20161017035541-6721-fotografia-g.jpg

 

9:49:45 p.m. 

El cubano Erick Hernández impuso récord mundial en dominio del balón, al mantenerlo durante 40 minutos y dos segundos sin que cayera al suelo, pegándole solo con la cabeza y desde la posición de sentado. 

Este intento fructificó en el lobby del hotel capitalino Habana Libre, sede de la peña habanera del club español de fútbol Real Madrid, del cual Erick es fiel seguidor desde hace muchos años. 

La anterior cota de Hernández databa del pasado 24 de abril, cuando en el lobby del hotel Copacabana se mantuvo 36 minutos, 14 segundos y 10 centésimas golpeando la esférica. 

«Se me dificultó mucho el trabajo porque ahora incidió mucho el sol que daba a mis espaldas. Yo había entrenado sin problemas en este lobby, pero siempre en horas tempranas y no se previó esta situación, ya que lo hicimos a las 12: 00 p.m. para que pudiese ser trasmitido por TV. 

«Para este intento he trabajado mucho los ejercicios en la región de la espalda baja y el fortalecimiento principalmente de los músculos del cuello, que es la zona del cuerpo que más se afecta con esta prueba. Estoy muy contento por los tres récords mundiales que pude imponer en este año», aseveró Erick a la ACN. 

Entre sus registros universales, el bien llamado Dominador cubano ostenta el del hectómetro, la maratón, pegándole al balón con todo el cuerpo, y desde la posición de sentado dándole solo con los pies. 

Además, posee dos récords Guinness en estas pruebas: por tocar la esférica en 319 ocasiones durante un minuto con la cabeza, y por pegarle con los muslos durante una hora y 28 minutos». 

(Fuente: CI)