20160918160253-li-keqiang.jpg

 

9:58:52 a.m.  

El primer ministro de China, Li Keqiang, inicia hoy una gira por América que incluye su asistencia a la sesión 71 de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y visitas oficiales a Cuba y Canadá. Li presentará soluciones de China y consolidará amistad.  

El primer ministro chino, Li Keqiang, asistirá a la 71ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas y realizará visitas oficiales a Canadá y Cuba en una gira que se prolongará del 18 al 28 de septiembre. 

La visita supondrá varios "estrenos": la primera aparición de Li en la Asamblea General de la ONU, su primer viaje dentro del mecanismo de diálogo anual entre los premieres de China y Canadá y la primera visita oficial a Cuba de un primer ministro chino desde que los dos países establecieran relaciones diplomáticas hace 56 años. 

Durante su periplo, se prevé que Li presente las soluciones de China para varios desafíos globales, y fomente las relaciones tanto con Canadá como con Cuba. 

Asistencia a la ONU: soluciones de China en el centro de atención 

La 71ª sesión de la Asamblea General de la ONU se inició el 13 de septiembre, con la participación de representantes de los 193 miembros del organismo mundial que discutirán una amplia gama de asuntos internacionales como el desarrollo sostenible, la implementación del acuerdo climático de París, el terrorismo y la tendencia antiglobalización. 

En este contexto y en un año que conmemora el 45º aniversario de la transferencia del escaño de China en la ONU al Gobierno de la República Popular China, la primera aparición de Li en la Asamblea General ha provocado una gran atención mundial. 

Su apretada agenda en la ONU incluye una intervención en el debate general de la sesión de la Asamblea General, su presencia en un simposio sobre la agenda de desarrollo sostenible de 2030.

El presidente Xi Jinping, cuando asistió a las actividades para conmemorar el 70º aniversario de la ONU el año pasado, presentó un gran número de medidas y compromisos de apoyo a la organización multilateral, y se espera que Li presente una actualización de la aplicación de unas y otros", dijo Yang Xiyu, un investigador del Instituto de Estudios Internacionales de China. 

Además de ser un seguimiento de las promesas planteadas entonces por Xi, se espera que la presencia de Li en la ONU arroje luz sobre las políticas diplomáticas de China y su posición sobre varios temas, señaló Yang, quien añadió que esto permitirá que el mundo conozca mejor a China. 

El primer ministro chino también se reunirá con representantes del sector financiero, grupos de expertos y organizaciones de medios de comunicación en Estados Unidos. 

"Estos planes demuestran la innovación y el pensamiento estratégico de la nueva generación de líderes chinos a la hora de conducir la diplomacia pública", comentó Yang. 

Nueva era para las relaciones bilaterales China-Canadá 

La visita de Li a Canadá es la primera visita de un primer ministro chino al "país de la hoja de arce" en los últimos 13 años y, además, supone el arranque del diálogo anual entre los premieres de los dos países. 

Este diálogo anual es un mecanismo establecido a finales de agosto, cuando Li se reunió con su homólogo canadiense, Justin Trudeau, en Beijing. 

Su intercambio de visitas en menos de un mes es una señal de la creciente cordialidad de las relaciones bilaterales, según opinan varios analistas. El venidero diálogo, tanto en cuanto a los temas como a los resultados, está despertando un gran interés sobre el objetivo de la visita de Li a Canadá. 

Li tiene previsto asistir a más de 20 eventos durante su estancia en ciudades como Ottawa y Montreal, los cuales cubrirán conversaciones políticas, foros económicos y comerciales, e intercambios sociales y culturales, actividades todas ellas que se espera que refuercen la confianza política y la cooperación práctica entre ambos países. 

La participación en el Banco Asiático de Inversión en Infraestructura es "claramente la mejor opción de Canadá", ha comentado el ministro de Finanzas canadiense, Bill Morneau. De hecho, agrandar "el pastel" de la cooperación en beneficio mutuo satisface el interés de ambas naciones . 

China es el segundo socio comercial, fuente de importaciones y mercado de exportaciones de Canadá. Sus economías son altamente complementarias, con gran potencial en varios sectores, particularmente en alta tecnología, agricultura, recursos energéticos, así como en cooperación en terceras partes. 

Trudeau ha expresado su convicción de que un lazo bilateral intensificado dará nuevas oportunidades para que las empresas canadienses y chinas amplíen su negocio en Canadá. 

"En conjunto, China está haicendo un trabajo inteligente al construir un marco económico y diplomático multipolar caracterizado por la interacción positiva, el beneficio mutuo y las ganancias compartidas, mediante la cooperación en diferentes terrenos y énfasis diferenciados con potencias desarrolladas como Alemania, Francia y Canadá", comentó Yang. 

La amistad entre Cuba y China se profundiza 

El viaje de Li a Cuba es la primera visita oficial de un primer ministro chino a la isla caribeña desde que los dos países establecieran relaciones diplomáticas hace 56 años. 

Rubén Zardoya, profesor de la Universidad de La Habana, describió la visita como un "evento crucial" en las relaciones entre Cuba y China. 

Confió, así mismo, en que el viaje de Li lleve a Cuba "nueva inversión, tecnología y vínculos más cercanos con el mundo exterior". 

Los dos países, apuntó, son "buenos amigos, hermanos y camaradas", y sus lazos son estables y maduros tras más de medio siglo de desarrollo. 

La relación bilateral encara ahora nuevas oportunidades de desarrollo, en un momento en el que Cuba, que trata de poner al día su modelo de crecimiento económico y busca una estrategia diplomática diversificada, da más valor a sus vínculos con China. 

Durante su visita, está previsto que Li asista a la ceremonia de bienvenida que le ofrecerá Raúl Castro, presidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros de Cuba, e intercambie puntos de vista con él sobre asuntos de interés común. 

También está previsto que ambos países firmen más de 30 documentos de cooperación en campos como economía, tecnología, financiamiento, capacidad industrial, control de calidad y protección medioambiental. 

China es el segundo socio comercial de Cuba, mientras ésta es el mayor socio comercial de China en la región del Caribe. 

Xu Shicheng, investigador del instituo de América Latina de la Academia de Ciencias Sociales de China, afirmó que los lazos comerciales y económicas entre los dos países han crecido rápidamente, aunque el volumen total del comercio bilateral no es muy grande. 

"El pueblo y el Gobierno cubanos esperan que la visita del premier Li dé un fuerte impulso al desarrollo de los vínculos comerciales y económicos entre Cuba y China", resaltó. 

Los sectores manufacturero y de infraestructuras cubanos, que están muy poco desarrollados, necesitan la maquinaria, el equipo y el personal técnico chinos, afirmó. "La cooperación en capacidad industrial entre los dos países cuenta con un gran potencial". 

(Fuente: ECC/PL)