20200501113225-diaz-canel-no-es-hora-de.jpg


viernes, 01 de mayo de 2020
7:18:57 am 

“Hay personas que renuncian a estar con los suyos por cumplir el deber de atender a los enfermos, buscar una cura y aliviar el sufrimiento, y en nombre de los que están dedicando toda su energía para salvar vidas, no es hora de bajar la guardia, al contrario, es hora de fortalecer todo el enfrentamiento que hemos desarrollado.” 

Así lo declaró el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al concluir este jueves la habitual reunión de análisis que cada tarde, desde el Palacio de la Revolución, encabeza junto al Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, con el grupo temporal de trabajo para la prevención y el control del nuevo coronavirus. 

Justamente esa es la manera de actuar a la que se ha estado convocando a nuestro pueblo desde los primeros momentos en que inició esta batalla contra la pandemia, por ello la insistencia del Jefe de Estado en la necesidad de que “todos entendamos lo que estamos haciendo y en las circunstancias en que lo hacemos, que el país está gastando hasta lo que no tiene para cerrarle todos los caminos a la epidemia, en medio de una situación económico-financiera muy compleja”. 

“No se va a dar ni un paso atrás, no podemos retroceder en el rigor de las medidas, ni dejar un espacio para que los indisciplinados vuelvan a empujar la curva hacia arriba, porque eso sería un crimen contra nosotros mismos, contra nuestra sociedad”, subrayó Díaz-Canel. 

Van pasando los días, son días que duran mucho, son días tensos y corremos el riesgo de cansarnos, de descuidarnos, creyendo que lo que hasta ahora no pasó, nunca pasará, y eso es un error, las experiencias de otros países nos dicen que lo peor todavía podría estar por llegar, acentuó el mandatario. 

“No queremos que nadie muera”, aseveró el Presidente Díaz-Canel. A nosotros nos duelen mucho las muertes, nos lastiman las pérdidas de vidas humanas –valoró- y ahora estamos trabajando en una batalla contra la muerte, porque esto es una batalla por la vida de todos los cubanos y de todas las cubanas. 

Para nosotros, para Cuba —insistió— cada persona que muere, no es un número. 

Sin espacio para el conformismo, refirió también la necesidad de centrar los esfuerzos en estos momentos en seguir trabajando intensamente en los focos, y a la par continuar aplicando un grupo de medidas que permitan detectar precozmente a los enfermos, con un rigor en la vigilancia epidemiológica e incrementando el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones en plataformas que nos ayuden a trabajar con más eficiencia. 

Este es el momento —consideró— en que debemos insistir cada vez más en el distanciamiento social, en el distanciamiento físico, para juntos estar acercándonos, cada vez más, al acercamiento familiar que siempre hemos vivido los cubanos. 

De manera particular, comentó que al cierre de este miércoles el comportamiento de la pandemia en el país evidencia que por quinto día consecutivo tenemos más personas a las que se les ha dado el alta que las que ingresan a los hospitales por ser casos positivos, lo cual nos pone en un escenario alentador con relación a los pronósticos y a los modelos con los que hemos estado trabajando para conducir el enfrentamiento a la pandemia, pero que no puede ser motivo de confianza. 

Asociado a ello, destacó el análisis que sobre estos resultados compartió también en la jornada de este jueves el Gobierno cubano en un nuevo encuentro con el grupo de científicos y expertos del sistema de Salud Pública que han estado denodadamente aportando sus conocimientos, la investigación científica y la innovación. 

Acerca de ese provechoso encuentro, valoró que una vez más fue posible apreciar cómo se desarrollan nuevas herramientas informáticas para seguir trabajando. Ejemplificó con la plataforma digital para la autopesquisa por parte de la población y la que será usada por los pesquisadores en la pesquisa activa, las cuales complementan un sistema en tiempo real más efectivo, tan necesario para detectar precozmente los casos de enfermos. 

Igualmente, subrayó que durante ese encuentro se evaluaron también los desarrollos que hemos logrado en el modelado, en el seguimiento y en la información epidemiológica que garantizan que podamos controlar la pandemia y que no hayamos tenido que arribar a una situación de colapso en nuestro sistema sanitario. 

Adelantó que se está previendo un estudio nacional de seroprevalencia y de prevalencia que abrirá un nuevo universo para concluir el enfrentamiento al nuevo coronavirus y nos permitirá estar mejor preparados para situaciones similares, así como obtener nuevas evidencias científicas. 

A su vez, resaltó los buenos resultados que se siguen alcanzando en un grupo de ensayos clínicos que se han estado desarrollando en el país para mejorar las terapéuticas y los manejos médicos y clínicos con relación a la pandemia. 

En medio del complejo escenario impuesto por el nuevo coronavirus y los profundos intercambios suscitados en la jornada de este jueves, vísperas de la conmemoración del 1ro de Mayo, el Jefe de Estado ratificó el llamamiento hecho por la Central de Trabajadores de Cuba, nuestro Partido Comunista, y también desde el Gobierno del país y la Presidencia, para celebrar en nuestras casas la efeméride. 

Díaz-Canel reconoció que aunque este año el pueblo no podrá desfilar como lo hemos hecho históricamente cada 1ro de Mayo desde 1959, para celebrar que los trabajadores que levantan y sostienen la Patria están en el poder, a pesar de bloqueos, de guerras y amenazas, el pueblo cubano está generando “las más bellas iniciativas para desfilar por donde podemos hacerlo, ahora que estamos obligados a guardar distanciamiento físico, que son precisamente nuestras casas, que se convertirán en todas nuestra plazas”. 

Este 1ro de Mayo, a las ocho de la mañana, al mismo tiempo todos juntos, estaremos cantando el Himno Nacional, nos regalaremos el aplauso que merecen todos los trabajadores que en sus puestos, en sus casas, o en un lejano rincón del mundo, trabajan sin descanso para vencer la epidemia, convocó el Presidente cubano. 

“Reconoceremos y daremos entonces las gracias a los que lo entregan todo para derrotar la epidemia, a los vencedores del miedo, a los incansables, a los solidarios, a los disciplinados, a los defensores de la alegría, a los que al final del túnel que está lleno de oscuridad y retos, nos van conduciendo hacia la luz de la victoria que ha estado siempre encendida, para los que luchan, no un día, no un mes, no un año, sino todos los días, todos los meses, todos los años... 

“Y el 1ro de Mayo estaremos dando una vez más una respuesta de apoyo a la Revolución cubana, a nuestro Socialismo, y contamos para eso con todo nuestro pueblo”. 

Sostener al país, batalla del día a día 

Tras la habitual actualización que realiza el ministro de Salud Pública, José Angel Portal Miranda, acerca del comportamiento de la pandemia en el país, donde ya se han confirmado 1 501 pacientes con la enfermedad, los gobernadores de La Habana y Pinar del Río, así como el intendente del municipio especial Isla de la Juventud, comentaron sobre la situación epidemiológica de cada uno de sus territorios, así como las medidas que en ellos se implementan para enfrentar la COVID-19. 

Como elementos a mantener bajo constante chequeo en los territorios, se insistió en el énfasis que se debe poner para continuar potenciando la producción de alimentos, el control activo en todas las instituciones sociales, el funcionamiento de los servicios hospitalarios, así como la responsabilidad individual que a cada quien corresponde para contribuir a bajar la curva de contagios. 

Por otra parte, la gobernadora de Camagüey, Yoseily Góngora López, se refirió a los daños ocasionados en la oriental provincia por una tormenta local severa, que tuvo lugar este miércoles y afectó a los municipios de Florida y Céspedes. 

En estos momentos —aseguró— se encuentran 23 familias protegidas en casas de vecinos o familiares al haber sufrido algún perjuicio su vivienda. 

Según detalló, al momento de la reunión se contabilizan afectaciones en 287 viviendas, de ellas nueve derrumbes totales, siendo el municipio de Florida el de mayores perjuicios. En la provincia disponemos, a partir de los inventarios existentes, con los recursos necesarios para darle respuesta inmediata a la población en lo referido al techo, precisó. 

Sobre este hecho en particular, el Presidente de la República comentó que de manera inmediata el Gobierno cubano dio instrucciones para coordinar con las autoridades de la provincia el tratamiento, la atención y los aseguramientos necesarios para, en el menor tiempo posible y con la mayor calidad, resarcir los daños provocados. 

Como concepto de trabajo —afirmó— vamos a seguir los principios que se han puesto en práctica durante los últimos eventos climatológicos que han afectado al país. “Que todo lo que hagamos en estos momentos para recuperarnos y resarcir estos daños quede con mejor calidad que lo que existía anteriormente”, precisó tras asegurar que se dará seguimiento sistemático a la recuperación de estehecho.

 

(Fuente: cubadebate/Yaima Puig Meneses)