20160829125904-slider-cubaeeuu-banderas-as.jpg

 

6:55:16 a.m. 

Cuba reafirmó en Perú, durante una Reunión de Partidos Comunistas y Revolucionarios de América Latina y el Caribe, que de ninguna manera Estados Unidos puede pretender concesiones de principio de la isla en el contexto de las relaciones bilaterales. 

La precisión fue hecha por Basilio Gutiérrez, funcionario del Departamento de Relaciones Internacionales del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), al intervenir este sábado en una ronda de exposiciones sobre experiencias de las organizaciones participantes. 

En la segunda jornada del encuentro, recordó que el informe aprobado por el VII Congreso del PCC precisó que “bajo ninguna circunstancia debe pretenderse por los Estados Unidos que para lograr avanzar en temas de las relaciones bilaterales Cuba renuncie a los principios de la Revolución”. 

Tampoco, añadió, puede pretenderse que Cuba haga concesiones inherentes a su soberanía e independencia, ceda en la defensa de sus ideales ni en el ejercicio de su política exterior, “comprometida con las causas justas, la defensa de la autodeterminación de los pueblos y el tradicional apoyo a países hermanos”. 

Señaló, además, que Cuba tiene un Partido único, “y a mucha honra”, que representa y garantiza la unidad de la nación cubana, arma estratégica principal para edificar la obra revolucionaria y defenderla de todo tipo de amenazas y agresiones. 

Hizo igualmente un resumen del informe del VII Congreso del PCC y el proceso de su elaboración, análisis y consulta y citó al primer secretario del Partido, General de Ejército Raúl Castro Ruz, para señalar que el desarrollo de la economía nacional junto a la lucha por la paz y la firmeza ideológica constituyen las principales misiones del Partido. 

Destacó las decisiones tomadas para llevar adelante el proceso de actualización del modelo económico cubano y señaló que “jamás permitiremos la aplicación de las llamadas 'terapias de choque' frecuentemente empleadas en detrimento de las clases más humildes de la sociedad”. 

Además, el VII Congreso del PCC hizo un balance en el que señaló que, aun con las limitaciones económicas y los dañinos efectos del bloqueo norteamericano, se han preservado y perfeccionado los servicios sociales en Educación, Salud, Cultura y Deportes y Seguridad social. 

Entre otros acuerdos del referido evento, citó la política para la inversión extranjera, con incentivos y seguridad jurídica para los inversionistas y preservación de la soberanía nacional, la protección del medio ambiente y el uso racional de los recursos naturales. 

Tras exponer otros asuntos, como la fase experimental de creación de cooperativas de producción no agropecuarias, advirtió que “los revolucionarios cubanos no somos ingenuos ni ignoramos las aspiraciones de poderosas fuerzas externas que apuestan a lo que llaman 'empoderamiento' de las formas no estatales de gestión” para generar agentes de cambio y acabar con el Socialismo por otras vías. 

Sin embargo, señaló, las cooperativas, el trabajo no estatal, y la mediana, pequeña y microempresa no son por su esencia anti-socialistas ni contrarrevolucionarias, y la enorme mayoría de quienes trabajan en esos sectores son revolucionarios y patriotas. 

(Fuente: PC)