20181002143545-zapatos-de-tacon.jpg


martes, 02 de octubre de 2018
08:09:39 a.m. 

Los zapatos más caros del mundo, llamados Passion Diamond Shoes (Diamante de pasión), cuestan 15 millones de euros y fueron presentados en el Burj Al Arab, Dubai, un hotel de siete estrellas, el el más lujoso del orbe. 

Los zapatos han sido confeccionados en ese país, por la firma Jada Dubai, especializada en calzado de hiperlujo, en colaboración con la joyería Passion Jewelers. Son dorados y llevan incrustados cientos de diamantes, dos de ellos grandes, de 15 quilates cada uno. Han sido bautizados como Passion Diamond Shoes y el prototipo expuesto es de la talla 36, según el estándar europeo.

"Jada Dubai solo diseña zapatos con diamantes. Para el lanzamiento de nuestra segunda colección, queríamos crear una pieza que fuera realmente única en el mundo usando diamantes especiales", ha declarado Maria Majari, fundadora de la firma.


Los zapatos se han presentado en una fiesta en el hotel Burj Al Arab a la que fueron invitados solamente 50 personas con perfiles de "patrimonio ultraalto".

Con el precio de este par de stilettos se supera el que era hasta ahora el más caro, unas sandalias también de tacón alto que costaron 12,9 millones de euros (15 millones de dólares) a finales de 2017.


Fueron creadas por Debie Wingham, diseñadora británica responsable también del vestido más caro del mundo, una abaya negra con piedras preciosas incrustadas. Esta británica está especializada en lujo y sus clientes suelen ser árabes. Los de Wingham fueron un encargo de una millonaria familia como regalo de cumpleaños. Nunca se ha sabido el nombre de la afortunada.

Como en los nuevos zapatos, los anteriores también eran tan caros por el uso en su elaboración de varias de las piedras más raras y exclusivas del mundo. Esta creación fue fruto de una estrecha colaboración con el artista Chris Campbell.

 

El listón nunca había estado tan arriba. Los siguientes de la lista son unos zapatos creados en honor a los chatines rojos de Dorita en El mago de Oz y valían tres millones de dólares, lo que son 2,5 millones de euros.

El joyero Ron Winston (hijo de Harry Winston, uno de los joyeros más famosos y aplaudidos de la historia) quiso conmemorar el 50 aniversario de la película con una recreación de los zapatos de rubíes que ayudaban a Dorita a caminar por el camino amarillo. Los diseñó con 50 quilates de diamantes y 1.350 de rubíes, lo que servía para imitar el rojo de los zapatos, originalmente realizados con lentejuelas rojas.

(Fuente: vanitatis.elconfidencial)