20151219145447-rusia-usa-terrorismo-estado-islamico.jpg


8:54:51 a.m

Rusia y Estados Unidos señalaron su disposición a coordinar las acciones antiterroristas, en particular los bombardeos contra posiciones del Estado islámico (EI) en Siria, aunque sin ocultar sus diferencias.

Al concluir una reunión del Consejo de Seguridad, que adoptó una resolución para avanzar hacia el fin del conflicto en el país levantino, el canciller ruso, Serguei Lavrov, y el secretario norteamericano de Estado, John Kerry, abordaron con la prensa sus posturas sobre la campaña activada para neutralizar al grupo yihadista.

Lavrov reiteró la voluntad de Moscú de coordinar las acciones contra el EI, expuesta en varias ocasiones por el presidente Vladimir Putin.

De acuerdo con el Canciller, Rusia ha sostenido diversos contactos militares al respecto con potencias occidentales, también enroladas en ataques aéreos en zonas controladas por los terroristas.

Por más de un año, Estados Unidos y sus aliados han lanzado bombas a blancos identificados como objetivos del EI en suelo sirio, pero sin la autorización de Damasco.

En el caso de Rusia, desde finales de septiembre su aviación ataca a los fundamentalistas islámicos, a partir de una solicitud de apoyo del presidente Bashar al Assad.

Para Kerry, la resolución adoptada hoy en el Consejo de Seguridad abre más las puertas a la cooperación Moscú-Washington en materia de lucha anti-terrorista.

“Conversamos el tema con Putin y Lavrov, sería contraproducente no hacerlo”, dijo en alusión al trabajo conjunto contra el EI, cuyos crímenes en el Medio Oriente y otras partes del mundo generan un rechazo global y consenso acerca de la urgencia de destruirlo.

Sin embargo, Kerry acusó a Rusia de atacar a opositores con sus bombardeos, criterio rechazado por Lavrov.

Estados Unidos sostiene el argumento de que Rusia apoya con su aviación al gobierno de al Assad, contra el cual Washington y sus aliados no ocultan el objetivo del cambio de régimen.

(Fuente: Cubadebate)