20160401095816-planchado-de-senos-en-africa.jpg


3:57:19 a.m.

El planchado de los senos es una tradición africana, practicada en niñas al inicio de la pubertad, que consiste en el uso de objetos calientes para golpear y masajear los senos con el objetivo de detener su crecimiento.

La justificación cultural de la práctica radica en hacer a las niñas menos atractivas sexualmente y por consiguiente, garantizar su seguridad y evitar que sean violadas.

La práctica es muy utilizada en países como Benín, Chad y Togo, pero se da especialmente en Camerún. Se estima que al menos un 25 por ciento de las niñas camerunesas han practicado esta tradición. Sin embargo, el número real puede ser mucho mayor, llegando a alcanzar un 50 por ciento de las niñas, según las organizaciones locales que luchan por la eliminación de la violencia contra las mujeres.

Se trata de un tipo de violencia de índole familiar. En casi 60 por ciento de los casos, la propia madre de la víctima es quien lleva a cabo la mutilación.

Según Nyuydzewira, el planchado de los senos ocurre típicamente a niñas de nueve a 14 años, mientras pasan por la pubertad. La práctica normalmente dura alrededor de seis meses.

Las consecuencias de la mutilación son numerosas. Las niñas pueden tener quemaduras, cicatrices, infecciones, abscesos y hasta llegar a desarrollar cáncer. Además, la mayoría de las niñas presenta problemas psicológicos a largo plazo, puesto que la práctica causa un daño irreparable en su autoestima.

(Fuente: MSN)