de Vietnam como parte del ejército norteamericano. Allí desarrolló más de 300 misiones ofensivas en helicóptero, siendo derribado en 5 de ellas. Entrenó a las Unidades de Reconocimiento de la tristemente célebre Operación Fénix (que dejó más de 26 000 muertos sobre todo por torturas y ejecuciones).

Un detalle muy curioso es que en este periodo estuvo en la compañía de aviación de la CIA, Air América, famosa por el gran tráfico de heroína que desarrolló desde Laos hasta los EE.UU.

Y, ¡! Atención ¡!, dos nombres muy importantes en la carrera posterior de Félix aparecen dirigiendo este narcotráfico de Air América: Donald Gregg y Theodore Shackley, ambos jefes de la CIA en la zona en ese momento.

Al final fue condecorado con 9 medallas por el gobierno títere de Vietnam del Sur.

A su regreso de Vietnam continúa representando a la CIA en los más disímiles trabajos, el propio Félix los explica ante la radio en Puerto Rico en el 2005: "después en el 73 estuve de asesor de las fuerzas armadas en la Argentina, en el 74 y 75 en el área del Caribe, inclusive pasaba mucho por Puerto Rico, para de ahí visitar las diferentes islas que nosotros cubríamos por la Inteligencia.

Y entonces algo cambió en la Agencia, para suerte de Félix.

Asume el cargo de director de la CIA George Bush, su reclutador, su maestro, su amigo, su jefe cuando lo de la invasión mercenaria de Girón y Bush padre nombró a Theodore Shackley, antiguo jefe en Vietnam y en Air América, además de haber dirigido la estación JM Wave en Miami, como nuevo Jefe de Operaciones Encubiertas en todo el planeta.

En un detallado estudio de la carrera de Rodríguez hecho por el redactor de Granma Internacional y reconocido investigador canadiense Jean Guy Allard, titulado George y Félix, la historia de dos viejos amigos, este afirma: "Félix Rodríguez colaboró con Bush en este periodo desarrollando misiones en Uruguay, Brasil, Costa Rica, Honduras, Guatemala y El Salvador".

En 1976, el Director de la CIA George Bush en solemne ceremonia impuso al agente Félix Rodríguez Mendigutía la medalla Estrella de la Inteligencia por el Valor, una de las más altas condecoraciones de la Agencia.

Pero, de pronto, explica Félix en la citada entrevista, sucede algo realmente inexplicable: "en el 76 me retiraron por motivos de seguridad porque me habían amenazado de muerte y había una serie de situaciones cuando aquello".

Qué curioso, la misma historia de Posada, en el mismo año lo "retiran" alegando causas realmente nada convincentes, a Posada por "problemas tributarios", a Félix por "amenazas de muerte" y una "serie de situaciones".

Sin embargo, en ese mismo año se produce la mayor cantidad de actos terroristas contra Cuba fuera de territorio cubano liderados por el CORU.

¿Por qué la CIA "filtra" la información de que ha cortado con personajes como Félix y Posada? ¿Para que no la asocien con lo que iba a pasar? Y, ¿cómo la CIA sabía lo que iba a pasar?

Pero ¿estaba Félix Rodríguez realmente retirado de las actividades terroristas contra Cuba en 1976?

Veamos un artículo de junio del 2005 del diario de Miami, El Nuevo Herald, donde se puede leer: "A la pregunta sobre la responsabilidad de Posada en la tragedia del avión de Cubana de Aviación, el ex operativo de la CIA Félix Rodríguez se limitó a responder: ``Prefiero no hablar de eso por muchas razones’’.

¿Qué es lo que sabe si él estaba retirado de la CIA? ¿Por qué no quiere hablar?

No obstante, a estas preguntas trataremos de darles respuesta en un próximo trabajo pues hoy el espacio nos obliga a concentrarnos en la tenebrosa historia de Félix Rodríguez Mendigutía.

Así permanece más o menos en la sombra hasta que reaparece como uno de los protagonistas del sonado escándalo de abastecimiento ilegal a la contra nicaragüense conocido como Irán-contras.

Veamos su versión pública, dada en la citada entrevista en Puerto Rico en el 2005: "en el 85 fui de voluntario y estuve volando con la fuerza de El Salvador contra las guerrillas comunistas en El Salvador."

No fue tan sencillo.

Otra versión la ofrece Celerino Castillo III, un condecorado agente de la DEA (Agencia Antidrogas de EE.UU.), quien declaró bajo juramento y por escrito ante el Comité Selecto de Inteligencia de la Cámara de Representantes lo siguiente: "... por una Orden Ejecutiva y una Decisión de Seguridad Nacional de finales de 1981, el vicepresidente Bush fue puesto como supervisor de todas las operaciones de Inteligencia de la administración..."

Había que apoyar al máximo a los contras nicaragüenses que peleaban para el gobierno de los EE.UU. contra los sandinistas en Nicaragua, pero existía una prohibición congresional, una ley que impedía apoyar a este movimiento con fondos federales, al respecto en su testimonio Castillo III explicó:

"... George Bush, su asesor para Seguridad Nacional, Donald Gregg (el mismo del narcotráfico de heroína durante la guerra de Vietnam con la compañía de la CIA Air América) y Oliver North, se dirigieron a ciertos gobiernos extranjeros y a contribuyentes privados para reemplazar los dólares del gobierno... a finales de 1984 Donald Gregg reunió a Oliver North y Félix Rodríguez, quien ya llevaba más de un año trabajando en Centroamérica bajo las órdenes de Bush. El 22 de enero de 1985, se reunieron Bush, Gregg y Félix Rodríguez, dos días después de esta reunión Rodríguez fue a El Salvador e hizo los arreglos para organizar su centro de operaciones en la base aérea de Ilopango..."

Comienza esta ilegal y supersecreta operación de búsqueda de dinero y abastecimiento a la contra. Su centro principal fue la base aérea de Ilopango en El Salvador, allí Félix Rodríguez que era uno de los jefes principales trajo, como ya vimos, a trabajar con él a Luis Posada Carriles, a quien sacó de una prisión en Venezuela.

Pero allí en Ilopango, además de la ilegalidad de la operación en sí misma, ocurrió algo todavía más grave que analizaremos la próxima semana. Los aviones que llegaban cargados de armas y suministros para la contra regresaban a los EE.UU. repletos de cocaína que se vendía en territorio norteamericano y con las ganancias se financiaba parte de la operación.

Tanto el entonces vicepresidente Bush como su asesor de seguridad nacional Donald Gregg han negado que conocieran de la ilegal operación y que Posada Carriles estuviera trabajando en la misma.

Según un artículo de Gerardo Reyes publicado en el diario El Nuevo Herald en junio del 2005: Durante una entrevista en Charleston, Carolina del Sur, Bush, siendo todavía vicepresidente, describió a Rodríguez como "un patriota’’ y negó que la Vicepresidencia estuviera dirigiendo la operación ilícita de suministros a los contras. "Decir que yo dirigía la operación [. . .] es absolutamente incierto’’, afirmó Bush.

Pero nuevamente los hechos apuntan en otra dirección:

En el ya citado estudio sobre Félix Rodríguez de Jean Guy Allard, este confirma que: En diciembre de 1985 George Bush recibió abiertamente a Félix Rodríguez en la Casa Blanca, con fotografías oficiales y protocolo completo. Rodríguez participó en la celebración de las navidades y el vicepresidente lo presentó como "un viejo amigo" de Donald Gregg y de él.

En su autobiografía, Rodríguez describe así el encuentro en la Casa Blanca: "... pude mostrar a Bush algunas de las fotos de mi álbum. El honor de estar con el Vicepresidente fue inmenso. Con el Sr. Bush es fácil hablar y él estaba interesado en mis historias".

Y según nueve fuentes diferentes, todas norteamericanas, entre las que mencionamos: el citado testimonio del ex condecorado agente de la DEA Celerino Castillo III, el Informe Kerry ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado y los libros El precio del poder, de Seymour Hersch y Fuera de Control de Leslie Cokburn, se conoce que:

Unos días después en la oficina de Bush, Félix Rodríguez se reunió con el coronel Sam Watson, representante de Donald Gregg en El Salvador y el coronel Steele para discutir la estrategia de la lucha de los contras.

En mayo de 1986 Rodríguez se reunió con Bush, Gregg y Oliver North en Washington.

En septiembre visitó a Bush y Gregg para quejarse de la calidad de las armas que mandaba el general Richard Secord, Gregg ordenó que las armas debían comprársele directamente a una de las fuentes de Rodríguez.

En octubre de ese mismo año 1986 el general Singlaub se quejó de que los "contactos diarios" de Félix Rodríguez con la oficina de Bush podrían poner en peligro al presidente Reagan y al Partido Republicano.

Además se conoce que Phyllis Byrne, secretaria de la oficina del vicepresidente Bush preparó el 16 de abril de 1986, según reveló la escritora y activista Jane Franklin en un ensayo publicado en el 2005, una solicitud de rutina para que Bush recibiera en una reunión a Félix Rodríguez donde este último "le brindaría un resumen al Vicepresidente de la situación de la guerra en El Salvador y el reabastecimiento de los contras".

Poco tiempo después, el 30 de abril de 1986, la secretaria Byrne le entregó a Bush un memorando preparatorio para una reunión que el vicepresidente iba a tener el 1ro. de mayo, y decía textualmente: "Félix Rodríguez el experto en contrainsurgencia quien está de visita proveniente de El Salvador le dará un panorama de la situación de la guerra en El Salvador y el reabastecimiento de los contras".

Puede alguien creer que ni Bush padre, entonces vicepresidente de los EE.UU., ni su Asesor de Seguridad Nacional sabían lo que estaba pasando en Ilopango, incluido el narcotráfico o la presencia de Posada Carriles.

Félix Rodríguez fue citado a testificar ante el Congreso durante la investigación, pero siempre protegió en su testimonio a George Bush. Al parecer, había mucho que esconder.

En una entrevista del año 2004 el ex agente de la DEA Celerino Castillo realizó la siguiente valoración: "la única razón por la que Félix Rodríguez no fue arrestado es por que él sabía dónde estaban enterrados todos los cadáveres de la operación Irán-contras. Él siempre ha sido un terrorista así como Osama Bin Laden y todos los terroristas que nosotros hicimos en el pasado".

Termina la ilegal operación y qué pasa con el viejo agente, ¿se retira? ¿se jubila?, él dice que sí, pero otros lo ven diferente.

De acuerdo a la revista norteamericana Rolling Stone: "en 1987 Félix Rodríguez aún iba a la sede de la CIA mensualmente para recibir tareas y de paso serviciar su Cadillac azul a prueba de balas".

Con posterioridad a esta fecha ha sido denunciado por las autoridades cubanas participando en varios planes de atentado contra el Presidente cubano Fidel Castro.

Recientemente fue designado jefe de la organización terrorista Brigada 2506 que agrupa a lo que queda de los derrotados mercenarios de Girón, donde por cierto, uno de sus últimos actos fue recibir en su sede y hacer miembro de la Brigada al actor y director Andy García quien aceptó "honrado".

Pero volviendo a una recurrente pregunta.

¿Cortaron gente como Posada y Rodríguez alguna vez sus vínculos con la CIA y la familia Bush?

El Miami New Times cita a Rodríguez autodescribiéndose en el año 2004 como un "héroe de la CIA".

Entonces, ¿sería solo por afinidad que George Bush padre calificó a Félix Rodríguez como "un buen amigo" y que le envió una postal de Navidad a finales de 1988?

Lo significativo es que lo hizo después del testimonio de Rodríguez ante el Congreso y ya electo como Presidente de los EE.UU., donde le escribió:

"Querido Félix: Gracias por tu nota del 18 de diciembre. Sí, la verdad es poderosa. Tú has dicho la verdad fielmente y has ganado mucho respeto en el proceso. Buena Suerte. Espero que 1989 sea más tranquilo que 1988 y esté lleno de gran felicidad para ti. Con admiración y respeto, George Bush".

Y si los Bush cortaron con Rodríguez, ¿cómo se explica esto que reveló en el 2004 la publicación Miami New Times: "el actual presidente Bush le envía una postal de Navidad cada año desde la Casa Blanca a Félix Rodríguez"?.

¿Por qué?

¿Qué le tiene que agradecer, qué le debe el actual Presidente de los EE.UU. a este viejo agente de la CIA y actual jefe de la organización Brigada 2506?

(Fuente: Granma/2006)

Lea también: 


 

Etiquetas: , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

La prensa española domesticada o durísimas críticas al periodismo español

20150325190658-gervasio-sanchez.jpg


1:53:24 p.m.

Gervasio Sánchez: “La prensa española está tan domesticada que ya no hay nada que se parezca al periodismo de investigación. Nos enteramos de la corrupción política y del desfalco bancario con años de retraso“. 

El pasado miércoles 19 de marzo, el periodista Gervasio Sánchez recibió el Premio Internacional Jaime Brunet a la Promoción de los Derechos Humanos, de la Universidad Pública de Navarra. 

En su discurso de agradecimiento Sánchez tuvo un emocionado recuerdo para quienes habían recibido este premio en sus ediciones anteriores; tras lo cual señaló que “Es doloroso recordarlos cuando ves cómo el oficio más bello del mundo vive su etapa más confusa y oscura en un estado de mercantilismo permanente que destruye como un virus letal los principios sagrados por los que muchos quisimos ser periodistas desde la infancia.”

Seguidamente el periodista laureado dedicó gran parte de ese discurso a realizar una durísima crítica al ejercicio de la profesión en España y a la responsabilidad de muchos de sus periodistas en esa situación. No tiene pérdida:

“La prensa española está tan domesticada que ya no hay nada que se parezca al periodismo de investigación. Nos enteramos de la corrupción política y del desfalco bancario con años de retraso. 

¿Dónde estaban los periodistas especializados cuando personas sin escrúpulos se estaban enriqueciendo o asaltando las arcas del estado? 

Yo les aseguro que estaban y sabían, pero callaban. Las entrevistas menos exigentes a empresarios, políticos, banqueros, se han hecho en este país cuando más saneadas estaban las arcas de los medios de comunicación. Los periodistas comenzaron a autocensurarse mucho antes de que políticos y banqueros los presionasen. 

La crisis de identidad, un estoque de muerte para nuestro oficio, empezó cuando directivos de medios reían las gracias a quienes inflaban la tarta publicitaria. Muchos rehúyen hoy de tipejos como Miguel Blesa como de la peste, pero ahí están las miles de fotografías de este personaje que representa la corrupción institucionalizada con la flor y nata de la política, el empresariado y el periodismo cuando se mostraba en todo tipo de actos públicos como el virrey bancario de Madrid. 

Vivimos una época curiosa, extremadamente cínica en mi profesión. Periodistas que mantuvieron estrechas relaciones con los poderes fácticos y que se encargaron de promocionar los intereses de sus amigos políticos y económicos se disfrazan ahora de paladines de la independencia. 

La vida de un periodista empieza en la cuna y acaba cuando agoniza en la cama. Lo que vale es toda la vida. Cuenta lo que hizo cuando era un responsable de un diario con intereses políticos y económicos. Cuenta las veces que no fue capaz de enfrentarse a la maquinaria infernal y prefirió no publicar historias que colisionaban con intereses ajenos al periodismo.

Las biografías periodísticas son una secuencia de etapas y vivencias, a veces labradas al calor de traiciones. Me molestan aquellas biografías sesgadas que sólo muestran la parte edulcorada. 

Hay periodistas que han estado años en puestos claves de los medios de comunicación, han callado todo lo que ocurría y han mandado temas importantes a la basura. Cuando se han ido del medio (por un ERE o un despido improcedente) se han llevado una sabrosa indemnización (todavía ocurre) y, es, entonces, cuando empiezan a despotricar. Acusan al medio de haber censurado informaciones cinco o diez años antes, con un retraso inaceptable, y empiezan su etapa independiente. 

Con un buen pellizco en el bolsillo hablan de otras formas de periodismo. Han sido capaces de callar cuando han echado a otros compañeros en el pasado, han sido insolidarios con los colaboradores, siempre maltratados económicamente salvo si perteneces a la espina dorsal del medio y cuentas con el favoritismo de la empresa. Y ahora se ponen a dar lecciones de moralidad y ética periodísticas. 

Con todos mis respetos esta forma de actuar, más común de lo que pensamos, no tiene nada que ver con la independencia, la valentía o la solidaridad. 

Yo les digo: por favor, hagan lo que quieran, pero no manoseen conceptos sagrados que refuerzan la integridad moral de un periodista.” 

Gervasio Sánchez continuó su intervención con críticas de no menor tenor a los gobiernos europeos —con mención especial de los españoles— asegurando “que los europeos seguimos patrocinando guerras en lugares alejados de nuestras vidas, que somos los principales exportadores de armas ligeras y que corrompemos, sin un ápice de duda, a cualquier gobernante sea elegido democráticamente o reconvertido en un vulgar tirano o dictador, si está en juego nuestros intereses mercantilistas”. 

Y señaló que “nuestro país, desprestigiado económicamente y sumido en la desolación política, ocupa la séptima posición mundial en la venta de armas, un inmejorable puesto en la champions league del mercadeo de la muerte. 

Contarles que todos nuestros presidentes, desde la muerte del anterior dictador hace casi 40 años, han ido multiplicando la venta de armas hasta convertir a nuestro país en una de las grandes potencias, violando sistemáticamente nuestras propias leyes de control de armas”.( Discurso completo de Gervasio Sánchez ) 

(Fuente: FESP)

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Ramonet: “Las redes son el perturbador más dominante”

20150325114517-ignacio-ramonet.jpg

 

6:39:29 a.m.

Ignacio Ramonet va directo al grano: sostiene que “la prensa escrita está en crisis” y señala que hay un cambio de era en este campo. El director de Le Monde Diplomatique en español cree que hay un “meteorito de Internet” que afecta a los medios tradicionales, esos dinosaurios que atraviesan graves problemas para mantenerse.

Del mismo modo reflexiona acerca del rol de las redes y del comportamiento político de los medios tradicionales con los gobiernos progresistas de nuestra región. De visita la semana pasada en nuestro país (Ecuador), dictó algunas charlas y sostuvo varios encuentros con políticos y periodistas para conversar sobre los acontecimientos del mundo.

—En América Latina hay medios de comunicación y gremios que se han convertido en actores políticos incluso contradictores de los gobiernos progresistas?

—Esto tiene un tiempo. Evidentemente han sido los principales opositores. En la experiencia que han vivido los países latinoamericanos donde gobiernos progresistas han sido elegidos por los ciudadanos, con base en un programa de reformas y transformaciones sociales muy importantes y no han sido elegidos, sino que han sido reelegidos. Observamos que ningún programa de transformación social en América Latina ha perdido una elección desde hace 15 años. Allí donde este tipo de reforma constructiva de izquierda, progresista, ha llegado al poder, democráticamente se ha mantenido hasta hoy, aunque los líderes han cambiado, como en Venezuela, Brasil, Paraguay…

—Pero, ¿están los casos de Honduras y Paraguay?

—Pero son golpes de Estado, no son los electores. En ningún caso los electores han rechazado esta propuesta. El único caso, si quieres, aunque no es pertinente, es el gobierno de Bachelet, cuando ella no podía volver a presentarse, pero el primer gobierno de Bachelet no podíamos calificarlo neoprogresista porque estaba gobernando con una alianza socialdemócrata, democratacristiano, aun en ese caso, después de la experiencia, Bachelet ha regresado con una coalición aún más ampliada con el partido comunista. Los electores no la han rechazado y, por consiguiente, eso ha significado la derrota de las fuerzas conservadoras tradicionales, que en algunos países han desaparecido, como en el caso de Ecuador.

—¿Quién ha sustituido en esos casos a las fuerzas conservadoras?

—Los medios, porque el empresariado, el poder económico, históricamente dominante en estos países, ha creído que con estos medios iba a manipular, llevar a cabo la contraofensiva conservadora. Por eso esa lucha ha sido tan importante y por ello muchos gobernantes han hecho de esa lucha una confrontación central, como es en Venezuela, Ecuador, en donde Rafael Correa, quizá de todos los presidentes de América Latina, es el que más ha tenido conciencia de que esa lucha era fundamental; también en Argentina, en donde ha habido un enfrentamiento importante contra el grupo Clarín, que domina el 80 por ciento de medios (prensa, radio y TV) de ese país. Estos medios se han erigido en oposición oficial, cuando no es su función, pues su función es informar, no ser partidos políticos.

—Pero esa función tiene eco y prestigio en ciertos sectores y al mismo tiempo cuentan con un gremio (la SIP) que quiere incidir hasta en las mismas elecciones, como ocurrió en Brasil…

—Claro, precisamente los amigos del Partido de los Trabajadores (PT), gobernante, Lula (Da Silva) o Dilma (Rousseff) no consagraron la importancia necesaria a crear un sistema público de comunicación e información. Primero, porque nunca tuvieron mayorías claras, gobernaron con los parlamentos que negociaban, no tuvieron las manos libres y los empresarios que en Brasil disponen de grupos importantes, como el Grupo Globo, no les permitieron. De hecho, no creo que tuvieran la voluntad, y así la hubieran tenido, no creo que les habrían dejado desarrollar un grupo público de medios como se ha hecho en otros países, como Ecuador, Venezuela y Argentina.

—¿Hay un cambio en el terreno de los políticos para constituirse en comunicadores políticos y asumir como parte de su estructura formativa la comunicación?

—Sí, el ejemplo lo tienes aquí. El presidente que más ha integrado esa idea es Correa. Desde el punto de vista teórico y académico, es alguien que ha estudiado la comunicación después de llegar a la Presidencia. Ha sacado una serie de conclusiones sobre el poder mediático, su funcionamiento, cómo se puede elaborar un contrapoder mediático y esto hoy en día es indispensable, es un parámetro fundamental. Pero claro, también hay que ver que eso evoluciona. Muchos dirigentes hacen un análisis de los medios, que es lo que se podía hacer hace 10 o 15 años, pero hoy la reflexión debe integrar las redes sociales, que son el principal actor en la movilización social. De hecho, si quieres, la mayoría de estos gobiernos padece una ofensiva que ya no es megamediática, sino micromediática.

—¿Es aconsejable enfrentarse a la gente en redes como lo hace el presidente Correa? ¿Eso es válido en el tema de la disputa política?

—No sé si un presidente debe entrar ahí. Una cosa es hacer una consideración general y otra poner en marcha igual que un gobierno o una empresa, que tienen un departamento de comunicación, y hoy día los gobiernos y empresas inteligentes tienen un departamento de respuesta rápida mediante el uso de Twitter, Facebook, blogs, páginas bien elaboradas en la web. Ese es el buen nivel de respuesta. Excepto que haya algo más importante. Yo no veo a un presidente establecer un diálogo crítico con un tuitero, o algo así.

«Decía esto porque, en alguna medida, la derrota que ha infligido Rafael Correa a ese sistema de comunicación tradicional se trasladó a las redes, en las que ahora los ciudadanos son los que confrontan esa tensión con el Presidente…

«De igual manera que frente a los megamedios, los medios públicos han desarrollado una política de financiación y desarrollo de megamedios públicos, de igual manera hay que desarrollar una política en el campo de la comunicación con respecto a los micromedios. Para eso hay que tener una reflexión de cómo están funcionando».

—¿Hasta dónde los actores políticos progresistas, de izquierda, deben modificar sus comportamientos políticos en función de generar una comunicación política para un mundo más polarizado en ese territorio?

—La mayoría de los gobernantes hoy se ha preocupado de desarrollar su comunicación, mediante Twitter, e informan personalmente, como el presidente Maduro, que tiene un seguimiento de Twitter continuo. Obama tiene 47 millones de seguidores en Twitter, tiene mayor alcance cuando comunica por Twitter antes que por la televisión, porque no hay ninguna televisión en EE.UU. que tenga 47 millones de telespectadores. Hoy forma parte de la comunicación elemental de un dirigente.

—Y a pesar de ello, como ocurre en Venezuela, Maduro no logra romper el desequilibrio sobre la realidad de ese país…

—Porque allí sí hay una conspiración mediática internacional y contra Venezuela siempre hubo una alianza de contrarios, porque la característica de Venezuela es que acumuló los adversarios socialdemócratas y los adversarios del conservadurismo tradicional. En particular hay un odio socialdemócrata hacia Chávez, porque lideró la rebelión del 92 contra un presidente socialdemócrata con mucha influencia en la Internacional Socialista, Carlos Andrés Pérez. Eso creó mucha confusión en el seno de la izquierda durante mucho tiempo, y entonces, mientras hubo esta confusión, los medios edificaron una imagen primero de Chávez como dictador, autoritarista, cuando era lo contrario, pero esa imagen se quedó y hoy día esa ofensiva sigue con nuevas formas, porque a los medios internacionales se ha sumado la operación de tipo de ‘revolución de colores’ con las redes sociales que también difunden este mismo mensaje.

—¿De qué manera la viralidad de la información no contrastada de estas redes afecta a la democracia? ¿Qué puede hacer el ciudadano?

—Estar bien informado siempre es muy difícil; si antes no fue fácil, peor va a ser ahora; entonces el problema no ha cambiado. Lo que las redes añaden ahora es más confusión y más ruido. Las redes no imponen una versión dominante, aún no son el medio dominante. Son el perturbador dominante, pero no son el medio dominante. Por el momento, los medios dominantes siguen siendo los medios tradicionales. El problema de los medios tradicionales es que económicamente no son viables, tienen los pies sobre unos cimientos frágiles, pero siguen siendo dominantes.

—En la generación de opinión pública…

—Claro, siguen generando la matriz dominante.

—¿Cuán mejor estamos comunicados ahora con la proliferación de medios, fuentes, redes, etc.?

—La característica de la información es que siempre es mala información, siempre estar bien informado es un trabajo. Tú no puedes exigir de manera pasiva que vas a recibir buena información. Eso es prácticamente imposible. Yo digo en uno de mis libros: “Informarse cansa”, es un trabajo y, si lo tomamos como tal, podemos informarnos, si no, no nos vamos a informar bien. La información se ha vuelto muy compleja y, por consiguiente, las críticas que se desarrollan obligan al sistema mediático a corregirse o a adoptar una posición dogmática afirmada. Por ejemplo, hoy se desarrollan mucho los medios partidarios que han admitido que no son objetivos, como la cadena Fox, en EE.UU., que es un canal ultrarreaccionario, ultraconservador, que así se asume y la gente lo ve porque así se reconoce.

—Muchos catedráticos hablan de la telebasura, ¿es factible hablar hoy de redes basura? ¿Cómo se puede recuperar la calidad de la información en estas redes basura?

—Hay telebasura y teleexcelente.

—Entonces ¿ahora hay redes basura y redes excelentes…?

—Así es. Si yo tengo una página de Facebook, puedo decir que no es basura, evidentemente, pero hay bastante gente que tiene redes sociales o blogs. Hoy en día hay blogs de una inmensa calidad. Recuerdo cuando ocurrió lo de Fukushima; nadie sabía qué era y hubo una cobertura mediática que ignoraba lo que era Fukushima y no sabía que era una central nuclear. Entonces los medios empezaron a decir que no había peligro, que se podía seguir consumiendo las legumbres, pero varios profesores de asuntos nucleares, en sus blogs, demostraron científicamente lo que pasaba. Y eso, reproducido por algunos periodistas que se dieron el trabajo de leerlos, tuvo una influencia muy interesante. Los blogs o la información de las redes puede ser muy buena o muy mala, pero eso forma parte de la vida.

—¿Pero no ponen en riesgo la calidad de la información?

—No, la mejoran, porque hoy día, por ejemplo, las redes funcionan como un gran corrector. Si un medio dice una enorme mentira, las redes lo van a corregir y van a difundir el error. Las redes han hecho las principales revelaciones de este tiempo. No son los periódicos, no son los medios los que han hecho las 2 grandes revelaciones de los últimos 5 años, como son WikiLeaks y Edward Snowden, de cómo el superpoder imperial estadounidense ocultaba información sobre los atropellos cometidos en Afganistán o en Irak. Eso no lo hubiéramos sabido por los medios, lo supimos por las redes, por WikiLeaks. Tampoco sabíamos que la NSA nos estaba vigilando; y no tanto a nosotros, que no tenemos importancia, sino que estaba vigilando a nuestros presidentes, a nuestras FF.AA., a nuestros servicios de inteligencia y a las empresas de punta; y eso lo supimos gracias a WikiLeaks y Snowden. Hoy, las redes son el complemento indispensable y, en sí, un medio de información.

—Usted tiene un libro que se llama La explosión del periodismo, ¿cómo está manifestándose esa explosión de redes sociales, blogs, medios digitales, en el ejercicio real y práctico del periodismo? ¿No cree que puede ocurrir, paradójicamente, una incomunicación por saturación?

—Mi último libro de comunicación esencialmente trata de la crisis de la prensa escrita. Es decir, cómo la prensa escrita está padeciendo el impacto de Internet y de las nuevas tecnologías de la información. Parto de una constatación: hoy en el mundo centenares de periódicos —que aún no hace mucho tiempo dominaban la opinión pública— han desaparecido. Llamo a esto la gran extinción, al igual como en ecología se habla de extinción de animales. Como cuando hubo un meteorito que cayó en Yucatán y puso fin a la era jurásica con la desaparición de los dinosaurios, de igual manera, el impacto de Internet ha provocado una serie de consecuencias que hace que los ‘dinosaurios’, los grandes grupos mediáticos de prensa, estén desapareciendo. Prácticamente hoy, en el mundo desarrollado central, no hay un periódico de prensa escrita que no tenga enormes dificultades.

—¿Qué tipo de dificultades?

—Que hayan reducido su paginación, si han sobrevivido, que hayan reducido su plantilla, cesando a miles de trabajadores. En este momento, en el mundo, hay decenas de miles de periodistas que han sido despedidos. Un diario como El Pais, de España, despidió hace año y medio a 30% de su plantilla de un solo golpe. La mayoría de los diarios están perdiendo dinero. Algunos semanarios que hace algún tiempo temían una influencia radical en la sociedad como en EE.UU, The Time, News Week, han desaparecido o se han vendido por un euro. Estamos ante el fin de una era del periodismo.

—¿Algunos autores estadounidenses llaman el inicio del periodismo posindustrial?

—La constatación es esta: donde antes había unos imperios mediáticos, basados en particular en la influencia de la prensa escrita, hoy día hay unos desiertos o unas ruinas y efectivamente porque la prensa escrita aún pertenece al mundo industrial. Por ejemplo, aquí en los pasillos de este diario he visto unas fotografías que son típicamente de la era industrial: con unas rotativas, galpones, imprentas, una clase obrera vinculada directamente, eso ya no existe; es decir eso desaparece en la era de lo inmaterial. Los aspectos industrial y material de la prensa escrita ahora juegan contra ella, en una era en donde lo inmaterial se impone. Partiendo de esa constatación, la pregunta es: ¿qué es el periodismo hoy?, por una parte está esa interrogante, pero por otro hay otro cuestionamiento fundamental: ¿qué es un periodista hoy?

—¿Y qué es el periodismo hoy?

—Al mismo tiempo que ocurre esa desaparición masiva, esa extinción masiva de toda una especie de periodismo, al mismo tiempo se está produciendo lo que podríamos llamar un cambio de era. Estamos viendo cómo surge una nueva generación de periodistas porque ahora se plantea una situación central: ¿qué es el periodismo? En la medida en que el periodista o el periodismo ha perdido el monopolio de la información. En una sociedad hasta ahora, la información la manejaban los periodistas.

—¿Y ahora la información está manejada por los ciudadanos?

—Ahora, la maneja todo el mundo y eso evidentemente es —estructuralmente— un cambio enorme. A la vez eso es la realización de un sueño de los que pensaron una democracia avanzada, en la medida que es una democratización de la información teóricamente. Por qué me cuestiono: ¿qué es la democratización de la información? Que todo ciudadano pueda producir su información.

—¿El prosumidor?

—Sí, es decir el ‘prosumidor’ que es productor y consumidor. No es solo consumidor, sino, también, productor. Él sabe producirla y eso crea que hoy no se sepa qué es un periodista. Si todos somos periodistas, entonces ¿qué es ser un periodista? En dónde está la especificidad, quiero decir. Si tú y yo, la gente de la calle es periodista, que tiene de particular un periodista

—¿Perdió ese prestigio y esa autoridad que tenía?

—Perdió la autoridad, el monopolio de la información y también su rango social, el estatus social. Pero esto no quiere decir que todo esto se perdió al mismo tiempo en todos los países. He analizado como la televisión, 5 o 6 años después, está viviendo el mismo fenómeno; es decir, la desaparición de las masas de audiencia. La televisión lo que hoy pierde es la audiencia, la audiencia se le va. Ningún canal de televisión en el mundo tiene hoy decenas de millones de telespectadores porque han desaparecido por la multiplicidad de la oferta y de las posibilidades de comunicar o de ocio. Si te pasas 3 o 4 horas con tus redes sociales, pues es obvio que no estás delante de la televisión.

—En esta crisis que usted menciona, de la prensa escrita frente a la tecnología, ¿se puede hablar de comunicación al poner una información en 160 caracteres cómo permiten las redes sociales como Twitter y Facebook? ¿Es esto comunicación o mera información?

—No, es comunicación. No sé si sea información, esa actividad de “mosquito” perturba al funcionamiento de la información porque ahora en Twitter se puede enviar de todo, se pueden enviar fotos y video. Twitter ya no es los 140 caracteres, Twitter mismo ha evolucionado porque la tendencia general hoy de las redes sociales es de abandonar los caracteres de la escritura para ir a la imagen. Hay un cambio de la esfera Gutemberg a la esfera icónica, imagen. Evidentemente no estamos aquí hablando de calidad, sino sencillamente de masividad de la información, que crea varios problemas.

—¿Qué tan bueno es que el ciudadano tenga el control de estos medios?

—El ciudadano tiene la ilusión de que tiene el control de estos medios. El ciudadano lo que sabe hoy, cada vez más, es utilizar estos dispositivos. Primero porque son fáciles de utilizar, segundo porque son relativamente baratos y tercero porque estos dispositivos permiten tener una centralidad que hasta ahora no tenía el ciudadano. Hasta ahora lo que caracterizaba al ciudadano es su pasividad frente a los medios. Su única función era recibir, salvo algunas variaciones en las radios en donde se puede telefonear y dar su opinión, pero los medios centrales tenían una posición que yo llamó del sol. Eran soles, el sol solo tiene planetas que giran a su alrededor y envía sus rayos y lo que podemos hacer es padecer los rayos del sol. Hoy no hay sol, desaparecen los soles y lo que hay son soles reducidos al formato de un granito de polvo. Cada uno somos granitos de polvo. Pero si tomamos otra metáfora y decimos que somos una abeja o una avispa, entonces, cada avispa puede construir en un momento determinado un enjambre que puede actuar unido, que es lo que ha sucedido con lo que llamamos las revoluciones de los colores, la pirámide árabe, los indignados, etc. Esa pequeña posibilidad de comunicar con mis 40, 60, 200 amigos, en el mismo momento, todos aquellos que tienen 200 amigos, transmiten una información que, inmediatamente, de manera viral, comunica a decenas de millones de personas, eso pone en marcha un efecto palanca, que puede incluso tener el efecto de derrocar una dictadura como ocurrió en Túnez. Pero también puede tener la debilidad o la flaqueza de ser penetrado por un virus, que le hace hacer acciones al servicio de una inteligencia que está manipulando a ese grupo como se hace en Venezuela.

—¿Los medios tradicionales deben voltear a mirar a estas nuevas plataformas?

—Hoy, un medio debe tener diferentes plataformas. Debe tener su plataforma on-line porque un periódico por definición sale una vez al día, en 24 horas ocurren cantidad de cosas. Hoy el ritmo normal de la información ya no es 24 horas, hoy el ritmo normal de la información es la instantaneidad, por muchos defectos que tenga la instantaneidad y por más críticas, que por ejemplo yo he generado para la instantaneidad. El periodista es el analista de un período, pero hoy el período es el instante. Hoy hay instantaneistas y si no hay instantaneistas hay que tener por lo menos una persona que siga al instante la información y que complete el periódico que es más de análisis, que tiene un ritmo más lento por definición. Además hay que tener sus propias redes sociales (Twitter, Facebook) y por qué no plataformas audiovisuales. La característica tecnológica permite que un medio sea todos los medios. Hoy los medios deben ser multimedia. Ya no hay distinción tecnológica entre lo escrito, sonido e imagen. No hay distinción, con la misma tecnología puedes difundir texto, imagen y sonido.

(Fuente: Cubadebate/ El Telégrafo)

Etiquetas: , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Una 'Obvia y Notoria’ Injusticia, dice Assange sobre su asilo

20150319123826-0011424277.jpg

 

7:18:19 a.m.

Por qué eligió a Ecuador para su asilo y sobre la investigación en curso de Estados Unidos sobre WikiLeaks, habla Julian Assange con TeleSur

Autoridades Suecas anunciaron el viernes su disposición de entrevistar finalmente al editor en jefe de WikiLeaks, Julian Assange, pero una investigación secreta de Estados Unidos ha atrapado, sin cargos, al editor insurgente en la embajada de Ecuador en Londres.

El lunes 16 de marzo se cumplieron mildías desde que Assange solicitó asilo. En una entrevista exclusiva con teleSUR, Assange dijo que existe un creciente reconocimiento de que la situación es injusta.

Assange habló con Chris Spannos, editor de teleSUR. Chris Spannos

(CS): ¿Por qué elegiste buscar asilo en la embajada de Ecuador? Julian Assange

(JA): Esa es una historia interesante.

Cuando empezamos nuestras principales publicaciones de cable para América Latina en 2011, el gobierno Ecuatoriano, a diferencia de cualquier otro gobierno, nos pidió que aumentemos la velocidad de nuestras publicaciones y que publiquemos más material sobre Ecuador y no menos.

Esa fue una señal muy interesante e inesperada y el Viceministro de Relaciones Exteriores salió en ese momento y dijo que Ecuador debería ofrecerme asilo en Ecuador. Había habido algún debate interno y las cosas se habían movido un poco, pero ese tipo de apertura me dejó mirando al Ecuador de una manera particular.

El gobierno había mostrado un historial de participación basada en principios bastante robustos, por ejemplo, la eliminación de la base de Estados Unidos en Manta, en el 2008.

Ecuador no estaba solo, estaba en un contexto Latinoamericano más amplio, ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América), por lo que si Ecuador tomó esa decisión valiente y de principios, tendría apoyo. El presidente de Túnez también me había ofrecido asilo.

En Túnez habíamos participado en los primeros días de la revolución y el pueblo Tunecino es firme partidario de WikiLeaks. Pero sentí que Túnez, a causa de la matriz regional en la que está incrustado, no tendría apoyo de Arabia Saudita y no tendría apoyo de Qatar.

No tendría apoyo de los países que le rodean. Mientras que Ecuador tendría respaldo y apoyo de los países vecinos. Otro factor importante es que Ecuador es una verdadera democracia.

Tal vez China podría haber sido una opción. Pero China no es una democracia verdadera. Eso podía crear algunas dificultades en la vida que podían a su vez crear dificultades de relaciones públicas; tales como, ¿WikiLeaks realmente apoya la democracia y la libertad de prensa? Además, Ecuador es un punto culminante de la naturaleza, el montañismo y la pesca. Ecuador es un país bueno para eso también.

Estos fueron los juicios primarios. Un poco más tarde me vine a dar cuenta que Ecuador es políticamente interesante. Sí, tiene su cuota de problemas, pero se está moviendo muy rápidamente para tratar de resolverlos en un montón de maneras muy interesantes y creativas.

No todos ellos con éxito, pero otros si, con mucho éxito; en ese sentido, es un país más intelectualmente interesante que Venezuela, que era otra opción.

CS: En el tema de tu asilo, dime sobre el contexto más amplio de la investigación Estadounidense a WikiLeaks

JA: Bueno, yo ya había tenido una serie de roces y casos legales con los grandes bancos y el gobierno de Estados Unidos antes. Nuestras publicaciones, que comenzaron en 2010, desataron un gran conflicto con el gobierno Estadounidense.

Como resultado, los EE.UU. comenzaron lo que llaman una investigación completa del gobierno, que incluye a más de una docena de diferentes agencias Estadounidenses y que se cree ha sido la investigación más grande a un editor. A medida que ha transcurrido la investigación, la competencia entre los distintos organismos sobre quién es el líder, se ha aclarado.

Ahora lidera la investigación el Departamento de Justicia, División de Seguridad Nacional, el Departamento de Justicia, División Criminal y el FBI como una clase de botas sobre el terreno.

Mucha información ha salido a través del tiempo sobre los EE.UU. formalmente admitiendo documentos en la corte en febrero, hace poco más de una semana, eso es un multi-tema, continuo, de largo plazo, en la investigación y otras conclusiones, diciendo que WikiLeaks es el objetivo central de esta investigación, no Chelsea Manning, quien ya ha sido tratado.

No se trata de una investigación que se limita simplemente a los Estados Unidos. Las diferentes agencias involucradas incluyen a la Agencia de Seguridad Nacional, la CIA, la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA). La CIA y la DIA, es públicamente admitido.

La NSA, que se encuentra en los documentos de Snowden y también otros registros que salieron desde el Pentágono. De acuerdo con los registros de Snowden, me pusieron en una lista de persecución de la NSA en 2010. Sin embargo, sabemos que la inteligencia militar de Estados Unidos me estaba espiando desde el 2009 en Alemania.

El FBI ha realizado sus actividades en Europa, Islandia y Dinamarca; la inteligencia militar de EE.UU. en Alemania; y el FBI también en el Reino Unido; y EE.UU. y, o, la inteligencia Sueca, en Suecia. Con el transcurso del tiempo hemos pasado, de una posición de defensa en estos casos, a la ofensiva.

Lo que he sido capaz de hacer realmente gracias al asilo de la embajada, y ahora que hay una situación estática [en la embajada Ecuatoriana] podemos planear un poco más. Hemos presentado casos criminales en contra de las actividades de inteligencia de Estados Unidos en Alemania, donde la inteligencia militar Estadounidense salió de sus bases en Wiesbaden y bajó a Berlín para espiarme a mí y a uno de mis amigos, Jeremy Zimmerman, quien dirige un equipo de libertad de prensa en París.

La causa penal en Dinamarca el año pasado, en relación con las acciones ilegales del FBI en contra de nosotros en Europa. El FBI envió un jet privado secreto a Islandia donde habían contratado a un informante de la embajada de Estados Unidos en Islandia. El gobierno Islandés se enteró que lo hicieron sin autoridad, y pidió a [los EE.UU.] que salgan. Ellos [los EE.UU.], entonces, movieron al informante alrededor de una serie de diferentes hoteles en Islandia para interrogarlo.

Finalmente fueron expulsados ​​del país por el ministro del Interior. Luego llevaron a ese informante, que estaba siendo pagado, a Washington DC y lo interrogaron durante otros cinco días, y ahí, participan en diversos planes para tratar de conseguir que el informante robe discos duros de Inglaterra, y se dedican a otros interrogatorios con él y a transferencias de efectivo —al menos dos— por lo que ese es objeto de otra denuncia penal en Dinamarca en relación con el FBI y los pagos ilícitos en efectivo que hicieron a ese informante. 

Así que esa es la mayoría de los aspectos de la causa penal en los Estados Unidos. Algo importante sucedió a principio de este año en relación con Google. El gobierno de Estados Unidos consiguió, mediante citaciones, toda la información que Google tenía —email, términos de búsqueda, etc.— de tres de nuestros periodistas: Sarah Harrison, Kristinn Hrafnsson y Joseph Farrell. Estas citaciones fueron importantes. Ya que no sólo colocan a Google bajo una mordaza, sino que las citaciones judiciales revelaron una especie de ataque legal que el gobierno de Estados Unidos está haciendo contra los medios de comunicación y WikiLeaks. 

Así que su defensa es que se están investigando —lo que suma 45 años de prisión— espionaje, conspiración para cometer espionaje, piratería informática, conspiración en general, y robo de información del gobierno de Estados Unidos. Estos cargos son muy interesantes ya que son algo así como cruzar el espectro de los diferentes tipos de cargos. 

Están tratando de muchas, muchas maneras diferentes de atacar a la Organización y a mí, usando cargos de conspiración por un lado, pero también cargos de no-espionaje por otro, lo que hace más fácil la extradición de personas, ya se puede ver un poco de esto, acaba de ocurrir un caso en Canadá, donde extraditaron a alguien con éxito por un cargo no relacionado con conspiración, a pesar de que pidió asilo en relación con su investigación de espionaje. Los dos cargos de conspiración son detalles. 

Pero pongamos esto en el contexto global de lo que está pasando. WikiLeaks no publica en los Estados Unidos. WikiLeaks no se ha registrado en los Estados Unidos. WikiLeaks es una editorial en una variedad de jurisdicciones: Islandia, Francia, en un momento Suecia. Así que, ¿cómo es que los Estados Unidos reclaman jurisdicción para procesar por estos delitos? 

Lo que los Estados Unidos está reclamando es que cualquier información sobre ellos, les da competencia, y si publicamos información que vino del gobierno de Estados Unidos, entonces ya tienen jurisdicción para procesar a los editores que están fuera de los Estados Unidos, debido a su conexión. 

Ahora, la forma en que los periodistas y editores trabajan es que algunos periodistas reciben algo de una fuente y luego lo comunican a otros periodistas en la organización; a los editores y sub-editores, al editor, al distribuidor, a los individuos de la tecnología, y así sucesivamente. 

Lo que el gobierno de Estados Unidos está diciendo es que este flujo de información, que se produjo dentro de WikiLeaks como un medio de comunicación, es una conspiración. Por lo que han elaborado una manera de enredar a un medio de comunicación en la jurisdicción de Estados Unidos, basados en la información que llega a través de un periodista que trabaja para esa organización. 

Etiquetas: , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

“La caída de Venezuela es la caída de Latinoamérica”

20150316184053-embajador-de-venzuela-en-chile.jpg

 

1:21:50 p.m.

Así lo afirmó el embajador de Venezuela en Chile, Arévalo Méndez, quien conversó este 11 de marzo con El Ciudadano, acerca de diversas materias: la presencia militar estadounidense, el futuro de la energía y el petróleo en el mundo, la situación política actual en Venezuela, el rol de los medios de comunicación en la crisis venezolana, entre otros.

—¿Cuál es su visión acerca del entramado político que se está viviendo en la región y en el mundo? 

—Creo que el mundo está en una crisis real, incluso con mucho riesgo. Ya no es raro que en Europa y en los Estados Unidos se hable, incluso, de bombas nucleares para Irán, Ucrania, etc.

«Estados Unidos tiene un estrés geopolítico desde 1918, cuando los bolcheviques llegan y EE.UU. se entendió con una ideología y una propuesta económica y cultural sustancialmente y diferentemente contrapuesta a lo que Estados Unidos estaba diseñando en ese entonces.

«América para los americanos y eso implica una concepción de hegemonía en el mundo.

«Tiene estrés geopolítico porque ese empeño y ese gasto de recursos milmillonarios para hacer retroceder a ese segundo polo a nivel mundial que fue la Unión Soviética, y encontrarse ahora no solamente con Rusia, el país más grande y rico del mundo, con un liderazgo que entre otras características, es un liderazgo que no afloja, es un liderazgo consciente y sobre todo que es un liderazgo muy joven. Putin creo que no llega a los 60 años. Muy joven e impulsador. En Europa lo acusan de impulsivo, yo creo que es impulsador de nuevas tesis acerca de que el mundo no va a encontrar paz ni espacios para el desarrollo económico y el encuentro entre naciones sino es, al menos, con el surgimiento del nuevo polo, pero que ya no es un polo centrado en una nación, sino es un polo centrado en un eje en el cual se incluye China».

—¿Cómo entra Venezuela en todo esto y cómo se ve afectada América Latina por ese estrés geopolítico?

—China y Rusia llegan de la mano de Chávez a Latinoamérica. China y Rusia no contaban con este continente para nada. Rusia desapareció desde la Unión Soviética, desde la crisis de los cohetes el año 1962 y es desde aquí que de repente, iniciándose el siglo XXI, aterrizan China y Rusia a Latinoamérica de la mano de Chávez. Llegó a Venezuela y después se expandió a Brasil, a Ecuador, a Bolivia, a Argentina y resulta ser que en estos días me he leído un reportaje que China se ha convertido, en apenas unos 8 años, en el gran banquero de Latinoamérica y eso tiene una connotación geopolítica tremenda y se siguen sumando factores que ponen a Estados Unidos a bailar arriba de un “chapero”. Ese es el estrés geopolítico. Y por ahí entra, por supuesto, Venezuela y varios países en Latinoamérica.

«Además de eso nosotros, lo que le hemos dejado de enviar petróleo a Estados Unidos se lo estamos enviando a China y esto por supuesto que son desafíos y son afrentas al poder hegemónico.

«Y aquí aparece, entonces, un segundo estrés: el energético. Tú sabes que la disputa, además de las fuentes de energía, es por dónde van los corredores de suministro energético. Esa es la guerra en Croacia y esa es la guerra que Rusia pudo evitar muy rápido en Crimea y por supuesto está ocurriendo en Medio Oriente que no se sabe qué pasa allá, como nunca se supo porque allá su cultura medio oriental es incomprensible y ahora tenemos, por ejemplo, el esquema éste de trabajo geopolítico de Estados Unidos con el Estado Islámico, que crean ese monstruo y ahora no hallan qué hacer con él.

«Ayer lo decía el vicepresidente de la República en su mensaje anual en el que da la rendición de cuentas ante la Asamblea Nacional. Si nosotros sumamos las reservas de petróleo, Venezuela es la 3ª potencia energética del mundo. Campos petroleros, yacimientos petroleros muy ricos y que están apenas a 6 días de las refinerías norteamericanas, a diferencia de los veintitantos días que se demora desde Medio Oriente».

—¿Existe una atadura comercial, en este caso de Venezuela con Estados Unidos, por el hecho de ser un polo energético?¿Cree que hay una forma de dependencia comercial de Venezuela con Estados Unidos?

—Indudable. Nosotros no tenemos la tecnología que manejan sus empresas, en las que son dueños y señores de la tecnología de todo el mundo en la extracción petrolera.

«Nosotros no manejamos tecnología sísmica para el descubrimiento y todo lo que tenga que ver con tecnología exploratoria y buena parte de la producción, pero en algo hemos avanzado. Con China por ejemplo, Venezuela, después de 100 años de explotación petrolera jamás en Venezuela se había construido un taladro de perforación».

 —¿De manufactura venezolana?

—Sí. Lo estamos haciendo ahora con China. Siempre eran americanos, por obligación.

«Bueno, hay un relativo grado de dependencia con esta empresa. Nosotros no nos negamos a la idea de comerciar con diferentes rubros, no solamente con el petróleo, con Estados Unidos. Pero hemos logrado reducir, aplicando las técnicas de mercado que es mejor no poner todos los huevos en la misma canasta. Ahora estamos enviando la mitad de nuestras exportaciones a China y Singapur, no exclusivamente a Estados Unidos.

«Y siguiendo con mi análisis, el tercer estrés es el financiero, el económico. Ya Estados Unidos no es la primera potencia económica. Detrás de la pérdida de ese puesto de privilegio que ahora asume China, viene el Yuan. ¿Qué va  a pasar con el dólar?. Yo estoy pidiendo a Caracas una investigación. El yuan creo que alcanza apenas un 6% de las transacciones económicas mundiales, pero la pregunta es ¿cuánto ha perdido el dólar en los últimos 3 años?».

—¿Cree usted, Embajador que en la actualidad exista algún líder, algún político que tenga la consistencia, las condiciones y la resonancia que tuvo el presidente Chávez?

—Los liderazgos aparecen y desaparecen porque el liderazgo, al fin y al cabo, es idea que moviliza, es idea que impulsa ideales y que fija objetivos estratégicos a futuro.

«Yo lo que creo es que ahora hay un liderazgo compartido, sobre todo en la organicidad que Latinoamérica ha tomado en estos últimos años. Nosotros somos testigos excepcionales y hasta agraciados de lo que Latinoamérica está viviendo ahora. La creación de la CELAC pone de un lado y pone en su verdadero rol a la OEA. La OEA no es sino el punto de intento de encuentro de una Latinoamérica y el Caribe siempre subyugada y pateada por Estados Unidos. La OEA adquiere el nivel que verdaderamente debió haber tenido, un punto de encuentro entre dos concepciones diferentes: la doctrina Monroe con la doctrina Bolívar. Para eso es la OEA. Ahora, la aparición de la CELAC comienza a tomar estructuras concretas, estructuras muy fuertes, muy consolidadas, alrededor de la idea de que Latinoamérica tiene que despegarse definitivamente de otras concepciones que no se ajusten a sus propias realidades».

—El presidente Chávez y el presidente Maduro son figuras potentes que generan devociones casi religiosas, logrando una suerte de aceptación sin miramientos, como si fueran caudillos. ¿Qué pasa, justamente, con estos liderazgos mirados como impulsores de un proyecto político consistente, pero que también son objetos de caricaturización y sorna? ¿existe según usted, algún liderazgo que se aleje de esa figura, como el presidente Mujica, quizás?

—Creo que el gran legado de Chávez es haber generado toda una estructura, una organicidad y liderazgo en América Latina, eso es innegable. Mujica es un caso particular, pero tenemos también el caso del presidente Correa, del presidente Evo Morales, Sánchez Cerén ahora, lo que ha sido siempre el presidente Fidel Castro, con liderazgos muy consolidados.

«La derecha y la extrema derecha le dicen a esto populismo. He leído cerca de unas 40 acepciones de populismo y una de esas acepciones dice que populismo es la democracia directa».

—Es como una democracia sin intermediarios.

—En una oportunidad le escuché a Enrique Iglesias, el presidente del Banco Iberoamericano de Desarrollo, que él consideraba de que Chávez era un populista. Él dijo: “para mí populismo es ofrecer lo que no puede darse” y Chávez ha hecho todo lo contrario, ha dado sin ofrecer nada. Chávez llegó montado sobre la idea de una Constituyente para refundar la República, pero nunca ofreció ni siquiera hospitales, no ofreció nada.

—Entonces ¿ahí no había un programa político definido previo como por ejemplo pasó acá en Chile con Bachelet?

—Dos cosas: Nacionalización del petróleo y una Constituyente.

—Esos fueron los dos ejes.

—Sí. No se pudo ofrecer nada, hospitales, etc. Lógico que lo iba a hacer con la sensibilidad, el conocimiento de Chávez y el conocer profundamente una sociedad.

«Entonces eso de populismo, depende. A mí hay acepciones de populismo que me gustan, por ejemplo democracia directa. Si ser demócrata directo, es decir la democracia que atiende a la gente, en buena frase lincolniana, democracia entendida como gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo, soy orgulloso de ser populista. O hablar de demagogia en el populismo, bueno sí, hay populismo en la demagogia, pero qué de demagogo hay en no ofrecer nada y entregar mucho. Esa es la gran pregunta.

—Embajador, usted tiene una formación militar, ¿qué opinión le merece la presencia de bases militares estadounidenses en América Latina? 

—Entre otras razones, por los campos petroleros venezolanos; entre otras razones por los recursos, y no solamente de Venezuela no solo por los recursos de Venezuela. Poco se habla pero si te pones a ver el arco, no solamente las siete de Norteamérica, la base norteamericana en Curazao, también, ahí sobre las costas venezolanas; también se están abriendo bases en Perú y en Paraguay, etc. Hay un rodeo completo a los campos petroleros de Venezuela, a la Amazonía por lo que la Amazonía significa y al acuífero guaraní. Ahí está: biodiversidad, agua y petróleo. Ahí está la presencia completa en forma de medialuna, sobre Venezuela y Brasil, por la Amazonía y por el acuífero guaraní y por el petróleo de Venezuela.

—Hace algunos días atrás, el presidente Evo Morales comparó la intervención golpista que hubo en Chile durante la Unidad Popular con lo que está aconteciendo actualmente en Venezuela ¿Está de acuerdo con esos dichos?

—Totalmente, totalmente. Los Estados Unidos se incomodan frente a un país encabritado como Venezuela, un país díscolo, por cierto. En estos días decía Obama “con nuestro poder militar, tenemos que torcerle el brazo a aquellos países que no hacen lo que queremos”, no se refiere hoy específicamente a Venezuela, pero vemos que es Venezuela, que es Irán, que es Siria, es Rusia y es China, también. Y lo otro que dijo después fue que “tomaremos las medidas adecuadas para encauzar a Venezuela”, aunque sin mencionar literalmente a Venezuela.

«Lo que dice el presidente Evo Morales es cierto y lo han dicho varios presidentes, lo han dicho líderes y hay estudios que dicen que a Venezuela lo que le está ocurriendo es que Estados Unidos se ha visto obligado para domesticar Venezuela, desempolvar la carpeta de Kissinger.

«En estos días el presidente tomó algunas decisiones con respecto a Estados Unidos: están entrando muchos gringos a Venezuela, disfrazados de pastores, no sé qué cosa, y tenemos la sospecha incluso de que hay funcionarios del Departamento de Estado que no han sido acreditados como diplomáticos pero que trabajan desde adentro. Por eso estamos en pie para que todo norteamericano que vaya a Venezuela tenga visa. Se están tomando medidas en particular. El presidente le dio 15 días al gobierno norteamericano para que adecuen su embajada. Había cien diplomáticos».

—¿Cien diplomáticos?

—Sí, cien diplomáticos en la embajada.

«A ellos les parece que la embajada venezolana en Washington tiene muy poco personal. Ahí uno entiende todo esto.

«Nosotros estamos ajustados plenamente, sin fisura alguna, en el derecho internacional. Lo de la exigencia de visa a los gringos para que ingresen a Venezuela, es condición de reciprocidad. Los venezolanos necesitan visa para ir a Estados Unidos, tienen que someterse a una rifa, inscribirse en esa rifa cuesta 100 dólares, y después te pueden decir que no, sino clasifican la rifa.

«He visto por ahí, en alguna prensa de derecha chilena, que es un irrespeto que tanto Maduro como Chávez quieran ponerse a la altura del presidente Allende. En primer lugar, cada líder tiene su propia circunstancia y sus realidad con la que lidiar en tiempo y espacio en cada una de las sociedades. En ningún momento, el presidente Chávez ni el presidente Maduro han tratado de equipararse. Lo que sí han dicho es que el esquema que está aplicando Estados Unidos en Venezuela es la misma carpeta de Kissinger con algunas variantes. Ahora se incluye, por ejemplo, el golpe suave que no existía para ese entonces y hay que entender que existen diferencias bastantes pronunciadas entre el caso de Chile y Venezuela. En Chile para entonces, primero, no existían las redes sociales y ese es un elemento formidable que opera para uno y para otro lado, tanto en contra como a favor.

«Otra diferencia es que en ese entonces, Chile no tenía un país vecino que les extrajera alimentos, medicamentos y combustible. Venezuela enfrenta un problema más grave que lo que fue para Chile. Es el mismo esquema, pero multiplicado por 10.

«Ahora, nada que haya hecho mella políticamente, claro que eso tiene un efecto político desfavorable a la revolución, pero es acogedor cómo la derecha, la extrema derecha en Venezuela, se van a las colas que ellos mismos generan con el desabastecimiento, el ocultamiento, el contrabando hacia Colombia, etc. y se van a las colas en los automercados a repartir boletines, pero la misma gente los arrugaba y se los tiraba a ellos en los pies, o sea, un pueblo consciente y una mayoría consciente. Y hay una claridad. Hoy las encuestas dicen que a pesar de este problema generado por la guerra económica, el Gobierno ganaría las elecciones parlamentarias. Así que no nos extrañe nada que faltando una semana, como pasó el 2005, la derecha, la extrema derecha se retire de las elecciones parlamentarias».

—¿Cuál es el rol de los medios opositores como Venevisión? ¿Qué resonancia, qué trascendencia tienen dentro de esta sensación  y este clima de crisis que existe en Venezuela? Lo otro ¿Y el gobierno de Nicolás Maduro censura estos medios?

—En lo absoluto. Si hubiese censura en Venezuela son los mismos medios de comunicación quienes regulan sus transmisiones. Hay un hartazgo en la clase media de Venezuela por lo que sus canales y su prensa ofrece. Ya no les ofrece cultura, ya no les ofrece la lectura política veraz, con crítica al gobierno, incluso. Porque esto sigue igualito.

«Incluso, está el caso más grave que es un caso que incluso se estudia en varias escuelas de periodismo en el mundo: el caso de Globovisión y de cómo aterrorizó a una clase media y la obligó a marchar y convertirla en carne de cañón de su propia apetencia. Cambió de dueños y ¿qué tiene que ver el Gobierno con eso? Dicen que el Gobierno presiona a los dueños, ¿de qué forma los va a presionar? No hay forma de que el Gobierno presione.

«Ahora, teniendo claro esto, se critica que el Gobierno le niega publicidad a los medios de comunicación. Entonces, primero afectan una realidad diciendo que no son medios para comunicar sino para vender bienes, servicios, etc. Y lo segundo es que, en qué ley divina, en cualquier país del mundo, se obliga a que un gobierno financie su propio derrocamiento.

«El 80% de los medios de comunicación en Venezuela son antigobierno, son antiproyecto de cambio, no antibolivariano ni antichavista, sino que son proclives a oponerse a un cambio en Venezuela. Ahora bien, ningún gobierno es tan estúpido como para financiar un autoboicot. La primera obligación de un gobernante demócrata es asegurar que la democracia persista. Hay un empeño en los medios de comunicación, en las corporaciones mediáticas, de que Maduro tiene que dejarse derrocar porque sí o porque sí, entonces, es una cosa de tarados, medio imbécil proponer eso.

«Anoche, el presidente presentó el video del famoso comunicado que ya estaba preparado para mostrarlo el 12 de febrero en un canal, Televen. Anoche lo dijo el presidente, no lo estoy diciendo yo, lo están diciendo los golpistas, Televen. Sin embargo hoy, Televen, amaneció con sus transmisiones normales. El presidente decía que esto será objeto de investigación, pero no se está planteando que Televen vaya a cerrar, sin embargo el canal tendrá que explicar a los organismos de investigación, contestarles unas 3 o 4 preguntas, y a lo mejor no tienen nada que ver, es posible que no tengan nada que ver.

El viendo en cuestión pide una junta de Gobierno de transición compuesta por civiles. Yo pregunto quiénes son los civiles y no para entregarles el poder sino para saber en qué mundo andamos.

«Le voy a comentar lo siguiente: acá hay tres canales en la parrilla de DirectTV, no sé si en otras empresas de cable: CNN, AXN y TNT.  Yo no sé de dónde transmiten esos canales, pero aparece mucha publicidad venezolana. Hay segmentos con pura publicidad venelozana. Eso de esas publicidades y campañas, eso no es de gratis, porque a los dueños de TNT, quizás no le guste Chávez, no le guste Maduro, a ellos eso les importa un comino, solo lo que les interesa es tener propaganda.

«Por supuesto estos grupos económicos que han perdido las élite económicas tipo Machado, Ledezma, Caprile, son ricachones desde siempre, no quieren ceder al poder y por supuesto tienen que pagar eso.

—A propósito de su mención a Ledezma ¿cree usted que la detención de Ledezma profundiza un poco la sensación de crisis a nivel mediático?

—La primera obligación de un demócrata es que persista la democracia. El primer compromiso de la democracia es que persista la democracia. Y es curioso,  yo supongo que la gente que sea capaz de interpretar, de una u otra ideología, de una u otra corriente política, cuán mal y débil está el presidente Maduro, cómo entonces el presidente no se atreve a detener el sistema judicial que enjuicia a un líder de la extrema derecha como Antonio Ledezma. Eso indica que allá o hay un compromiso abierto con la democracia y con un proceso de cambio o se está jugando un riesgo no calculado. Por supuesto que es lo primero.

«Sin democracia no hay nada y eso lo tenemos más que conocido y asumido en Latinoamérica. Pero no solo eso, anoche el presidente explicó bien de cómo Ledezma era uno de los correajes de los oficiales implicados y de otros civiles implicados en la conjura de febrero de este año. Aunque hay otros investigados que aún no están detenidos, así que imagínate la gravedad.

—Es decir hay mucha más gente involucrada todavía y que imagino tienen ciertas posiciones de poder.

—Ahí está María Machado que está investigada; hay un diputado, Julio Borges, que está investigado, no lo han imputado aún. Las corrientes políticas de la revolución presentaron una denuncia con pruebas contra 13 diputados, o sea, un gobierno debilitado como dicen ellos, como dice el gran corporativismo mediático internacional, un sistema supuestamente debilitado, igual sigue adelante con los procesos judiciales a quién corresponda.

«Yo no creo, por ejemplo, que el sistema político de Chile se vaya a debilitar porque un empresario X se vaya detenido. La justicia es la justicia, acá, en Venezuela, en Estados Unidos».

—Por último, Embajador, quería preguntarle acerca de esta idea que postulan algunos organismos internacionales y que señalan que, supuestamente, habrían atentados a los Derechos Humanos dentro de Venezuela. ¿Es cierto? ¿Cree que se exagera? ¿Cree que hay una suerte de manipulación de la información desde organismos disidentes u opositores?

—Dentro de este empeño y este empuje de los Estados Unidos, ellos terminaron por sacar a Uribe, alguien nefasto como ese, cuando voceros políticos en todo el mundo se pronunciaban contra el Gobierno. Lamentablemente se están poniendo al lado de Uribe, ahí no hay mucha vuelta de tuerca.

«Ahora bien, Estados Unidos ha logrado apartar un poco a Uribe en estos últimos meses del tema Venezuela y ahora le han entregado ese testigo a Pastrana. Pastrana seguramente tiene intereses económicos afectados en Venezuela, por el asunto de los dólares, y ha hecho una campaña sistemática en contra de Venezuela. Salió a decir que Venezuela o se va de la OEA u obedece a la OEA.

«Violación de Derechos Humanos en Venezuela, nada. Absolutamente nada. Lamentablemente, ese concepto que quien viola los derechos humanos de las personas son los Estados, pero Caprile se mandó hoy sus frustraciones, por no decir la palabra que él dijo en televisión, con lo que pasó con los 13 muertos, entre ellos un niño, asesinados en Maracaibo, pero él no sería violador de Derechos Humanos. Y mira qué curioso, Caprile es parte del Estado, Caprile es el Gobernador, entonces él es el Estado, así que por antonomasia, Caprile es un violador de Derechos Humanos. Él tiene una investigación abierta. Lo que pasa es que las autorías intelectuales son difíciles, no tanto de demostrar, sino difíciles de concretar como denuncias».

—Ahora, ¿cómo es llamado a denominar el hecho de que Caprile y Leopoldo López ordenen asesinatos? ¿Cómo es la figura, finalmente?

—Supuestamente se violaron los Derechos Humanos de Ledezma porque fue detenido, esposado, encapuchado y golpeado. Yo te voy a entregar un video que es revelador de una cuestión totalmente diferente a esa.

«Por supuesto el derecho a la expresión, la libertad de expresión es un derecho humano. En todo caso, él estaría violando el derecho humano del presidente Maduro de ser respetado. No hay otro país en el mundo, de hecho no sé si esto se aceptaría en Chile, en que un tuitero con nombre y apellido propio, escriba que hay que matar a Maduro.

«En Estados Unidos hay 10 ciudadanos presos esperando sentencia, incluso hay uno condenado a 14 años porque dijo que la mujer de Obama era fea, pero con Maduro se llama abiertamente al asesinato, abiertamente al asesinato. O va una pancarta enorme en una marcha de la derecha en Venezuela que dice “No me quiten mi derecho a la expresión”, todo eso en una pancarta. Todas estas cosas son imbecilidades. No se les está violando el derecho, sino todo lo contrario. En Venezuela se están preservando y si hay un gobierno en Latinoamérica que es muy vigilado sobre esto, casualmente es Venezuela. En materia, por ejemplo, de libertad de expresión, es llamativo que el asesinato de un negro en Estados Unidos, porque es política de ellos, el asesinato a un negro por el mismo hecho de ser negro o mira el video en donde salen 5 a 6 policías disparando contra un indigente en una calle, en una ciudad norteamericana. Eso no llama la atención. Ahora bien, el asesinato lamentable y repudiado de este joven Roa, asesinado en San Cristóbal, repudiado por todos en Venezuela, ese sí, ese sí levanta un escándalo.

«Los 43 estudiantes de Ayotzinapa no llaman tanto la atención como lo que dice Machado, lo que dice López. Nosotros entendemos que esta encrucijada en la que nos vemos envueltos nos somete al dictamen y a la visión de todos los poderes trasnacionales, sobre todo a la de los Estados Unidos y somos muy vigilados, pero bueno, nosotros estamos convencidos de que los cambios en Venezuela no solamente son necesarios sino que ahora descubrimos que son perfectamente posibles.

«Venezuela es el objetivo más valioso para los Estados Unidos, en este momento, en Latinoamérica. El más valioso. Entre otras razones, no solamente porque hemos tenido el atrevimiento de decirle NO a Norteamérica, no solamente porque Chávez haya sido el gran propulsor con Nestor Kirchner y Lula de no al ALCA, eso para los Estados Unidos sigue siendo una espina lacerante que no logran sacarse. Pero cayendo Venezuela, cayendo el proceso bolivariano en Venezuela, es decir acabando con la revolución, comienza el resquebrajamiento de CELAC y de Unasur. De hecho ya se acaba ALBA, se acaba, Petrocaribe, Telesur pasaría a ser una repetidora de CNN, el resquebrajamiento de la OPEP, en donde Estados Unidos ha venido molestando y resquebrajándola. Recordemos que en los ochenta, Reagan dijo “pondremos de rodillas a la OPEP”. Y ese “pondremos de rodillas” fue la destrucción de Irak, la destrucción de Libia, prácticamente están destruyendo a Nigeria, para rodear y acabar con la OPEP.

«Nosotros no somos el primer productor de petróleo dentro de los países OPEP, es Arabia Saudita, pero bueno, lo árabes tienen mucho que decir ahí. De manera que rompiendo las líneas estructurales de la revolución bolivariana, desaparece CELAC prácticamente.

«Los pueblos en Latinoamérica tienen que fijarse mucho en eso.

«La caída de Venezuela es la caída de Latinoamérica».

(Fuente: elciudadano)

 

Etiquetas: , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Periodismo sin vértigos y con el hada azul de Pinocho

20150315195824-sin-vertigos-hada-azul-pinocho.jpg


2:51:38 p.m.

Por Mercedes Rodríguez García

Antes de ser Nobel, García Márquez fue periodista raso, «el máximo peldaño de la profesión» a los ojos del colombiano que siempre vivió con la duda de y si él era escritor o reportero, pero con la certeza de que le abría «paso en la vida al mejor oficio del mundo». Y aunque eso lo dijo en «los tiempos del cólera» desde entonces no encuentro expresión más cabal para definir la profesión con la que me gano el pan diario.

Vincular al Gabo con el periodismo no es nada nuevo. En todas las biografías que he leído primero se le define periodista y luego, escritor de novelas. Lo que viene al caso este Día de la Prensa en Cuba es el compromiso del oficio en los tiempos actuales, donde abunda la información, y lo que se escribe hay que diferenciarse por la calidad de su contenido y la amenidad de la forma.

Quienes nos leen no tienen por qué conocer el intríngulis de nuestro trabajo. No tienen por qué saber si somos redactores, reporteros, periodistas o escritores, si tenemos o no un título de licenciado colgado en alguna pared de nuestras casas.  En última instancia, ellos nos perciben en las palabras, esas que han de ser como uno mismo para que no suenen falsas ni discordantes, para que todo lo profundo se vea claro desde la superficie.

Ese es el primer desafío, signado en la actualidad por el de evolucionar a la par de los nuevos tiempos, si se quiere trascender las fronteras de lo rutinario, para que nadie se queje de lo que publican nuestros medios, ni tengamos que echarles culpa a los socorridos gajes del oficio.

Un día, mientras me entrenaba en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana para dar clases de Periodismo en la carrera que se abriría en la Universidad Central, Julio García Luis me preguntó qué importancia tenía para mí la labor del periodista como profesional. Y más o menos, pensando que debía responder al profesor y no al colega y amigo, le respondí:

«Lo primero que tengo claro es la razón de ser del medio y del periodista. El periódico tiene una misión de carácter social y todo lo que en él se publique tiene que dirigirse a garantizar el flujo de trabajo en beneficio social. Lo que vaya en contra de esta necesidad vital de la prensa tenemos que combatirlo, aunque hay veces el propio periodista se autocensura y prefiere irse por la tangente».

—Esa no es Mercedes, respóndeme menos doctamente.

Mi discurso tenía la retórica de la academia, y no revelaba en lo más mínimo mi estilo ni sentimiento auténtico de periodista rasa.

Y como el magnífico pedagogo que siempre fue, reformuló la interrogante.

— ¿Cómo tú sabes lo que tienes que escribir para que no te censuren?

 —Me pongo del otro lado de la computadora y pienso que le estoy hablando a una persona, diciéndole lo que siento, lo que le interesa al otro; como decía el Hada Azul a Pinocho, dejando que la conciencia me guíe.

No volvió sobre el tema, e imagino que le agradó lo de Pinocho. Años después, en su tesis doctoral aparece, a modo de exordio, el diálogo, tal y como lo escribió Collodi, el autor de la fabulosa historia del muñeco de palo. Y sí —para los suspicaces— algunas veces me he autocensurado; no por miedos, más bien por prudencia, que no es condición peyorativa del periodismo, sino muestra de sensatez, cordura, juicio, discernimiento, madurez.

Nuestro oficio es difícil, pero eso a nadie le importa. Oficio de intruso, le llamó alguien. Tiene mucho de juez: nos asiste autoridad y potestad para calificar y arbitrar; de fiscal: representamos y ejercemos el ministerio de la opinión pública; y de policía: estamos obligados a observar y guardar el cumplimiento de lo legislado para el mejor gobierno. El periódico —escribió Martí— « (…) Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender al bien público».

El periodismo no es trabajo para lucrar, se gana poco y se sacrifica mucho, se da demasiado sin pedir nada a cambio. ¡O te corrompes! Al final sacas cuenta y abundan más las reprimendas que las felicitaciones. Como dice el refrán: «Palos porque bogas y palos porque no bogas». Mas, quien lo lleva en la sangre, vive feliz ejerciéndolo, mucho más si sabe que lo ha hecho de manera responsable y con calidad, en aras del desarrollo material, espiritual y moral del ser humano, a favor una conducta cívica consciente, fundada en el conocimiento de las realidades de su patria y del mundo.

No, no somos tan obedientes ni complacientes como pudieran pensar algunos. Y pienso en esa herencia que nos legaron Rubén Martínez Villena y Pablo de la Torriente Brau, dos de los más paradigmáticos, herejes e iconoclastas periodistas de quienes guardo referencias, y que deberíamos imitar sí es que la imitación, además de revolucionaria, nos toca en letra y espíritu.

Será peliagudo por las circunstancias en la que se desenvuelve la Cuba actual, sumida en hondas transformaciones y sin hacer concesiones a quienes que piden que las hagamos.

Pero sí, tenemos que representar mejor los intereses de nuestra gente, para que nuestra gente nada tenga que buscar fuera de nuestro periodismo. «Sin despintarnos», como acertadamente ha dicho Antonio Moltó Martorell, presidente de la Unión de Periodistas de Cuba.  

Desde el punto de vista revolucionario, no importan las discrepancias; lo que importa es la honestidad con que se opine, escribió Fidel hace ya unos años a los periodistas cubanos. Y eso tienen todavía que introducirlo en sus cerebros y colocarlo entre las primeras tareas de su agenda «ejecutiva» directivos y funcionarios, sean o no del gremio.  

Cuba requiere más que nunca movilizar la inteligencia, el esfuerzo y el compromiso de cada cubano. Y no existe mejor instrumento que el buen periodismo, aunque ello se ha dicho muchas veces, de maneras distintas y en variados escenarios.

Lo nuevo, repito, son las circunstancias, que colocan al periodismo cubano ante el grande y oportuno reto de comunicar desde los datos y hechos las urgencias y victorias cotidianas. Y habrá que asumirlo para juntar y amar, sin retórica ni triunfalismo; hurgando en la llaga hasta encontrar el forúnculo; chapeando la maleza, pero dejando las flores que crecen dentro de lo fragoso.

Ya lo hemos experimentado: en los errores y vacíos de nuestra prensa viene a pescar quien no es amigo. Al menos, no le facilitemos el anzuelo y mucho menos, la carnada.

Se acercan tiempos para probarnos una vez más, y no hay espacio para la fatiga o el mareo.

El periodismo, —con o sin internet— seguirá siendo un trabajo difícil, espinoso, pero también «el oficio más hermoso del mundo». ¡Pura adrenalina! para mantenernos vitales y caminar briosos esa cuerda floja por la que habrá que avanzar, con o sin vara para mantener el equilibrio. Quien padezca de vértigo, que no se suba, y si lo hace, que consulte primero al Hada Azul de Pinocho.  

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas: , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Caturla era muy él mismo

20150308022444-foto-dedicada-a-sus-padres.jpg

 

8:12:48 p.m.

Por Mercedes Rodríguez García 

En junio de 1975 Bárbara Sánchez reveló por primera vez a la prensa pasajes inéditos sobre Alejandro García Caturla, el músico, abogado y  juez remediano del cual cuidó desde niño y a quien permaneció atada hasta el mismo día en que un matón le quitó la vida. «Era muy él mismo», es el testimonio de esta mujer, que nació y vivió casi un siglo en la pronto cinco veces centenaria villa de San Juan de los Remedios.

Aquella mañana de junio Bárbara Sánchez me esperaba, bañada y olorosa a jazmín en su casa de la calle Claribel entre Franco y Subirana. 

Caturla era muy él mismo

Hasta la anciana de 85 años [1] me llevó mi amigo Miguel Martín Farto, compañero de andanzas literarias, por entonces estudiante de Medicina. «Abibe tiene muchas reservas con la prensa, pero si te la ganas, es toda tuya», me advirtió por teléfono días antes. 

Por suerte no tuve mayores percances. Solo una pregunta, formulada a destiempo, pudo haber arruinado el curso de la entrevista: 

—Bárbara, después que mataron a Caturla, ¿quien volvió a tocar su piano? 

Cuando mataron a Alejandrito se acabó la casa de los Caturla allí nunca más sonrió nadie ni se volvió a escuchar el piano». 

Lo dijo de un tirón, mirándome fija y retadoramente, sacándole voz a los años. Y como si pasara un ángel, imperaron segundos de silencio. Después, sin que mediaran preguntas, arrancó a hablar. 

Dejo pues a Bárbara dueña absoluta de la historia y del espacio.   

¡CANTA, ABIBE, CANTA! 

«Casi al año exacto de casados, doña Diana dio a luz a Alejandrito [2], que fue el primero de cuatro hermanos. Yo tenía 16 años y me había acostumbrado mucho a la señorita de la casa, por eso cuando mi señora se casó me dije: ’voy a extrañar a la señorita porque ahora se va a vivir sola. Tengo que hacer algo.’ Y con mucho respeto, por todo el cariño y distingo que le tenía, se lo pedí. Entonces me respondió: ’Está bien, es buena idea, pero antes hay que contar con papá, si está de acuerdo, te vas con nosotros.’ Por eso es que vi crecer a Alejandrito.  

«A él lo amamantaron Teotista, Andrea y Lucía, tres negras de la antigua dotación, pero no esclavas, porque hacía más de veinte años que se les había dado la libertad y ya se les pagaba un salario [3]. 

Yo nací en la casona que era de sus abuelos y luego de sus padres, en la calle General Carrillo [4] . Se puede decir muy bien que vivió allí, porque fue en ese lugar donde pasó los mejores ratos de su infancia y adolescencia, incluso, allí sentó su despacho de abogado.  

« Lo vi muy bonito, casi recién nacido, con su pelo muy negro. Le ponían unos mamelucos preciosos, de género muy fino, todo de blanco, con cintas y encajes. Yo me bañaba hasta dos veces en el día para estar siempre limpia cuando lo cargaba. 

«Mientras lo dormía le cantaba rondas y nanas muy lindas, y ya de dos años más o menos, cuando por alguna razón me callaba, él me decía: ’Canta, Abibe, canta’. Entonces continuaba con sonsonetes o alguna canción de cuna africana hasta que se quedaba rendido.  

«Todos lo mimaban. De niño no le faltó nada. Le daban unas cajitas llenas de monedas de oro para que se entretuviera. Él las sacaba y las regaba por el piso, las ponía en fila o en pila según el tamaño, se acostaba en el suelo y, desde esa posición, las contemplaba alelado… ¡No! No le daba manotazos ni nada de eso. Yo creo que él imaginaba cosas, ¡vaya usted a saber qué cosas!» 

SE PASABA LA VIDA CANTANDO 

«Casi toda la familia por parte de doña Diana tocaba el piano y, chiquitico, de tres o cuatro años más o menos, se sentaba a tocarlo, digo, a sonarlo, porque sus deditos iban de un lado a otro de las teclas, sin notas pensadas. Yo le decía que se bajara, que lo iba a desafinar, pero no me hacía caso porque la familia se lo consentía todo. Después sí, una maestra de aquí de Remedios, le dio clases de música.[5]  

«También le gustaba hacerse pasar por director de teatro. Se reunía con sus primos y amiguitos del barrio e improvisaban actuaciones. Ponían una sábana como telón de fondo, el repetía lo que debían decir, tocaba algo al piano y los demás cantaban y bailaban.  

«Ese muchachito era tremendo, se pasaba la vida cantando, yo creía que en vez de músico iba a ser cantante o actor de teatro, y ya ve usted, fue hasta juez. ¡Y qué clase de juez! Ya crecidito me decía: ’Tú veras, Abibe, deja que yo sea grande, todo el mundo va a hablar de mí.’ Óigame, y así mismito fue.  

«Alejandrito casi siempre jugaba en la casa, pero a veces lo dejaban ir a un solar cerquita donde se juntaba con un montón de negritos. Debe haber sido por allí donde lo interesaron en los bembés y cabildos de nación. Yo creo que por ahí le entró el gusto por lo africano, a tal punto que tuvo 11 hijos en dos matrimonios con negras. Fundó dos familias [6], como se decía entonces, de color. Pero para que usted vea, fue un padre muy preocupado, joven, pero muy preocupado.  

«También fue muy buen hijo. La madre se desvivía por él y él también la adoraba. Doña Diana era muy aconsejadora cuando él salía del pueblo: ’Alejandrito, no vayas a sacar la mano cuando vas por la carretera; no te acuestes tarde, no dejes de comer ni te agotes tanto trabajando.’ Cosas de madre, porque Alejandrito era lo más responsable que usted pueda encontrar.  

«Él me decía: ’Abibe, es que mamá se cree que yo soy un niño. ’Y para mí nunca dejó de serlo. Si me lo hubiera permitido yo hubiera sido hasta su guardaespaldas, que por cierto, nunca quiso tener.  

«Se llevaba muy bien con sus hermanos. Él llegaba a la casa y se sentaba al piano y a veces su hermana Laudelina cogía la guitarra y se ponían a tocar los dos. ¡No, mi hija, qué me voy a acordar de la melodía! Eran muchas, a veces hasta inventadas en el momento. Alejandrito tocaba también la viola, el violín y creo que el clarinete y otros más de viento.  

HASTA SU CASA IBA LA GENTE A PEDIR JUSTICIA 

«Como abogado era muy bueno y, como juez, muy recto. Bueno, de esta parte no le puedo contar muchas cuestiones porque no hablábamos de esos asuntos. Tal vez Catana [7] pueda contarle más en particular. Lo que si sé es que Alejandrito nunca dejó de escuchar a nadie que fuera a verlo. Hasta su casa iba la gente a pedir justicia, y él los escuchaba muy atento, sin reproches, sin un gesto de desagrado.  

«Todo el pueblo lo quería, digo, toda la gente buena de este pueblo. Porque Alejandrito también tenía enemigos. Sí, politiqueros unos y delincuentes otros. Los primeros querían administrarlo cuando él hacía justicia. El no diferenciaba a los acusados ricos de aquellos que nada poseían. Multaba o metía preso a todo el que no cumpliera con las leyes.  

«Una vez hizo dormir en la misma celda a un comerciante que tenía mucho dinero aquí. Los familiares del rico querían llevarle una cama con colchón para que durmiera, y Alejandrito dijo que no, que ahí todos tenían que dormir igual. Eso lo recuerdo porque levantó mucha polvareda y lo incomodó tanto que lo hizo soltar hasta una palabrota, no tan fuerte como las que grita cualquiera ahora, pero sí un ’¡Caramba! ¿Qué se ha creído? ¿Que el dinero diferencia los huesos de los ricos y los huesos de los pobres?’. Tenía fama de hombre incorruptible, y así fue hasta su muerte. 

 «Otra vez, en un pleito grande, Alejandrito ya tenía todas las pruebas para condenar a un asesino, pero con muchas influencias políticas. Bueno, por todas partes que pasaba Alejandrito buscando pruebas y más pruebas, lo que encontraba era chanchullos, mentiras y amenazas. Un día llegó a la casa y me dijo: ’Abibe, lo peor es que yo sé lo que hay y me quieren hacer el bobo’. Esa fue una de las pocas veces que lo vi triste y muy serio.  

ERA LO QUE SE DICE UN HOMBRE METÓDICO 

«Sí, sí, era muy pulcro en el vestir, siempre de traje y sombrero, se veía muy buen mozo. Los zapatos siempre le brillaban cuando salía de casa, pero muchas veces regresaban empolvados o enfangados cuando hacía las gestiones a pie.   

Caturla era muy él mismo

«Tenía todo muy ordenado y no gustaba que nadie le tocara sus libros y mucho menos sus papeles. Aunque tenía quien le hiciera las gestiones, por ejemplo ir al correo, él personalmente  buscaba la correspondencia. Decía que para dar un paseíto y estirar las piernas.   

«Era lo que se dice un hombre metódico. Se levantaba muy temprano y trabajaba hasta eso de las doce del día. Regresaba a la casa, se aseaba, almorzaba, reposaba, merendaba algún jugo, jugaba un tiempo con sus hijos, y luego se iba a casa de sus padres que era donde tenía el piano, y entonces se ponía a tocar. Por la noche se ponía a estudiar algún caso o una partitura. A las once más o menos ya iba y se acostaba.  

«La muerte de Alejandrito fue un golpe muy grande. Había que ver el entierro, una verdadera manifestación, y aunque la comparación no es la mejor, tan grande como en las fiestas de los Siete Juanes.  

«Detrás de su muerte había muchos. Una vez dos de mis hijas llegaron a un central, creo que Adela, y en una tribuna improvisada había encaramado uno de aquellos politiqueros de la época. Cuando se bajó alguien se le acercó —que mis hijas lo escucharon muy bien— y le dijo que a Caturla lo habían matado. ¿Y sabes lo que respondió?: ’No ahora, a ese lo debían haber matado diez años atrás’. ¡Qué hombre tan desvergonzado!   

«Un día que regresaba de Placetas, Alejandrito me dijo que Catana lo había advertido que no cogiera siempre por el mismo lugar, porque ya una vez, en Palma Soriano le había hecho un atentado. No lo mataron por puro milagro. 

Los enemigos le salían por todas partes, por Ranchuelo, por Buena Vista, por Remedios mismo. Yo creo que él sabía que lo iban a matar porque preparó el testamento para que sus hijos no se quedaran sin nada. Yo no sé como se enteró doña Diana, pero un día, de mandada que era cuando se trataba de Alejandrito se fue hasta la mismita mansión de de la familia de Gómez Gómez en Santa Clara, para pedirle que a su hijo no podía pasarle nada.  

«Pero Alejandrito era algo así como maniático, rebelde, jorocú. Por aquí, decía, y por aquí cogía. No por terquedad en cuestiones de justicia. En lo demás, no tenía prejuicios, vivía su vida: él era muy él mismo. ’Yo no tengo que huir ni esconderme de nadie, Abibe, yo no soy un bandido, soy un hombre leal a la ley’. Así me contestaba siempre que yo también le tiraba de los pelos por lo despreocupado que andaba de pueblo en pueblo.  

QUERÍA UN PIANO CON SU DINERO 

«En el museo están el traje que traía puesto el día que lo mataron [8]; el sombrero, todo aplastado, y los espejuelos con los cristales rajados. «No, mi hija, ¡qué va!, ¿yo al museo? En realidad no me gusta ir, si algún día no me queda más remedio, tal vez… 

«Tampoco me gustan las conversaciones. Uno dice cosas y después ponen otra, por eso nunca doy entrevistas. A usted, porque viene recomendada por su amigo, que me conoce y sabe como soy.

Usted pregunta mucho y a veces me dice palabras muy delicadas de responder, cosas que no fueron como la gente dice, la gente inventa mucho.

«¿Qué de qué me lamento? ¡Vaya, caray: de nada! Porque ni de negra ni de vieja, que negra y vieja voy a ser por mucho rato. Siempre ando así, con calma, sin molestarme, limpia por fuera y por dentro porque de nada tengo que arrepentirme.  

«¿Con respecto a Alejandrito? Haber, déjeme hacer más memoria que la que he hecho hasta ahora... Quizás de que no hubiera podido comprar un piano con su dinero, para tenerlo en casa, con sus hijos. Me hago la idea que en uno de sus viajes a la Capital tenía visto uno. Pero ya ve, lo mataron, lo mataron antes de cumplirse el sueño. Hay sueños que no se dan, y cosas que una jamás sueña y ocurren. Así es la vida. [9]

Notas:

[1] Bárbara Sánchez nació el 4 de diciembre de 1890. Murió en su Remedios natal, el 31 de abril de 1991, a poco de cumplir los 100 años.  

[2] Alejandro Evelio García Caturla nació el 7 de marzo de 1906, en Remedios, entonces provincia Las Villas.

[3] La Ley del 12 de febrero de 1880 de abolición de la esclavitud, no convirtió automáticamente a los esclavos en hombres libres. En virtud de la formulación legislativa, el antiguo amo abonaría al esclavo «liberto» solamente una parte del salario que por su trabajo debiera recibir, si fuera libre, pasando la otra parte a manos del amo en calidad de indemnización, por la pérdida que representaba liberar al esclavo.

[4] Hoy Camilo Cienfuegos No. 51

[5] Se refiere a la profesora María Montalbán.

[6] Caturla tuvo dos uniones consexuales al mismo tiempo: Catalina y Manuela, negras y hermanas.

[7] Bárbara se refiere a Catalina Rodríguez (Catana) con quien tuvo tres hijos.

[8] Alejandro García Caturla falleció el 12 de noviembre de 1940, al ser baleado por un matón que lo había amenazado para que no lo acusara en un juicio, a lo que el músico respondió que cumpliría con la justicia.

[9] Parte de este testimonio aparece en el reportaje «Alejandro García Caturla: Resplandor contra todas las sombras» publicado por la autora en el periódico Vanguardia del 15 de junio de 1975. 

Etiquetas: , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Nombres de "Ángel" para la guerra

20150305011444-francisco-ciutat-de-miguel.jpg

 

6:56:28 p.m.

Mercedes Rodríguez García

Pisó suelo cubano poco después de la explosión del vapor La Coubre en la rada habanera, la tarde del 4 de marzo de 1960, procedente de la Unión Soviética. Por motivos que muy pocos conocen encubre su verdadera personalidad y misión bajo la fachada de un pequeño comerciante de tabaco. En las primeras semanas conocería y se entrevistaría con Fidel, quien decide cambiarle el nombre.

Esta historia cumple hoy 65 años. Comenzó la tarde del 4 de marzo de 1960, cuando un avión, procedente de Curazao, toca tierra cubana. En el aeropuerto de Rancho Boyeros reina la confusión. Una y otra vez el personal de aduana revisa pasaportes y requisa bolsos y maletas.

—¿Qué sucede?, pregunta el recién llegado, un cincuentón de complexión fuerte, bajo de estatura, cabello escaso y algo canoso. Llaman la atención sus ojos profundamente azules y expresivos.

—Una explosión en el puerto de La Habana, responde alguien sin más explicación. Se trata del vapor francés La Coubre. Traía armas a la Revolución. Un sabotaje, una nueva provocación yanqui. El hombre no tardará en conocer detalles.

Viene desde la Unión Soviética, y pasó por Checoslovaquia y Bélgica. Por motivos que muy pocos conocen encubre su verdadero nombre bajo la personalidad de un pequeño comerciante de tabaco, de ahí las necesarias escalas que lo han ido acercando con seguridad a Cuba.

Calmado, decide abandonar cuanto antes la terminal aérea. ¿A dónde dirigirse? Lo mejor será alquilar un taxi hasta la ciudad. Camina rápido, con agilidad maratónica. En la valija: escasas prendas, un estuche con puros y 50 dólares. Sin percatarse, alguien le sigue...

— ¡Oiga, oiga, deténgase por favor!

El recién llegado para en seco. Presiente que es a él, y se voltea con igual brusquedad.

—No mire para atrás y vaya hasta la máquina aquella, el chofer sabe a dónde llevarlo.

¿De quién se trata en realidad? ¿Qué lo trae al convulso escenario de Cuba en plena efervescencia revolucionaria? ¿Quiénes y a dónde le llevan?

TE LLAMARÁS ÁNGEL MARTÍNEZ RIOSOLA

En el Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas Revolucionarias el Comandante Ángel Martínez Riosola recibe el saludo Fidel y Raúl.

Francisco Ciutat de Miguel es su nombre de pila, pero amigos y familiares le llaman Paco. Hasta que el 28 del propio mes, durante un recorrido por la Laguna del Tesoro, en la Ciénaga de Zapata, el Comandante en Jefe Fidel Castro le propone: 

—Hay que cambiarle el nombre, camarada. ¿Cuál le pondremos? Bien, lo he pensado, le pondremos Ángel. Usted es el más viejo de todos y muy parecido a mi papá, que también era español. Se llamará Ángel, Ángel Martínez Riosola. Luego veremos lo de los grados. 

SOFÍA CUENTA LA HISTORIA

«Así me lo contó Paco, pasados unos cuantos años del encuentro. Estuvieron varios días por la Ciénaga, recorrieron la zona, estudiaron la geografía de la región y conversaron ampliamente sobre la situación cubana y una posible y cercana agresión», refiere Sofía Kokuina, la esposa rusa con quien se uniera dos años más tarde de su arribo a la Isla de la Libertad.

A Sofía veterana de la Gran Guerra Patria, participante en la defensa de Moscú, y fallecida el pasado 11 de agosto, la entrevisté en diciembre de 1988, en su casa del reparto Kolly, La Habana. Su historia es tan interesante y heroica como a de su compañero:

«Nos conocimos el 21 de marzo de 1964, de casualidad, en un cumpleaños al que me había invitado un aviador coterráneo y amigo de Paco. Nos enamoramos a primera vista, enseguida arreglé los papeles y nos casarmos.

El pasado 8 de mayo de 2014 funcionarios de la misión diplomática de la Federación de Rusia en La Habana visitaron a Sofía Kokuina a quien felicitaron por el advenimiento de un nuevo aniversario de la gran victoria sobre el fascismo alemán y trasmitieron el salido personal del Presidente, Vladimir Putin.(Foto: Cortesía de Serguei Oboznov, Agregado de Prensa de la Embajada de Rusia en La Habana.)

—¿Quién fue el hombre que lo llamó al salir del aeropuerto?

—Flavio Bravo, comunista de fila que lo condujo a casa del también militante, Secundino Guerra. El 6 ó el 7 le presentaron al Che, y unos días después, como el 10 ó el 11, a Raúl, de quien llegó a convertirse en asesor, pues desde los 16 años ya Paco estudiaba en colegios militares. Cuando se produce el alzamiento dirigido por el fatídico general Francisco Franco contra la República, ostentaba el grado de teniente coronel del Ejército Popular Español.

«A pesar de su formación guerrera, lo caracterizaba la dulzura, hablaba muy bajito, siempre muy cariñoso; jamás gritaba, ni al dar una orden a sus subordinados. De no ser por el uniforme, nadie pensaría que se trataba de un curtido estratega de dos grandes contiendas bélicas, porque Paco también combatió en la URSS, durante la Gran Guerra Patria.

—Sofía, ¿compartieron ustedes familiarmente con Fidel?

—Relativamente, porque trabajábamos intensamente, a veces hasta 15 horas diarias. Algunos domingos, de pesquería, en la playa de Santa María, con la familia, como si fuera un bañista más. Recuerdo que Paco hacía unas tortillas españolas, a la catalana, con papas y aceite, que Fidel estimaba deliciosas, únicas. Todo muy sencillo, comíamos debajo de los pinos, a veces el propio alimento del mar, recién capturado durante una pesquería previa.

«Fidel es un magnífico anfitrión, incansable narrador de anécdotas, junto a él no existe espacio para el aburrimiento. Posee una energía extraordinaria, creo que de él emana cierto fluido vigorizante. Hay que verlo reír a carcajadas, a veces hasta de sus propias maldades. Durante aquellas excursiones lo disfrutábamos mucho, igual que a Raúl. Con Guevara nos relacionábamos de igual modo, pero el Che era más parco y sobrio».

—¿Cree de verdad que Paco se parecía al padre de Fidel?

—Yo pienso que esa fue una galantería de su parte, para distinguirlo entre unos diez españoles que integraban este grupo de militares de academia llegado a Cuba como asesores. Lo cierto: Paco y Fidel establecieron muy buenos lazos, tal vez por esa forma de tratar con la gente que tenía mi marido que, aunque nada bien parecido, poseía unos ojos azules magnéticos, preciosos, incapaces de reflejar ira, odio u otro sentimiento parecido.

«Tampoco a él le escaseaban los cuentos, hablaba sin parar. Además, compartían el gusto por el ejercicio físico. A pesar de su complexión, Paco se mostraba muy liviano. Esa prontitud fue la que le permitió abordar, en solo segundos, el último barco que, perdida la República española, se separaba rápidamente del muelle, proa a Inglaterra, atestado de emigrados, niños, jóvenes, viejos, hombres, mujeres, soldados, milicianos».

—¿Volvió Paco a España?

—Después que murió Franco y legalizaron el Partido Comunista Español, en 1977, hasta el 8 de abril de 1985, cuando enfermó. La Orden Playa Girón se la dieron en el hospital. Hasta el Centro de Investigaciones Médico-Quirúrgicas (CIMEQ) fueron Fidel y Raúl. Quería morir en Cuba y aquí murió, el 30 de noviembre de 1986. Está enterrado en el panteón de las FAR.

BERLAMINO: LA MISIÓN EN CONCRETO

En su despacho de la Oficina de Historia del II Frente Oriental Frank País, en el reparto Kolly, en Ciudad Habana, nos recibe el comandante Belarmino Castilla Mas —fallecido recientemente— para hablarnos del Comandante Angelito, con quien estrecha relaciones en el Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

"Nuestro ejército, nacido con el desembarco del «Granma» y forjado en la lucha guerrillera, carecía de conocimientos militares profesionales".

«Yo lo veo como ese hombre excepcional que llevó a las FAR la organización y la estrategia militar modernas. Él tuvo la virtud de enseñarnos el camino, los primeros pasos en aquella gran tarea, en aquella importante empresa que fue la creación y organización de las fuerzas armadas de nuevo tipo. Uno de los que más se destacó, por su experiencia, por su brillantez, por sus conocimientos, por su lealtad permanente a la causa revolucionaria, por la identificación tan estrecha lograda entre nuestros principales jefes, incluidos los compañeros Fidel y Raúl. Y a todo ello contribuyó grandemente su calidad como ser humano, su gran cultura general y militar, y su ferviente amor a las causas de la clase obrera y, específicamente, a la de nuestra Revolución cubana.

—¿Por qué piensa que los soviéticos lo escogieron cuando Cuba les pidió asesoramiento militar?

—Porque reunía todas las condiciones, incluso, hablaba la misma lengua materna.

—¿La misión en concreto?

—Ya tenían lugar las primeras medidas que apuntaban el carácter socialista del proceso revolucionario, y el enemigo imperialista amenazaba con una invasión. Nuestro ejército, nacido con el desembarco del «Granma» y forjado en la lucha guerrillera, carecía de conocimientos militares profesionales. En concreto: requeríamos asesoramiento para formar grandes unidades regulares y sus estados mayores, ejército, divisiones, defensa antiaérea, marina de guerra, centros de dirección, capacitación del personal capaz de asimilar la nueva técnica combativa. Y fueron estos compañeros, veteranos, los primeros que nos ayudaron.

—¿Y en la Lucha Contra Bandidos (LCB)?

—Junto con el Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque, Angelito funda el Ejército Central. Aquí su labor no se limitó solo a la instrucción y asesoramiento. En el Escambray trazó y tomó parte en varias acciones, hasta que cae herido en combate. La bala se le incrustó en un pie, cojeó por bastante tiempo.

—También cumplió misiones en el exterior…

—Cumplió varias misiones, entre ellas en Argelia, cuando el referendo con Marruecos, y en Viet Nam. El estilo de la guerra en este último país nos resultaba vital, un objetivo estratégico, una escuela que hoy podemos resumir en el concepto de Guerra de todo el Pueblo.

—¿Cierto que Fidel lo estimaba con preferencia?

—Tal vez. Fidel siempre ha estudiado profundamente las grandes campañas y contiendas bélicas en el curso de la humanidad, siente admiración por los hombres que se revelan como grandes estrategas…

—Y Angelito lo era, ¿cierto?

—Ante todo, fue un maestro que no se limitó a la teoría, que supo compartir sacrificios y riesgos, consecuente con el internacionalismo proletario, gente sencilla, modesta, de sentimientos fraternales, de elevado prestigio. Un hombre que no vaciló en ningún momento para trasladarse nuevamente a su patria a continuar luchando por su pueblo desde las filas del Partido Comunista Español, a cuyo Comité Central pertenecía. Solamente una cruel enfermedad, cuando ya físicamente le era imposible continuar, y la persistencia del propio Comandante en Jefe, pudieron hacerlo regresar a Cuba.

—¿Con cuál de los nombres se le recuerda más?

—No importan los nombres. Un hombre puede llamarse de cualquier manera, en este caso Francisco Ciutat de Miguel, el verdadero; Pavel Pablovich Stepanov, su patronímico ruso, o Ángel Martínez Riosola. Al Comandante Angelito, se le recordará siempre por su obra, por su amistad y lealtad a Fidel y a las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

Etiquetas: , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

China ayuda a Latinoamérica a superar crisis del petróleo

20150304150244-china-americalatina-7.jpg

 

8:50:45 a.m.   

De acuerdo con datos publicados en un informe del think tank The Interamerican Dialogue y la iniciativa Global Economic Governance, en la ultima década los bancos estatales chinos habrían concedido préstamos por valor de 119.000 millones de euros a Latinoamérica. 

Según los investigadores, China se habría convertido así en el mayor prestamista para la región superando incluso al Banco Mundial o al Banco Interamericano de Desarrollo. La mayoría de estos créditos fueron destinados a estructuras en Argentina, Brasil, Ecuador y Venezuela. 

En entrevista con DW, Kevin Gallagher*, uno de los autores de la publicación, habla de cómo los bancos chinos encaran los riesgos político-económicos de la región. 

DW: ¿Qué volumen de créditos concedió China a la región el año pasado según sus informes? 

Kevin Gallagher: De acuerdo con nuestras estimaciones, en 2014 China concedió unos 22.000 millones de dólares a Latinoamérica. Esta cifra supera la del Banco Mundial (4.900 millones) y la del Banco Interamericano de Desarrollo (13.000 millones). Casi todos fueron concedidos por el Banco Chino de Desarrollo y el China Export-Import Bank, ambos bancos políticos destinados a apoyar los objetivos del gobierno. Otros como el ICBC y el Banco de China también ganan importancia en la región. 

—¿Qué países latinoamericanos se beneficiaron de esos créditos? 

—En 2014, casi todo se concentró en Argentina, Brasil, Ecuador y Venezuela. Estos cuatro recibieron el 90 % del capital chino que se dedicó a inversiones en infraestructuras, minería y energía, continuando la tradición financiera de China. 

—¿Cuán necesarios son estos créditos en Latinoamérica? 

—Esta nueva financiación no podría haber llegado en mejor momento. Tras una década de comodidad liderada por China, el Fondo Monetario Internacional (FMI) rebajó el crecimiento de la región en 2014 a menos del 2 % y estimó que Latinoamérica solo crecería un 2,2 % en 2015. Ante estas cifras, las fuentes de capital tradicionales de la región están volviendo a Estados Unidos atraídas por un mayor crecimiento y mayores intereses. Los grandes créditos chinos aportan a Latinoamérica el espacio fiscal necesario para las inversiones en infraestructuras prescritas por el FMI como uno de los objetivos clave. 

—¿Por qué son tan populares los créditos chinos en Latinoamérica? 

—Las finanzas chinas conllevan pocas obligaciones. Puede que Pekín requiera tácticamente que algunas compañías chinas participen en algunos proyectos, pero evita entrometerse en la política doméstica. Es una característica atractiva para los gobiernos latinoamericanos, que al final son los responsables de dar un uso productivo al capital. 

—¿Qué riesgos conlleva este compromiso financiero de China? 

—Los bancos estatales chinos ya mostraron su otra cara ante los riesgos político-económicos de la región, buscando la diversificación de sus activos en el extranjero y una mayor presencia en Latinoamérica en sectores como minería, energía, infraestructuras y agricultura. Como resultado, China invirtió mucho en países con baja calificación crediticia e historial de insolvencia. No está claro que estos países vayan a dar un uso productivo a esa financiación, pero, por ejemplo, Ecuador merece una mención positiva. El país implementó rápidamente muchos de sus proyectos y devolvió dinero a China. 

—¿Qué riesgos supone para los países latinoamericanos? 

—China trató de mitigar algunos riesgos en estos países emitiendo deuda con garantía de materias primas. Pero una sobreexposición a las oscilantes economías de la región, podría pesar en los grandes inversores chinos que deberían ser precavidos, sobre todo si la deuda fue emitida en dólares. Cuando caen los precios de las materias primas y de las divisas se necesitan más pesos y reales para pagar la deuda. Una tarea nada fácil en fases de crecimiento negativo. 

«Además, el riesgo de los créditos chinos se está extendiendo a la esfera política, muy centrados en sectores que endémicamente sufren conflictos sociales y medioambientales. En un nuevo informe que se publicará en abril, trataremos de plasmar las tensiones de la región si la financiación china impulsa la explotación de aéreas indígenas y zonas protegidas. Conflictos como estos pueden influir en elecciones en Latinoamérica y hacer que los bancos y compañías chinos pierdan beneficios». 

—¿Cuánto cree que invertirá China en infraestructuras para el desarrollo en los próximos años? 

—Debido al menor crecimiento y al riesgo asociado, China comienza a dar señales de cerrar el grifo a Latinoamérica. Aun así, en enero aprobó 7.500 millones para Ecuador después de haber reprochado a Venezuela por pedir más crédito. Con un nuevo acuerdo de colaboración en el marco de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), China creo un gran número de nuevos fondos que podrían aportar unos 35.000 millones de dólares para proyectos de infraestructuras, incluyendo el tren de Perú a Brasil. Habrá que esperar hasta final de año para que se confirme esta nueva partida financiera, pero si se hace realidad, 2015 podría ser el gran año de China en Latinoamérica. 

—¿Cómo pudo recoger todos estos datos? 

—Es importante destacar que los bancos chinos no publican regularmente sus actividades. Pese a que hemos tratado de comprobarlos en China y Latinoamérica, nuestras estimaciones no deberían considerarse como totalmente correctas. Obtuvimos datos examinando a gobiernos, bancos y notas de prensa en países deudores con China para recopilar una lista de créditos y sus características. Los ministerios de Finanzas de Brasil y Ecuador son muy transparentes. Otros lo son menos. Y también omitimos datos que no fueron confirmados por fuentes fiables. Por primera vez tuvimos confirmación de estos créditos del Banco de Desarrollo de China y el China Export-Import Bank. Por otra parte, quizá hayamos calculado a la baja las finanzas chinas en Latinoamérica al no examinar créditos por debajo de 50 millones. Por último, podríamos haber sobrestimado el total, puesto que algunos créditos se cancelan o no se desembolsan en su totalidad. 

*Dr. Kevin P. Gallagher es profesor asociado de relaciones internacionales en la Universidad de Boston y codirector de la iniciativa Global Economic Governance y el programa Global Development Policy.

(Fuente:  SELA /DW/Terra Noticias)

 

 

Etiquetas: , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Washington todavía no comprende que Cuba no le pertenece, afirma experto

20150202215302-jose-pertierra-foto-omara1.jpg


3:47:28 p.m.

El abogado José Pertierra recuerda que se encontraba, el 17 de diciembre, en una conferencia en La Habana cuando se enteró que los presidentes Barack Obama, de EE.UU. y Raúl Castro, de Cuba, anunciarían conjuntamente medidas históricas para restablecer las relaciones diplomáticas, luego de más de cinco décadas de tensiones y un bloqueo económico de Washington contra la isla.

Pertierra indicó, sin embargo, que para llegar a este punto se requirieron años de intentos, algunos frustrados por “lamentables acontecimientos” que truncaron las negociaciones para un acercamiento entre ambos países.

Durante el gobierno del presidente Bill Clinton hubo intentos, pero en 1996 ocurrió el derribamiento por parte de la Fuerza Aérea Cubana de dos aviones de la organización de exiliados cubanos Hermanos al Rescate, luego de una incursión ilegal en el espacio aéreo cubano. Esto echaría por tierra los planes para unas mejores relaciones.

Posteriormente, en el gobierno de Obama los esfuerzos se retrasaron cuando las autoridades cubanas detuvieron, en 2009, al contratista estadounidense Alan Gross, quien sería condenado por ser agente de Washington y atentar contra el gobierno cubano. A ese hecho se añadió el caso de cinco cubanos presos en EE.UU. acusados de conspiración para cometer espionaje.

Uno de ellos fue liberado en 2011, el otro en 2014 y los tres restantes en un intercambio en diciembre pasado como parte del acuerdo entre Washington y La Habana.

Pertierra advierte ahora sobre una especie de “caballo de Troya” por parte de EE.UU. que llenará la isla con sus productos con el fin de imponer su sistema de “democracia capitalista” en el país caribeño y derrocar al gobierno cubano.

“Washington todavía no comprende que Cuba no le pertenece, que Cuba es de los cubanos y no de Washington. Ahora tienen diferente táctica, ahora piensan que en lugar de derrocar a Cuba asfixiándola van a derrocar a Cuba vendiéndole cosas y seduciéndolos con el consumo”, aseveró.

Pertierra se refirió a la ley Torricelli que endureció el bloqueo en 1992 y dijo que las nuevas medidas son parte del “Carril 2” de esa legislación “pero ahora con Viagra”.

“Ahora el reto para Cuba es cómo manejarse en las nuevas aguas. Ya las trincheras de ayer no valen, Cuba ha llevado más de 50 años construyendo trincheras. Desde el triunfo de la revolución. Ahora hay que saber cómo construir puentes que permitan que los norteamericanos vayan a Cuba pero que los cubanos también vengan aquí con sus valores, y sus tradiciones, y preservar lo mucho que ha logrado la revolución cubana y tratar entonces de ir más allá y cambiar lo que hay que cambiar y preservar lo que hay que preservar”, señaló.

El abogado se ha mantenido en el centro de las relaciones entre Cuba y EE.UU. en el caso de Elián González, los Cinco Cubanos y el juicio contra Luis Posada Carriles —considerado como terrorista por La Habana. Con base a esa trayectoria y el reconocimiento del gobierno cubano a su labor, Pertierra confía en la respuesta de las autoridades de la isla ante ese desafío en una normalización de las relaciones bilaterales.

“La dirección en Cuba está bien capacitada y ha aprendido a sobrevivir los vaivenes de la política exterior norteamericana y sobrevivido bloqueos, invasiones y actos terroristas. Han aprendido a sobrevivir todo eso y creo que hay suficiente prudencia en Cuba para aprender y saber cómo manejar estos cambios”, manifestó.

La primera delegación del Gobierno de Estados Unidos, liderada por la subsecretaria de Estado para América Latina, Roberta Jacobson, viajó a la isla la semana pasada para proceder a una toma de contacto directo que ayude a avanzar con los diálogos entre los países. La próxima ronda de encuentros debe producirse en Washington en las próximas semanas.

Tanto el presidente Obama en su discurso sobre el Estado de la Unión, el 20 de enero, como el mandatario Raúl Castro, recientemente, el 28 de enero, en la III Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, en Costa Rica pidieron el fin del bloqueo. Una tarea complicada debido a que los republicanos controlan el Congreso estadounidense. A ese hecho se agrega que los únicos tres senadores latinos, los republicanos Marco Rubio y Ted Cruz, y el demócrata Robert Menéndez, todos de origen cubano, han sido críticos a la política de una mayor apertura de Washington hacia La Habana debido a cuestiones ideológicas.

Pertierra tuvo palabras duras con respecto al exilio cubano concentrado en Miami. En el caso contra los cinco cubanos acusados de espionaje, se realizó “un juicio sin el debido proceso de la ley en una ciudad como Miami que hubiera condenado a Santa Claus si hubiera sido cubano”.

“Y a pesar del odio contra ellos (los cinco cubanos), el presidente Obama hizo lo que tenía que hacer: marginó a Miami y demostró que la política norteamericana hacia Cuba se hace en Washington, no en Miami. Obama tiene que responder a los intereses geopolíticos norteamericanos y no a los intereses parroquiales de unos cuantos congresistas de pequeños escaños congresionales en Miami”, sentenció.

(Fuente: Cubadebate /Fragmentos. Tomado de El Tiempo Latino, de Washington)

 

Etiquetas: , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Alejandro Castro Espín habla del futuro de Cuba

20150202212633-alejandro-castro-espin.jpg

 

3:23:57 p.m.

Alejandro Castro Espín, Doctor en Ciencias Políticas e investigador social comparte abiertamente sus consideraciones acerca del restablecimiento de las relaciones de Cuba-Estados Unidos, explica cómo funciona la democracia participativa cubana y ofrece su percepción sobre el futuro de Cuba. 

Durante la primera quincena de enero se presentó en Atenas la segunda edición europea del libro El Imperio del Terror, del Doctor en Ciencias Políticas,  Master en Relaciones Internacionales e investigador cubano Alejandro Castro Espín (La Habana 1965), publicada en Cuba en su versión original en el 2009.

La edición griega con el título El precio del poder y el imperio del terror realizada por la editorial New Star, fue precedida por las publicaciones en idioma ruso y árabe, con excelente acogida tanto en la Federación Rusa (octubre de 2012) como en Líbano (enero de 2012). La obra traducida al idioma chino y francés se presentará próximamente.

La temática abordada con profundo rigor en el libro es resultado de la investigación y el análisis realizado por su autor, en más de dos décadas de estudio acerca del ideario de las elites de poder que han conducido los hilos de la política imperial de EE.UU. desde su surgimiento como nación y sus proyecciones geopolíticas en el siglo XXI. Explica los fundamentos históricos y las bases científicas que constituyen la esencia del imperialismo, con la Doctrina de la Seguridad Nacional como eje principal de su agresiva política exterior.

La exitosa presentación del libro en Grecia se realizó gracias a los esfuerzos del Movimiento de Solidaridad con Cuba en esa nación.

Resumen Latinoamericano tuvo acceso a las entrevistas que diversos medios de comunicación realizaron al autor.
Por la importancia de sus conceptos en la actual coyuntura, damos a conocer la transcripción de la entrevista del periodista peruano-griego Iasonas Pipinis Velasco realizada en Acrópolis el 16/01/2015.

Periodista: ¿Es la primera vez que usted visita Acrópolis? 

Alejandro: Bueno, es la primera vez que visito Grecia y era un viejo anhelo que se está haciendo posible gracias a la solidaridad con mi pueblo, porque estoy aquí invitado por la solidaridad, sin gastarle ni un centavo al Estado cubano, lógicamente, no lo haría, y solamente por ese detalle quiero hacerlo patente aquí, vine invitado por ellos y ha sido una visita excelente, hemos podido intercambiar con el pueblo griego de manera cercana en los barrios, en las localidades y lo que hemos descubierto aquí es un gran aprecio por Cuba, un gran respeto y admiración por Fidel y por Raúl.

En todos los encuentros sostenidos, hemos tenido la oportunidad de agradecerle al pueblo griego la solidaridad con mi país en más de 50 años de enfrentamiento al Imperio norteamericano y en una circunstancia como esta en la que por primera vez en cincuenta años el presidente de Estados Unidos Barack Obama reconoció el error que habían cometido los diez presidentes que le antecedieron en los últimos 50 años, diciendo que había sido una política errada, fracasada y que había que cambiarla; ha sido un momento, muy significativo viajar a este país en estas circunstancias.
 
Periodista: Vemos que están cambiando muchas cosas en Cuba, referentes a las relaciones diplomáticas con Estados Unidos,  ¿Cuál cree que será el futuro de Cuba?

Alejandro: El futuro de Cuba es el que se ha ganado un país que ha resistido más de cincuenta años al imperio más poderoso sobre la tierra. Que la resistencia de su pueblo marcó este triunfo, este éxito que estamos hoy asistiendo desde el punto de vista de la política internacional, o sea estoy diciendo que el pueblo cubano junto con la solidaridad internacional, derrotaron una posición imperial en pleno siglo XXI, y ha demostrado  los potenciales que tiene una nación, que si bien en más de 50 años con ese férreo bloqueo, con esas medidas, con permanentes agresiones de todo tipo, incluyendo el terrorismo de Estado contra Cuba desde ese país, pues en las nuevas circunstancias tenemos la convicción absoluta que avanzaremos mucho más de lo que hemos avanzado.

Porque como se conoce, mi país ha avanzado mucho con relación a todos los parámetros de desarrollo social y tiene índices comparables con países del primer mundo, pensamos que sin esta carga onerosa del bloqueo, pues avanzaremos mucho más y llegaremos a construir el  socialismo próspero y sustentable que estamos aspirando a construir, que ha sido la voluntad del pueblo cubano, expresada en el último Congreso del Partido, pero que tuvo un proceso previo de consulta popular de más de 8 millones de cubanos, que se pronunciaron y apoyaron los Lineamientos de política económica y social del Partido y la Revolución y que después fueron consagrados por la Asamblea Nacional como máximo órgano del poder del Estado en Cuba y hoy son los Lineamientos estratégicos de la nación para alcanzar ese socialismo próspero y sostenible al que aspiramos.
 
Periodista: Se sostuvo insistentemente que tras la  muerte de Hugo Chávez, en América Latina podrían producirse cambios involutivos. O sea, que el socialismo que se aplicó en Venezuela y en otros países como Bolivia o Ecuador, podría desaparecer y también afectar a Cuba.

Alejandro: El análisis nuestro es totalmente inverso a ese, porque la lógica de la historia lo enseña. Los países de los que hablas, vivieron épocas de capitalismo cruel y despiadado donde prácticamente los trabajadores, las grandes masas de la población, se vieron afectadas de manera severa en sus condiciones de vida, en la precariedad del empleo, en sus condiciones de subsistencia. Donde el desempleo se fue apropiando cada vez más del espacio político como elemento de mayor peso, que ha incidido sobre todo en la evolución de la situación social en esos países y de la posición que han ido asumiendo diversos sectores, que si bien no es política netamente, o sea, no han sido movimientos políticos, sino movimientos sociales.

Si vamos a hablar de lo más reciente, de los movimientos de los indignados en varios países del mundo, incluyendo los  de Europa, son movimientos sociales, pero que poco a poco van a devenir en movimientos políticos, en la medida en que han perdido credibilidad los partidos burgueses tradicionales, los que han tenido el peso político principal en la mayoría de los países de América Latina y de Europa en los últimos 50 ó 60 años. Lo más significativo es que estos países que mencionaste, los que hoy constituyen el núcleo del Alba: Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua, rompiendo con el orden injusto que habían impuesto las políticas de ajuste neoliberales promovidas por Washington y las potencias occidentales, ya tienen un desenvolvimiento económico muy favorable y social.

Países que han dado un salto tremendo, nada más rechazando las políticas de ajuste neoliberales, haciendo un planteamiento desde una perspectiva social, no se ha defendido de modo alguno el capital, que es lo que defiende el neoliberalismo y la no injerencia del Estado. Al contrario, han buscado las políticas sociales, primero desde los movimientos políticos y después, cuando han adquirido el poder estos movimientos políticos han asumido como política de Estado, una política social. Varios de ellos con organización socialista, como es el caso por ejemplo de Bolivia o de Ecuador, donde los resultados son significativos. Si hablamos de Venezuela: ¿qué era ese país antes  después de Chávez?.

Periodista: ¿Usted cree que el capitalismo jamás ha de aplicarse en Cuba?

Alejandro: No, es que en Cuba se aplicó un capitalismo feroz, 60 años de capitalismo, que llevó a la nación a las situaciones sociales más precarias, a un proceso de dominación en todos los terrenos.

Periodista: ¿Piensa que en el futuro sería imposible una involución en ese sentido?

Alejandro: Totalmente, porque es un pueblo que vivió eso, es un pueblo que sufrió, y lo sufrió de manera muy cruenta, no sólo en el orden social, en el orden económico, en el orden político, sino también en el tema de la represión. La represión simple y llanamente, que fue a lo que acudió el imperio norteamericano cuando empezó a perder protagonismo en América Latina: lo que se dio con las dictaduras militares.

Tenemos un caso, por ejemplo, como es el del Premio Novel de la Paz , Kissinger conocido intelectual norteamericano que fuera asesor de Seguridad Nacional del presidente Nixon, que después fuera Secretario de Estado también, y que se le dio el Premio Nobel de la Paz por haber jugado un papel en el restablecimiento de las relaciones de Estados Unidos con China, y sin embargo, fue uno de los que más estimuló todas las acciones de guerra encubierta contra Cuba y asesinatos políticos. Son las contradicciones que no son entendibles.

Por eso Cuba no podrá volver al capitalismo, porque conoce todas esas experiencias funestas y lo que han generado para América Latina y para el mundo. También conoce experiencias positivas exitosas de socialismo, no sólo en nuestro entorno geográfico. Así estamos viendo a China, que es la primera economía mundial, o sea, la primera en términos de desarrollo. La economía norteamericana sigue siendo superior en términos de Producto Interno Bruto, pero es una economía quebrada.

Estados Unidos es el país más endeudado del mundo. Tiene casi 17 millones de millones de dólares de deuda con el resto del mundo. Entonces vive del ahorro del planeta, del ahorro del pueblo griego, español, o francés.
Todos los países que guardan sus monedas de reserva en los bancos en dólares están financiando la economía norteamericana, y por eso el ciudadano norteamericano medio consume dos veces y medio sus ingresos. ¿Cómo se entiende eso? ¿Cómo una sociedad puede prosperar así? Solamente porque tiene la máquina de imprimir monedas. Cuando la situación económica es difícil, como ha pasado en los últimos eventos depresivos, el más reciente, el verano del 2008, la crisis financiera que después devino en crisis económica, se resolvió emitiendo monedas.

Ese es el negocio, el privilegio que le otorgó la famosa conferencia de Bretton Woods en el año 1944, cuando Estados Unidos emerge como la superpotencia después de que Europa y el resto del mundo, sobre todo Europa, está colapsada de la guerra. Básicamente con el financiamiento de toda la economía de guerra, emergió como gran potencia y lógicamente después se mantuvo como superpotencia.

Allí está la historia de la guerra fría, sin entrar en detalles. Hoy entendemos que es una potencia que va en declive desde ese punto de vista y vemos otra, que es el caso de China, una potencia económica que va  en ascenso, en puro avance.

Periodista: Muchos políticos en Estados Unidos dicen que el bloqueo contra Cuba tiene que continuar, “porque Cuba no celebra elecciones”.
 

Alejandro: Es muy interesante que me hagas esa pregunta aquí en la cuna de la democracia occidental, viendo el Partenón como fondo de este encuentro.

Como sabes, antes surgió en las ciudades estados del actual territorio de Grecia ese concepto moderno de democracia, que partía de una sociedad en la que había 30 mil ciudadanos que tenían derechos, y había 300 mil que eran entre esclavos y ciudadanos sin derechos que vivían en este territorio. Entonces esa era la democracia occidental, los ciudadanos tenían la prerrogativa de ejercer los derechos civiles y políticos, pero los demás no tenían ninguno. Eran esclavos a los que básicamente ni siquiera se les pagaba, simple y llanamente vivían por un plato de comida y aparte sometidos a la represión brutal de una democracia que se imponía sobre la base de la fuerza, del poder económico de las élites del poder, que al final decidían esa democracia.

Después vino la evolución de la democracia en el mundo y tomaron como referencia esta experiencia griega.

Esa es la evolución del concepto de democracia que después cuando surge, cuando la burguesía la siente en Europa, sobre todo a partir de pensadores como John Locke o Charles Louis de Secondat, conocido  con el nombre del Barón de Montesquieu, que es el que plantea o esboza las nuevas visiones políticas revolucionarias, porque la burguesía en ese entonces fue revolucionaria, considerando que había un régimen feudal prevaleciente en Europa en condiciones de mucha precariedad.

 Los ciervos tenían un poco más de prerrogativas que los esclavos, pero con relación a la burguesía naciente, vieron en ese régimen social que no le convenía, sobre todo al desarrollo del capital, que era el fin de esa burguesía naciente. Estamos hablando en la Europa de la etapa de la ilustración, del desarrollo de la ciencia, de las artes, que empiezan a tomar fuerza, sobre todo a partir del siglo XV, XVI, XVII, y  coincide inclusive con el descubrimiento y la conquista por los europeos de América.


América no había que descubrirla, porque simple y llanamente América tenía a los indoamericanos, tenía a las personas que ya vivían allí, los originarios de la región que venían de sociedades muy desarrolladas: los incas, los aztecas, los mayas. Tenían realmente sociedades desarrolladas, pero llegó la visión europeísta, la conquista devino entonces en una fuente supuestamente de avance y de crecimiento para la Europa medieval  y en esas circunstancias estas nuevas corrientes revolucionarias burguesas plantean una nueva perspectiva de democracia.

Vamos a decir que intentan perfeccionar la democracia griega, y entonces se imponen la distribución de  poderes de Montesquieu, la separación de poderes entre ejecutivo, legislativo y judicial, a fin de buscar los balances y las contrapartidas necesarias para lograr que fuera efectivo el ejercicio del gobierno, el ejercicio de la democracia y que representara a los gobernados.

Ahora ¿eso pasó en la realidad?, ¿en la democracia burguesa fue realmente el ejercicio popular el que prevaleció? Se puede decir que en el siglo XXI esa democracia se intentó poner como referente la democracia norteamericana como la última y más acabada de las democracias, después de las experiencias europeas. Te voy a decir mi punto de vista sobre esa democracia que hoy vemos en estos países.

¿Podemos decir que las monarquías constitucionales europeas, esas que están en España o en Bélgica o en Inglaterra son democráticas? Esas que tienen cámaras superiores como la Cámara de los Lores en Inglaterra, que siguen representando todavía a la nobleza feudal inglesa en términos de atributos por encima de los representantes de las regiones, que son al final los representantes supuestamente electos por la población.

Entonces existen muchos mecanismos para preservar el poder de las clases pudientes, de las clases burguesas por encima de los poderes y los derechos del resto de la sociedad. Es una realidad. Eso se expresa de diversas maneras.

¿Cómo es posible que pueda ser un proceso democrático cuando se basa en el empleo del dinero? Si hay dinero entonces puede ser electo un senador o un representante. ¿Tú sabes cuánto cuesta ser electo un presidente en Estados Unidos? Las cifras record ya se han ido alcanzando, miles de millones, 2 mil, 3 mil, 4 mil millones, es lo que cuesta una campaña presidencial. ¿Cuánto cuesta la campaña de un senador? 80 o 90 millones de dólares o de un representante, 40 o 50 millones. ¿Eso es democracia realmente?

LA EXPERIENCIA CUBANA

Entonces nosotros hemos estado haciendo la experiencia cubana, que entendemos es la nuestra, no es que sea perfecta, pero ha sido ante todo contando con el pueblo de verdad, yendo a los orígenes de la verdadera democracia, que es la democracia que representa a los humildes, a los desposeídos, aquellos que son la inmensa mayoría de la población, aquellos que tienen el peso principal de la carga de la sociedad en cuanto al sentido de la producción, del sostenimiento de la producción de bienes y de servicios. No son los que viven de la especulación financiera.

¿Cómo hoy está estructurada la economía mundial? ¿Qué peso tiene hoy la especulación financiera en el desenvolvimiento económico del mundo? ¿Qué incidencia tiene en las crisis financieras que se han ido desatando cada vez con mayor severidad y ha afectado la mayor parte de los países del mundo? 

El gran capital financiero, que ya no sólo es de un país, es transnacional, por eso responde a élites de poder y cuando hablo de élites de poder imperial en Estados Unidos, no me estoy refiriendo en modo alguno al pueblo norteamericano, ese pueblo noble, ese pueblo que siempre se ha movido por razones humanas, muchas veces ha estado dispuesto a entregar su sangre por ayudar a una causa justa, que ayudó contra el fascismo en alguna medida. Participaron  cientos de miles de norteamericanos en la lucha contra el fascismo en Europa o en otras causas.

Hay muchas personas muy buenas, y el pueblo cubano conoce al pueblo norteamericano, tuvimos expresiones de solidaridad del pueblo norteamericano en todas las etapas de la gesta independentistas del pueblo cubano.

Decíamos entonces que ese gran capital transnacional, en el que el gran capital norteamericano tiene un peso prominente, sobre todo por los flujos de capitales que maneja, es el que al final paga a los políticos que asumen el poder en ese país y en los países de occidente. ¿Qué Partido obrero, popular, campesino, puede pagar 80 o 90 millones de dólares por elegir a un senador, o 4 mil millones para elegir a un presidente?. Solamente el gran capital puede pagar eso.

Por eso decimos que la democracia burguesa, tal y como se presenta, ha ido evolucionando en los últimos años en la democracia del dinero, y el dinero no es la expresión del sentido del soberano, que es el pueblo, el pueblo es el que tiene que decidir. La democracia cubana, es una democracia participativa, esa es la diferencia entre la democracia representativa burguesa y la democracia participativa cubana. Es una democracia en la que todo se le consulta al pueblo, es una democracia en la que cada aspecto que tiene decisión importante, que en la vida de la sociedad, del pueblo  tiene  impacto, se consulta.

En Cuba, pese a que hemos vivido los momentos más difíciles, no han existido políticas de ajuste neoliberales.
No he hablado con una sola persona en esta visita que no tenga opiniones muy serias sobre lo que están viviendo, que es el capitalismo moderno en Europa y la crisis general que ha provocado y la situación de precariedad social y de pobreza que ha generado. Hay un dato: más de la mitad de los jóvenes que están hoy en la poderosa Unión Europea no tienen trabajo.

¿Cómo se explica eso, cómo se le puede explicar eso a una familia que trabaja, que produce bienes y servicios? Los que producen el aceite de oliva que es una fuente de alimento principal en varios países europeos, que trabajan humildemente en la tierra, con un gran esfuerzo, y que sus poquitos recursos que tenían guardados en los bancos se le han hecho polvo. Esto ocurre debido a la inflación, a las políticas de ajustes. Simple y llanamente se ha depreciado sus pocas posesiones, han perdido sus propiedades, han perdido sus viviendas.

Nosotros tenemos mucha fe y mucha confianza en la democracia cubana, en la que hemos experimentado y repito, no decimos que es la mejor, no decimos que es el referente de nadie, es la nuestra. A nosotros nos ha funcionado y la mayor evidencia de ello es que hay una Revolución después de más de medio siglo enfrentando al imperio más poderoso, eso no ha pasado muchas veces en la historia.

Hay que decirlo así, nosotros tenemos la posición de total respeto por la historia, tenemos respeto por todas las experiencias de todos los países y nosotros tenemos la nuestra, pero lo cierto es que si la Revolución cubana no hubiese sido una gran democracia no hubiese subsistido ni un día en esa circunstancia.

Eso es posible con la consulta popular, con el intercambio con el pueblo. El ejemplo más reciente es cuando se discutieron en el último congreso del Partido Comunista de Cuba los Lineamientos de política económica y social que iban a trazar la dirección estratégica del país en los próximos años, para alcanzar ese socialismo próspero y sostenible que estamos aspirando. Eso fue discutido con toda la población.

En Cuba somos 11 millones de cubanos y alrededor de 8,7 millones participaron en los intercambios sobre esas proyecciones, para dar opiniones, criterios. Esas opiniones y criterios fueron tenidos en cuenta.

Periodista: ¿Si se dieran elecciones se pone fin al bloqueo contra Cuba?, ¿se podrían realizar elecciones en Cuba?. Porque dicen que no se celebran elecciones, y que existe también el bloqueo contra Cuba.

Alejandro: Te das cuenta que es un contrasentido. El argumento de la agresión a un país para imponerle un sistema político que además es precario, que no ha dado ningún resultado, es un contrasentido. Entonces, el argumento es yo te bloqueo, porque tú no haces elecciones directas. Te estoy diciendo que más directas las nuestras no pueden ser y te las explico para que las conozcas y aparte son importantes para romper el estigma que ha creado justamente el imperialismo norteamericano y sus aliados con relación al sistema político cubano, eso hay que romperlo.

Tú mismo tienes una percepción no directa, no conoces los detalles y puedes pensar que no hay elecciones directas en Cuba. Sí, son directas y tu compáralas con la de los Estados Unidos o con el país que tu desees.

En Cuba la elección de los poderes del Estado emana del pueblo, primero de la reunión de los ciudadanos en la base. En Cuba se le dicen cuadras digamos a las cuadriculas de una  ciudad que son 100  por 100 metros, este es el término. Varias cuadras de vecinos que  viven en un mismo lugar se reúnen en asambleas, eso está dispuesto por Ley, esos  vecinos de manera libre escogen entre los propios vecinos quienes lo pueden representar, por sus atributos, porque son gente trabajadora, porque son gente buena, porque son gente limpia, pero no porque tienen dinero.

Lo más importante, es que los candidatos no son postulados por ningún partido, los postula el pueblo, no es como sucede hoy en la democracia burguesa que son los partidos políticos que hacen la lista de nominación. No, el pueblo que a nivel de base en una asamblea de vecinos sin que medie ningún centavo, se escoge,…mira este es el que más nos representa y siempre tiene que haber como mínimo dos candidatos y tantos como el pueblo proponga. Después, por elección popular es escogido el que queda , que lo llamamos delegado de circunscripción, y después se reúnen entre ellos y conforman lo que es la  Asamblea Municipal. Vamos a decir: un estadio superior político-administrativo, la Asamblea Municipal del Poder Popular, y esos electos por el pueblo conforman esa Asamblea y esa Asamblea es la que escoge los poderes del nivel municipal.

Se seleccionan todos los electos por el pueblo, quienes lo pueden representar a nivel de municipio. Asímismo pasa a nivel de provincia y cuando llega a nivel de nación se conforma la Asamblea Nacional del Poder Popular, por elección popular, en las que están nominados todas las personas que el pueblo considere que tienen los atributos, el prestigio y la autoridad para poderlos gobernar.

La Asamblea Nacional elige los poderes superiores del Estado que es el Consejo de Estado, y el Consejo de Estado elige a los que dirigen la sociedad, al Presidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros, a los Vicepresidentes del Consejo de Estado y de Ministros, esa es la máxima instancia del Estado que nombra el Gobierno, a partir de los electos por el pueblo que han sido electos en diversos niveles, porque vienen desde la base todos esos cargos que son electos a nivel nacional.

El Presidente del país, tiene que ser nominado en la base, en un municipio, no es que allá arriba se pone en una lista como ocurre en otros países. En la democracia burguesa los partidos introducen en su lista a cualquiera. Esa misma “democracia” que tiene que bloquear a Cuba para que cambie, para que haga elecciones directas.

Es importante que divulguemos esto, porque hay que romper ese estigma del que estamos hablando y es lo que pretende justificar la agresión contra mi país y ha permitido, durante 50 años, agredir a un pueblo que lo único que ha decidido, es escoger su destino, ha  querido dirigirse y ser soberano, ha querido ser independiente y no ha aceptado el dominio y la imposición de un imperio que ha intentado dominarlo más de medio siglo.

Por eso cuando se llega a este país, se lleva la admiración de cada ciudadano, porque hemos hablado con personas de derecha, de izquierda, de centro. Tanto a nivel de calle, como estructuras de localidades, varios alcaldes, varios gobernadores de regiones, como es el caso de Lamía y fue muy interesante hablar con ellos. Le dijimos que nosotros también estamos perfeccionando nuestra democracia, nuestro ejercicio del poder popular, porque entendemos que todo es perfectible  y  que todo es mejorable.

Lo que no aceptamos es que comparen nuestra democracia participativa con la democracia burguesa, que no ha resuelto nada a la humanidad y lo único que la ha llevado a situaciones de precariedad tremenda. Son conocidas   las crisis medioambientales, alimentarias, hídricas, producto de la contaminación de las aguas, las pandemias que se van desatando en el mundo. ¿Producto de qué es eso?: de que no se destinan recursos para esas cosas y se destinan recursos a la carrera armamentista que es la que pagan las potencias occidentales y derivan en un gran negocio.

Periodista:¿El comunismo se ha aplicado en Cuba?

Alejandro: No, el comunismo es una aspiración aplicarlo, de hecho no se ha aplicado en ningún lugar. Es realmente una utopía todavía, es algo que cuando se concibió, los clásicos del marxismo hablaron del comunismo como una sociedad a la que debería aspirar la sociedad moderna. Una sociedad que realmente fuera totalmente justa, donde lo que mediara no fueran las relaciones de intercambio monetario, sino lo que primara fuera la necesidad de las personas, donde se pudieran satisfacer esas necesidades, donde existieran realmente condiciones de igualdad social, donde las personas no valieran más o menos según el dinero o la fortuna que detentaran, sino por el aporte a la sociedad.

O sea, que realmente prevalecieran aquellos que más aportaran a la sociedad y que la sociedad recibiera de las personas según sus capacidades, según el potencial de las personas para poder aportar a la sociedad, pero que no hubiera nadie desclasado, que no hubiera nadie realmente viviendo en condiciones precarias como lo ha impuesto el capitalismo, donde la gran parte de la humanidad vive en condiciones realmente graves.

Dentro de ello hay que decir que en los países del Sur o en continentes como África, existe una deuda tremenda de la humanidad ya que es uno de los más atrasados, de los que tienen hoy las pandemias peores.

Muchas veces las propias potencias europeas que los colonizaron no son capaces ni de ayudarlos. Cómo se entiende, que por ejemplo ahora con la crisis de la epidemia del Ébola en Liberia, en Sierra Leona, en Guinea Conakry, las potencias aquellas que los esquilmaron, que los colonizaron, no han tenido ni siquiera la capacidad de mandar médicos allí.

En algunos lugares han tenido que mandar militares, porque no han tenido ni siquiera médicos con la disposición de ir a arriesgar sus vidas para poder ayudar a esas personas que injustamente están pagando hoy las consecuencias de años de colonización.

Entonces, ¿cómo se entiende eso? Sin embargo,  países como Cuba, que tenemos situaciones difíciles a partir de la propia imposición del bloqueo y estos 50 años de agresión, cuando se dijo de ayudar a esos países ¿cuántos médicos levantaron las manos en Cuba para ayudar? 15 mil médicos, 15 mil, en sus casas han dicho “Estamos dispuestos a ir a jugarnos la vida para ayudar a esos países”.

Ese es el verdadero ejercicio de la medicina, ese es el cumplimiento del verdadero juramento hipocrático que hacen los médicos por defender la vida humana en cualquier circunstancia y no por razones políticas ni de ningún tipo, es por ayudar de verdad, eso es solidaridad de verdad. Por eso fue la presencia militar de Cuba en Angola, para ayudar a esos países a los que el neocolonialismo no quería quitarle las garras de encima, en muchos de ellos todavía en pleno siglo XX.

Después de que esos países lucharon al concluir la Segunda Guerra Mundial por su liberación, por quitarse las garras del colonialismo, de los mismos países que habían estado en la guerra, que habían sufrido el escarnio del fascismo en su propio pueblo, como Francia, como Inglaterra, en España, y que sin embargo seguían preservando sus colonias en África, a unos pocos kilómetros de ahí de la culta Europa, ¿Cómo se entiende eso, qué clase de sociedad, qué clase de democracia estamos viviendo o se estaba defendiendo?

Esas naciones, y digo los gobiernos y no los pueblos que sí son solidarios, los gobiernos casi todos de derecha no tuvieron ninguna actitud de apoyo real a esos países en el momento en que estaban saliendo de esa situación, que se estaban emancipando esas colonias, de la actitud colonial de esas potencias. En esas circunstancias es que se presenta la ayuda internacionalista cubana a África y murieron dos mil setenta y siete cubanos, ayudando a eliminar los rezagos del neocolonialismo en esas naciones y contribuyendo a acabar con el fin del apartheid, que era el régimen segregacionista y racista ese que tuvo a Mandela casi treinta años preso.

Lo mismo pasa hoy con los gobiernos de Israel. Estados Unidos era el que vetaba cualquier intento en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas por sancionar a esos gobiernos fascistas realmente, segregacionistas, racistas. Como ahora hace con Israel lo hacía entonces con Sudáfrica y llegaron a tener siete armas nucleares, ¿cómo las desarrollaron?, ¿Por qué Estados Unidos no actuó, como sí lo hizo con las famosas armas de destrucción masiva en Iraq, durante el gobierno de Bush, que después nunca aparecieron? Y provocaron la muerte a más de un millón de iraquíes, .

Esas cosas no se han escrito, esas cosas hay que decirlas, la realidad de la historia es lo más importante, no que se cuente o se distorsione que es lo que tienden a hacer los historiadores que tienen ante todo compromisos con las élites de poder.

En esas circunstancias el papel de Cuba contribuyó,  con la vida de esos dos mil setenta y siete internacionalistas cubanos, con madres y familias enlutadas por haber perdido sus hijos en África, se logró la verdadera seguridad e independencia de Angola, se contribuyó, porque al final el pueblo angolano fue el que decidió eso, pero se contribuyó de manera determinante. Se logró asegurar la independencia de Namibia que después de años de una Resolución de Naciones Unidas indicándolo, siempre había sido desconocido por Sudáfrica y nunca las potencias occidentales habían presionado con eso.

Con la presencia cubana se contribuyó también a la seguridad y a la verdadera independencia de Namibia y el fin del apartheid en Sudáfrica, que es el modesto aporte que pudo hacer la presencia internacionalista militar cubana en África.

Entonces, la pregunta inicial, me preguntabas por el comunismo. El comunismo es una aspiración, es un ideal, es un sueño, es como cuando tú tienes un anhelo de algo que es muy deseado y que sería lo mejor, perfecto, pero es difícil construirlo, porque tiene que chocar todavía contra la naturaleza humana, contra el propio egoísmo humano, contra el egoísmo de esas élites que generalmente lo que buscan es asegurar sus intereses por encima de los intereses de sus naciones, de sus propios pueblos. Pero que son los que prevalecen, tienen poder económico, tienen poder político, tienen poder militar.

Por eso es que el comunismo sigue siendo una aspiración, pero en Cuba se está construyendo una sociedad socialista, vamos a decir que es una antesala de esa sociedad comunista que es una aspiración, difícil de lograr, pero es un anhelo que vale la pena luchar por él. Pero el socialismo va superando determinadas dificultades, trabajando en función de tratar de lograr complementariedad social, avances sociales, que realmente sea una sociedad donde todos mejoren, no que sólo mejoren unas élites y empeoren los demás.

Es sabido lo excluyentes que son las sociedades modernas y la diferencia de ingresos de los países del primer mundo. Alli está el caso de  Estados Unidos, donde un pequeño por ciento de la población detenta más del 60 por ciento del producto interno bruto en ese país. Lo mismo se da en la distribución de las riquezas en los demás países desarrollados, en Inglaterra, en Francia, en España, en Alemania.

¿Esa es la verdadera democracia?, no utilicemos el término democracia como un juego de palabras que es lo que se suele hacer, o como han pretendido hacer con los derechos humanos y los han utilizado como pretexto; esos mismos que violan los derechos humanos desde todas las perspectivas que te acabo de explicar, y entonces utilizan el recurso manido de los derechos humanos para decir sobre las naciones del Sur y sobre Cuba que … “no son sociedades democráticas, no se respetan los derechos humanos, no se respeta la libertad de expresión”. Oye, no hay nadie que hable más que los cubanos, que expresen lo que sienten que los cubanos, que sean más rebeldes y más revolucionarios que los cubanos.

Lo digo sin ningún tipo de chovinismo, porque soy cubano y me duelen las cosas que se dicen de mi pueblo, me siento con la responsabilidad de hablar con esta claridad y con franqueza. Estamos hablando dos latinoamericanos aquí en Grecia en estas circunstancias, ante un monumento de esa talla que ilustra lo que aspiró la humanidad en un momento determinado, a construir un modelo democrático y pienso que lo que hemos aportado poquito a poquito en esa democracia participativa ha contribuido a aproximarnos más al ideal de aquellos filósofos, de aquellos griegos que pensaron en cómo podía ser una sociedad justa, una sociedad que realmente representara los intereses del pueblo, nosotros nos hemos tratado de acercar desde la perspectiva latinoamericana y desde la perspectiva cubana.

(Fuente: Contrainjerencia)

Etiquetas: , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

“Para hacer un villano hay que descubrir su humanidad”

20150202205912-julio-cesar-entrevista.jpg

 

2:52:29 p.m.

 

Julio César Ramírez se las arregla para interpretar importantes roles en la televisión, estar al frente de una compañía de teatro, dirigir sus puestas y, por si fuera poco, actuar en ellas. En su oficina del centro Raquel Revuelta, sede de su compañía Teatro de Dos, nos recibe con toda la afabilidad del mundo.

—Actor y director. Y actor de sus propias puestas. ¿Cómo lo hace?

—Una cosa detrás de la otra. Trabajo mis montajes y dejo mis escenas para el final. Ayuda que nunca escoja personajes principales, sino más bien circunstanciales. Cuando ya tengo concebida buena parte de la puesta, casi en su totalidad, entonces me dedico a trabajar mi papel. Me apoyo en un asistente de dirección.

—Y luego, a la televisión…

—Yo adoro la televisión.

“Algunos dicen que es producción en serie, que la magia la tiene el teatro; pero yo te digo que cada medio tiene lo suyo. La televisión te exige, en muy poco tiempo, armar un personaje, recrear un carácter. Y si todo sale bien, cuando ves los resultados te maravillas por lo que pudiste hacer tan rápido”.

—Parece que últimamente está haciendo una especialización en villanos…

—Tienes toda la razón. Me empieza a preocupar el tipo de roles que estoy haciendo en las telenovelas. No quiero que me encasillen, eso siempre es muy peligroso. Lo cierto es que hacer los villanos ha sido bastante complicado, porque tienen muchos matices, una gran carga dramática. Por lo que parece, tiene que desdoblarse mucho.

—Esos papeles no parecen tener mucho que ver con usted… ¿Cómo los concibió?

—La verdad es que me han exigido mucho. Saúl, el abusador de Bajo el mismo sol, era un hombre muy violento, nada que ver conmigo. Estudié profundamente el personaje, traté de entender sus motivaciones. Observé mucho a la gente en la calle, las actitudes machistas del día a día, las violencias cotidianas.Claro, conocí y conozco a gente violenta. He sido testigo de algunas peleas. Al final se trataba de matizar un personaje y llevarlo a sus estados límites.

—¿Y Marcel, de La otra esquina?

—Esa es otra historia, porque Marcel es otro tipo de villano. Está más cerca de la gente común y corriente. Como todo el mundo, tiene cosas buenas y cosas malas. Es un hombre capaz de amar, de defender lo que ama. Solo que lo hace de una manera inadecuada. A medida que la telenovela avanza, la gente ha sido testigo del crecimiento del personaje. Pero no puedo adelantar nada, por supuesto.

—¿Cuáles son los riesgos de interpretar un villano?

 —El primero es caer en el estereotipo. Si el actor entra en el cliché, el villano dejará de ser creíble. Lo más problemático es que caer en el cliché es lo más fácil del mundo, sobre todo en las telenovelas, donde los actores, por el apuro, tienen que encontrar determinados asideros. Al final terminas repitiendo un repertorio establecido, sustentado en lo más epidérmico. Para hacer un villano hay que descubrir lo humano del personaje. Yo siempre lo miro desde un punto de vista positivo.

—¿Por qué es así? ¿Cuáles son sus motivaciones?

—Hay que encontrar la verdad del hombre porque todos tenemos nuestra verdad. Puede ser que estemos equivocados (y equivocarse también es humano), pero solemos defender nuestra verdad porque creemos en algo. En el teatro, como dirige, escoge sus propios roles…

—¿Cuáles prefiere?

—En teatro me gustan los personajes que transiten por tonos de una humildad, de una nobleza de carácter. No estoy diciendo que no sean contradictorios, pero tiene que primar cierta inocencia. Ahora, para el aniversario 25 de Teatro de Dos, voy a cumplir un sueño de toda la vida: voy a interpretar al rey Lear, ese gran personaje shakesperiano.

“Escogimos una versión de Yerandis Fleites, el joven dramaturgo cubano. Es muy interesante, porque en este Lear está todo: el villano, el hombre noble, el padre amante, el filósofo… Son las intepretaciones que me seducen.

—¿Qué caracteriza a Teatro de Dos? ¿Se parece a lo que soñó en 1990?

—Es justo lo que soñé hace casi 25 años. Nos distingue, primero, el trabajo con el actor; la búsqueda en el espacio escénico; y una atención especial por la dramaturgia cubana (aunque hemos montado obras de grandes autores universales). En mis años de estudiante, mi paradigma fue siempre Teatro Estudio.

“Me maravillaba la manera en que confluían ahí disímiles líneas de trabajo. Los espectáculos de Vicente Revuelta, que no tenían mucho que ver con los de Berta Martínez. Y sin embargo, dialogaban tan bien. Esa es la esencia de Teatro de Dos. Nuestra línea es una y muchas líneas a la vez. Es un teatro en permanente búsqueda, un teatro de confluencias”.

(Fuente: Trabajadores)

Etiquetas: , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Con José Martí: raíces y luz*

20150130123908-jose-marti.jpg


6:21:42 a.m.                         

Por: Luis Toledo Sande

Concisión y sonoridad pudieran explicar que el topónimo Yara se haya sobrepuesto con facilidad a Radiocentro, nombre que identificó durante años a un céntrico cine habanero, y tal vez explique asimismo que en el habla popular se use como sinónimo del adverbio ya. 

Pero hasta en esas sustituciones debe considerarse el prestigio y la familiaridad de Yara en la tradición patriótica del país. En enero de 1869, poco más de tres meses después de comenzar la Guerra de los Diez Años, José Martí, erguido en las señales de su entorno, plasmó el dilema que en su tiempo tenía ante sí la nación cubana en formación: “O Yara o Madrid”. 

Tal ha sido la significación de Yara que, entre muchos aciertos, ha dado lugar a una confusión histórica: se ha suplantado la realidad que fue el Grito de Demajagua por una de nombre más fácil de pronunciar, Grito de Yara. El error está presente en documentos fundamentales de la patria, y se implantó con firmeza pétrea y crédito de nombre oficial en la chimenea de un central azucarero. Como en el justo afán de revertir la infundada identificación del levantamiento del 24 de febrero de 1895 como Grito de Baire, con lo que se rinde homenaje a una sola entre las localidades envueltas en el estallido simultáneo de aquella fecha, poco éxito han tenido los reclamos de recordar correctamente los hechos: el 10 de octubre de 1868 el grito de independencia de Cuba se dio en el ingenio Demajagua, y lo sucedido en Yara, el bautismo de fuego de las tropas mambisas, tuvo lugar el 11.

Era natural que una tropa irregular, escasa en experiencia militar y pertrechos, no pudiera derrotar a representantes de un ejército que gozaba de ventaja. Para los independentistas el valor de aquella vivencia fue moral: no se rindieron ante el enemigo poderoso, y ello hizo de Yara un símbolo que remite por derecho a la voluntad de lucha del pueblo cubano, a su afán de triunfar con la justicia y convertir los reveses en victoria, por lo menos desde el período que José Martí llamó “de preparación gloriosa y cruenta”, la antesala del estallido del 68, arrancada patente de una nación que braceaba por dejar de ser colonia.

En el camino se ubicaron el propio estancamiento de la gesta iniciada entonces y la heroica Protesta de Baraguá, que no tuvo la repercusión práctica merecida: revertir los designios del Pacto del Zanjón, como tampoco lo consiguió la Guerra Chiquita entre 1879 y 1880. Sobreponerse a golpes y alcanzar metas mayores estuvo en la médula del afán que llevó hasta el alzamiento del 24 de febrero de 1895, preparado por Martí. Los fanáticos del pragmatismo, corriente de pensamiento que no por gusto surgió con signo capitalista, y no se debe confundir con el espíritu práctico sano, serán quienes supongan que el triunfo material certifica la razón de los actos.

Otras han sido y serán la actitud y las perspectivas de quienes en Cuba seguirían las luces del 68 y del 95. Recordemos los ejemplos de las vanguardias representadas por Julio Antonio Mella, Rubén Martínez Villena y Antonio Guiteras; los afanes más esclarecidos de quienes, en la luz encendida por Mella, abrazaron juntas las lecciones de Martí y las del marxismo; los actos de lo que ha pasado a la historia como generación del centenario martiano, una avanzada capaz de acometer proezas como las emblemáticas del 26 de julio de 1953, y movilizar crecientemente al pueblo hasta el triunfo de 1959.

En el centro de las frustraciones sufridas por Cuba operaba la herencia, o presencia viva, de la realidad implantada desde que en 1898 las crecientes fuerzas imperiales de los Estados Unidos intervinieron en la guerra que el patriotismo cubano libraba contra el colonialismo español, e impidieron el triunfo de los mambises y la instauración de la república moral con que soñó y por la cual luchó y murió Martí. Él había logrado un movimiento unitario sin precedentes en nuestra historia, y nos legó el fundamento moral —así lo ha llamado el líder histórico Fidel Castro— de lo que nuestra patria ha hecho después, y está convocada, por su deber y su honor, a seguir haciendo.

El héroe a quien rendimos tributo por el aniversario 162 de su nacimiento y en el año en que se cumplirán 120 de su muerte en combate, sigue vivo como guía motor en ese fundamento, porque pensó y actuó a la altura de sus circunstancias, con resolución y luz válidas para entonces, para hoy y para el porvenir. Preparó una guerra cuyos fines mayores no terminaban en la liberación nacional de Cuba: incluían asegurar la independencia de las Antillas, como afirmó en su carta póstuma a Manuel Mercado, para que los Estados Unidos no se apoderasen de ellas, lo que le permitiría a la emergente potencia caer, “con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América”.

La contienda recién empezaba, estaba por delante la necesidad de derrotar al ejército colonialista español, y el héroe, expresaba rotundamente su voluntad de impedir que se consumaran los planes del poderoso vecino: “Cuanto hice hasta hoy, y haré, es para eso”. Liberar a la patria significaba también impedir que se hiciera realidad la teoría de la “fruta madura”. Ese engendro —resumen de una apetencia que venía de los fundadores de una nación voraz y expansionista— tuvo su bautismo textual en los Estados Unidos en 1823, treinta años antes de que naciera José Martí, y más de un siglo antes que Fidel Castro.

El afán imperial de apoderarse de Cuba hallaría la complicidad de anexionistas y autonomistas, especies políticas que no han desaparecido. A lo sumo se han fundido en una misma actitud antipatriótica, con ideólogos o ideologuillos abrazados a la “razón instrumental”, no a la guía moral que Martí continúa encarnando. En la carta citada repudió ambas tendencias, y dijo que la primera era “menos temible”, pero no porque fuera mejor que la otra, sino “por la poca realidad de sus aspirantes”, quienes soñaban con que Cuba fuera un estado más en una federación imperialista cuyos gobernantes lo que buscaban era sustituir a España en su dominación colonial. Por su parte, los cabecillas del autonomismo preferían tener “un amo, yanqui o español”, que les asegurase sus privilegios de “prohombres” que, tanto como sus primos anexionistas, despreciaban a “la masa mestiza, hábil y conmovedora, del país,—la masa inteligente y creadora de blancos y negros”.

Las señales decisivas sobre el peligro que venía de los Estados Unidos se las había dado al agudo veedor el Congreso Internacional de Washington, celebrado en lo que el autor deVersos sencillos definió como “aquel invierno de angustia” de 1889-1890. El foro le confirmó su previsión sobre los planes que el Norte urdía para los pueblos de nuestra América ya entonces independientes. De ahí su pregunta increpante: “¿A qué ir de aliados, en lo mejor de la juventud, en la batalla que los Estados Unidos se preparan a librar con el resto del mundo? ¿Por qué han de pelear sobre las repúblicas de América sus batallas con Europa, y ensayar en pueblos libres su sistema de colonización?”

Denuncia así el inicio visible del panamericanismo imperialista, contra el cual todavía es necesario seguir luchando en nuestra América, y se han dado pasos tan importantes como la creación del ALBA y la CELAC, impensables sin la resistencia de la Revolución Cubana frente a la agresividad imperialista. Sin esa resistencia sería difícil explicar la fuerza emancipadora impulsada, junto a Cuba, por países como Venezuela, Ecuador, Bolivia y otros. Y esa Cuba de la resistencia revolucionaria se hizo revirtiendo la tragedia histórica iniciada en 1898.

Con aquel Congreso Internacional de 1889-1890 a la vista, para Martí quedó claro que a Cuba, todavía colonia y, por tanto —como Puerto Rico—, ni siquiera representada en el temible foro, las fuerzas dominantes en los Estados Unidos le reservaban un destino todavía peor: “Sobre nuestra tierra […] hay otro plan más tenebroso que lo que hasta ahora conocemos y es el inicuo de forzar a la Isla, de precipitarla, a la guerra, para tener pretexto de intervenir en ella, y con el crédito de mediador y de garantizador, quedarse con ella. Cosa más cobarde no hay en los anales de los pueblos libres: Ni maldad más fría”, escribió Martí a su colaborador Gonzalo de Quesada Aróstegui.

Ve la trampa que se urde, y añade a lo citado: “¿Morir, para dar pie en qué levantarse a estas gentes que nos empujan a la muerte para su beneficio? Valen más nuestras vidas, y es necesario que la Isla sepa a tiempo esto. ¡Y hay cubanos, cubanos, que sirven, con alardes disimulados de patriotismo, estos intereses!” Pero también, o sobre todo, es consciente de la necesidad de hacer la guerra para librar a Cuba, en lo inmediato, del poderío español. La opción será, pues, hacerla de modo que no conviniera a los planes estadounidenses.

Siete años antes, en carta del 20 de julio de 1882, le había expresado a Máximo Gómez que la patria necesitaba tener “en pie, elocuente y erguido, moderado, profundo, un partido revolucionario que inspire, por la cohesión y modestia de sus hombres, y la sensatez de sus propósitos, una confianza suficiente para acallar el anhelo del país”, e impedir que este se vuelva “a los hombres del partido anexionista que surgirán entonces”. A inicios de 1895, fundado desde el 10 de abril de 1892 ese cuerpo con la creación del Partido Revolucionario Cubano, habrá llegado la hora de poner en pie a las tropas independentistas para librar la guerra necesaria, que debía ser bien organizada y dirigida, para conjurar las aspiraciones injerencistas del poderoso vecino.

El 5 de abril de 1894 había publicado en Patria el artículo “Crece”, donde se refiere a la posibilidad de que las fuerzas revolucionarias no triunfaran. Habría sido funesto insistir en esa posibilidad cuando urgía allegar recursos y hallar combatientes para la guerra, pero el líder expone resueltamente: “En lo que cabe duda es en la posibilidad de la revolución. Eso es lo de hombres: hacerla posible. Eso es el deber patrio de hoy, y el verdadero y único deber científico en la sociedad cubana. Si se intenta honradamente, y no se puede, bien está, aunque ruede por tierra el corazón desengañado: pero rodaría contento, porque así tendría esa raíz más la revolución inevitable de mañana”.

Doce días después de aparecer “Crece” —donde su concepción del deber científico se opone a males como el pragmático positivismo de la cúpula autonomista—, en el mismo periódico Patria circula “El tercer año del Partido Revolucionario Cubano. El alma de la revolución, y el deber de Cuba en América”, artículo más conocido que aquel, y donde resume grandes desafíos que urge vencer: “En el fiel de América están las Antillas, que serían, si esclavas, mero pontón de la guerra de una república imperial contra el mundo celoso y superior que se prepara ya a negarle el poder,—mero fortín de la Roma americana;—y si libres—y dignas de serlo por el orden de la libertad equitativa y trabajadora—serían en el continente la garantía del equilibrio, la de la independencia para la América española aún amenazada y la del honor para la gran república del Norte”. 

Ante circunstancias tales, afirma, “es un mundo lo que estamos equilibrando: no son solo dos islas las que vamos a libertar”. Ello recuerda cómo define el artículo inicial de las Basesdel Partido el propósito inmediato de la organización: “lograr con los esfuerzos reunidos de todos los hombres de buena voluntad, la independencia absoluta de la Isla de Cuba, y fomentar y auxiliar la de Puerto Rico”. Él, que ha calado en las entrañas de los foros de 1889-1890 y 1891, acelera desde entonces los preparativos de la guerra.

En la fase final de esos preparativos la revolución sufre un duro golpe, que no podría verse como un mero acontecimiento aislado. Es enero de 1895, y en el puerto floridano de Fernandina autoridades estadounidenses, apoyadas por un cubano algo más que sospechoso de traidor a la patria, descubren un plan expedicionario cuidadosamente preparado por Martí, quien había actuado en secreto. Lo sabía necesario para imprimir fuerza a la guerra desde el inicio con un levantamiento que, además de simultáneo en las localidades comprometidas, fuera sorpresivo. La contienda debía ser “breve y directa como el rayo”, según él había señalado en uno de sus textos sobre Cuba y Puerto Rico, y de distintas formas en otros, no solo para que el derramamiento de sangre fuera el menor posible, sino también para no dar tiempo y ocasión a los pretextos intervencionistas de los Estados Unidos.

El factor sorpresa lo frustra el golpe de Fernandina; pero en aquellas circunstancias no hay marcha atrás, ni Martí desea que la haya: la guerra indispensable se hace a tiempo, o no se hace. Lo revelado en Fernandina era obra grande, y el líder desplegó su capacidad de persuasión, el respeto y la confianza que se había ganado entre sus seguidores, y logró que el revés no impidiera el levantamiento necesario.

Lo que vino después se conoce. El fundador murió prematuramente, sin que la República en Armas tuviera la estructura necesaria, en función de la cual había concebido él —en términos y realidades que expresan, incluso en las condiciones de la guerra, su sentido de la sincera democracia defendida en las Bases del Partido— “la Asamblea de Delegados de todo el pueblo cubano visible”. Este, en su concepto, lo formaban “todas las masas cubanas alzadas”, de las cuales los jefes serían parte. Circunstancias adversas, y señaladamente su muerte, a la que se unió el 7 de diciembre de 1896 la de Antonio Maceo, obstaculizaron la eficacia de las fuerzas patrióticas, y en 1898 se consumó la intervención estadounidense.

Sesenta años después de ese violento acto injerencista, el imperio no perdonaría la decisión cubana de hacer realidad, con el triunfo de 1959, el proyecto de liberación, soberanía y república plena heredado de Martí. Tras el triunfo de la Revolución, el Norte puso en marcha contra Cuba la hostilidad que incluiría una invasión armada y actos terroristas varios, junto a un férreo bloqueo económico, financiero y comercial.

La resistencia del pueblo cubano en la defensa de sus ideales haría fracasar tales prácticas agresivas, que acabaron aislando a los Estados Unidos en el concierto de países latinoamericanos y en la comunidad internacional. Si a inicios de los años 60 del siglo pasado aquella nación —OEA mediante, y con la complicidad de casi todos los gobiernos del área— consiguió instalar contra Cuba el acoso y el aislamiento, distinta es la realidad de un continente que reclama la presencia de este país en las Cumbres de las Américas. Y durante más de dos décadas, año tras año, la Asamblea General de las Naciones Unidas se convierte en escenario de una aplastante votación contra el bloqueo. Ahora el anuncio de que ese engendro será levantado no debe verse como suficiente para sacarlo de la agenda de la mencionada Asamblea.

El aislamiento de Cuba se ha revertido más allá del continente. La Rusia de hoy, en la que nada apunta al afán de crear una nueva Internacional Comunista, y una China que crece como una de las mayores economías del planeta, intensifican sus vínculos con Cuba, y con el conjunto de nuestra América, donde el influjo de la Revolución Cubana se mantuvo contra la voluntad del imperio. Para este no es solo una isla el área donde necesita mantener o reforzar su influencia, sino todo un continente, como parte de su afán por seguir capitalizando el desequilibrio mundial.

A finales del siglo XX las fuerzas imperiales supondrían que ese desequilibrio estaba alcanzando su culminación. Desmontado el socialismo europeo —lo cual representó un duro golpe para Cuba no solo en términos económicos—, los ideólogos y voceros del imperio creyeron que se consolidaba un mundo unipolar coyundeado por el pensamiento único propio de la pretensa unipolaridad. Pero la realidad va siendo otra, con los cambios experimentados en nuestra América desde los mismos finales del siglo XX y, sobre todo, en lo que va del XXI. 

* El presente artículo y “Con José Martí: para que la victoria siga siendo victoria”, que le dará continuidad en esta sección, provienen de las cuartillas que el autor preparó para cumplimentar, con un resumen de ellas, la invitación a participar el pasado 21 de enero enDialogar, dialogar, espacio que auspicia la Asociación Hermanos Saíz y sesiona en el habanero Pabellón Cuba. El encuentro de esa fecha se dedicó al tema José Martí en la actualidad cubana.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Colombia: ¿El petróleo en US llegó para quedarse?

20141227044938-petroleo.jpg

 

10:40:32 p.m. 

La época de fin de año es siempre propicia para hacer balance y para reflexionar sobre el que viene. Para un país como Colombia, en el que, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), más del 50% de la inversión extranjera y de las exportaciones se deben al petróleo, es imposible hacer este ejercicio sin analizar si la cotización actual del precio del crudo de US ha llegado para quedarse.