jueves, 01 de noviembre de 2018
8:31:01 a.m.
 

Debido a las fuertes lluvias caídas en los últimos tres días en Italia, el nivel del agua en Venecia subió a 156 centímetros sobre el nivel del mar, y se espera el retorno de la lluvia, quizás más copiosas que las de octubre anterior. Sin embargo, parece que nada puede frustrar los planes de los turistas y personas locales que siguieron con sus asuntos, como puede apreciarse en el video.

Esta inundación es una de las más fuertes en la historia de Venecia. En 1966 se registró el nivel máximo del agua en la ciudad (194 centímetros).

Aparte de Venecia, varias regiones de Italia permanecen en alerta por el temporal que ha dejado un saldo de al menos 12 muertos. 

Graves daños en la Basílica San Marcos

La Basílica de San Marcos de Venecia sufrió graves daños tras el temporal y las inundaciones que en las últimas horas azotaron la ciudad, con mosaicos milenarios seriamente afectados, por lo que los expertos del Mibact trabajan en su interior para evaluar las "heridas" en la Catedral Patriarcal.

Si bien fueron excluidos derrumbes o el colapso de los frisos en piedra, mármoles y mosaicos, la Basílica reabierta al público este miércoles ha envejecido repentinamente unos 20 años, ahogada durante horas en las turbias aguas, "un cáncer —explica uno de los Procuradores de San Marco—, Paolo Campostrini- que propaga lenta e inexorablemente su metástasis".


La subida del agua, que ha cubierto 90 centímetros de la Basílica, es un fenómeno que normalmente ocurre cada año en la capital de Véneto debido a las altas mareas en la laguna de Venecia y que este año se agravó por las tormentas que la azotaron durante tres días.

       

Las inundaciones también afectaron a los tapices de Joan Miró que se exhiben en el Palazzo Zaguri, y que acabaron completamente mojados. Cada una de estas obras tienen un valor cercano al millón de euros.

Para hoy jueves por la tarde el Centro de mareas del municipio prevé un pico máximo de 120 centímetros que, si se confirma, inexorablemente pondrá bajo el agua "salón buen" de Venecia.

Mucho trabajo y más lluvia

Se trabaja día y noche para volver a la normalidad incluso en la provincia de Belluno, sobre todo porque se espera dentro de pocas horas el retorno de la lluvia. Se anuncia precipitaciones intensas, quizás más copiosas que las anteriores, adelantó el pasado martes el consejero regional de Protección Civil Gianpaolo Bottacin, que llegarán a un terreno que ya no está en grado de "recibir" más agua, con el consiguiente riesgo de deslizamientos y derrumbes.

El trabajo de los técnicos permitió reducir a 60 mil los usuarios de energía eléctrica aún desconectados y a 10 las fracciones dolomitas que quedaron aisladas.

Sobre el frente de la cuenta de daños las cifras provisorias indican que se necesitarán, al menos 1.000 millones de euros para restaurar lo dañado.

El gobernador Luca Zaia, que hoy realizó un nuevo recorrido por las zonas afectadas, apeló a los bancos y pidió que se suspendan los pagos de la hipoteca de las víctimas de la inundación.

En el dossier que está preparando para el premier italiano, Giuseppe Conte, el presidente del Veneto está listo para solicitar también que sea postergado el pago de impuestos para los territorios más dañados. 

(Fuente: ANSA/SNC)