20161022035710-casa-donde-nacio-adolf-hitler.jpg

 

7:12:45 a.m. 

El gobierno austriaco tomó acciones para incautar la casa donde nació Adolf Hitler, en un esfuerzo por desmitificar un lugar que se ha convertido en imán para neonazis y turistas. 

La construcción, en el pueblo de Braunau am Inn, a un lado de la frontera entre Austria y Alemania y aproximadamente a 120 kilómetros al este de Múnich, tenía una taberna en el primer piso y apartamentos en los pisos de arriba, uno de los cuales rentaban los padres de Hitler antes de su nacimiento, el 20 de abril de 1889. 

El temor de que la casa se volviera un lugar de peregrinaje llevó al gobierno austriaco a convertirse en el principal arrendatario en 1972,  y así garantizar que no fuera a caer en manos de alguien que buscara glorificar su vínculo con una oscura historia. 

El gobierno de Austria ofreció a Gerlinde Pommer, descendiente de los dueños originales, comprarle el edificio en 1984. Pero durante décadas, ella se negó a vender. 

No fue sino hasta 2014 cuando Pommer indicó que un cambio de propietario sería posible, pero las charlas se suspendieron este año por lo que el Ministerio del Interior llamó la “falta de voluntad para vender” de Pommer. 

El parlamento ya dio un primer paso  para limpiar la mancha que durante décadas ha empañado la imagen de posguerra de Austria: el Comité de Asuntos de Vivienda entregó una solicitud para expropiar el edificio. 

La propuesta, de cinco páginas, defiende que la expropiación se realizaría en beneficio de los intereses de la nación, puesto que “en Austria no existe ninguna otra propiedad histórica con tal significado especial, mundial y político”. 

Pommer recibiría una indemnización, pero la cantidad no se ha determinado aún. 

(Fuente: NYT)