20170203044743-1-accidente-masivo-2017-4.jpg


jueves, 02 de febrero de 2017
10:20:59 p.m.

  • El accidente del tránsito ocurrió hoy en el kilómetro 74 de la carretera Guantánamo-Baracoa, muy próximo a la base de campismo de Yacabo Abajo, en el municipio de Imías. 
  • A las 5:00 pm, en una actualización informativa con las autoridades del Hospital, se supo que solo quedaban ingresados los cinco pacientes graves, más otro de los 13 que se encontraban en observación.   


  

  

Imágenes del sitio del accidente tomadas de la página en Facebook de Radio Playita

Cuarenta y siete heridos, entre ellos dos niños, y tres fallecidos es el saldo de un accidente ocurrido en la madrugada este jueves en las cercanías de Yacabo Abajo, Imías, cuando colisionaron un camión particular de pasaje con destino a Maisí y otro de una cooperativa, procedente de Baracoa.

  

Los fallecidos, todos de Baracoa, se nombran Euris Puentes Matos, Ronni Pilot Cuza y Elioneidis Sanjuán Cantillo; en tanto fueron recepcionados en el Hospital Doctor Agostinho Neto con lesiones graves y peligro para la vida (código Rojo) los ciudadanos Osduanys Ramos Ramírez, 25 años, de Paraguay; los baracoenses Jose Ángel Díaz Alba, 44, y Emilaisy Cuza Lovaina, 38; Ángel Cremé Piñón, 22, de Guantánamo; y Carlos Figueredo Delfino, 30, de Maisí, todos los cuales requirieron intervención quirúrgica.

Del resto de los lesionados, precisó el doctor Daniel Alfonso Armenteros, 13 están en observación (código amarillo) donde son reevaluados, y la mayor parte son código verde, con heridas más leves.

En los momentos de esta información —reportada por Venceremos, el diario digital de la provincia de Guantánamo, los primeros están lesionados estaban siendo intervenidos quirúrgicamente, por trauma craneal con edema cerebral severo, evisceración abdominal y fractura de fémur y antebrazo; fractura de clavícula y lesión vascular de miembro superior izquierdo; fractura de mandíbula y un hemoperitoneo.

 

Para la atención de los pacientes, se activó el protocolo de recepción masiva de lesionados, que incluyó el sistema de urgencia y emergencia medica, con refuerzos de las especialidades que atienden traumatología (ortopedia, cirugía, neurocirugía), la UCIE, el banco de sangre, el laboratorio, el personal administrativo…, en total, unas 200 personas”.

 

Por su parte, Denny Legrá Azahares, primer secretario del Partido en la provincia, y Nancy Acosta Hernández, presidenta del Gobierno a esa instancia, acudieron de inmediato al centro asistencial donde constataron la satisfactoria preparación para afrontar la contingencia.

 

A las 5:00 pm, en una actualización informativa con las autoridades del Hospital, se supo que solo quedaban ingresados los cinco pacientes graves, más otro de los 13 que se encontraban en observación.

Impresiones preliminares

Según testimonios, el accidente ocurrió pasadas las 5 de la mañana, a un kilómetro del campismo Yacabo Abajo, cuando un B8 perteneciente a una cooperativa agrícola rozó con un Diamond particular, ambos en movimiento.

Randy Sourt Pelier, pasajero del medio estatal que venía de Baracoa, aseguró a la prensa que su transporte, sin techo ni asientos, venía a gran velocidad y que al momento del roce, aunque no se volcó, perdió toda la baranda izquierda, donde según recuerda iban al menos tres personas, de las ocho que cargaba en total”.


La ayuda, asegura, llegó muy rápido. "Los pacientes más graves se fueron en las ambulancias y a una buena parte de los menos afectados, nos trasladaron hacia el policlínico de Imías, en un medio estatal que venía detrás de nosotros”.

Por su parte, Alexey Sánchez Sánchez, quien dijo “andar” con la tripulación del medio de pasaje, aseguró que habían acabado de dejar a un pasajero, cuando sintió que el camión se salía de la carretera y, luego, la colisión, “lo que me hace pensar que el chofer trató de evitar el choque”, opinó.

Lo corrobora en parte Yonni Ross Brook, médico que pasa el Servicio Social en Maisí, y quien, aunque no recuerda la maniobra fuera del pavimento, sí asegura que iba a una velocidad normal, pues poco antes, a unos 200 metros, se había detenido a dejar a una persona.