20160120010207-dr-julio-noel.jpg


6:56:53 p.m.

El doctor en Ciencias Julio Noel González Jiménez (1928 - 2016), realizó  en 1985 el primer trasplante de corazón en Cuba, falleció este domingo 17 de enero en La Habanal. 

Graduado de médico en 1954, su dedicación a la profesión y a la especialidad no le impidió cumplir con lo que entendió como su deber patriótico: la lucha contra la dictadura batistiana, refiere la profesora consultante María del Carmen Amaro, vicepresidenta de la Sociedad Cubana de Historia de la Medicina. 

Como miembro de una célula del Movimiento 26 de Julio, participó en acciones clandestinas y cooperó con otras organizaciones, en particular con el Directorio Revolucionario 13 de marzo, por sus estrechos vínculos con José Antonio Echeverría, Fructuoso Rodríguez y otros compañeros, agrega Amaro en una nota publicada en Infomed. 

En 1959 continuó sus prácticas de cirugía en diferentes hospitales de la capital y unidas a sus actividades profesionales y docentes, estaban también presentes en su diario quehacer las de consolidación de la Revolución. 

Por tal motivo fue fundador de las Organizaciones Revolucionarias Integradas, del Partido Unido de la Revolución Socialista, devenido luego Partido Comunista de Cuba, en el que militó activamente mientras su salud se lo permitió. 

Después de la invasión de Playa Girón, el país se quedó sin ningún grupo que practicara la cirugía cardiovascular, a consecuencia del éxodo de médicos y por encargo del Ministro de Salud Pública, inició la reorganización de esa especialidad en Cuba, en el hospital Comandante Manuel Fajardo. 

Allí fue director y en 1966, se constituyó en esa institución el Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, trasladándose luego al edificio que ocupa actualmente. 

Posteriormente en noviembre de 1984 se creó el servicio de Cirugía Cardiovascular en el Hospital “Hermanos Ameijeiras” bajo su dirección y el nueve de diciembre de 1985, realizó el primer trasplante de corazón al obrero Jorge Hernández Ocaña, de 31 años de edad. 

Por sus extraordinarios méritos como profesional, docente, investigador y militante revolucionario, recibió numerosos reconocimientos, entre los que destacan: Miembro de Honor de la Sociedad Dominicana de Cardiología y Miembro de la New York Academy of Sciences. 

También la de Miembro de Honor de la Academia de Ciencias de Cuba, Presidente de la Comisión de Ética de la Ciencia y del Comité Nacional Cubano de Bioética, y Miembro de Honor de la Sociedad Cubana de Historia de la Medicina. 

“Al despedir al inolvidable Profesor Julio Noel González Jiménez, no es posible dejar de recordar que este ser humano extraordinario poseyó las virtudes que él mismo admirara en sus compañeros de profesión", destacó Amaro. 

El respeto a sí mismo, a los pacientes y a los compañeros de labor, la pasión por la excelencia y una rigurosa disciplina en el trabajo, aseveró la eminente científica cubana. 

¡Gracias, Profesor, por la entrega apasionada a su profesión, a su especialidad y a sus sueños revolucionarios de justicia social!, expresó María del Carmen Amaro, quien en nombre de la comunidad científica cubana trasmitió las más sentidas condolencias a su familia, a sus compañeros y amigos. 

(Fuente CA/ACN)