lunes, 16 de octubre de 2017
8:47:41 p.m. 

La nave, llamada Black Pearl (Perla Negra, en español), pretende desafiar los enfoques establecidos al ser la primera embarcación que combine el uso de las velas con la acumulación de energía solar. 

El empresario ruso e integrante de la lista de Forbes Oleg Burlakov está construyendo un yate muy peculiar: una embarcación a velas alimentada por energía solar.

La principal innovación del proyecto es la integración de los paneles solares flexibles dentro del tejido de las velas. El yate está dotado también de rotores que generan la energía hídrica del agua desplazada durante el movimiento.

La embarcación se mueve por las velas, como cualquier otro yate de su tipo, pero la energía generada por sus dispositivos innovadores no solo cubre todas las necesidades eléctricas, sino también se almacena en baterías, ofreciendo hasta 10 horas de autonomía.

Perla Negra mide 106 metros y alberga hasta 12 personas. Actualmente, la innovadora nave está pasando las pruebas.

 

Burlakov ya recibió ofertas de vender el yate que superan en el doble sus inversiones en el proyecto. Pero no es el plan del magnate, quien prevé construir un enorme buque de carga a “velas solares” que mediría 200 metros.

Según sus estimaciones, un barco de este tipo no solo será más ecológico, sino también costará dos veces menos que sus análogos con propulsores a combustión. El empresario necesita unos 150 millones para realizar el proyecto, y ya cuenta con el interés de los inversores potenciales.

La única desventaja de los barcos alimentados por la energía alternativa es su baja velocidad.

Se puede combinar las ventajas de los dos enfoques al dotar los buques de carga con paneles solares para cubrir las necesidades esenciales de la tripulación, pero la transición completa hacia la energía verde en la industria naval "es un factor positivo, pero no una alternativa similar".

(Fuente: MSN)