20180219021929-atacante-desconocido-deja-varios-muertos-en-rusia-.jpg


domingo, 18 de febrero de 2018
7:35:49 p.m.

Un desconocido disparó contra una multitud que celebraba el último día del carnaval ruso (Máslenitsa) en la ciudad de Kizliar, en Daguestán, dejando al menos cuatro muertos y cuatro heridos, informó a Sputnik una fuente en los organismos de seguridad. 

Sobre las 16.30 (hora local) un hombre desconocido comenzó a disparar con una escopeta de caza contra los civiles, como resultado murieron cuatro personas y cuatro resultaron heridas, entre los heridos se encuentran dos oficiales de los organismos de seguridad. 

El agresor fue eliminado a tiros. 

Todas las personas que perdieron la vida de manos del asesino eran mujeres. 

Los heridos tienen lesiones de gravedad. 

Se informó que todos los fallecidos y heridos son cristianos que regresaban de una misa en la iglesia. 

El terrorista abatido no estaba fichado por la Policía o por los servicios secretos, ni militaba en organizaciones radicales. 

La Policía logró identificar el cuerpo del extremista, que era un habitante de la localidad nacido en 1995. 

Las autoridades de la república abrieron un caso penal por atentado contra la vida de efectivos de los organismos de seguridad.

Ataques de este tipo han ido en aumento en Rusia:

El 23 de marzo de 2017 un tirador solitario asesina en Kiev es el exdiputado ruso Denís Voronénkov, y deja dos heridos.

El 30 de diciembre de 2017 un hombre con arma de fuego hiere de gravedad a dos personas en la calle Nikólskaya, ubicada a unos 300 metros de la Plaza Roja de Moscú.

El 31 de enero de 2018 un empresario resultó herido en un tiroteo que se produjo en un centro de negocios en la capital rusa.

Pero el más recordado de semejantes hechos sangrientos fue el ocurrido el 23 de octubre de 2002 en el Teatro de Dubrovka, Moscú, donde se encontraban más de 800 espectadores, irrumpieron individuos vestidos de camuflaje, quienes tomaron como rehenes a 912 personas en total, incluidos varios extranjeros. 130 de ellos perdieron la vida.