20161002174657-raul-castro.jpg


11:19:32 a.m.

En la tarde, el General de Ejército y los dirigentes que lo acompañan se reunieron en el Consejo de Defensa Provincial de Santiago de Cuba, donde fueron  informados de la situación actual, ante la cual —se explicó— están mejor preparados que en ocasiones anteriores, pues se han tomado en cuenta las experiencias de otros eventos, en especial el huracán Sandy en el año 2012.

Le acompañan los ministros del Transporte, de Energía y Minas, de la Construcción, de Comunicaciones, de la Agricultura y del Comercio Interior, así como la Presidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, el Viceministro primero de Salud Pública y el Viceministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, General de Cuerpo de Ejército Ramón Espinosa Martín.

Su presencia aquí, les permitirá orientar, ayudar y controlar directamente el cumplimiento de las medidas previstas para enfrentar este tipo de fenómenos naturales, en particular en las seis provincias que se encuentran en fase de alerta ciclónica, desde las 16:00 horas del sábado.

En la tarde, el General de Ejército y los dirigentes que lo acompañan se reunieron en el Consejo de Defensa Provincial de Santiago de Cuba, donde fueron  informados de la situación actual, ante la cual —se explicó— están mejor preparados que en ocasiones anteriores, pues se han tomado en cuenta las experiencias de otros eventos, en especial el huracán Sandy en el año 2012.

 

En la primera parte de la reunión, Lázaro Expósito, presidente del Consejo de Defensa Provincial, realizó una revisión de los acuerdos adoptados con anterioridad, al tiempo que aseguró que no solo se han creado las condiciones para enfrentar el huracán, sino también las medidas a seguir una vez decretada la etapa de recuperación.

Al actualizar la situación meteorológica, se pronosticó la persistencia de vientos sostenidos con un previsible incremento de la intensidad de este huracán. Según se explicó, la mayoría de los modelos continuaban enmarcados en la región oriental del país.

Al recordar la fuerza de los vientos con que tocó tierra santiaguera el huracán Sandy, el General de Ejército reflexionó sobre el hecho de que Matthew “viene un poco más fuerte” y con un patrón muy similar.  

“Este es un huracán ante el cual es necesario prepararse, como si fuera el doble de poderoso que

Sandy; por eso me satisface conocer que han adoptado las medidas necesarias, teniendo en cuenta la experiencia acumulada”, destacó.

 

 Entre otras medidas, se trabaja en la limpieza y desobstrucción de la zonas bajas; en el despliegue de la red de emergencia de radioaficionados, quienes fueron un apoyo incuestionable en el paso del huracán Sandy; en la distribución y venta de la canasta básica a la población con la consecuente protección de los productos en los almacenes; así como en la intensificación del saneamiento de las ciudades y la poda de árboles, actividades propias de la fase de alerta, cuyas acciones están encaminadas fundamentalmente a minimizar las pérdidas de vidas humanas y los daños económicos.

“Hay que prepararse, no nos queda más remedio”, sentenció el Presidente del Consejo de Defensa Nacional, al tiempo que instó a “sacar nuevas experiencias de todo lo sucedido hasta la fecha”.

Hay muchas cosas que se pueden prever, lo que nos permitirá realizarlas oportunamente, de ahí la importancia de prepararnos y perfeccionar este tipo de enfrentamiento, sin desaprovechar ninguna experiencia, para luego poder adaptarlas a las diferentes situaciones y contextos, concluyó Raúl.

(Fuente: Granma)

Enlaces relacionados: