20151221022002-adolf-hitler.jpg


8:10:01 p.m.

La sospecha quedó confirmada y el dato ahora es oficial: Adolfo Hitler tenía un solo testículo, pues el derecho nunca había descendido, producto de una anomalía de nacimiento.

La cuestión quedó ahora certificada por un libro escrito por el historiador Peter Fleischmann, que se presentó hoy en Munich, según detalló la prensa germana.

En términos médicos, la anomalía se llama criptorquidia, y se muestra en detalle en el informe elaborado en 1923 por el médico de la prisión de Landsberg, Josef Brinsteiner. Allí Hitler fue encarcelado después del golpe de estado fallido de Munich.

Brinsteiner lo visitó e informó el diagnóstico en el documento, que luego desapareció durante varias décadas y reapareció en 2010 en una subasta. Posteriormente intervino el estado regional de Baviera, que se adueñó del expediente y lo mantuvo en los Archivos del Estado, entonces dirigido justamente por Fleischmann, que actualmente esta al frente del departamento de documentación de Nuremberg.

El historiador ha trabajado anteriormente en el tema, a través de otras páginas del informe de Brinsteiner y ha consultado la opinión de médicos y expertos. Lo publicado ahora en un volumen de 552 páginas que lleva un título didáctico que nada hace presuponer las revelaciones que contiene en su interior: "Hitler en Landsberg como prisionero, 1923 a 1924". En aquellos años, Hitler no tenía todavía fama nacional, aunque era una personalidad conocida en Baviera. En la cárcel, donde también escribió su manifiesto político "Mein Kampf", que en dos semanas volverá a las librerías después de la extinción de sus derechos, el futuro Fuhrer sufría de depresión.

El médico Brinsteiner era un ferviente nacionalista y los historiadores creen que esa simpatía es la razón por la que el secreto de la criptorquidia se mantuvo durante mucho tiempo. Por décadas, sólo fue un rumor sin pruebas.

La prensa destacó hoy que la confirmación de la anomalía física de Hitler queda confirmada con el libro de Fleischmann y también acaba con la leyenda de que Hitler había perdido el testículo en la explosión de una granada en 1916, durante la Batalla del Somme en la Primera Guerra Mundial.

La criptorquidia es un trastorno del desarrollo en los mamíferos que consiste en el descenso incompleto de uno o ambos testículos a través del canal inguinal hacia el escroto. El descenso testicular comienza a observarse a partir de la octava semana tras la concepción, estando totalmente completado el proceso a las 40 semanas.

El término procede del griego "kriptós" (escondido) y "orchis" (testículo).

(Fuente: ANSA)