20160406013348-macri-argentina.jpg

 

7:34:50 p.m. 

Desde la oposición crecen hoy las críticas al presidente argentino, Mauricio Macri, por su participación en empresas fantasmas en paraísos fiscales reveladas por los Panama Papers. 

Al mismo tiempo, funcionarios de la Presidencia insisten en defender al mandatario, mientras la gran prensa refuerza el blindaje mediático para salvarlo de una crisis de imagen pública. 

Esas asociaciones conocidas como firmas o compañías "offshore" son utilizadas por lo general para evadir impuestos, lavar dinero y fugar capitales, o realizar operaciones financieras o comerciales oscuras. 

Varios países como Bahamas, Panamá, Uruguay, Costa Rica, Singapur, Guatemala, Chile, Brunei, Malasia y Filipinas figuran en la lista negra de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico como paraísos fiscales no comprometidos con las normas internacionales. 

El exjefe de gabinete e integrante del Frente Renovador, Alberto Fernández, dijo hoy que "nadie constituye una empresa de este tipo si no tiene el fin de ocultar algo, es muy difícil que el Presidente se muestre ajeno a lo que la sociedad quiera hacer". 

En principio una offshore se constituye solo para lavar dinero o para evadir impuestos, y si esa empresa además de constituirse lo hace en un paraíso como Bahamas, todo suena peor, consideró Fernández. 

Macri fue director de la firma Fleg Trading Ltd. que operó en Nassau, Bahamas, hasta el 2009 incluso siendo ya gobernador de Ciudad Buenos Aires, y aparece como vicepresidente y también director de la Kagemusha S.A, radicada y aún activa en Panamá. 

Igualmente, está asociado a una tercera, la Latium Investment INC., creada por su primo Jorge Macri, el intendente del municipio bonaerense de Vicente López, señala el portal de noticias Minuto Uno. 

En defensa a ultranza el jefe de Gabinete, Marcos Peña, dijo hoy en rueda de prensa en la Casa Rosada que el Presidente no tiene que informar nada a la Administración Federal de Ingresos Públicos porque, agregó, no hay nada que ocultar. 

Para apuntalar la campaña defensiva anunció, acompañado por los ministros de Seguridad, Patricia Bullrich; y de Justicia, Germán Garavano, seis proyectos para contrarrestar en el país el lavado de dinero los cuales serán enviados al Congreso. 

Además, defendió a la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, quien salió a proteger a Macri tras revelarse los Panama Papers y que hoy enfrenta una demanda judicial al tiempo que desde el Congreso piden su renuncia. 

El senador Juan Manuel Abal Medina, del Frente para la Victoria, afirmó este martes que cuando se es funcionario es necesario "dar explicaciones a la opinión pública" y, llegado el momento, "a la Justicia". 

Abal Medina agregó que "construir una empresa offshore no es para nada convencional" y consideró que el tema "es un escándalo a nivel internacional". 

Un aliado político, el radical Ricardo Gil Lavedra, cuyo partido integra la oficialista alianza Cambiemos, admitió que las revelaciones afectan al Gobierno que llegó al poder prometiendo transparencia, y así la credibilidad del Presidente. 

Por su parte, el diputado del Frente Renovador y exgobernador bonaerense Felipe Solá consideró que "las explicaciones de Macri son insuficientes" y recomendó que debía explicarlas a la Nación. 

"Macri admira a Estados Unidos y allá suelen hacer esto y salen a explicarlo. Él debe hacer lo mismo", estimó Solá cuyo bloque es considerado una oposición amigable. 

"Hay muchas respuestas que Macri tiene que dar sobre sacar la plata del país. En lugar de salir a decir si es legal o no es legal, tiene que entender que se le piden respuestas por ser una figura pública del país", consideró Solá. 

La diputada del Partido de los Trabajadores Socialistas en el Frente de Izquierda, Myriam Bregman, solicitó: "Que se abran los libros del grupo Macri. No más secreto bancario y comercial", según reportó Infonews. 

(Fuente: PL)