jueves, 07 de mayo de 2020
7:21 pm
 

El doctor Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (Minsap), informó que en los próximos días se realizarán estudios para descartar la COVID-19 en grupos poblacionales mayores a los que se vienen realizando, con el objetivo de identificar personas asintomáticas. 

En la habitual conferencia de prensa que transmite la Televisión Cubana, explicó que se analizarán grupos de población sin síntomas en lugares donde ha habido trasmisión, teniendo en cuenta que con esta enfermedad un número importante de personas tiene el virus, no tienen síntomas y lo transmiten.

En Cuba de los mil 729 casos confirmados hasta la fecha, 61.5% estaban asintomáticos en el momento del diagnóstico, de acuerdo con la información ofrecida por el especialista.  

Recordó que esta es una enfermedad sobre la cual se está escribiendo y no se han definido aún muchos aspectos. Se refirió a un artículo reciente publicado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en el que se señala que la carga viral es elevada, incluso antes de que la persona comience con los síntomas de la enfermedad, y se mantiene de esta manera durante los primeros días.

26 nuevos casos confirmados

El doctor Durán García comunicó que este miércoles se analizaron mil 925 muestras en todo el país, de las cuales resultaron positivas 26. Con estas Cuba acumula mil 729 casos confirmados con el virus SARS-CoV-2.

De estos nuevos casos, todos cubanos, 23 (88.4%) son contactos de otros confirmados anteriormente, en tres no se precisa la fuente de infección y 16 (61.5%) estaban asintomáticos.

Se mantiene La Habana como la provincia con mayor número de casos, en esta ocasión con 13. El especialista del Minsap precisó que en este territorio los riesgos hacen que cada día se tomen más muestras para descartar el virus y que estas ya suman 18 mil 554.

Del total de pacientes confirmados con la enfermedad, 615 tienen una evolución clínica estable, lo que representa 98.7% de los pacientes activos, cinco se reportan como críticos y tres graves. Se han dado mil 31 altas (59.6% de los casos que se han diagnosticado), 30 en el día de ayer.

Lamentablemente cuatro personas fallecieron en la jornada de este miércoles, 73 en total, para una letalidad de 4.2%. Cuba ocupa el lugar 13 en la región de las Américas respecto a este indicador.

Se encuentran ingresados dos mil 370 pacientes, en vigilancia 29. En la Atención Primaria de Salud se siguen seis mil 362 personas.

Cuba se nutre de las mejores experiencias para el tratamiento y la prevención

El doctor Durán García destacó que en el país se utilizan los aspectos más avanzados en el mundo para el tratamiento y la prevención de la COVID-19. Recordó entre los medicamentos utilizados en el esquema de tratamiento, muchos de ellos producidos en el país, la Kaletra, el Oseltamivir, el Interferón alfa 2B y la cloroquina.

Al igual que el mundo, la Isla también está utilizando en pacientes graves el suero hiperinmune de personas que ya padecieron la enfermedad. En los casos que se han tratado hay resultados positivos en la evolución, subrayó el especialista del Minsap. 

Asimismo, se administran otros fármacos en diferentes modalidades para que las personas no enfermas, pero expuesta mejoren su inmunidad. Entre estos está el Interferón en gotas nasales, que se administra a trabajadores de la salud y se va a extender su utilización a otros grupos de población.

Uso del nasobuco, necesario e imprescindible para la prevención

El director nacional de Epidemiología resaltó que es necesario e imprescindible el uso nasobuco por las personas para prevenir la enfermedad, aún sin tener síntomas.

Explicó que, aunque en un inicio los organismos internacionales lo recomendaban solo para aquellos con sintomatología respiratoria y para el personal sanitario, la peligrosidad del virus hizo que se cambiara esta percepción y hoy se destaca su utilidad para evitar que las microgotas de saliva salgan al exterior y contagien a una persona o caigan en una superficie. 

El doctor Durán García recordó que se debe cambiar con una periodicidad de tres a cuatro horas, lavarse con agua jabonosa y después plancharlo para volverse a utilizar.

En el mundo se reportan tres millones 623 mil 803 casos confirmados de la COVID-19 y 256 mil 880 fallecidos. En tanto, la región de las Américas acumula un millón 553 mil 845 personas enfermas y 90 mil 566 decesos por esta causa. 

(Fuente: minsap/Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas/ Lic. Yeni Ortega Betancourt)