7:27:42 p.m.

"El rumbo de nuestra patria está marcado, tiene un destino marcado y nosotros tenemos que favorecer que ese destino siga abriéndose camino, el camino de la grandeza de Venezuela, y para nosotros poder construir esa Venezuela grande necesitamos paz, diálogo, encuentro, buscar la coexistencia de las distintas visiones, la convivencia entre los venezolanos", reiteró el Mandatario venezolano, desde el Palacio Presidencial de Miraflores, en Caracas.

Tras una reunión con el monseñor Claudio María Celli, enviado especial del Papa Francisco, y, posteriormente, con el expresidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, el Jefe de Estado mencionó que en ambos encuentros se hizo un balance de la jornada desarrollada este domingo entre el Gobierno bolivariano y la oposición política.

En ese sentido, señaló: "Este proceso de diálogo por la paz de nuestro país debe irse encaminando en función del interés común del país, y debe ir arrojando buenos resultados".

Este diálogo —para lo cual se acordó este domingo instalar cuatro mesas temáticas— cuenta con el acompañamiento internacional del enviado especial del Vaticano, del secretario general de la Unión Suramericana de Naciones (Unasur), Ernesto Samper, y los expresidentes Leonel Fernández (República Dominicana), Martín Torrijos (Panamá) y Rodríguez Zapatero (España).

Las mesas temáticas serán coordinadas cada una por uno de los acompañantes y participarán uno de los representantes del Gobierno y uno de la oposición, quienes podrán nominar a sus respectivos asesores técnicos.

Las mesas temáticas quedaron conformadas del modo siguiente: 1. Paz, Respeto al Estado de Derecho y a la Soberanía Nacional, coordinada por José Luis Rodríguez Zapatero; 2. Verdad, Justicia, Derechos Humanos, Reparación de Víctimas y Reconciliación, coordinada por el Vaticano; 3. Económico-Social, coordinada por Leonel Fernández; y 4. Generación de Confianza y Cronograma Electoral, coordinada por Martín Torrijos.

Se prevé que el próximo encuentro entre el Gobierno y la oposición política sea el 11 de noviembre.

Asimismo, el presidente Maduro insistió en la necesidad "de desarmar el odio y de desarmar la intolerancia y construir bases de respeto, cada quien en su posición", y reiteró que la Revolución Bolivariana continuará abogando "por la paz, la coexistencia, el respeto, el diálogo, y abogamos por la paz. Son elementos claves", subrayó.

Ratificó que el diálogo debe darse sobre bases sólidas de respeto a la Constitución y las leyes de la República. "Si es de debate de ideas, de verdades, de posiciones contrapuestas o dialogantes, estoy a la orden, lo que no estoy a la orden es para violar la Constitución, ni para prestarme para (...) intentos de golpes de Estado".

"Hay que desarmar al odio, hay que llamar al respeto al contrario puede haber un debate político pero no puede haber una generación permanente de desprecio a la instituciones, a las mujeres, a la gente, al ser humano y eso ha sido un discurso recurrente (de la oposición) que debe abandonarse como gesto", reiteró.

(Fuente: CITV)