20170808175037-moscu-reducira-la-dependencia-del-dolar-.jpg


martes, 08 de agosto de 2017
10:22:06 a.m. 

Rusia intensificará el trabajo para reducir la dependencia del dólar como respuesta a las nuevas sanciones de EE.UU, declaró el vicecanciller ruso, Serguéi Riabkov. 

"Desde luego, aumentaremos el trabajo para sustituir las importaciones y reducir toda dependencia de los sistemas de pago estadounidenses y del dólar como moneda de negocios", dijo en una entrevista con la revista Vida Internacional. 

Ahora, enfatizó Riabkov, es una medida "impresndible". 

Asimismo, alertó que costará mucho tiempo y trabajo librarse de las consecuencias de la nueva ronda de las sanciones de Washington contra Rusia. 

"El problema es que sin la aprobación de ambas Cámaras del Congreso, sin las decisiones que conforme a la ley cancelen todo lo que han armado en las relaciones ruso-estadounidenses será muy difícil superarlo y llevará mucho tiempo hacerlo", afirmó. 

 

El Congreso de EE.UU., con su actividad reciente, daña el prestigio e
imagen de su país, dijo el vicecanciller ruso. 

"Lo que está pasando los últimos meses en el Congreso de EE.UU. hace mucho daño a la imagen y el prestigio de EE.UU. como el país más influyente del mundo en muchos aspectos", constató y dijo sentirse asombrado de que no lo entiendan los propios congresistas. 

Lo de estar removiendo los detalles y las circunstancias de algo que no existió y no existe es un proceder impropio de un país como EE.UU., agregó refiriéndose al "hackeo ruso", que supuestamente impactó en las presidenciales de EE.UU., y a otras acusaciones infundadas que Washington dirige a Moscú. 

Apuntó que Moscú espera evitar confrontación con Washington y se esforzará para minimizar los daños a las relaciones bilaterales. 

"Espero que no lleguemos a una confrontación, y nosotros vamos a trabajar, si no para normalizar completamente las relaciones, entonces para encontrar vías para minimizar el daño por lo sucedido", dijo en una entrevista. 

 

El Ministerio ruso de Exteriores lamenta que las relaciones
de Moscú y Washington no hayan superado la prueba de 
resistencia, declaró Serguéi Riabkov.

"Es lamentable que las relaciones con Rusia no hayan superado la prueba de resistencia desde el punto de vista de la estabilidad ante las acusaciones que iban aumentando en los últimos meses", dijo. 

Agregó que "al fin la mayoría (de los miembros) tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado prácticamente impuso su voluntad a la Administración" estadounidense de Donald Trump. 

Destacó que el nuevo Gobierno de EE.UU. en algunos aspectos tiene una retórica más dura respecto a Rusia en comparación con la política de la Administración Obama, declaró el vicecanciller ruso. 

 

"En cuanto a la política exterior (de EEUU), estoy muy decepcionado y obligado a reconocer que en muchos aspectos vemos lo peor del patrimonio de Obama, se trata en particular de una retórica y una línea política más duras que las que provocaron los problemas de la Administración anterior tanto con Rusia como con otros países", subrayó. 

Los eslogan e ideas que llevaron al poder en EE.UU. a Donald Trump, en particular las referentes a las relaciones con Rusia, se están "atascando", declaró Riabkov. 

"Resulta que tenemos una continuidad de la política exterior respecto a Rusia mayormente negativa y vemos cómo se atasca el cumplimiento de los eslogan, propuestas, ideas, conceptos que llevaron a Trump al poder", aseveró al alto diplomático. 


Riabkov apuntó que habrá que "observar qué deparará el futuro". 

Al mismo tiempo, el vicecanciller ruso expresó dudas de que la Unión Europea pueda mantener la independencia e ir en contra de EE.UU. tras la nueva ronda de las sanciones de Washington a Rusia. 

"No creo en general en la autonomía de la Europa actual como actor, sobre todo en la política hacia Rusia", declaró en una entrevista con la revista Vida Internacional. 

El diplomático ruso lamentó que en los últimos años la UE "hayan armado un lío tremendo y creado un ’peso muerto’ en las relaciones con nuestro país, sería difícil borrarlo". 

El 2 de agosto el presidente de EEUU, Donald Trump, promulgó la ley que contempla nuevas sanciones contra Rusia por su supuesta injerencia en las elecciones estadounidenses de 2016, acusación que Moscú desmintió en reiteradas ocasiones. 

La nueva ley también deja la puerta abierta a sanciones contra compañías europeas por colaborar con Moscú en el sector energético, lo que fue calificado por la Unión Europea de una iniciativa unilateral de Washington que amenaza los intereses comerciales de Europa. 

La normativa prohíbe a particulares y compañías de EE.UU. el suministro directo o indirecto de maquinaria, tecnologías y servicios para nuevos proyectos de exploración y producción en aguas profundas, en la plataforma marítima del Ártico o proyectos de esquisto con participación de un 33% o más de empresas rusas sujetas a sanciones. 

     

También permite al presidente de EE.UU. imponer restricciones a personas y empresas que hagan una inversión, vendan, alquilen o proporcionen a Rusia servicios, tecnología, información o apoyo para la construcción de gasoductos y oleoductos destinados a la exportación en proyectos con un valor de mercado equivalente o superior a un millón de dólares, o que cubran un período de 12 meses y tengan un valor agregado de cinco millones de dólares o más. 

(Fuente: MSN)