viernes, 05 de mayo de 2017
8:56:00 a.m. 

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, rindió homenaje al líder histórico de la Revolución, Fidel Castro, y al prócer independentista, Héroe Nacional de Cuba,  José Martí. 

A solo unas semanas de concluir su mandato, eligió como destino para uno de sus últimos viajes gubernamentales a Cuba donde, en la primera jornada de su visita oficial a la isla, visitó el cementerio Santa Ifigenia de la ciudad oriental Santiago de Cuba. 

 

"Esta es mi última visita como presidente de Ecuador a esa república hermana y compañera que es Cuba", dijo Correa luego de efectuada la solemne ceremonia de cambio de guardia, y haber depositado una rosa blanca en el mausoleo donde descansa el Apóstol de la independencia cubana  y una ofrenda floral ante la roca que guarda las cenizas del líder Fidel Castro, a quien recuerda como el "amigo" que le dio "tantos consejos".


Martí y Fidel fueron "gigantes latinoamericanos para el planeta, para la historia universal” (…) Cuba siempre nos dio su mano franca. Fidel siempre nos la dio en vida y Raúl nos la sigue dando. Martí, desde la eternidad, también nos la extendió para mostrarnos el camino con su pensamiento preclaro, adelantándose a su época. Solo puedo decirles: muchas gracias Cuba por haberme permitido vivir estos momentos", señaló.

 

Correa y la delegación de funcionarios que le acompaña aterrizó la noche del pasado miércoles en Santiago de Cuba, donde este jueves recibió la condición de "Hijo Ilustre" de la ciudad. (Ver video palabras pronunciadas)

 

Su estancia en la provincia oriental también lo llevó a visitar el antiguo cuartel Moncada,  así como la comunidad Micro Tres del centro urbano Abel Santamaría, donde fueron entregados 560 apartamentos construidos con el apoyo del Gobierno ecuatoriano, y que son parte de un proyecto en ejecución de más de 1.000 viviendas para los damnificados del huracán "Sandy" que en 2012 devastó Santiago.

El mandatario ecuatoriano saludó a los vecinos de la barriada santiaguera, intercambió con ellos y durante el recorrido se detuvo en algunas de las viviendas, mientras recibía expresiones de gratitud como "Gracias presidente" y "Correa hermano, nosotros te amamos”.

En el emblemático parque Céspedes, la gente se congregó para saludar a Correa, quien se asomó a uno de los balcones del Ayuntamiento desde donde Fidel Castro anunció el triunfo de la Revolución cubana el 1 de enero de 1959.

Por la tarde, Correa se trasladó a La Habana y a su llegada al aeropuerto internacional José Martí lo recibió el primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel, junto al vicecanciller Rogelio Sierra.

Esta primera jornada cubana del jefe de Estado ecuatoriano concluyó en  Universidad Técnica José Antonio Echeverría (Cujae), donde se reunión con la comunidad ecuatoriana residente en Cuba, que incluye a cerca de un centenar de estudiantes y graduados que realizan maestrías y doctorados.

  

En la Cujae, Correa insistió en su agradecimiento a Cuba "por todo lo que ha hecho por Ecuador" y el "gigantesco apoyo" que ha dado a la Revolución Ciudadana, el proyecto político que él lidera.

Hoy la Universidad de La Habana entregará a Correa el título de Doctor Honoris Causa en Economía y como colofón, se reunirá con el presidente cubano, Raúl Castro, quien le condecorará con la Orden José Martí, la más alta distinción concedida por el Gobierno cubano a personalidades extranjeras.

Correa se despedirá de Cuba tras asistir a una cena oficial en su honor y en la madrugada del sábado retornará a Ecuador donde tras un decenio en el Gobierno entregará el próximo 24 de mayo la jefatura de la República al presidente electo Lenín Moreno, su compañero en Alianza País.

"Hemos ganado unas elecciones durísimas", dijo Correa hoy, porque "no es fácil ganar en medio de una recesión y después de un terremoto y sin tener una moneda nacional (en Ecuador se usa el dólar) y depender de la política monetaria que dictan otros".

(Fuente: EFE/Granma/Cubadebate/PL/ACN)