miércoles, 11 de septiembre de 2019
10:27:06 p.m. 

También lo hicieron los ministros de Energía y Minas, de Economía y Planificación, y de Transporte. Mañana, en este mismo espacio televisivo, continuará informándose a la población sobre las medidas adoptadas el Gobierno para enfrentar la actual situación energética, provocada por las férreas medidas de bloqueo aplicadas por el gobierno de Estados Unidos. 

La situación actual no tiene que ver con las insuficiencias nuestras, sino con las medidas extraterritoriales del Gobierno de Estados Unidos que afectan a nuestra población y desmienten su hipócrita afirmación de que lo hace por el pueblo, “que es un pueblo alegre y las sabrá enfrentar”, señaló el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros Miguel Díaz-Canel Bermúdez Díaz-Canel en la Mesa Redonda.

«Todo parte de que hace poco más de un año, el Primer Secretario del Comité Central del Partido, Raúl Castro, nos alertó en el discurso del 26 de julio del 2018 sobre el riesgo de enfrentar situaciones nuevas a raíz de la escalada imperial. 

Es conocido —dijo— que la administración de Estados Unidos ha estado actuando contra Cuba, con el objetivo de herir a la familia cubana en lo que es cotidiano, en sus necesidades básicas y paralelamente acusar al estado cubano de ineficiencia y generar así desmotivación además de complejizar el entramado social, para arrancarnos concesiones políticas.

Se empeñan en tratar de evitar la llegada de combustible a Cuba; amenazan a las navieras, a las empresas de seguros que son las encargadas de asegurar estas operaciones; y hay varias entidades que se han amedrentado antes tantas amenazas, declaró.

«Es importante aclararle a la población que el problema es esencialmente con algunos combustibles, pero no de otro tipo de abastecimientos, como los alimentos. Hay abastecimiento de granos, de harinas» afirmó.

«De manera que este escenario nos obliga a aplicar oportunamente medidas coyunturales para optimizar el uso de los recursos energéticos con los que contamos en estos momentos.

«Estas medidas fueron discutidas y aprobadas este martes y nos permitirá mitigar bastante la situación que podamos enfrentar en estos días.

¿Por qué una situación coyuntural?

El mandatario cubano enfatizó en varios momentos que se trata de una situación coyuntural y no responde a la falta de gestión e incapacidad del gobierno cubano como ha tratado de demostrar el imperio norteamericano, y tiene que ver con la agresividad que el gobierno de Estados Unidos está imponiendo para asfixiar a nuestro pueblo.

«A pesar de los esfuerzos que hemos realizado no se logró en estos días el arribo de buques que necesitamos. Hay dos momentos fundamentales, uno lo que estamos viviendo desde ayer y que será hasta el 14 de septiembre, nos referimos a días en los que no entrará combustible y se trabajará con el que se ha entregado hasta ahora. Estamos trabajando en medidas de ajuste y ahorro para apalear la situación» explicó.

A lo que agregó que el día 14 llega otro barco con combustible y los próximos llegan a finales de septiembre. Exactamente con el que llega el 14 hay que mantener medidas de ajuste y ahorro para que nos dure, las cuales se explicarán a la población.


«Debemos aprovechar la coyuntura en seguir buscando soluciones, en prever que esta situación se puede repetir en cualquier momento, esto es un entrenamiento para enfrentar cualquier tipo de situación por compleja que sea y en ese sentido pedimos comprensión, disciplina, solidaridad, desechar el lamento y concentrarnos en buscar salidas.

Escenarios y sectores

  

En cuanto a los sectores y escenarios que se verán afectados explicó que está la distribución de algunos productos porque depende del transporte de carga, igualmente el transporte obrero y público.

Por otra parte la generación eléctrica también se verá afectada, aunque pretendemos priorizar las demandas del pueblo que es mediodía y en la noche, pero en caso de apagones se informará a la población oportunamente, afirmó Díaz-Canel.

Debemos seguir buscando más eficiencia, planificación estricta y eficiente del uso de los medios de transporte, desplazar y aplazar los picos de demanda energética, desempolvar medidas que usamos en el periodo especial, comentó. 

Para ello existe un grupo de medidas que se resumen en austeridad y participación popular, afirmó.

En ese sentido debemos trabajar todos en:

  • La austeridad y el ahorro
  • La creatividad y búsqueda de soluciones
  • Multiplicar la solidaridad
  • Planificación eficiente de los medios de transporte y carga
  • No detener programas importantes como el de la producción de alimentos
  • Defender crecimiento del PIB

Algunas medidas

Raúl García Barreiro, ministro de Energía y Minas, informó que está garantizado este mes y durante el resto del año el gas licuado del petróleo (GLP) −que se distribuye en la conocida “balita”−, del cual son clientes 1.7 millones de consumidores.

Asimismo, se mantiene sin afectación el suministro de gas natural acompañante de los pozos de petróleo, del cual dependen una parte importante de consumidores (260 000 de La Habana, Mayabeque y Artemisa) para la cocción de los alimentos.

“Este gas, conjuntamente con el crudo nacional, es la base de la generación térmica del país”, precisó el funcionario, y aseguró que “todas las centrales termoeléctricas del país están preparadas para quemar actualmente ese crudo nacional, junto con el gas natural acompañante. Son la base de la generación”.

De acuerdo con el titular de Energía y Minas, también está garantizado el fuel utilizado en las termoeléctricas y en los motores de combustión interna.

García Barreiro destacó que, como parte del programa para el desarrollo perspectivo de las fuentes renovables de energía y la eficiencia energética, hoy funcionan en el país 67 parques solares fotovoltaicos que garantizan el 2.4% de la generación diurna en el país, mientras que el diésel participa en el 10%.

También se refirió a todo lo que se puede hacer desde el punto de vista del ahorro, tanto en el sector estatal como en el residencial, que consume el 60% y participa en un mayor porcentaje en los picos mayores de consumo (11:00 a.m.- 1:00 p.m. y 6:00 p.m.-10:00 p.m.).

“Ahí tenemos que tratar de adelantar, en el pico de la tarde, algunas actividades antes de que comience el oscurecimiento, a fin de disminuir la demanda de electricidad y lograr una menor participación del diésel en la generación residencial. En cuanto al sector estatal, hay que minimizar los consumos innecesarios en esos horarios”, dijo.

“Pensamos que si durante los picos cada vivienda logra apagar un bombillo de 20 watts, se puede disminuir la demanda en 80 megawatts, una contribución importante de cada hogar para tratar de disminuir el impacto que podemos tener. Si todos contribuimos, podemos lograr pasar esos días de mayor tensión casi sin afectaciones, o con las mínimas en el servicio eléctrico”, indicó.

El ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil Hernández explicó que las medidas que se van a tomar no son improvisadas, sino que se estudiaron con tiempo. Entre ellas están el uso de energía, disminuir los niveles de actividad, desplazar horarios para que cosas que se hacen en horarios picos realizarlas en horarios de menor demanda. Priorizar el diesel para el transporte público de carga y actividades productivas y evitar utilizarlo en inversiones de manera temporal.

Al abordar las principales medidas, mencionó las siguientes:

  • Identificar aquellas actividades que se puedan cambiar de horario, principalmente las que sean en horario pico.
  • Priorizar el Diesel hacia el transporte público y de carga, y a actividades destinadas al consumo.
  • Evitar el uso del Diesel en las inversiones, en la medida de lo posible.
  • Centralizar la asignación de Diésel, a partir del trabajo colectivo del Consejo de Ministros, para ubicar los recursos en los renglones más importantes.
  • Respaldar el 100% del consumo de los servicentros. Los ajustes se están haciendo en el sector productivo.

Gil Fernández comentó que a pesar de esta compleja situación, se trabaja para incrementar el producto interno bruto, con inversiones en la industria y en el transporte, entre otros sectores.

Por otra parte Eduardo Rodríguez Dávila, ministro de Transporte, comentó que se han conciliado prioridades como priorizar el uso del ferrocarril tanto para la transportación a larga distancia de pasajeros y de carga. De igual forma asegurar la transportación de alimentos, asegurar operaciones portuarias, las aeropuartarias, garantizar la canasta familiar normada. 


En cuanto al transporte público expresó que este ha sufrido un fuerte impacto en las últimas semanas. «Hemos previsto además otras medidas como reajustar salida de trenes nacionales, sin cancelar salidas la vamos a espaciar en el tiempo, mantener al menos un viaje diario entre La Habana y cabeceras provinciales en ómnibus».

Prioridades en el transporte 

El transporte, como actividad transversal de la economía, impacta en todos los sectores y, sobre todo, en la población. En esta coyuntura, explicó el ministro del sector, se han definido líneas principales:

  • Priorizar el uso del ferrocarril, por su alta de eficiencia energética.
  • Asegurar la movilidad de combustible, alimentos y exportaciones.
  • Mantener la comunicación con la Isla de la Juventud.
  • Mantener los niveles de actividad en los puertos.
  • Garantizar la canasta familiar normada.
  • Reordenar el transporte público y priorizar los servicios médicos.
  • Extender la salida de los trenes. (Todo el mundo no podrá viajar el día planificado).
  • Se mantendrá un ómnibus diario entre las cabeceras provinciales y La Habana y a quien no desee viajar se le reintegrará el valor de su boleto.
  • Se rediseñará la transportación pública en los horarios de mayor demanda, y se acortarán tramos de ómnibus.
  • Se implementará un sistema de inspectores para persuadir a los choferes de vehículos estatales que no paran.
  • Se reforzará el control sobre todos los medios.
  • Se trabajará de conjunto con el sector cuentapropista, cooperativas y taxis ruteros para que se mantengan los servicios.

EE.UU maniobra para evitar llegada de combustible a Cuba 

La situación actual por la que atraviesa el país responde sin duda alguna al incremento de las acciones de piratería económica que el gobierno de Estados Unidos realiza contra Cuba, y que ha sido denunciado en reiteradas ocasiones.

«Realizan actividad ilegal de vigilancia y persecución a buques y amenazan a compañías navieras, empresas de seguro y Gobiernos para impedir la llegada de combustible al país. Es un plan genocida», escribió hace unas semanas el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, en su cuenta en Twitter.

http://www.vanguardia.cu/images/materiales/gobierno/consejo-ministros/2019/09-11-anuncian-nuevas-medidas-economicas/caricatura-adan.jpg

La denuncia de las nuevas acciones del Gobierno de Donald Trump para evitar la llegada de combustible a la Isla fue acompañada de un llamado a la comunidad internacional a impedir esa maniobra que atenta contra la integridad del pueblo cubano, y a detener «la hostilidad, insensatez e irresponsabilidad» de la actual administración estadounidense.

En abril pasado, fueron impuestas sanciones contra los buques que transportaban el crudo venezolano a Cuba, lo que significa una puesta en práctica de la extraterritorialidad, además de constituir injerencia y soberbia imperial.

Igualmente, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, denunció estas acciones durante el acto central por el aniversario 66 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

«Hoy denuncio ante el pueblo de Cuba y el mundo que la administración de los Estados Unidos ha comenzado a actuar con mayor agresividad para impedir la llegada de combustible a Cuba», enfatizó el Presidente cubano durante la celebración en Bayamo de la magna fecha del 26 de Julio.

(Fuente: VanguardiadeCuba/ Cubadebate)