20160909030300-puente-el-triunfo-sagua-la-grande.jpg

 

9:02:12 p.m. 

La ciudad del centro norte de Cuba, que tomó su nombre del caudaloso río Sagua, tiene entre sus símbolos el centenario puente de hierro El Triunfo, ahora en reparación, hermoso viaducto que une las márgenes de  la vía fluvial. 

El principal antecedente del acceso metálico se remonta al 26 de noviembre de 1895, cuando quedó inaugurado el Puente Militar, ejecutado por el gobierno colonizador español para facilitar el paso del ejército. 

Paradojas del destino, la construcción sirvió para la exitosa entrada del General José Luis Robau y sus tropas mambisas, al finalizar la guerra de independencia, por lo cual se le denominó El Triunfo. 

El crecimiento de la urbe y su desarrollo económico exigieron una obra de mayor envergadura, motivo por el cual un viaducto de hierro quedó inaugurado en 1905. 

Después de varias reparaciones y el paso del tiempo, la conexión presentó algún nivel de deterioro, por lo cual quedó limitado el paso de carros pesados, no obstante se mantiene erguida en su sitio y en el corazón de los pobladores de la localidad. 

En 1986, un vehículo de carga quebró el pavimento del puente, lo que parecía acabar con su existencia, hasta se pensó sustituirlo por otro más moderno, pero el pueblo decidió mantener esa obra que permanece en la historia de varias generaciones de sagüeros. 

Quienes transitan sobre el encaje calado de su piso reciben, bajo sus pies, la bella imagen de las aguas del Undoso —como también se conoce el río—, el trasiego de pequeñas embarcaciones y la vegetación que crece en ambas márgenes de la vía fluvial. 

(Fuente: ACN/ Luz María Martínez Zelada)