20170104003936-la-tecla-concafe-cuba-mortalidad-infantil-20.jpg


martes, 03 de enero de 2017
6:19:34 p.m. 

La mortalidad infantil fue de 4.3 por cada mil nacidos vivos. Se reduce en un 0.4 con respecto a 2014 y la Isla se mantiene entre las naciones de mejores resultados en este aspecto, a la altura de los países más desarrollados de Europa y de Japón.

Cuba cerró 2016 con mejoría en los principales indicadores sanitarios, además de que continuó creciendo la esperanza de vida, con magníficos resultados en el programa materno infantil. También mostró una situación epidemiológica mucho más estable respecto a la de años anteriores, y se crearon las condiciones para consolidar en 2017 lo realizado en ese sentido.

Aumentaron los niveles de actividad en la atención primaria y a nivel de hospitales, y mejora la calidad y la satisfacción del pueblo con los servicios, gracias a un amplio programa de reparación y recuperación de la infraestructura sanitaria del país, que abarca hospitales, policlínicos, consultorios, casas de abuelo y otras instituciones.

Todo ello favorece que el sistema de salud, a partir de lo logrado en 2016, constituya un ejemplo en materia de eficiencia y de sostenibilidad, y al mismo tiempo continúe  tributando al desarrollo de la salud pública cubana.

(Fuente: CI)