20160912130122-obama-a-crucial-encuentro-con-lideres-del-congreso.jpg

 

7:04:33 a.m. 

El presidente Barack Obama se reunirá hoy con los líderes republicanos y demócratas del Congreso para discutir las prioridades legislativas antes de que los legisladores marchen a atender sus campañas electorales y la de sus partidos. 

Al encuentro se esperan asistan el titular de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, ambos republicanos, y los líderes demócratas del Senado, Harry Reid, y su homólogo de la Cámara, Nancy Pelosi, según informó la Casa Blanca.

En la agenda del encuentro debe estar una posible resolución de continuidad para financiar temporalmente el gobierno cuando el año fiscal 2017 comience el 1 de octubre.

El Congreso dominado por los republicanos aún no se pone de acuerdo para aprobar las facturas de los créditos completos para financiar al gobierno en 2017, dijeron fuentes demócratas.

Figuras de ambos partidos en el Senado esperan avalar una resolución de continuidad que permita asignarle dinero de forma provisional al gobierno hasta principios de diciembre, pero esta propuesta provocó divisiones dentro de las filas republicanas.

Por otra parte, elementos conservadores en la Cámara baja pretenden extender los actuales niveles del gasto federal hasta el próximo año y así tener más tiempo para autorizar las asignaciones de manera definitiva a principios de 2017.

Asimismo esta la aprobación de los fondos para combatir el brote del virus Zika transmitida por mosquitos que afecta principalmente al estado de Florida y a Puerto Rico.

También puede estar en debate llenar la vacante que dejó el fallecido juez Antonin Scalia en la Corte Suprema desde el 13 de febrero y que previsiblemente quede vacante hasta después de las elecciones de noviembre ante la negativa y temores de los republicanos de que el sustituto incline la balanza hacia los demócratas.

Asimismo aun está pendiente la aprobación de un acuerdo de libre comercio con naciones del Pacífico negociado por Obama, el cual se convirtió en tema de debate en la actual carrera por la Casa Blanca.

Otro punto que puede ser conflictivo para la Casa Blanca es la aprobación de una ley que pasó a manos del presidente que permitirá a las familias de las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001 demandar a Arabia Saudita en los tribunales del país por sus supuestos vínculos con estos ataques.

Si Obama lo veta, el Congreso puede realizar una votación para anular la decisión presidencial, lo que crearía fricciones pues muchos demócratas son partidarios de que sea promulgada.

Cuando los legisladores abandonen Washington en las próximas semanas quedarían apenas las reuniones conocidas como 'lame duck' (pato cojo) cuando el Congreso se reunirá tras las elecciones generales de noviembre para abordar diversos elementos de su agenda y con algunos legisladores que ya no estarán en el próximo foro. 

(Fuente: PL)