20170324015619-paris-instala-bebederos-publicos-de-agua-con-gas2.jpg

8:47:44 p.m.
jueves, 23 de marzo de 2017
 

El gas de las bebidas pica a muchos en la nariz. Sin embargo, los parisinos llevan las exigencias de su paladar más allá de los restaurantes y ofrecen agua gasificada en fuentes públicas. Distintos manantiales de burbujas se convierten en un nuevo ícono de la ciudad. 

Quienes recorran París caminando encontrarán una novedad interesante en sus calles: la ciudad cuenta con bebederos públicos de agua con gas, para aquellos sedientos de paladar exigente. Sin embargo, no son nada nuevo para los parisinos, quienes disfrutan de este tipo de fuentes desde 2010, cuando se instaló el primer bebedero en el Jardin de Reuilly. 

La organización Eau de Paris, financiada con fondos públicos, es la encargada de llevar adelante esta idea original. ¿Cuál es el objetivo? Promover el agua de la ciudad, que es más barata, más ecológica y de tan buena calidad como las embotelladas. No se trata de una estrategia nueva, sino de una continuación: en 2005 se distribuyeron 30 mil botellas de vidrio vacías para los ciudadanos consuman el agua de grifo y puedan llevarla de manera cómoda y con un hermoso diseño. 

 

Durante los últimos tres años, se instalaron tres fuentes de agua con gas en París y otras tantas se sumarán en 2014. Estos bebederos fueron diseñados para aprovechar y promocionar el agua de la ciudad, que llega a los ciudadanos fría y burbujeante. Eso sí, si no cuenta con su botella Eau de Paris, deberá comprar un vaso plástico para servirse. 

En Nueva York existe una estrategia similar, aunque proviene del sector privado; se llama Tap’dNY y consiste en ofrecer agua potable de la ciudad embotellada. La antigua ciudad cuenta 1200 bebederos, donde cualquiera que vaya puede disfrutar de fresco, ecológico y saludable trago. 

(Fuente: AM)