20170622061203-yvette-clarke-eeuu.jpg


miércoles, 21 de junio de 2017
11:55:55 p.m. 

Yvette Clarke llamó a sus colegas de la Cámara de Representantes y del Senado a unirse en un esfuerzo por restaurar el “enfoque práctico y de sentido común” del expresidente Obama  hacia Cuba.

La congresista demócrata Yvette Clarke es una de las legisladoras que llama en Estados Unidos a mantener el acercamiento a Cuba, pese a las nuevas restricciones anunciadas por el presidente Donald Trump.

Clarke, hija de inmigrantes jamaiquinos y legisladora por el noveno distrito de Nueva York, llamó a sus colegas de la Cámara de Representantes y del Senado a unirse en un esfuerzo por restaurar el "enfoque práctico y de sentido común" del expresidente Barack Obama (2009-2017) hacia la isla.


Obama trabajó para trascender los errores del pasado y construir un futuro definido por los intereses y aspiraciones comunes de Estados Unidos y Cuba, expresó Clarke en declaraciones al proveedor de contenidos Caribbean Media Corporation.

De acuerdo con la congresista, la colaboración en temas familiares, de enfrentamiento a narcóticos y de inversión ofrecen enormes beneficios a los pueblos de ambas naciones.


Ahora Trump quiere socavar esos logros y convertirlos en una política de desconfianza mutua, agregó sobre el anuncio realizado por el mandatario el pasado viernes en Miami, Florida. 

En esa ciudad sureña el jefe de la Casa Blanca firmó una orden ejecutiva que revierte algunos avances implementados por la administración anterior, fundamentalmente en lo referido a los viajes de los estadounidenses a la isla antillana, los negocios y el comercio.

Tal documento restringe las estancias de los norteamericanos en el territorio caribeño al poner barreras burocráticas y eliminar visitas educativas a título individual.

  

Asimismo prohíbe las transacciones económicas, comerciales y financieras de compañías norteamericanas con empresas vinculadas con las Fuerzas Armadas Revolucionarias y los servicios de inteligencia y seguridad.

La gran mayoría de los republicanos y los demócratas entiende que la política de la Guerra Fría que separa a las familias y restringe el desarrollo económico perdió su utilidad, apuntó la representante.

Este comentario de Clarke se confirma con la posición de diversos miembros del Congreso que antes y luego del anuncio de Trump criticaron sus medidas y dijeron que continuarían los esfuerzos de acercamiento con el país vecino.

Los 24 miembros demócratas y republicanos del Grupo de Trabajo de Cuba en el legislativo, por ejemplo, anunciaron que en los próximos días se involucrará a fondo con las agencias federales para mitigar las consecuencias dañinas de la nueva política hacia la isla.

(Fuente: Cubadebate/ PL)