20190922231705--gtt-michael-north.jpg

 

domingo, 22 de septiembre de 2019
6:42:22 p.m.

Hay "mil maneras" de volver a encaminar las relaciones entre Estados Unidos y China, y no hay razón para no hacerlo, dijo el presidente de Galaxy Trade and Technology (GTT), Michael North.

En una entrevista con Xinhua, el líder de una empresa mixta entre Estados Unidos y China dedicada al comercio internacional de magnesio, señaló los fundamentos sólidos y profundos de las relaciones entre los dos países.

El entretejido de estas dos economías, estas dos sociedades y estas dos culturas es "tan profundo, tan continuo, tan profundo y tan significativo para tanta gente" que no puede ser "seriamente interrumpido" por las disputas comerciales entre EEUU y China, dijo North.

Citando las voces de varios líderes a nivel estatal que participaron en una reciente reunión de la Asociación Nacional de Gobernadores, North explicó que "hay mil maneras de hacerlo bien (la relación bilateral) y no hay razón para no hacerlo".

La actual fricción comercial entre EEUU y China es un "episodio temporal", agregó el líder empresarial.

"En cierto modo, nos da a todos la oportunidad de dar un paso atrás y pensar de nuevo, pensar un poco más a profundidad, pensar no solo en dónde estábamos y dónde estamos, sino a dónde vamos y cómo la asociación entre EEUU y China puede ahora avanzar aún más efectivamente para liderar al mundo hacia un futuro próspero y pacífico", agregó.

Ahora es el momento de "restablecer" la relación en lugar de amenazarla, abundó North, quien también dirige America-China Bridge, una fundación con sede en Honolulu dedicada a construir la paz y el entendimiento entre China y Estados Unidos.

China es un "país de primer nivel", señaló. "China está a la par con Europa y Norteamérica en muchas formas. Incluso China está a la vanguardia de alguna manera".

"Nos interesa que China sea fuerte, porque entonces tenemos un socio fuerte. Podemos apoyarnos el uno al otro y podemos crear algo. Necesitamos fortaleza, fortaleza mutua el uno del otro", apuntó.

"Es fácil condenar puntos de vista con los que no se está de acuerdo. Es muy fácil crear un conflicto. Soy bueno, eres malo. Eso en realidad no cambia nada", resaltó.

"Creo que podemos crear un nuevo sistema basado más en la igualdad y el respeto mutuo", anotó. "Eso puede suceder y ocurre entre Estados Unidos y China todo el tiempo". 

(Fuente: spanish.xinhuanet)