20160131040028-cuba-inversion-extranjera.jpg


10:00:31 p.m.

Más de 40 nuevos proyectos de inversiones extranjeras en Cuba están en negociación avanzada, mientras el gobierno cubano aprobó un millonario negocio con Unilever, uno de los líderes mundiales en la producción de artículos de higiene personal y del hogar. 

De acuerdo con Deborah Rivas, funcionaria del Ministerio del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (MINCEX), se espera concretar otras iniciativas en un corto plazo, con vistas a distintos sectores y territorios.

Con la cooperación Unilever-Suchel S.A. suman 11 los proyectos a instalarse en la Zona Especial de Desarrollo Mariel, entre los cuales figuran la empresa cubano-brasileña Brascuba, las firmas mexicanas Richmeat y Devox Caribe.

También están la española ProFood, productora de alimentos y dos firmas de Bélgica, una de reparación de vehículos y otra especializada en la fabricación de paneles eléctricos.

Por su ubicación geográfica, el emporio en cimientes podría convertirse en punto fundamental para el comercio entre Asia, Europa, Centro y Suramérica, el Caribe y Norteamérica.

Primero de su tipo en la isla, el enclave ocupa un lugar importante en la cartera de oportunidades de negocios promovida por el Ministerio del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex) dentro y fuera del escenario nacional.

Según el gobierno cubano, para lograr el crecimiento sostenido del Producto Interno Bruto a las tasas previstas, se requiere atraer flujos de inversión extranjera entre dos mil y dos mil 500 millones de dólares anuales.

El portafolio de negocios del país, renovado en 2015, señaló la posibilidad de ejecutar en la ZED Mariel proyectos de infraestructura, inmobiliarios, biotecnológicos y farmacéuticos, para la producción de envases y embalajes, el fomento de industrias, la electrónica, la agricultura y la industria agroalimentaria, entre otras ramas.

Asimismo, se prevé atraer hacia allí a compañías constructoras internacionales e instituciones financieras y bancarias, anunció el MINCEX.

La demarcación opera bajo régimen especial en materia de aduanas, fuerza de trabajo, control, infracciones y medidas por aplicar, inmigración y orden interior, impuestos, seguros, y en actividades monetarias y bancarias, con sustento jurídico en el decreto-ley que dio origen a la ZED en septiembre de 2013.

(Fuente: RC)