20170201164728-alzheimer-afecta-a-cerca-de-35-millones-de-personas-.jpg

 

miércoles, 01 de febrero de 2017
10:00:32 a.m. 

Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, la enfermedad de Alzheimer afecta a cerca de 35 millones de personas en todo el planeta. Sudamérica y China son las regiones que tendrán más pacientes con Alzheimer.

Esto implica que podemos hablar de 35 millones de familias afectadas, ya que esta patología suele trastocar la vida de todo el círculo cercano del paciente.

Laura Morelli, doctora en bioquímica y especialista en enfermedades neurodegenerativas e investigadora del Instituto rioplatense Leloir, dijo a RT que se debería tener un abordaje más integral del problema y contó que Sudamérica y China son las regiones que tendrán más pacientes con Alzheimer.

Por esta razón, la comunidad científica trabaja constantemente para encontrar respuestas para esta enfermedad, que no tiene cura, aunque se sabe qué la causa y qué se puede hacer para prevenirla, de acuerdo con estudios actualmente disponibles.

Morelli es también directora del Programa de Medicina Traslacional para Innovaciones en Investigación, Diagnóstico y Tratamiento de la Enfermedad de Alzheimer, y su equipo estudia las particularidades de la población argentina, cuyos ancestros comparte con el resto de los habitantes latinoamericanos.

10 señales de advertencia de la enfermedad de Alzheimer 

La Alzheimer’s Association ha creado esta lista de señales de advertencia de la enfermedad de Alzheimer y otros tipos de demencia. Cada individuo puede experimentar una o más de estas señales a grados diferentes. Si usted nota cualquiera de ellas, favor de consultar a un médico. 

  • Cambios de memoria que dificultan la vida cotidiana.
  • Dificultad para planificar o resolver problemas.
  • Dificultad para desempeñar tareas habituales en la casa, en el trabajo o en su tiempo libre.
  • Desorientación de tiempo o lugar.
  • Dificultad para comprender imágenes visuales y cómo objetos se relacionan uno al otro en el ambiente.
  • Nuevos problemas con el uso de palabras en el habla o lo escrito.
  • Colocación de objetos fuera de lugar y la falta de habilidad para retrasar sus pasos.
  • Disminución o falta del buen juicio.
  • Pérdida de iniciativa para tomar parte en el trabajo o en las actividades sociales.
  • Cambios en el humor o la personalidad.