&wid LA TECLA CON CAFÉ 12">

Yoko Ono, la genial artista que quiere exponer en Cuba

20181018070938-22-yoko-ono.jpg


miércoles, 17 de octubre de 2018
11:25:55 p.m. 
 

La artista japonesa ha incursionado en la poesía, la música y el performance y solo hasta hace poco, se ha sacudido la etiqueta de “la mujer que separó a los Beatles” para recibir el crédito que merece. Pero, ¿quién es en realidad esta mujer que al cabo de sus 85 años se muestra interesada en exponer en Cuba y acaba de estrenar una nueva versión minimalista de Imagine el día en que, de estar vivo, John Lennon el cumpliría 78 años?

Antes que la exesposa de alguien, Yoko Ono es una artista. John Lennon, su pareja más famosa, la describió alguna vez como “la artista desconocida más famosa del mundo: todos se saben su nombre, pero nadie sabe qué hace”.


Las palabras de Lennon se sostienen con los años. Muy pocos saben qué ha hecho esta mujer que al cabo de sus 85 años se muestra interesada en exponer en Cuba, y que acaba de estrenar una nueva versión minimalista de Imagine el día en que, de estar vivo, John Lennon el cumpliría 78 años?

   

En los últimos años Yoko se ha dedicado a curar el festival musical Meltdown de Londres, a escribir, a mantener activas las colaboraciones artísticas y a rescatar los mensajes pacifistas que ella y Lennon acuñaron. 

También ha ejercido como artista en la música, el cine y sentó bases para el estudio del performance artístico.

Yoko Ono es una artista que nunca se detuvo a pensar en nada más que el presente y que, con su ingenio, forjó un legado.

Pasado

Desde antes de conocer a John Lennon, Yoko Ono ganó mucha atención por sus obras artísticas, que abrieron la puerta al arte conceptual y lo que hoy se conoce como performance.

Sus obra más reconocida fueron sus Instrucciones (1961), en las que invitaba a la gente a interactuar con sus instalaciones y sus Instrucciones para pinturas (1962), una serie que, en vez de ofrecer colores, ofrecía ideas. 

“Imagine un cuadro en blanco. Ahora transfórmelo en un círculo”, dice una de estas obras, cuyo texto se cuelga en la pared como un cuadro.

 

Durante la Segunda Guerra Mundial, la familia de Ono sufrió bastante y fue despojada de varios de sus bienes.

Como en muchas ocasiones no tenían mucho que comer, Yoko, de unos 10 años, trató de animar a su hermano menor diciéndole que iban a construir un menú para la cena.

En un audio que publicó el Museo de Arte Moderno de Nueva York —parte de su retrospectiva del 2015—, la artista narra que escribieron en un papel un menú imaginario.

Después de eso, el poder de crear objetos que causaran experiencias internas en el individuo le fue mostrado. Y luego, quiso aplicarlo al arte.

Tras la guerra, Yoko volvió a Gakushuin, una de las escuelas más exclusivas de Japón. Allí fue compañera del príncipe Akihito, actual emperador de Japón.

Después de la secundaria, en 1951, Yoko Ono entró al programa de filosofía de la Universidad Gakushuin, la primer mujer en entrar al departamento.

Aún así, Yoko Ono prefirió dejar la carrera e irse a Nueva York, donde sus padres y su hermanos vivían desde hacía unos años.

En Nueva York conoció a los artistas que la ayudarían a acercarse al mundo bohemio al que ella quería pertenecer.

Creciendo

Ono fue una de las pocas mujeres artistas y de las pocas personas no-occidentales que estaban empujando los límites del arte en Nueva York, a inicios de la década de los 60.

  

Obras como Cut Piece —en la que ofrecía tijeras al público para que cortaran su ropa—  ofrecían no solo interactividad, sino nuevas formas de generar reflexiones sobre temas raciales o de género.

En los 60’s, el movimiento Fluxus creó una corriente experimental de la que varios artistas fueron parte en en Nueva York.

Aunque ella ha negado haber sido parte de ese movimiento, sí compartió un mentor con la mayoría de esos artistas: el músico John Cage. Él creía que un artista debía iniciar una obra aunque no conociera cómo esta terminaría.

De ahí que muchas de las obras de Yoko se ‘completaban’ en la mente del espectador.

                                   

En 1964, Ono publicó el libro Grapefruit , que compilaba más instrucciones, esta vez para realizar acciones.

“Corte un hueco en una bolsa llena de semillas de cualquier tipo y coloque la bolsa en un lugar ventoso”. “Escuche la tierra girar”.

Sus Instrucciones la hicieron una artista reconocida en el medio y ser conocida en Nueva York, significaba ser conocida en el resto de Occidente.

Fue invitada por el artista y activista Gustav Metzger a unos de sus simposios y allí, aprovechó para dar charlas, mostrar sus instalaciones y pinturas.

En noviembre de 1966, en la galería Indica en Londres, John Lennon vio una obra interesante: una tabla llena de clavos con una cédula que explicaba que la ’pintura’ no estaría terminada hasta que la tabla estuviera cubierta de clavos. Al tratar de clavar un clavo, Yoko Ono le interrumpió para decirle que hacer eso le costaría cinco chelines.

Respondiendo la broma, Lennon le dijo: “entonces clavaré un clavo imaginario y luego te pagaré cinco chelines imaginarios”.

Legado

Desde ese momento Yoko Ono se volvió una de las figuras más influyentes en la carrera artística de Lennon.


Conocida por generar piezas artísticas en las que las acciones y sus reacciones externas construían la obra, propuso que su compromiso con Lennon fuera también una obra.

El día de su boda, un 20 de marzo de 1969, iniciaron ese proceso juntos al proclamar que la paz mundial sería su mayor compromiso.

Tuvieron numerosas colaboraciones musicales, rodeados de figuras como Eric Clapton –quien fuera parte de la Plastic Ono Band– o hasta el poeta Allen Ginsberg, quien estuvo presente en varias de sus grabaciones.

Los medios le endilgaron el título de la mujer que separó a los Beatles y así fue como él y su esposo se vieron obligados a mudarse a Nueva York.

Tras la muerte de Lennon, ella ha optado por utilizar los mensajes pacifistas que propuso junto a él para criticar la tenencia de armas y otras luchas políticas.

Así ha mantenido su influencia Ono en un mundo que por muchos años se ha negado a comprenderla más allá de su affaire con el cantante de Imagine.

“Creo que ella jamás habría recibido tantas críticas si fuera, digamos, rubia”, dijo su hijo Sean Lennon para el documental The Real Yoko Ono (2001).

Quizá Yoko nunca fue perdonada por no querer ser solo la esposa bonita, pero los esfuerzos por mostrarla como una figura genial en el arte han tomado fuerza en los últimos años.

Y sí, por sus logros y sus ideas, lo merece.

(Fuente: lanacion/Cubadebate) 

 

 


No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





<a href="http://amigaswebs.blogspot.com/2010/12/traductor-con-banderas-animadas-para-tu.html/" target="_parent">Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Chinese Simplified

 

La página de Mercylatecla, en el centro de Cuba.
Una mujer que desde hace mucho
decidió sus destinos por el periodismo
y el magisterio, y aún sigue apostando
por ambos... junto al café, el fútbol y el rock.



contador de visitas html

Participa en nuestra encuesta









COVID-19
visto por caricaturistas y colaboradores
del suplemento humorístico villaclareño




























Mi Ping en TotalPing.com




Pronóstico de Tutiempo.net



La belleza del café, no está
en la taza, ni en la marca,
ni en cómo lo preparas,
sino en cómo
y con quien lo tomas.

 

Informe del año 2019 sobre las
afectaciones del Bloqueo a Cuba (PDF)










Noticias, productos y servicios para Cuba y el Mundo


En el fútbol, como en la vida,
la velocidad de la cabeza es más
importante que la de las piernas.



PERFECTO ROMERO RAMÍREZ

Premio Nacional de
Periodismo José Martí







Una dosis de buen rock puede
levantar el ánimo como ninguna
otra música; pero hay gente que
no lo entiende, o le teme, o lo odia,
y se deprime criticándolo
o se suicida prohibiéndolo.

 


Portal de la Televisión Cubana


Documento Word
(Sin comprimir)



Archivos

Enlaces

Ms













script src="http://feeds.feedburner.com/Matemticas-NoticiasDeLaCienciaYLaTecnologa?format=sigpro" type="text/javascript" >




















Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next