20160115125112-bolivia-de-tren-bioceanico.jpg


6:50:42 a.m.

Las cámaras empresariales y de exportación de Bolivia aguardan con expectativa la concreción del proyecto del tren bioceánico, ya que volverá competitivo al país en materia de comercio exterior, dijeron este jueves a Sputnik Nóvosti representantes de ambos sectores.

"En la medida de que esta alternativa de transporte sea eficiente generará competitividad al comercio exterior de Bolivia, teniendo acceso a puertos del (Oceáno) Pacífico, (del Océano) Atlántico y puertos sobre la Hidrovía Paraguay-Paraná", dijo a esta agencia Rafael Riva, gerente técnico de la Cámara de Exportadores Logística y Promoción de Inversiones de la ciudad de Santa Cruz (este).

El proyecto debe pensarse "como un complemento con otras modalidades de transporte" para de esa manera generar "cadenas logísticas multimodales", indicó Riva, quien agregó que también se debe considerar "la compatibilidad con la infraestructura ferroviaria de los países vecinos".

A su vez, el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, Ronald Nostas, destacó la predisposición del Gobierno de Alemania para la construcción del tren bioceánico, que pondrá fin a las costosas limitaciones que afectan actualmente a los exportadores bolivianos.

"Los problemas que tenemos en infraestructura vial tiene implicaciones económicas, por el costo económico que representa mover mercadería al interior de Bolivia y peor fuera del país; las malas condiciones de las carreteras elevan nuestros costos y hace poco competitivos nuestros productos", explicó Nostas a esta agencia.

El viceministro de transporte del Gobierno de Alemania, Rainer Bomba, quien desde el miércoles se encuentra de visita oficial en Bolivia, expresó el interés de su país de colaborar en la financiación de esta empresa.

Con una inversión de 10.000 millones de dólares Bolivia espera hacer realidad el ambicioso proyecto de un tren bioceánico, que con sus 3.500 kilómetros de longitud unirá los puertos de Ilo, en Perú, y el de Santos, en Brasil.

Se trata de una vieja iniciativa que data de hace al menos diez años.

Bolivia, quien ha logrado incluir su propuesta en la agenda de los gobiernos de Brasil y Perú, apuesta a que el tren bioceánico atraviese tres de los más importantes departamentos del país: La Paz, Cochabamba y Santa Cruz.

(Fuente: SMN)