20160729233129-harry-potter-es-el-verdadero-adversario-de-trump.jpg


5:28:22 p.m.

Más que Hillary Clinton, el verdadero adversario de Donald Trump en las próximas elecciones presidenciales se llama Harry Potter, el mago más famoso del mundo, que podría obstaculizar la carrera imparable del republicano hacia la Casa Blanca.

Y para eso, la creación salida de la pluma de J.K. Rowling no tendría que dar ni un toque de varita mágica: todo es mérito de los buenos sentimientos y los valores de justicia que surgen de los libros de la saga, que página tras página alimentan la aversión de los electores estadounidenses hacia los políticos autoritarios.

Lo demostró un sondeo de la Universidad de Pennsylvania publicado en la revista PS: Political Science and Politics.

"Para los lectores de Harry Potter es prácticamente imposible ignorar las semejanzas de unen a Trump con el personaje sediento de poder Voldemort", escribió la coordinadora del estudio, Diana Mutz, docente de Ciencias Políticas y Comunicación.

Su grupo de investigación llegó a esta conclusión tras entrevistar a una muestra representativa de la población estadounidense en 2014 y luego en 2016, con el objetivo de saber cuántos admiran al mago de Hogwarts y qué piensan de temas como la pena de muerte, la tortura, la discriminación hacia gays y musulmanes... y la candidatura de Donald Trump a la presidencia.

Por si fuera necesario, los resultados confirmaron que Harry Potter es un personaje transversal que conquistó lectores de todos los partidos, democráticos, republicanos e independientes sin distinciones.

Sin embargo, lo más sorprendente es el efecto de la saga en las opiniones de los lectores: por cada libro de Harry Potter leído, el consenso hacia Trump baja entre dos y tres por ciento.

"Puede parecer poco —subrayó Mutz— pero si consideramos un lector que ha leído los siete libros, el consenso hacia Trump baja 18 puntos sobre una escala de 100, un efecto semejante al que puede tener la identificación con el propio partido sobre cuestiones como la de los gays y musulmanes".