20160811015603-neruda.jpg

 

7:48:46 p.m.

 “Neruda", la cinta sobre los años de persecución del poeta Pablo Neruda, se estrena mañana en Chile precedida de un amplio despliegue publicitario en las calles, radios, revistas y televisión.

En 1948, el entonces presidente radical (socialdemócrata) Gabriel González Videla decidió poner fuera de la Ley al Partido Comunista a pesar de que con sus votos había conquistado el poder en 1946 y habían ocupado importantes carteras en su gabinete.

Neruda, junto a su esposa de entonces, la argentina Delia del Carril, pasó a la clandestinidad y se ocultó en distintas casas a lo largo del país mientras la policía lo perseguía. En esos mismos años, terminó de escribir su épico "Canto General", impreso en México en 1950. El actor chileno Luis Gnecco, de calvicie natural igual que el Nobel de Literatura, impactó en el casting por lograr su mismo tono de voz, ya que lo imitaba desde que era adolescente.

Sólo debió subir 15 kilos de peso. Esta versión de Neruda, confesó el actor, "no sabemos si está muy apegada a la realidad. La gracia y genialidad del guión es que asume que Neruda podía ser todo eso que se habla de él".

Contó que "antes de la película pecaba de la misma ignorancia que todos los chilenos sobre la figura de Neruda. Sabemos que fue Premio Nobel, un poeta importante, etc, pero lo tenemos en el pedestal, que es una manera de no relacionarse y no involucrarse".

"Neruda", del consagrado Pablo Larraín ("No", "El Club"), se estrenó en el Festival de Cannes donde fue aclamada de pie por la crítica especializada. La película narra la cacería que emprende en 1948 el prefecto de la policía Oscar Peluchonneau (Gael García) para capturar al poeta que huía junto a Delia (Mercedes Morán), mientras en Europa muchos artistas, liderados por Pablo Picasso, clamaban por su libertad.

El poeta ve la lucha con su enemigo Peluchonneau como una oportunidad para reinventarse. Juega con su perseguidor dejando pistas para que la persecución sea aún más peligrosa e íntima.

Para el actor mexicano Gael García, "Pablo Neruda es el poeta más importante del siglo XX" y comentó que su personaje "tiene una relación de amor y odio con su presa". "Por un lado, como buen facho, lo odia por el estilo de vida bohemio que lleva, por hablar con tanta propiedad sobre todas las cosas, si ni siquiera se hace cargo de su familia. Pero por otro lado le encantaría poder vivir una vida así. Y además sabe que es la misión de su vida. Sabe que su identidad está definida por ser el cazador de Neruda", comentó el actor.

Gnecco sostuvo, a su vez, que "Neruda en el año 47 era como Mick Jagger", pero advirtió que la película no es una biopic, tampoco un documental, sino un thriller.

"Si algo le faltaba a Neruda, era construir un mito de sí mismo. En su discurso de agradecimiento del Nobel habla de eso, de su persecución, de lo que significa vivir una aventura", acotó el actor que leyó innumerables libros para empaparse de su personaje.

Frente al Neruda que descubrió, Gnecco insistió en que "a este tipo de figuras hay que tocarlas, amasarlas, moldearlas, y situarlos en un trabajo de ficción ayuda a eso". Citó la anécdota de cuando el poeta llegó a Machu Picchu, en medio de una gran pompa, y "le preguntan muy seriamente, qué opina de este lugar que descubrió con sus versos. El hace una pausa y dice: "Me gustaría comerme un chanchito".

(Fuente: ANSA)