20160918151053-lorenzo-perez.jpg

 

8:22:03 a.m. 

Nadador Lorenzo Pérez ratificó pronósticos, corredor Ernesto Blanco toda una sorpresa y Leinier Savón puso el octavo título para Cuba. Récord mundial de Omara Durand y otros oros del nadador Lorenzo Pérez y los velocistas Ernesto Blanco y Leinier Savón resaltaron hoy para Cuba, que con cosecha de 8-1-6 culminó hoy su calendario competitivo en de los XV Juegos Paralímpicos. 

El quinto metal áureo fue para el granmense Pérez en los 100 metros estilo libre S6 con crono de 1:04.70 minutos, a solo 10 centésimas de su récord mundial en el inicio del horario vespertino en el Estadio Acuático del Parque Olímpico. 

Ya en la mañana lo había pronosticado a JIT y finalmente se impuso ante el colombiano Nelson Crispín (1:05.37) y al ucraniano Oleksandr Komarov (1:06.22), con la disculpa de no poder conversar de nuevo con él por coincidencia de horario con el atletismo.   

La pista del estadio olímpico Joao Havelange la calentó el capitalino Blanco con marca personal de 48.69 segundos en los 400 m T47 (afectados miembro superior) para adjudicarse de manera sorpresiva esa prueba, dado su cuarto lugar en el Campeonato Mundial de Doha, Catar, en el 2015. 

«Ya no soy una eterna promesa, ya soy realidad, hoy salí a cumplir la estrategia, hice una buena estructura de la carrera y salió el tiempo», declaró tras ganar la sexta medalla dorada de su delegación. 

«Me decían los entrenadores que tenía todo el potencial y no salía, hoy cambié todo para hacerlo y me siento muy feliz», expresó sobre una entrada dorada en la meta por delante del brasileño Petrucio Ferreira (48.87) y el austríaco Gunther Matzinger (48.95). 

«Gracias a la preparación hecha en México, me sabía con posibilidades de ganar aquí, esa base de entrenamiento propiciada por el INDER nos puso en muy buena forma para esta participación», aseguró sobre el período previo de junio a agosto en el Distrito Federal y Monterrey. 

A sus padres María Teresa Ravelo y Bernardo Blanco dedicó especialmente este metal, además a sus amistades, especialmente a Luis Manuel Galano (campeón paralímpico de Beijing 2008) como compañero de entrenamiento por su confianza en este logro y el tiempo a William Collazo (corredor de 400 m entre convencionales). 

   

Luego vino la apoteosis con el tercer primado del orbe de la santiaguera Omara Durand, quien bajó sus 52.90 segundos de hace dos días hasta 51.77 en la final de los 400 m T12, también séptimo registro para estas lides. 

“Récord” Durand hizo el mejor tiempo absoluto en los últimos dos años entre corredoras cubanas, desde un 51.72 de Lisneidy Veitía en el 2014 en prueba donde la mítica Ana Fidelia Quirot ostenta la cota nacional con 49.61 segundos. 

Como siempre muy sonriente la joven de 24 años se mostró contenta con todo lo hecho, pese a presentar molestias en su pierna derecha desde las primeras carreras, lo que no le impidió erigirse como pentacampeona paralímpica e igualar a su compañera Yunidis Castillo. 

La antillana dejó atrás esta noche a la ucraniana Oksana Boturchuk (53.14) y la mozambicana Edmilsa Governo (53.89). 

El final dorado llegó con el segundo del guantanamero Savón esta vez en los 200 m T12 con 22.23 segundos, sin la presión contra el tiempo y muy seguro pese a arrancar de último pero asegurar el añorado oro para igualar faena de la capital catarí. 

«Me emocioné mucho con el triunfo de Ernesto, eso me dio más confianza en ganar aunque siempre vine a buscar los dos títulos, todo eso deseo y coraje que no me iba a impedir una molestia que tengo», analizó con la prensa cubana en la Zona Mixta. 

«Ahora esto me compromete más, además no podía defraudar a nuestro pueblo que nos estaba observando, también para Yunidis (Castillo) segura al tanto de todo lo que acontecía hoy», dijo tras regresar de la premiación. 

A sus espaldas quedaron el sudafricano Hilton Langenhoven (22.43) y el marroquí Mahdi Afri (22.57). 

En otras actuaciones del día, el saltador Lázaro Rodríguez culminó décimo en el salto largo F44 con distancia de 6,08 metros y el ciclista Damián López acabó en el puesto 17 entre 22 participantes en la ruta C4-5. 

Con estos resultados la cosecha cubana se fijó ocho oros, una plata y seis bronces. 

(Fuente: Granma)