20180119011415-1065346220-fileminimizer-.jpg

 

jueves, 18 de enero de 2018
7:05:41 p.m.
 

Oleg Jaritónov, motociclista solitario ruso que recorre parte de Cuba en su motocicleta consideró una obligación rendir tributo al líder de la Revolución, Fidel Castro (1926-2016), ante su tumba en el cementerio de Santa Ifigenia, en la oriental provincia de Santiago de Cuba.  

"Es un privilegio conocer al pueblo cubano, que se parece en esencia al ruso, luchador, es mi primera vez acá y pretendo seguir mi recorrido ahora hasta Holguín, y luego a Santiago de Cuba a visitar el cementerio Santa Ifigenia, donde descansa Fidel Castro; es un sitio de obligada visita", dijo tras su arribo el pasado martes a Camagüey.

  

La Habana, Cienfuegos, Santa Clara, Ciego de Ávila, Camagüey y Santiago de Cuba, fueron loa  destinos fijados por Jaritónov tras haber comenzado meses atrás su periplo latinoamericano que lo llevó a Bolivia, países como Argentina, Chile, Uruguay, Perú, Ecuador y Colombia.

"Cuba es una tierra que admiro mucho y que tiene dos figuras emblemáticas para los hombres de bien como Ernesto Che Guevara y Fidel Castro", expresó entonces Jaritónov, quien antes de llegar a Cuba recorrió 69 países de Europa, países surasiáticos, África, Suramérica.

Desde la mayor de las Antillas pretende partir el 4 de febrero próximo hacia México, atravesar Estados Unidos, Canadá y regresar por Alaska a su tierra natal.

"Yo analizo las fechas de una manera muy sincera, y sobre la persona de Che Guevara pienso que fue un gran romántico, una persona que de manera honesta hizo todo muy sinceramente, por eso le dedico este homenaje", explicó a Sputnik.

Otro factor importante para Jaritónov es que el héroe cubano-argentino también fue motociclista, lo cual es conocido por la población de Rusia a través de libros y sobre todo de la película Diario de Motocicletas, según resaltó.

Sobre su presencia en la isla, comentó el viajero solitario que él solo es un mediador, representa en estos momentos a los motociclistas rusos en Cuba, y trata de poner el máximo para que esa imagen que aquí existe llegue a la nación eurasiática.


En relación con sus impresiones sobre Cuba, dijo sentirse tan bien que seguramente regresará a La Habana con su pequeña hija de seis años.

"No existen muchos países adonde uno sienta el deseo de volver —subrayó—, pero hay otros que uno quiere mostrarlos a sus hijos, llevo aquí apenas unas horas, y les aseguro que ya quiero regresar con mi niña".

Jaritónov dijo que en la calle percibe una sonrisa sincera de la gente y el interés auténtico en la comunicación interpersonal.

Calificó de impresionante que la primera persona oficial que vio tras su llegada a la centrosureña provincia de Cienfuegos en un barco velero desde Jamaica fue un cubano que estudió en Moscú y habla ruso perfectamente, "algo impresionante".


Antes de partir hacia Santiago de Cuba, Jaritónov sostuvo un encuentro con el también motociclista Ernesto Guevara (hijo) en la embajada de Rusia en Cuba, y ambos recorrieron junto al jefe de esa legación diplomática, Mijaíl Kaminin, una exposición fotográfica acerca de la colaboración entre ambos países en la esfera del transporte.

(Fuente: MSN)